Mordedura De Cola En Perros. Por Qué Ocurre, Soluciones, Tratamiento Y Más

255

Como propietario de un perro, a veces puede ser difícil distinguir entre una fase de comportamiento o una condición médica que debe abordarse. Un ejemplo es la mordedura de cola en perros. Si tu  perro mastica su cola., ¿qué se supone que debes hacer?

Puede ser difícil determinar los pasos correctos a seguir para encontrar una solución al problema debido a la gran cantidad de información conflictiva y, en ocasiones, confusa, disponible en Internet. Para ayudarlo a encontrar una solución a este problema, aquí hay una guía de qué hacer si tu perro se muerde la cola.

El primer paso que deberá tomar es identificar la razón de la mordedura de cola en perros, a partir de ahí tendrá que determinar la solución correcta para que deje de morderse la cola, y el paso final es implementar la solución hasta la cola. Se corrige el morder.

¿Por qué ocurre la mordedura de cola en perros?

Antes de que pueda encontrar una solución y corregir la mordedura de cola en perros, primero debe comprender por qué tu perro está mordiendo la cola. Hay una serie de diferentes razones posibles por las que un perro comenzará a morder su cola más de lo normal, y la identificación de la razón correcta aumentará significativamente la probabilidad de que el tratamiento funcione y corrija la morder la cola.

Encontrar la causa subyacente de la mordedura de cola en perros puede implicar prueba y error, y puede requerir llevar a tu perro al veterinario en algunos casos. A continuación se muestran algunas de las razones más comunes por las que un perro comienza a morder la cola de forma compulsiva.

Alergias

Muchas personas no saben que los perros pueden tener alergias al igual que los seres humanos. Los perros pueden tener una variedad de alergias, desde alergias alimentarias a alergias ambientales. Si tu perro se está mordiendo la cola, puede ser porque sufre de alergias ambientales o alimentarias.

Algunos de los alérgenos ambientales más comunes incluyen moho, polen o productos químicos domésticos. Los perros también pueden ser alérgicos a los alimentos, ya que algunos perros son alérgicos a las aves de corral, el trigo, las papas o incluso algunos tipos de vegetales.

Para probar esto, su veterinario puede hacer una prueba de alergia para ver qué alergias ambientales o alimentarias puede estar sufriendo tu perro. Los perros también pueden ser alérgicos a las pulgas, ácaros o garrapatas, lo que puede provocar una inflamación de la piel (dermatitis).

Se puede observar a muchos perros mordiendo la cola si experimentan una reacción alérgica a las pulgas, garrapatas o ácaros. Estas reacciones alérgicas a menudo son peores cuando son más jóvenes, y las reacciones más severas se presentan típicamente en perros entre los tres meses y los seis años de edad.

Algunos perros también pueden ser alérgicos a los productos que usa en ellos, como el champú. Si son alérgicos a lo que se está bañando, puede causar que su piel se inflame, pique e irrite, lo que los lleva a masticar la cola para aliviar la molestia.

Estrés y ansiedad

Otra condición que experimentan los perros es el estrés y la ansiedad. Cuando algunos perros comienzan a sentirse estresados ​​o ansiosos, como cuando su dueño se va a trabajar, pueden participar en comportamientos destructivos y repetitivos en un intento de calmar su propia ansiedad.

Si bien muchos perros canalizan este estrés en comportamientos destructivos en su entorno, pueden cambiar su ansiedad hacia adentro si están confinados a una jaula. Para algunos perros, el estrés puede manifestarse en un comportamiento de masticación de la cola.

Los perros que no se ejercitan con frecuencia, no se involucran en actividades estimulantes mentales o no experimentan el juego interactivo tienen más probabilidades de mostrar estrés debido a los comportamientos relacionados con la ansiedad, como masticar la cola. Para algunos perros, masticar su cola puede ser un intento de llamar la atención de sus dueños.

Infestaciones parasitarias

La mordedura de cola en perros, puede suceder en reacción a una infestación parasitaria. Las pulgas y las garrapatas son una aflicción común para los perros, especialmente durante los meses más cálidos de primavera y verano.

Muchos dueños de perros están familiarizados con la forma en que muchos perros reaccionan al recibir una picadura de pulga o una garrapata, rascarán, lamerán o masticarán en el lugar para intentar consolarse y librarse del parásito.

Muchos dueños harán que tu perro tome un medicamento oral, un baño medicado o use un collar medicado para evitar que se infecten con pulgas o garrapatas.

Sin embargo, algunos perros son alérgicos a la saliva en las picaduras de pulgas o garrapatas, lo que los hace mucho más afectados por una pulga o picadura de garrapata. Muchos perros con alergias a las pulgas no son diagnosticados y mastican y muerden en el lugar de la reacción alérgica para tratar de encontrar alivio.

Además, si un perro sufre una tenia, puede causar malestar físico en el área alrededor del ano que hará que el perro intente roer o morder su cola para librarse del malestar.

Puntos calientes

Un punto caliente se desarrolla en la superficie del cuerpo de un perro cuando se rasca, mastica o muerde repetidamente en un área de la piel hasta que se crea una herida abierta. Los puntos calientes a menudo se forman en ambientes donde hay humedad y calor.

Debido a que a menudo se desarrollan en condiciones cálidas y húmedas, los perros son susceptibles a desarrollar infecciones secundarias cuando las bacterias se introducen en la herida antes de que pueda ser tratada adecuadamente. Los puntos calientes en los perros son generalmente reconocibles por el pelo enmarañado, la falta de pelo, la presencia de sangre o pus, la presencia de costras o la piel roja e irritada.

Si tu perro se está mordiendo la cola con frecuencia, es posible que hayan formado un punto caliente que está creando un ciclo recíproco de masticación mientras tu perro intenta consolarse.

Glándulas anales impactadas

La mordedura de cola en perros, también puede evidenciarse debido a una glándula anal impactada. Para un perro, sus glándulas anales son extremadamente importantes para su salud y como una herramienta social que les permite conocer a otros perros y permitir que otros perros los conozcan.

Los seres humanos tradicionalmente se dan la mano cuando se encuentran, pero un perro secretará un fluido de sus glándulas anales que otros perros olerán cuando se encuentren. Esta es la razón por la cual los perros se olerán los extremos traseros cuando se encuentren.

Además de morderse la cola, otras señales de que tu perro puede haber impactado las glándulas anales incluyen estreñimiento (dificultad para defecar), un olor fétido que emite por la parte posterior o patinaje (ponerse en una posición sentada y arrastrar su trasero por el suelo). Si las glándulas anales se ven gravemente afectadas, el perro puede comenzar a tener pus o sangre en las heces.

Lesión

Algunos perros pueden lesionar su trasero y no alertar a su dueño. Si tu perro se lesionó los cuartos traseros, puede comenzar a masticar o morder el área afectada para llamar la atención sobre su lesión. Un ejemplo de una lesión que a veces puede pasar desapercibida es si un perro se fractura el coxis.

Aburrimiento

Al igual que los seres humanos, algunos perros desarrollan hábitos inusuales que exhiben cuando están aburridos. Muchos seres humanos se morderán las uñas cuando estén aburridos, sacudirán sus pies o jugarán con su cabello. Para un perro, estas reacciones al aburrimiento pueden manifestarse de manera diferente.

Algunos perros pueden morder o masticar obsesivamente su cola cuando están aburridos, un comportamiento que imita lo que los seres humanos conocen como trastorno obsesivo-compulsivo. Esto puede ser perjudicial con el tiempo y algunos perros pueden lesionarse a sí mismos al morder su propia piel.

Desequilibrios hormonales

En algunos perros, un desequilibrio hormonal puede llevarlos a morderse la cola. Si el cuerpo del perro no genera suficiente hormona tiroidea de forma natural o si produce una cantidad excesiva de cortisol, el perro corre un mayor riesgo de desarrollar infecciones superficiales de la piel. Algunos perros pueden desarrollar manchas de calvicie en el área afectada y morderán y masticarán el área afectada para aliviar su malestar.

Determine la solución correcta para la mordedura de cola en perros

Una vez que haya identificado la razón por la que tu perro se está mordiendo la cola, el siguiente paso es determinar la solución correcta para corregir su comportamiento o tratar el problema subyacente. Encontrar la solución correcta diferirá caso por caso, especialmente porque hay una gran variedad de razones por las cuales un perro puede estar mordiendo la cola.

Es importante que trabaje en coordinación con su veterinario para asegurarse de que ha determinado la fuente del comportamiento y que está tomando las medidas adecuadas para tratar el problema. A continuación, se incluyen algunos planes de tratamiento posibles que pueden implementarse para ayudarlo a evitar que tu perro se muerda la cola.

Cambio de comida

Si tu perro se está mordiendo la cola debido a las alergias a los alimentos, la solución es determinar qué alimentos están provocando la reacción alérgica y luego eliminarlos de la dieta de tu perro. Su veterinario puede hacer una prueba de sensibilidad o alergia a los alimentos o determinar la fuente de la reacción alérgica y puede recomendar una dieta especial basada en los resultados.

Muchos dueños de mascotas se sorprenden de lo rápido que cambia el comportamiento y la piel de tu perro cuando cambian a una dieta que no provoca ninguna reacción alérgica.

Eliminando los parásitos

Si tu perro se está mordiendo la cola debido a los parásitos, es vital que trate la infestación. Hay una multitud de tratamientos para pulgas y garrapatas disponibles que puede probar según la recomendación de su veterinario.

Si el comportamiento de mordedura de la cola en perros es una reacción a las pulgas, es importante que lave toda la ropa de cama de tu perro, limpie su casa y sus muebles, y mantenga un tratamiento programado para evitar la reinfestación. Si tiene otros animales en la casa con un perro infestado de pulgas, también deberán ser tratados por tener pulgas.

Utilizando medicación

Para una serie de condiciones subyacentes diferentes, su veterinario puede recomendar el uso de medicamentos para tratar el problema. Si su perro sufre de piel seca y escamosa que le causa picazón, es posible que necesite un tratamiento tópico o un medicamento oral para ayudar a que su piel vuelva a la normalidad.

Si tu perro sufre de un punto caliente, es posible que necesite una solución tópica para ayudar a aliviar la picazón y un antibiótico para prevenir la infección en el punto caliente. En el caso de que tu perro sufra de una respuesta alérgica o una infección de la piel, es posible que necesiten antibióticos, esteroides o productos contra la picazón para ayudarlos a darles el alivio que necesitan para dejar de morderse la cola.

Corrigiendo y previniendo el comportamiento

Si tu perro muestra un comportamiento compulsivo, como morder la cola, es importante que intervenga y tome medidas de conciencia para evitar que muestren este comportamiento. Esto puede significar usar un aerosol amargo para evitar que se muerdan la cola o colocarlos en un collar que no les permita morder en lugares calientes o con picazón en la cola.

Es vital que use la repetición para decirle a tu perro “No” o “Dejarlo” cuando están exhibiendo un comportamiento que debe detenerse. Puede usar refuerzo positivo para alentarlos a que no se muerdan la cola, por ejemplo, si se detienen en sus órdenes, puede darles su juguete favorito como recompensa.

Tratar con el aburrimiento o la ansiedad

Algunos perros pueden actuar porque están aburridos o ansiosos. En estos casos, es importante asegurarte de que tu perro reciba suficiente ejercicio, estimulación mental y afecto. Los comportamientos destructivos a menudo disminuyen cuando se satisfacen todas las necesidades de tu perro.

Además, también es importante entrenar a tu perro para que dirija su masticación o mordedura a un lugar donde esté permitido, como morder juguetes o masticar huesos en lugar de su cola.

Implementando la solución a la mordedura de cola en perros

Mientras que tratar la angustiante mordedura de cola en perros puede no ser igual de fácil o el mismo mecanismo para todos los perros, todas las soluciones deben implementarse de manera consistente para que sean efectivos. Si tu perro se está mordiendo la cola por aburrimiento, tendrá que trabajar con su perro para encontrar la solución adecuada para mantenerlos estimulados mental y físicamente. No importa qué solución uses con tu perro, asegúrate de seguir hasta que se corrija el comportamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here