Pústulas En Perros | Síntomas, Causas, Tratamientos Y Más

2002

Las ampollas y pústulas en perros son el resultado de diversas causas y pueden provocar complicaciones extremadamente graves. Las infecciones bacterianas pueden ser la fuente de brotes severos de la epidermis canina. También se sabe que tienen un efecto en la piel son las enfermedades autoinmunes. Las erupciones cutáneas pueden evolucionar a un estado potencialmente mortal. Si su perro está sufriendo de una condición de la piel, una visita al veterinario es crucial.

Tanto los perros como los gatos son susceptibles a esta condición, pero mejor adentrémonos en este tema para aprender más sobre esta condición médica.

Definición de ampollas o pústulas en perros

El cáncer, las bacterias y la inflamación son solo algunas de las afecciones que pueden causar complicaciones secundarias de la piel que pueden provocar ampollas y pústulas en la piel. La mayoría de las afecciones de la piel que afectan a los perros son visibles a simple vista. Además, su mascota seguramente le informará de su incomodidad porque las irritaciones de la piel pueden ser muy angustiosas. Es importante abordar rápidamente una afección cutánea para erradicar la causa subyacente y devolver a su mascota a su estado normal de salud.

Síntomas de las ampollas y pústulas en perros

Las ampollas y pústulas de la piel pueden causar mucha ansiedad a su mascota. El diagnóstico oportuno del motivo del brote es necesario para evitar que la condición de la piel se salga de control. Su perro puede exhibir los siguientes signos y síntomas que indican un problema grave con la epidermis:

  • Las áreas cálidas y húmedas, como pliegues en el cuello, pueden aparecer rojas y ulceradas
  • Los puntos de presión, como el codo, pueden tener verdugones o costras
  • Las úlceras también pueden aparecer alrededor de los ojos, en los oídos, y en las almohadillas, el ano, la ingle o las axilas (axilas)
  • Las ampollas pueden desarrollarse en la boca y también en la piel alrededor de las uñas
  • Puede haber escamación de la piel, pérdida de cabello o parches de calvicie
  • Las pústulas amarillas o sacos de fluido pueden secretar sangre o pus y volverse crujientes
  • Puede haber un olor sin importar cuánto limpies el área
  • Tu perro puede mostrar signos de dolor
  • Depresión
  • Falta de apetito
  • Fiebre Prurito (incapacidad para resistir lamerse, rascarse o intentar hacerse daño a sí mismo en un esfuerzo por detener la irritación y el picor)

Otros síntomas típicos de esta patología son:

  • Golpes rojos
  • Espinillas
  • La infección puede desarrollarse
  • El perro puede frotar su cara contra la alfombra y los muebles
  • Hinchazón
  • Pus en las lesiones por invasión bacteriana
  • Las lesiones son dolorosas cuando las tocas
  • Cicatrices de lesiones que han sanado

Tipos de pústulas

Las ampollas y pústulas en perros pueden aparecer en forma aguda y, en ocasiones, pueden resolverse (durante un corto período de tiempo) por sí mismas. En todos los casos, se recomienda el tratamiento a favor de la resolución porque una condición de la piel puede conducir a circunstancias potencialmente mortales. Además, la eliminación de la causa del problema es necesaria para una cura o control de la condición.

Piodermas

  • Causado por una infección bacteriana de la piel
  • Presencia de pústulas amarillas que pueden supurar y picar
  • En su mayoría se encuentran en el área del tronco, los perros obesos y los Pugs están predispuestos a la infección en los pliegues de la piel
  • También se encuentra en los dedos de los pies, callos en los pies y el abdomen de los cachorros
  • No es contagioso para otras mascotas o para los humanos

Dermatitis plegada

  • Bulldogs son propensos
  • La piel se vuelve roja y efervescente
  • La irritación se encuentra en los labios, la cara y la vulva
  • Puede progresar con complicaciones graves si no se trata

Linfoma cutáneo

  • Este es un tipo raro de cáncer de piel
  • Se muestra con úlceras, enrojecimiento y nódulos con picazón
  • Desafortunadamente, esta condición de la piel generalmente no responde al tratamiento

Condiciones autoinmunes de la piel

Pénfigo Foliáceo

  • Akitas son propensos
  • La piel alrededor de las uñas puede verse afectada
  • Las úlceras también se pueden encontrar en los oídos, los ojos, las almohadillas y la ingle

Pemphigus Vegetans

  • Presenta con supuración crónica y pus
  • Es más frecuente climas soleados más cálidos
  • El sol es un disparador potencial

Pemphigus vulgaris

  • Aparece con ampollas llenas de líquido
  • Se convierten en heridas abiertas ya que las ampollas se rompen fácilmente
  • Se encuentra en la boca, las fosas nasales y alrededor del ano Pénfigo eritematoso Habrá escalado de la piel
  • La irritación comienza con enrojecimiento y parches costrosos
  • Puede haber pérdida de cabello específicamente en la nariz

Penfigoide bulloso

  • Presenta con ronchas primero
  • La siguiente etapa es sacos de fluido transparente
  • Puede ser muy molesto
  • Los lugares más comunes que se encuentran son la boca, las axilas (axilas) y la ingle

Causas de ampollas y pústulas en perros

Las ampollas y pústulas de la piel pueden ocurrir por una variedad de razones, algunas de las cuales se enumeran a continuación:

  • Staphylococci bacteria sobre coloniza
  • Las áreas cálidas y húmedas pueden desarrollar un alto recuento de bacterias
  • Las afecciones cutáneas pueden ser secundarias a alergias o parásitos
  • En el caso de una enfermedad autoinmune, el cuerpo ataca el sistema inmune
  • Las células sanas son atacadas por error, lo que resulta en la separación de la piel
  • Las piodermas pueden ser el resultado de un daño en la piel, como tumores, escaldaduras o heridas por mordedura
  • Los medicamentos para enfermedades como la enfermedad hepática o el cáncer pueden causar una inmunosupresión que conduce a una condición de la piel
  • La genética puede jugar un papel en los problemas con la epidermis

Diagnósticos de las pústulas en perros

El diagnóstico de ampollas y pústulas en la piel puede ser complejo. La identificación de la causa subyacente es primordial para la resolución del problema de la piel. El veterinario necesitará un historial completo, lo más detallado posible, para comenzar el proceso de diagnóstico. El especialista veterinario querrá saber la siguiente información:

  • Datos específicos sobre la dieta de su mascota (marca de alimentos, golosinas)
  • Medicamentos que su perro puede estar tomando
  • Productos para la higiene personal utilizados (traiga las etiquetas para el análisis)
  • Enfermedades recientes
  • Historia de viajes

El aspecto y la ubicación de las ampollas o pústulas pueden proporcionar una pista sobre el tipo de condición de la piel. Sin embargo, el veterinario también deberá realizar ciertas pruebas para diagnosticar definitivamente las lesiones. Para comenzar, es posible que se ordenen análisis de sangre y pruebas de alergia.

Se puede hacer una biopsia de piel. Se llama biopsia por punción e implica tomar un bloque redondo pequeño de piel. La biopsia puede realizarse con anestesia local, pero si su perro está nervioso o estresado, o si la biopsia afecta la cara o la nariz, se sugerirá sedación o anestesia general.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Otra herramienta de diagnóstico es la inmunofluorescencia, que es una técnica de microscopía óptica que puede detectar antígenos diana específicos (sustancias que hacen que su sistema inmune produzca anticuerpos contra ella). La citología de aspirado con aguja utilizada para examinar las células y el raspado de la piel para excluir causas como los parásitos puede realizarse.

Cultivar la piel, en un intento de crecer e identificar bacterias, junto con un cultivo fúngico y preparación de cinta adhesiva (para examinar células, levaduras u otras anormalidades bajo el microscopio) son pruebas adicionales que se pueden realizar.

Tratamiento de las ampollas y pústulas en perros

El tratamiento implicará la resolución de la causa subyacente si es necesario, así como una variación de los métodos según el tipo de condición de la piel.

En el caso de un problema autoinmune, se administrarán corticosteroides, que son medicamentos que disminuyen los esfuerzos del sistema inmune para atacar, junto con otros medicamentos inmunosupresores. Cabe señalar que dependiendo de la condición de la piel; algunos inmunosupresores pueden administrarse solo durante las erupciones, una vez que el problema inicial está bajo control. Una afección de la piel relacionada con la autoinmunidad rara vez es curable, pero se puede tratar bastante bien con medicamentos.

En casos de piodermas, se prescribirán de 3 a 4 semanas de antibióticos. Los antibióticos estarán en forma oral y tópica. Es necesario bañarse con un champú medicado de 2 a 3 veces por semana, y en casos severos, un baño diario puede ser vital para un resultado positivo.

Cuando un perro tiene una forma aguda de ampollas en la piel y pústulas en los pliegues de la piel, se puede considerar la corrección quirúrgica. La intervención quirúrgica para drenar las pústulas también puede ser un tratamiento apropiado.

Incluido en el protocolo de tratamiento pueden ser antiinflamatorios para reducir la hinchazón y el dolor, la acupuntura, la terapia de luz o una revisión de la dieta.

Recuperación de las ampollas y pústulas

La recuperación de una condición grave de la piel nunca es un proceso rápido. Por ejemplo, la curación de piodermas puede tomar hasta 8 a 12 semanas. Sin embargo, una mejora leve debe ser evidente dentro de los 14 a 21 días posteriores al inicio del tratamiento. Los casos recurrentes son posibles y algunas veces se necesitará una vacuna de estafilococo para ver los resultados.

La atención al arreglo personal es esencial. Deben buscarse los servicios de un groomer profesional. La eliminación del vello, debido a la probabilidad de atrapar bacterias, es clave para evitar una recurrencia del problema. El uso continuo de antibióticos orales y tópicos puede ser necesario por algún tiempo. El veterinario puede recomendar el uso de vendajes o un collar isabelino para disminuir la lamedura y mordedura que su perro pueda querer hacer.

Con el uso de corticosteroides para problemas de la piel relacionados con enfermedades autoinmunes, deberá conocer los posibles efectos secundarios. Cambios en el apetito (disminución o aumento), jadeo, aumento del consumo de agua y, por lo tanto, más micción, vómitos e inactividad pueden ser evidentes en el comportamiento de su perro. Consulte al veterinario de inmediato para tratar los efectos secundarios. Evite la luz solar directa con problemas de la piel diagnosticados en la familia de afecciones de pénfigo.

Nunca suspenda los antibióticos o los ungüentos prematuramente. Los chequeos frecuentes con el cuidador veterinario son parte de la recuperación (pueden incluir análisis de sangre y análisis de orina para monitorear los efectos secundarios de la terapia), así como el cuidado diligente de la piel en el hogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here