Vómitos Y Diarrea En Perros: Todo Lo Que Necesitas Saber Para Tratar Estas Afecciones

652

Los perros se han convertido en una parte inseparable de la vida humana, proporcionando compañía y una amplia gama de otros beneficios para la salud. Poseer un perro ha demostrado que reduce la ansiedad, proporciona alivio sensorial del estrés y promueve más ejercicio y aire fresco.

A cambio, proporcionas a tu perro alimento, refugio, masajes para el ombligo, visitas veterinarias ocasionales y todo el amor que puedas reunir. Desafortunadamente, incluso cuando se siguen todos los pasos correctos, los perros pueden sentirse un poco incómodos.

Pueden tener problemas estomacales, lo que eventualmente puede provocar vómitos y diarrea en perros, lo cual no es divertido para nadie. Siga leyendo para obtener más información sobre los vómitos y la diarrea en perros, qué causa ambas afecciones y algunos remedios para prevenirlos y tratarlos.

Comprender el sistema digestivo de los perros

Los perros tienen sistemas digestivos que son completamente diferentes de los humanos”. En los humanos, la forma de la mandíbula y la saliva comienzan a descomponer los alimentos inmediatamente en la boca. Las bocas de los perros están diseñadas para triturar y desgarrar, mientras que su saliva es más para matar bacterias que para descomponer los alimentos, por lo que pueden comer carne cruda y otras cosas que enviarían a la mayoría de los humanos al hospital.

La mayor parte de la digestión ocurre en el estómago de su perro, donde la comida entra en trozos. Los ácidos estomacales de su perro son casi tres veces más potentes que el ácido estomacal de un humano promedio, por lo que pueden descomponer alimentos que prácticamente se tragan enteros. Desde la boca hasta el colon, la comida tarda aproximadamente 10 horas en digerir en el cuerpo de su perro, pero los perros pueden sucumbir a los vómitos y la diarrea.

Por desagradable que sea, el vómito es un instinto natural para los animales y los humanos. Es un medio para vaciar el estómago de material no digerible o no deseado, lo que evita que ingrese más a su sistema.

También puede ocurrir cuando el tracto gastrointestinal de su perro está irritado o debido a cualquier tipo de estímulo colónico. La diarrea a menudo ocurre cuando ese material no deseado o no digerible se abre paso completamente a través del sistema digestivo de su perro.

Sin embargo, tanto el vómito como la diarrea tienen diferentes causas, algunas serias, otros menos.

Causas de diarrea en perros

Los perros pueden tener diarrea por cuatro razones básicas:

  • Secreción excesiva: el intestino segrega demasiado líquido durante la digestión como resultado de estar expuesto a toxinas o bacterias.
  • Desequilibrio osmótico: Esto ocurre cuando los intestinos contienen una alta concentración de alimentos. El exceso de moléculas atrae más agua hacia los intestinos de su cachorro, lo que provoca diarrea.
  • Exudación intestinal: la exudación intestinal ocurre cuando las úlceras u otras llagas en las paredes intestinales causan una fuga lenta de sangre.
  • Trastornos de la motilidad: estos trastornos se refieren a qué tan activos están los intestinos y con qué eficiencia mueven el material. Una condición conocida como peristalsis ocurre cuando los intestinos de un perro no pueden empujar adecuadamente los restos de comida a través del canal. Alternativamente, los intestinos pueden mover materiales demasiado rápido. En este caso, el fluido que no tiene la posibilidad de ser absorbido será expulsado con las heces.

Hay una variedad de cosas que pueden desencadenar estas condiciones, pero las más comunes incluyen:

  • Una mala dieta, que incluye comer alimentos podridos, comer basura o simplemente comer demasiado (en círculos veterinarios, esto se conoce como toxina intestinal o basura).
  • Intolerancia a los alimentos (por ejemplo, la mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa)
  • Cambiar a una comida o dieta diferente
  • Parásitos, particularmente anquilostomas, lombrices intestinales y tricocéfalos
  • Alergias a los alimentos
  • Tragar algo que no es digerible, como parte de un juguete o hueso
  • Plantas venenosas u otras sustancias
  • Infecciones bacterianas, como salmonella
  • Estrés emocional y ansiedad extrema
  • Ciertas infecciones, incluyendo moquillo, coronavirus y parvovirus
  • Ciertas enfermedades, incluyendo cáncer, enfermedad hepática, enfermedad renal, colitis y enfermedad inflamatoria intestinal
  • Antibióticos y medicamentos

Causas del vómito de perro

Los perros pueden vomitar por numerosas razones, muchas de las cuales son similares o están relacionadas con lo que podría causar diarrea. Algunas otras causas incluyen:

  • Cinetosis
  • Ingestión de insecticidas, pesticidas u otros productos tóxicos
  • Pancreatitis
  • Infecciones y úlceras

Los perros también pueden vomitar como reacción a una nueva droga o medicamento.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Para qué estar atento ante vómitos y diarrea en perros

No hay mucho que puedas hacer para predecir los vómitos y diarrea en perros hasta que realmente suceda. Para las náuseas y los vómitos, el primer signo es a menudo babear excesivamente, lamerse los labios y tragar. Algunos perros comenzarán a comer pasto ya sea para aliviar cualquier irritación o indigestión o para inducir el vómito.

Si bien los vómitos y la regurgitación a menudo se ven iguales, tienen sus diferencias distintivas. La regurgitación ocurre espontáneamente y consiste en expulsar alimentos no digeridos sin ningún esfuerzo abdominal. Esto apunta a posibles problemas en el esófago o en algún lugar temprano en el proceso digestivo. La regurgitación tiene su propio conjunto específico de causas posibles.

Qué hacer cuando tu perro vomita

Para vómitos ocasionales o infrecuentes:

  1. Evite darle comida a su perro durante las próximas 12 horas. Puede darle hasta 3 cucharadas de agua cada 30 minutos o proporcionarle cubitos de hielo para que lama y mastique.
  2. Después de las 12 horas, reintroduce su tazón de fuente de agua.
  3. Proporcionar comida blanda La mayoría de la gente usa arroz blanco y pollo cocido, pero cualquier combinación de carne magra y almidón puede funcionar. Mantenga la proporción de carne magra de una parte por cada cinco partes de almidón.
  4. Comience a alimentar a su perro con algunas cucharaditas de pollo y arroz. Si puede mantenerlo abajo, aliméntelo un poco cada hora o dos.
  5. Si el vómito se detiene, puede comenzar a alimentar a su perro con su comida normal al día siguiente.

Para casos más severos de vómitos:

  1. Retire cualquier alimento que su perro pueda llegar.
  2. Inspeccione a su cachorro para detectar signos de deshidratación y / o shock, que incluyen piel pálida y encías, disposición anormal y coma o colapso.
  3. Si su perro presenta síntomas graves, llévelo al veterinario inmediatamente.

Cómo prevenir el vómito y diarrea en perros

Si bien hay algunos factores desencadenantes del vómito y la diarrea que no puede prevenir o incluso detectar, generalmente puede evitar ambos siempre que preste atención y siga ciertas reglas:

  • No permita que su perro hurgue en la basura o afuera. Esa es la principal forma en que los perros obtienen tripas de basura.
  • No le dé a su perro juguetes que se deshagan fácilmente, se traguen fácilmente o se mastiquen en pedazos. Esto puede conducir a irritación de los intestinos o el estómago.
  • Evite darle huesos a su perro, que a menudo están implicados en el vómito. Pídale recomendaciones a su veterinario de masticables seguros.
  • Cuando esté en el parque o pasee a su perro, obsérvelo para asegurarse de que no come cosas que no debería. Un hocico de canasta puede mantener la boca de su perro cerrada para evitar esto.
  • Los cambios repentinos en la dieta pueden provocar vómitos. Al introducir un alimento nuevo, hágalo gradualmente para evitar malestares estomacales e irritación del intestino.
  • Evite actividades excesivamente estresantes o busque los medios adecuados para aliviar el estrés en su perro.

Una regla general es proporcionar una dieta de alta calidad que esté llena de todas las vitaminas y nutrientes que su perro necesita. Esto puede significar incluir un suplemento de cáñamo. Los suplementos de cáñamo activado pueden beneficiar otras áreas de la salud de su perro, incluido el alivio de la ansiedad, la mejora de la piel y el apoyo para el sistema nervioso de su perro.

 

Tratamiento del vómito y diarrea en perros

Muchos casos de diarrea canina se pueden tratar sin necesidad de intervención médica profesional. El remedio casero más importante para tratar la diarrea es el ayuno. Mantener a su perro alejado de la comida por hasta un día puede ayudarlo a calmarse. Asegúrese de proporcionar pequeñas cantidades de agua o cubitos de hielo para asegurarse de que su perro se mantenga bien hidratado. También puede considerar proporcionarle a su cachorro agua de coco o Pedialyte sin sabor para asegurarse de que tenga suficientes electrolitos.

Una cosa a tener en cuenta: asegúrate de que tu perro sea lo suficientemente fuerte como para soportar un ayuno. Los perros y cachorros mayores necesitan sus nutrientes para mantener una buena salud. Morirse de hambre por un día puede no ser la mejor solución. Los perros más pequeños también pueden no tener la misma resistencia para mantener un día completo de ayuno.

Otros remedios para la diarrea del perro que debería poder encontrar en sus armarios incluyen:

  • arroz blanco
  • Yogur, kéfir y otros alimentos que contienen probióticos (bacterias intestinales beneficiosas), aunque tenga cuidado ya que algunos perros pueden tener estómagos demasiado sensibles a los probióticos, lo que lleva a más diarrea
  • Patatas cocidas con sus pieles removidas
  • Calabaza enlatada lisa (no las cosas usadas en el relleno de la tarta de calabaza)
  • Huevos, pollo y otras proteínas simples preparadas claramente
  • Agua de arroz
  • Requesón (solo si su perro puede tolerar la leche y los productos lácteos)
  • Ciertos medicamentos de venta libre, como Pepto Bismol, pero tenga cuidado y consulte a su veterinario antes de administrar cualquier medicamento humano a su mascota

Similar a la diarrea, el ayuno es un posible remedio para el vómito, pero hay muchas otras cosas que debes proporcionar a tu cachorro.

  • Mantenga una temperatura corporal buena y cómoda. Las temperaturas más frías tienden a ser mejores ya que un ambiente cálido solo puede contribuir a la deshidratación. Cuando su perro se haya calmado, llévelo a dar paseos cortos, pero de lo contrario, trate de mantenerlo adentro.
  • Proporcione alimentos ricos en fibra. La fibra reduce la angustia en el sistema digestivo de su perro, lo que ayuda a eliminar las toxinas que contribuyen a un malestar estomacal. Los alimentos ricos en fibra que son seguros para su perro para consumir incluyen la calabaza en conserva, el arroz y la batata.
  • Mezcle una cucharadita de bicarbonato de sodio en media taza de agua. Dele a su perro unos sorbos de esta mezcla cada 1 o 2 horas. Este es un remedio casero simple, pero puede ayudar a aliviar la presión mientras neutraliza los ácidos en el cuerpo.
  • Lactobacillus acidophilus es un probiótico que es seguro para su perro para consumir, pero también lo puede encontrar en forma de cápsula. Simplemente mezcle las cápsulas en agua. Acidophilus también está presente en yogur natural bajo en grasa y bajo en azúcar. Dosis basada en el tamaño:
    • Los perros pequeños deben recibir de 1 a 2 cucharaditas.
    • Los perros medianos pueden tomar de 1 a 2 cucharadas soperas.
    • Los perros más grandes pueden tomar hasta 4 cucharadas.
  • El té de jengibre es tan calmante y saludable para los perros como lo es para los humanos. Se sabe que el jengibre actúa como una poderosa ayuda en la digestión. Para hacer té de jengibre, vierta 1 cucharadita de jengibre en polvo o 1 cucharada de raíz de jengibre recién rallado en una media taza de leche de coco. Déjalo cocer a fuego lento durante aproximadamente 10 minutos. Deje que se enfríe a aproximadamente la temperatura ambiente para evitar que su perro se escalde. Dale hasta 3 cucharaditas de té cada 1 a 2 horas.

Cuando los vómitos y diarrea en perros hayan disminuido, mantenga vigilado a su perro para observar cualquier problema grave que amerite una visita al veterinario. En términos de vómitos, los casos severos a menudo implican letargo, continuo tirón seco y la incapacidad de retener el agua.

Para la diarrea, verifique la consistencia y el color de las heces y la frecuencia con que su perro va al baño. Las manchas blancas que aparecen como granos de arroz señalan a los parásitos, mientras que las heces negras y alquitranadas sugieren un sangrado en el tracto gastrointestinal de su perro.

Como propietario de un perro, también debe saber si las cosas parecen anormales. Confía en tus instintos. Si crees que algo anda mal, contacta a tu veterinario inmediatamente.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here