Parásitos Intestinales En Perros, Tipos, Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento

359

Los parásitos intestinales son un problema común que puede infectar a su perro y causar una serie de problemas de salud. Los parásitos intestinales se pueden transmitir fácilmente a tu compañero peludo al consumir tierra, agua, heces o alimentos contaminados con huevos o esporas de parásitos.

Aunque la idea de los parásitos en tu perro puede hacerle sentir malestar estomacal, recuerda que este es un problema de salud muy común que se puede tratar fácilmente después de una breve evaluación con su veterinario.

Entonces, ¿cómo evitas que tu perro se infecte? Después de todo, la mayoría de las mascotas tienen una tendencia a meterse en cosas que saben que no deberían. Entonces, ¿cómo evitar que coman lo que les llama la atención? ¿Y dónde están los perros con mayor riesgo de infectarse con parásitos intestinales?

Si encuentra una infestación de parásitos en la caca de tu perro, lo más probable es que tu perro sufra algún tipo de infección parasitaria. Si bien encontrar gusanos en la caca de tu perro puede ser bastante alarmante, debes saber que este es un problema de salud que puede tratarse fácilmente con ayuda profesional.

En algunos casos, tu perro no mostrará los gusanos reales en su excremento, sino únicamente fragmentos de manchas blancas o pequeñas anomalías en sus heces. Como aprenderá, la mayoría de estas infecciones parasitarias están acompañadas por signos físicos o cambios en la salud gastrointestinal.

Este artículo revisará los diversos tipos de parásitos intestinales que pueden infectar a su perro, los síntomas y lo que debe hacer para ayudar. Si tu perro tiene gusanos en su caca, busca ayuda veterinaria lo antes posible.

Aunque la mayoría de los casos de parásitos intestinales son leves, aún pueden ocurrir infestaciones graves, que pueden causar problemas importantes si no se tratan.

Cuando un perro se infecta con Parásitos Intestinales debe garantizarle un buen tratamiento

Tipos de parásitos intestinales encontrados en perros

Hay varios tipos comunes de parásitos intestinales que se pueden encontrar en la caca del perro. Los más comunes son los gusanos redondos, los whipworms, los anquilostomas y las tenias. Debido a que el ojo humano solo puede ver fácilmente algunos de estos, es importante que su veterinario realice chequeos de rutina.

1.- Gusanos redondos

El gusano redondo, también conocido como ascarid, es un tipo de larva que vive dentro de los tejidos de un animal. Esta forma a menudo se transmite a los cachorros y gatitos por sus madres mientras todavía están en el útero.

Una vez que nace un cachorro, también pueden contraer lombrices intestinales a través de la leche materna si ella misma está infectada. Los gusanos redondos pueden permanecer latentes en el tejido de un perro durante bastante tiempo y, eventualmente, regresar durante o después del embarazo.

Cuando un parásito infecta a un perro, se aloja en el intestino delgado del cachorro y eventualmente produce huevos. Después de algún tiempo, algunos de los huevos pasarán a través de las heces del perro y pueden propagarse a otras mascotas domésticas.

Los gusanos redondos generalmente se propagan de un animal a otro a través del consumo de heces, por lo que es especialmente importante limpiar después de su perro.

Estos huevos también pueden vivir durante años en el suelo, que es otra forma en que los perros se infectan con gusanos intestinales más adelante en la vida. En casos severos, los perros que tienen una alta infestación de gusanos redondos pueden sufrir obstrucción intestinal, lo que lleva a complicaciones graves de salud o incluso a la muerte.

2.- Lombrices

Aunque rara vez se ve en las heces de un perro, los gusanos látigos de los perros son otro de los parásitos intestinales comunes que puede vivir dentro de su mascota. Puede encontrar whipworms en el ciego, que es la primera sección en el intestino grueso de su perro.

Este tipo de parásito puede ser difícil de diagnosticar porque, a diferencia de los gusanos redondos que pueden poner hasta 2,000 huevos por día, el gusano látigo de los perros solo puede producir unos pocos huevos a la vez.

Esto significa que incluso después de varias muestras de heces, una infestación por látigo puede ser difícil de diagnosticar.

La mayoría de los perros que se infectan con látigo han consumido huevos de látigo a través del suelo u otras sustancias. También pueden adquirir el gusano si viven en una perrera o en un área con perros infectados.

En casos menores, los perros con látigo pueden mostrar pequeños síntomas, sin embargo, si se convierte en una infestación, el perro puede experimentar diarrea con sangre o pérdida de peso.

Si crees que tu perro tiene lombrices, tu veterinario realizará una prueba de heces  y lo examinará en busca de huevos.

3.- Anquilostomas

También conocido como Ancylostoma caninum, los anquilostomas son parásitos chupadores de sangre que pueden causar un daño significativo a la salud general de su perro. Los anquilostomas recibieron su nombre debido a la forma en que se “enganchan” en el revestimiento intestinal y succionan los vasos sanguíneos dentro del tracto intestinal.

Este tipo de gusano vive en el intestino delgado y puede transmitirse de la madre al bebé o a través de ambientes contaminados. A diferencia de otros parásitos intestinales, el anquilostoma también puede ser causado por el contacto directo con la piel, generalmente a través de las patas de un perro.

Debido a que estos parásitos se alimentan de la sangre de su huésped, se sabe que causan anemia grave si no se tratan. Otros síntomas que un perro sufre de anquilostomas son si experimentan pérdida de peso, deshidratación o heces oscuras y con sangre.

Una vez que un anquilostoma infecta a un perro, viajarán a través del cuerpo hasta que alcancen el intestino delgado. A partir de ahí, comenzarán a eclosionar sus huevos y continuarán este ciclo implacable.

4.- Tenias

Uno de los tipos más comunes de parásitos intestinales que se encuentran en los perros son las tenias. Estos parásitos se transmiten cuando un perro consume una pulga infectada. Las pulgas adultas son portadoras comunes de tenias y generalmente se ingieren cuando un perro se está limpiando o lamiendo.

Las tenias son parásitos blancos y planos que se alimentan dentro del intestino de un perro. Estas tenias están compuestas por múltiples segmentos y pueden crecer en cualquier lugar de 4 a 8 pulgadas de largo.

En la mayoría de los casos, si un perro está infectado con tenia, sus heces contendrán segmentos que se han desprendido del parásito adulto. Estos segmentos parecen ser manchas blancas que pueden aparecer en sus heces o vómitos.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Al igual que cualquier otro tipo de parásito, un perro que sufre de tenia necesitará un examen físico para ser diagnosticado adecuadamente. Una vez que el veterinario puede determinar el tipo de parásito que está dañando a tu cachorro, pueden recetarle un medicamento antiparasitario y un tratamiento adecuado.

Los Parásitos Intestinales pueden afectar a cualquier raza de perros

Causas de los parásitos intestinales en los perros

Como se dijo antes, la causa número uno de los perros que se infectan con parásitos intestinales es a través del consumo. Ya sea en el suelo en el patio o en una fuente de agua estancada que se encuentra en el parque para perros, hay muchos entornos en los que un perro puede consumir accidentalmente parásitos o larvas.

Tenga en cuenta que los parásitos intestinales son un problema de salud común para las mascotas. Aunque los casos graves pueden ser mortales, la mayoría de los animales no mostrarán ningún síntoma y no tendrán problemas de salud importantes relacionados con esta infestación.

Sin embargo, si le preocupa que tu perro se infecte con diferentes tipos de parásitos intestinales, asegúrate de tener siempre cuidado con lo que están comiendo. Si bien esto puede parecer imposible (especialmente si a tu perro le gusta comer todo lo que está a la vista), hazlo parte de su entrenamiento diario.

Nunca permitas que tu perro coma ninguna sustancia que no se encuentre en su tazón de comida.

Síntomas de los parásitos intestinales en perros

Dependiendo del tipo de parásito intestinal y de la gravedad del problema, es posible que muestren muy poca o ninguna señal. La mayoría de estos síntomas son muy amplios, lo que puede hacer que el diagnóstico del problema sea aún más difícil.

Como regla general, siempre tome nota de cualquier cambio físico o de comportamiento que vea dentro de tu perro. Aunque puede ser sutil, incluso los síntomas pequeños pueden indicar un problema subyacente más grave que está causando problemas internos a tu amigo peludo.

Los síntomas comunes de los gusanos en los perros incluyen:

  • Tos
  • Vómito
  • Diarrea
  • Cambio en el apetito
  • Pérdida de peso
  • Inflamación
  • Letargo
  • Irritación de la piel
  • Gusanos visibles en heces o vómitos.
  • Pelaje opaco
  • Dolor abdominal

Si tu perro sufre alguno de estos síntomas anteriores, llévelo al veterinario para que lo examine detenidamente.

Cómo diagnosticar los parásitos intestinales en perros

Aunque la mayoría de estos parásitos intestinales no causarán daños graves, es mejor recibir tratamiento antes de que el problema se intensifique.

El veterinario comenzará el examen tomando y probando una muestra fecal de tu perro. Algunos parásitos, como las tenias, se mostrarán en las heces o contendrán huevos que han viajado a través de los intestinos.

Un veterinario también buscará segmentos del parásito debajo de la cola del perro, que es un signo común de tenias. Tenga en cuenta que los gusanos redondos y las tenias son los dos parásitos que se encuentran en las heces, lo que significa que estas variedades son las más fáciles de diagnosticar.

Cuando se trata de anquilostomas y whipworms, será más importante analizar los síntomas físicos del perro o cualquier cambio en su salud gastrointestinal. Si sus heces han cambiado o si experimentaron un cambio en el peso, esto podría significar que están sufriendo una infestación parasitaria intestinal.

Si los parásitos están causando inflamación en el intestino, el veterinario también puede ordenar un ultrasonido. Esto les ayudará a tener una mejor idea de lo que está pasando dentro de sus intestinos y qué tan grave es el problema.

Debe estar atento a la dieta diaria de tu perro

Tratamiento de los parásitos intestinales en perros

Aunque nadie quiere escuchar que su amada mascota está infectada con parásitos intestinales, es importante recordar que hay muchas opciones de tratamiento disponibles para una rápida recuperación.

Una vez que se haya diagnosticado a un perro y se le haya administrado un régimen de tratamiento, comenzarán a mostrar mejoras en aproximadamente una semana y, en la mayoría de los casos, se recuperarán completamente después de un mes.

Un agente antiparasitario, generalmente un antibiótico, se recetará primero una vez que tu perro haya sido diagnosticado. Estos medicamentos antiparasitarios se administran por inyección o por medio de una píldora.

El producto que se usa con su mascota específica puede variar según diversos factores, como la edad, la gravedad de la infección y el tipo de parásito. Una vez que su veterinario haya considerado todos estos factores, podrá recomendarle un medicamento específico que funcionará mejor para tu perro.

En el caso de que un perro también esté experimentando inflamación, su veterinario también puede recetarle un medicamento antiinflamatorio. Incluso si tu perro muestra mejoras dentro de unos días, continúe con el plan de tratamiento durante toda la duración para garantizar una recuperación completa.

Lo peor que puede hacer como dueño de una mascota es suspender el tratamiento prematuramente y hacer que se vuelvan a infectar semanas después de su diagnóstico inicial.

Cómo prevenir los parásitos intestinales en la caca del perro

Aunque es casi imposible saber todo lo que come tu perro, al menos trata de supervisar su actividad diaria y evitar que consuman cualquier cosa que no deben. Tenga en cuenta que la mayoría de los parásitos pueden transmitirse de un perro a otro o de un perro a otro, así que mantenga a todos los animales de la casa lo más saludables posible.

Si las tenias son su mayor preocupación, hable con su veterinario sobre un plan de manejo de pulgas. Existe una amplia selección de medicamentos y productos preventivos en el mercado, lo que lo convierte en un complemento fácil para la vida diaria de su mascota.

Por último, lo mejor que puede hacer por tu mascota es llevarlos al veterinario para sus chequeos regulares. Aunque esto solo puede ser una o dos veces al año, esta es la forma más fácil de asegurarse de que su perro esté en las mejores condiciones posibles.

Como se mencionó anteriormente, los parásitos no siempre muestran síntomas, por lo que llevar a tu perro al veterinario es un componente crítico de su salud y longevidad en general.

Para mantener a tu perro lo más saludable posible, asegúrate de desarrollar una relación positiva con su veterinario. Cuanto antes pueda identificar cualquier cambio en la salud o el comportamiento de su mascota, más rápido podrá tratarlos y devolverlos a sus vidas normales.

Parásitos Intestinales En Perros, Tipos, Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento
5 (100%) 2 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here