Tiroides En Perros, Problemas, Hipertiroidismo, Hipotiroidismo Y Diagnóstico

109

Si alguien pregunta si conoces la ubicación de la tiroides de tu perro, ¿sabrías dónde buscar? Ubicada en el cuello, esta glándula es una parte del cuerpo que comúnmente se pasa por alto y tiene implicaciones sorprendentemente grandes en el bienestar de tu perro. Aunque es relativamente pequeña, la glándula tiroides tiene un gran impacto en el cuerpo y afecta a muchos órganos importantes, como el corazón, el cerebro, el hígado, los riñones y la piel… conoce más sobre la tiroides en perros a continuación.

Las glándulas tiroideas, que se encuentran a ambos lados de la tráquea, producen hormonas que son responsables del metabolismo de un perro. Estas hormonas se conocen como T3 (liotironina) y T4 (levotiroxina). Cuando la glándula no funciona correctamente, los niveles de hormona tiroidea se alteran y pueden provocar una de dos enfermedades de la tiroides: hipertiroidismo o hipotiroidismo.

Hipertiroidismo en perros: causa y síntomas

Cuando la glándula tiroides produce demasiada cantidad de la hormona tiroidea tiroxina, el metabolismo de tu perro se activará en exceso. Conocida como hipertiroidismo en perros, esta enfermedad tiroidea es la más rara de las dos en los perros y puede ser causada por:

El hipertiroidismo es una condición subyacente de la tiroides en perros
  • Nódulos tiroideos hiperactivos
  • Cáncer de tiroides, un tumor que hace que la glándula tiroides produzca más tiroxina.
  • La respuesta al tratamiento para el hipotiroidismo en perros puede causar la sobreproducción de tiroxina

Signos y síntomas de hipertiroidismo en perros

Si bien se espera una hiperactividad, especialmente en un cachorro emocionado, el hipertiroidismo conduce a una cantidad anormalmente excesiva, acompañada de:

  • Pérdida de peso
  • Apetito incrementado
  • Mirada desaliñada
  • Vómito
  • Diarrea
  • Aumento de sed y / u orina.
  • Respiración rápida, o dificultad para hacerlo.
  • Soplo cardíaco o frecuencia cardíaca rápida

Hipotiroidismo en perros: causa y síntomas

El más común de los dos, el hipotiroidismo es una disminución en la producción de la hormona tiroidea, que ocurre más a menudo con la edad avanzada. Además de la vejez, el hipotiroidismo también puede ser causado por:

  • El sistema inmune ataca la tiroides.
  • Encogimiento de la tiroides
  • Un tumor de la glándula tiroides.
El hipotiroidismo también es ocasionado por esta glándula

Signos y síntomas de hipotiroidismo en perros

El hipotiroidismo no siempre es fácil de detectar, especialmente porque tiende a ocurrir gradualmente. Desafortunadamente, muchos de los síntomas tienden a atribuirse a la vejez. Busca cambios de comportamiento significativos en tu perro, como depresión, agresión, inclinación de la cabeza, compulsividad o convulsiones.

Los cambios en la personalidad también son un indicio de fatiga: un aumento de las siestas o un menor interés en el ejercicio o el juego.

Otros síntomas de hipotiroidismo en perros también incluyen los siguientes:

  • Aumento de peso sin aumento del apetito.
  • Intolerancia al frío
  • Frecuencia cardíaca más lenta
  • Pérdida o adelgazamiento del cabello
  • Curación más lenta de las heridas.
  • Infecciones crónicas de la piel
  • Comezón
  • Infecciones frecuentes del oído.

El hipotiroidismo también puede causar debilidad, problemas gastrointestinales e incluso afectar la capacidad de tu perro para caminar.

Razas propensas al hipotiroidismo

Además de la vejez, hay varias razas más propensas a desarrollar esta enfermedad, entre ellas:

Diagnóstico de problemas de la tiroides canina

Si tu perro está actuando de manera diferente y observa una serie de los síntomas mencionados anteriormente, es importante llevar a tu perro al veterinario lo antes posible. Su veterinario realizará una prueba física y considerará el historial de salud de tu perro para diagnosticar adecuadamente una enfermedad de la tiroides, ya sea hiper o hipo.

Es necesario conocer cuáles son los tratamientos para esta condición

Tu perro también puede estar sujeto a pruebas de laboratorio para que su veterinario obtenga un hemograma completo, un perfil bioquímico y un análisis de orina, junto con otras pruebas endocrinas. Esto ayudará a determinar los niveles de T3 y T4 para el tratamiento correcto.

Tratamiento de problemas de tiroides en perros

La enfermedad de la tiroides es muy común en los perros. Tenga la seguridad de que el tratamiento adecuado es seguro y puede ayudar a permitir una vida plena y activa para su perro. El tratamiento generalmente dura toda la vida e involucra una forma sintética de la hormona tiroidea, ajustable por el veterinario en función del progreso de tu perro. La forma más común de tratamiento es la L-tiroxina, un reemplazo de la hormona tiroidea, y puede venir en forma líquida, comprimida o masticable.

Muchos de los síntomas iniciales se resolverán en cuestión de semanas a unos pocos meses, pero es importante que revises a tu perro según las recomendaciones de su veterinario y continúe con la dosis adecuada. Si no se trata, una enfermedad de la tiroides afectará la calidad de vida de tu perro.

Prevención de problemas de la tiroides canina

Aunque las enfermedades de la tiroides son muy comunes en los perros, se sabe muy poco acerca de la prevención. Los veterinarios suelen esperar para diagnosticar a los animales que muestran signos evidentes de enfermedad de la tiroides antes de asignar el tratamiento.

Sin embargo, recientemente, los profesionales holísticos han buscado la “zona gris”, el área entre la salud óptima (la zona blanca) y el punto en que la enfermedad se hace cargo (la zona negra), para detectar el inicio temprano. Un veterinario holístico estará abierto para enviar paneles de tiroides para analizar y monitorear los valores sanguíneos para detectar la enfermedad con la suficiente antelación para administrar el tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here