Osteoartritis En Perros: Causas, Síntomas Y Manejo

183

La osteoartritis en perros, también conocida como OA y enfermedad articular degenerativa (DJD), es por definición el deterioro progresivo y permanente del cartílago que rodea las articulaciones del cuerpo.

Mientras que la artritis es un término médico general que describe la inflamación de las articulaciones, la osteoartritis es la terminología utilizada cuando se refiere a una forma de inflamación articular crónica causada directamente por el deterioro del cartílago articular. Estadísticamente hablando, los perros geriátricos tienen el mayor riesgo de padecer la enfermedad.

Debido a la introducción de una variedad de nuevos tratamientos y suplementos, el tratamiento médico de la osteoartritis ha mejorado enormemente en los últimos años. Desafortunadamente, debido a que la osteoartritis y otras formas de enfermedades óseas degenerativas como la displasia de cadera son principalmente trastornos genéticos o hereditarios, no existen medidas preventivas que pueda tomar para proteger a su amigo de cuatro patas.

Sin embargo, al monitorear la dieta y el régimen de ejercicio de su perro e incorporar suplementos con cualidades antiinflamatorias en su rutina diaria, es posible que pueda garantizar su calidad de vida y disminuir la gravedad de sus síntomas. Al tomar una parte proactiva en el cuidado de la osteoartritis de su perro, puede ayudar a disminuir la progresión de la enfermedad mientras administra su nivel general de confort.

Signos y síntomas de osteoartritis en perros

Aunque la osteoartritis (OA) es bastante común en los perros, no obstante es angustiante para usted y su querida mascota. Dependiendo de la gravedad de la condición de su perro, los síntomas pueden ser apenas detectables a debilitantes. Por lo tanto, es importante prestar mucha atención a la salud general de su perro, especialmente a medida que envejece.

Si nota los siguientes signos y síntomas asociados con la osteoartritis, es posible que desee consultar con su veterinario para un régimen físico y de tratamiento completo:

  • Una disminución notable en la actividad
  • Rigidez, cojera o favorecer una extremidad
  • Incapacidad para levantarse o levantarse con facilidad, particularmente después de dormir o descansar
  • Renuencia a caminar, saltar, jugar, subir escaleras, etc.
  • Muestra signos de dolor o dolor (muecas al tocarlo, irritabilidad, fatiga, etc.)
  • Cojera o incapacidad parcial o total para caminar
  • Rezagado en paseos
  • Gimiendo o aullando de dolor
  • Actuando agresivo o retirado
  • Mostrar otros cambios en el comportamiento o la disposición

En gran medida depende de la raza específica de su perro, la enfermedad articular puede ocurrir en las etapas anteriores o posteriores de su vida. Las razas más grandes son más susceptibles a diferentes formas de enfermedad esquelética que los perros más pequeños.

Las condiciones heredadas, como la displasia de cadera, se observan comúnmente en los pastores alemanesGolden RetrieversLabrador Retrievers, Staffordshire Terriers, Alaskan Malamutes, Samoyedos, BobtailRottweilers y San Bernardo. Las razas más pequeñas que sufren de displasia de cadera incluyen Pugs y  Bulldogs Francés.

Manejo de osteoartritis en perros

Con la llegada de desarrollos médicos avanzados en las últimas décadas, el tratamiento para la osteoartritis canina ha mejorado mucho. Sin embargo, debido a que tales condiciones se heredan, no hay prevención o cura disponible.

Aunque ha habido una serie de productos (incluidos suplementos y medicamentos) para aliviar los síntomas de su perro y retrasar la progresión de la enfermedad, no hay forma de revertir los cambios físicos, como la pérdida de articulaciones, la pérdida de hueso / cartílago o deterioro, y otros síntomas relacionados.

Por lo tanto, el objetivo principal cuando se administra cuidado de osteoartritis a su perro es centrarse en el control del dolor: una vez que se han diagnosticado los signos clínicos, usted y su veterinario pueden discutir una variedad de opciones para que su perro se sienta lo más cómodo posible.

Debido a que las cirugías son prohibitivas para la mayoría de las personas, la administración médica suele ser el único camino realista para los dueños de mascotas. Ya sea que su mascota sea un cachorro joven con síntomas precoces de OA o un cachorro geriátrico que padece osteoartritis crónica, es importante desarrollar una rutina de manejo médico específicamente adaptada a las necesidades y condiciones de su perro.

Debido a que el manejo médico es un enfoque multifacético, lo mejor es consultar con su veterinario para determinar un curso de acción. Por lo general, lo más probable es que use una combinación de modalidades para tratar a su mascota. Incluyendo las siguientes:

Siguiendo un plan de control de dieta y peso

Siguiendo las indicaciones de su veterinario, la formulación de una rutina de control de peso es esencial para la salud de cualquier perro con osteoartritis, especialmente para aquellos que son clínicamente obesos. Con las estadísticas que informan que el 50% de las mascotas en los EE. UU. Tienen sobrepeso, es crucial abordar los hábitos alimenticios de su perro y establecer una dieta que garantice el peso y la salud óptimos de su perro.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Cuanto menos peso tenga su perro, menos estrés pondrá en su delicado sistema esquelético. Al ayudar a tu perro a perder las libras necesarias (y posteriormente mantener su peso ideal), puedes mantener su calidad de vida mientras reduces el dolor y la incomodidad asociados con la osteoartritis canina.

Creando una Rutina de Ejercicio

Uno de los próximos pasos importantes en cualquier plan de salud de la osteoartritis canina es establecer una rutina diaria de ejercicios para su perro. Dependiendo de la gravedad de la condición de su perro, su edad y su estado general de salud, su veterinario debe poder hacer sugerencias de actividad física adecuadas para su perro.

Una regla general incluye ejercicios de bajo impacto como caminar, nadar y subir y bajar escaleras. Es importante ser consciente de las actividades excesivamente rigurosas, que pueden poner un estrés indebido en las articulaciones de su perro.

Su perro recibirá la mayoría de los beneficios de una rutina diaria: el ejercicio regular puede mejorar su tono muscular y el rango de movimiento al tiempo que previene los fallos en la movilidad. Es posible que desee consultar a un CCRP (Profesional Certificado en Rehabilitación Canina) para obtener ayuda cuando designe un plan de ejercicio adecuado para su perro.

Proporcionando un ambiente cálido y una zona cómoda para dormir

Del mismo modo que los síntomas de la artritis en humanos se agravan en casos de frío extremo o humedad, los perros también experimentan una incomodidad similar. Teniendo esto en cuenta, crear un ambiente hogareño cálido y confortable puede aliviar la incomodidad de tu mascota y aliviar sus síntomas de osteoartritis en esos días fríos y miserables.

Además de elevar la temperatura de su casa o apartamento durante los meses más fríos, también puede proporcionarle un suéter a su amigo peludo. Cubrirlo con su propia manta suave cuando descansa o duerme también puede calmar sus doloridas articulaciones.

Otra sugerencia útil: encuentre una cama para perros que se adapte a su tamaño y hábitos de sueño: el soporte adecuado y la ropa de cama cómoda pueden garantizar un sueño reparador y reparador para su bebé de pieles. Hay una serie de opciones, que incluyen colchones de espuma ortopédica que proporcionan una amortiguación adicional, así como estilos de lona en forma de cúpula para distribuir el peso y aliviar los puntos de presión en las articulaciones rígidas.

Además, los perros que no son muy móviles se beneficiarán en gran medida de una cama a nivel del piso en comparación con saltar en la cama o en el sofá por la noche para dormitar. Asegúrese de colocar la cama de su perro en un área acogedora y templada libre de corrientes de aire y zonas frías.

Opciones de Masaje y Terapia Física para la osteoartritis en perros

Otra excelente manera de brindar alivio para la osteoartritis en perros, es aprender técnicas de masaje y terapia física simple. Su veterinario puede mostrarle formas fáciles de mejorar el rango de movimiento de su cachorro, incluso cómo relajar los músculos rígidos. Es importante recordar que su perro está sufriendo, así que asegúrese de ser amable.

Comience lentamente y establezca una rutina para generar confianza entre usted y su mascota. Usar calor húmedo (como una compresa tibia) también es beneficioso cuando se buscan formas de aliviar los dolores y dolores de su perro.

Haga que la rutina diaria de su perro sea lo menos dolorosa posible

Dado que la osteoartritis en perros causa dolor en las articulaciones y molestias, hacer que su rutina diaria sea lo más libre de dolor posible es una de las maneras más fáciles de protegerlo de una mayor agitación física. Las tareas sencillas, como subir y bajar escaleras, pueden ser difíciles, por lo que comprar una rampa lista para instalar para usar al aire libre o subir al automóvil puede facilitar tareas simples en el día a día.

Otro consejo simple: mantener todo en el nivel apropiado. Para perros más grandes, elevar sus cuencos de comida y agua les permite comer más cómodamente, especialmente si muestran signos de rigidez en la zona de la espalda o el cuello.

Siempre es esencial analizar las opciones de tratamiento con su veterinario para determinar el mejor curso de acción al administrar las condiciones de osteoartritis de su perro. Nunca administre ningún tipo de medicamento sin antes consultar a su veterinario, incluso si se trata de un tratamiento sin receta aparentemente inocuo.

Al proporcionar un plan de cuidado administrado cuidadosamente investigado, que incluye control de peso, una dieta adecuada, ejercicios apropiados y terapias integrales complementarias, su amado perro puede vivir una vida larga y saludable con una cantidad mínima de dolor y malestar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here