Picazón En Los Perros, Causas Potenciales, Qué Hacer Y Más

409

¿Te has dado cuenta de que tu perro se está rascando mucho y no estás seguro de cuál es la causa o cómo ayudarlo? Como dueño de un perro, puede ser difícil ver a tu perro sufrir y no poder comunicarse con él para averiguar lo que está sintiendo. En cambio, te dejan observar sus síntomas y hacer lo mejor para ayudarlo a mejorar. La picazón en los perros es una ocurrencia común que puede deberse a una serie de causas diferentes. La determinación de la razón subyacente es esencial para encontrar el tratamiento adecuado para aliviar la picazón.

A continuación se incluye una guía de introducción que cubre algunas de las posibles causas de picazón en los perros y qué hacer para ayudar a su cachorro a deshacerse de sus síntomas incómodos.

Causas potenciales de picazón en los perros

Si tu perro se rasca constantemente, puede sentirse impotente e inseguro de cuál podría ser el culpable. La picazón en los perros puede deberse a una serie de razones diferentes, algunas de las cuales pueden abordarse fácilmente en el hogar y otras requerirán intervención veterinaria y médica para diagnosticar y tratar. A continuación se muestra un desglose de algunas de las posibles causas de picazón en los perros.

Alergias

Una de las causas más comunes de picazón en los perros es la alergia. Al igual que los seres humanos, los perros pueden sufrir de una multitud de alergias caninas diferentes que les pueden hacer sentir picazón e incomodidad hasta que se elimina el alérgeno. Algunos de los alérgenos más comunes para los perros son los alimentos y los desencadenantes ambientales, como los cereales, las aves de corral, el polen o el moho.

Al igual que con las alergias para los seres humanos, puede llevar tiempo, prueba y error reducir el potencial alérgeno, pero en algunos casos, puede ser fácil de identificar según el momento en que comenzó la picazón. Si no hay una explicación simple que se alinee con el tiempo, una visita a un veterinario ayudará a reducir el potencial de alérgeno y eliminará cualquier otra causa potencial que pueda provocar la picazón.

Los veterinarios tienen una variedad de medios diferentes a tu disposición para descubrir cuáles pueden ser los posibles alérgenos. Si sospechan de una alergia a los alimentos, pueden recomendar poner a tu perro en una dieta restringida para reducir la cantidad de ingredientes que consume para ver si la picazón disminuye, empeora o permanece igual.

Si sospechan que un alérgeno ambiental puede ser la causa, es posible que deseen realizar un análisis de sangre o una prueba cutánea intradérmica para ver qué alérgenos específicos debe evitar tu perro.

Dependiendo de la gravedad de la picazón que experimenta el perro, algunos veterinarios pueden recomendar una combinación de diferentes métodos de tratamiento. Algunos tratamientos potenciales para las alergias en los caninos incluyen medicamentos orales, inyecciones para alergias, aseo regular, una dieta restringida y más.

Si crees que tu perro sufre de alergias, es importante consultar a un veterinario antes de comenzar cualquier tratamiento. Podrán realizar un examen físico y realizar cualquier prueba adicional que sea necesaria para hacer un diagnóstico preciso.

Piel seca

La piel seca es otra causa potencial de picazón en los perros. La piel seca puede deberse a varios factores diferentes, como el clima más frío que despoja a la piel de sus aceites naturales o una deficiencia de ácidos grasos. Si piensa que tu perro puede estar sufriendo de esta condición, inspeccione la superficie de su piel y ve si hay algo notable o distinto.

¿Hay escamas de piel? ¿La piel aparece inflamada o roja? ¿Parece que la picazón se concentra en un área particular del cuerpo o está en todas partes? Esto le permitirá evaluar mejor la situación y tener las respuestas listas para una cita con un veterinario. Un veterinario podrá evaluar a tu perro y recomendarle un plan de tratamiento para ayudar a resolver el problema subyacente.

Aburrimiento o ansiedad

¿Sabías que los perros pueden sentirse ansiosos y aburridos al igual que los seres humanos? Si bien una persona puede comenzar a morderse las uñas o tocar la mesa con los dedos cuando está nerviosa, ansiosa o aburrida, los perros pueden picar como una forma de procesar cómo se sienten. En algunos perros, este comportamiento puede ser grave si no se aborda el aburrimiento y la ansiedad y se corrige el comportamiento.

Si crees que tu perro puede estar ansioso por el aburrimiento o la ansiedad, puede ser útil aumentar su estimulación mental y física para canalizar sus sentimientos hacia una actividad productiva y divertida. Ejemplos de esto podría ser jugar un juego de entrenamiento que requiera que esté activo, mientras sigue respondiendo a los comandos verbales de manera rápida y eficiente, o que salga a caminar.

En muchos perros, un aumento en la estimulación mental y física ayudará a reducir los sentimientos de aburrimiento, Ansiedad canina, y conductas destructivas asociadas.

Parásitos externos

Otro culpable común de la picazón en los perros son los parásitos externos, como las pulgas y las garrapatas. La mayoría de los dueños de perros han tenido experiencias con pulgas y garrapatas. Desafortunadamente, pueden ser difíciles de eliminar una vez que se produce una infestación. Tanto las pulgas como las garrapatas en los perros pueden hacer que un canino experimente picazón que puede variar de leve a grave.

 

Las pulgas en los perros generalmente se consideran menos peligrosas que las garrapatas, pero cuando hay una infestación, pueden ser extremadamente incómodas y con picazón.

Algunos perros también pueden ser alérgicos a la saliva en las picaduras de pulgas, lo que puede hacer que desarrollen síntomas incómodos y dolorosos adicionales, como hinchazón, pérdida de cabello, infección bacteriana canina y puntos calientes. Las garrapatas, por otro lado, son parásitos dependientes de la sangre que muerden a un perro y se aferran a su piel.

Para una garrapata, un perro es un huésped perfecto del que se alimentan hasta que están completamente llenos de sangre. Sin embargo, para el perro, las garrapatas pueden ser dolorosas y peligrosas. Las garrapatas también pueden transmitir una serie de enfermedades diferentes que pueden ser perjudiciales para los caninos.

Entonces, ¿cómo sabes si tu perro puede sentir mucha picazón debido a parásitos externos? El primer paso es hacer una inspección visual de su cuerpo. Para las pulgas, puede utilizar un peine de pulgas limpio para seccionar suavemente y cepillar el pelo de su perro para ver si hay pulgas presentes.

Si tu perro tiene pulgas, tenga en cuenta que pueden haberse diseminado en otras partes de su hogar. Las pulgas pueden ser difíciles de contener una vez que se han infestado, por lo que es vital revisar a tu perro tan pronto como sospeche que pueden estar sufriendo de pulgas.

Para buscar garrapatas, revise lenta y metódicamente toda la superficie del cuerpo de tu perro. Las garrapatas se harán más grandes y más visibles una vez que se hayan llenado de sangre, lo que hará que sean más fáciles de detectar.

Si tu perro tiene pulgas o garrapatas, es importante consultar a un veterinario para determinar el mejor curso de acción, que dependerá del tipo de parásito y la gravedad de la infestación.

Las pulgas y las garrapatas pueden ser peligrosas e incómodas para tu perro, por lo que querrá que estén libres de parásitos lo antes posible y que adopte medidas preventivas para ayudar a proteger a cualquier parásito en el futuro. Hay varios tratamientos diferentes que su veterinario puede recomendar, como champús medicinales, collares medicados, medicamentos recetados y más.

 

Qué hacer para ayudar a tu mascota con la picazón en los perros

Si tu perro pica mucho y no puede determinar por qué, es importante llevarlo al veterinario lo antes posible para que puedan ser evaluados. A continuación hay algunas cosas que puede esperar que se realicen y que se le pregunten durante su visita al veterinario. Si bien el orden puede variar, la mayoría de los veterinarios utilizarán la información a continuación para hacer un diagnóstico preciso de la picazón en los perros.

  • Recoge un breve historial médico. Este paso es crucial para darle a su veterinario una imagen de la salud de tu perro a lo largo de su vida. ¿Tienen alguna condición médica preexistente? ¿Están tomando algún medicamento? Al igual que con los seres humanos, un historial médico preciso sienta las bases para un diagnóstico preciso.
  • ¿Por qué traes a tu perro? Una vez que su veterinario tenga una idea de cómo se ha visto el historial médico de tu perro hasta este momento, es probable que se adentren en la razón por la que lleva a tu perro. Abrirán la conversación para permitirle darles un breve resumen de la razón sintió que tu perro necesitaba una evaluación médica y qué comportamientos o síntomas le afectan a usted.
  • ¿Cuándo comenzó a mostrar síntomas su perro por primera vez? Es probable que su veterinario quiera establecer una línea de tiempo de cuando tu perro se volvió sintomático para que puedan tenerlo en cuenta en el diagnóstico.
  • ¿Los síntomas han empeorado en gravedad o se han mantenido igual? Además de establecer la línea de tiempo general de los síntomas de su perro, el veterinario también probablemente preguntará si los síntomas que han estado mostrando han empeorado con el tiempo o si se han mantenido igual. También pueden preguntarle si los síntomas han sido intermitentes o continuos.
  • ¿Hay otros comportamientos o circunstancias que coincidan con la aparición de los síntomas? Como se describió anteriormente, una serie de factores diferentes pueden hacer que un perro se ponga irritado y algunos de ellos se centran en varios elementos ambientales y relacionados con los alimentos que podrían ayudar a su veterinario a hacer un diagnóstico.

¿Tu perro recientemente cambió a una nueva marca de comida? ¿Tu perro hizo un viaje a un nuevo parque para perros recientemente? ¿Recientemente trataste tu césped con químicos? Incluso las cosas que pueden no parecer relevantes podrían ser un factor contribuyente y cuanta más información tenga su veterinario, mejor serán para evaluar toda la información de manera integral.

  • Realizar un examen visual y físico completo. Una vez que el veterinario haya recopilado la información que necesita de usted, generalmente dirigirán su atención a su perro y comenzarán a realizar un examen físico y visual completo.

Durante este examen, generalmente revisarán los oídos, los ojos, la piel, las piernas y más para ver si hay algo que los alerta. Una vez que el veterinario concluye su examen, generalmente le informarán el diagnóstico preliminar y el plan de tratamiento.

Las citas con un veterinario pueden ser intimidantes tanto para el dueño como para el perro, pero al estar preparado con la información pertinente, puede sentirse más cómodo y concentrarse en hacer que su perro se sienta cómodo. Si tu perro tiene mucha picazón, querrá que obtenga alivio lo antes posible, y un viaje rápido al veterinario generalmente le dará un diagnóstico y un plan de tratamiento que hará que tu peludo amigo vuelva a tener una salud óptima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here