Moco En Las Heces De Los Perros, Síntomas, Causas, Prevención

366

Hay mucho que se puede detectar sobre la salud de tu perro a través de sus heces. Como dueño de una mascota, lo más probable es que se haya acostumbrado a lo que se considera normal para tu perro. Es importante saber esto porque cuando hay un cambio en esto, puede ser un indicador de que tu perro no se siente bien. Es posible que no experimente ningún otro síntoma obvio de inmediato, pero si hay sangre o moco en las heces de los perros, es una buena idea ponerse en contacto con su veterinario para un chequeo.

Este tipo de síntoma es uno lo suficientemente importante como para hacer una cita especial con su clínica veterinaria, en lugar de esperar hasta la próxima cita de tu perro. Observa otros cambios en la apariencia física o el comportamiento que puedan indicar que tu perro no se siente bien. Observa los movimientos irregulares del intestino y cualquier posible alergia a los alimentos que pueda provocar una infección bacteriana en el tracto digestivo.

Los síntomas del moco en las heces de los perros

Aunque el moco es un síntoma en sí mismo, hay otros síntomas que tu perro puede experimentar cuando aparece. Estos incluyen dolor o sensibilidad abdominal, diarrea, falta de apetito, deshidratación y / o vómitos en los perros.

Cuando se producen estos síntomas, muestra que el cuerpo de tu perro está rechazando lo que está sucediendo en el interior. Ya sea una infección, parásitos o un virus, hay algo extraño que no está de acuerdo con las funciones corporales de tu perro.

Si tu perro suele ser juguetón, corre y salta, pero nota que camina lentamente y no quiere relacionarse con los demás, eso es un síntoma de que se siente enfermo. Si tu perro no ha comido su plato completo de comida o bebió su plato de agua durante todo el día, eso también es una señal de que las cosas pueden estar mal.

Debido a que los perros no pueden comunicarse contigo a través de las palabras, es aún más importante que preste atención a su comportamiento. Incluso si hay momentos en que tu perro parece estar actuando o siendo más agresivo, podría significar que tiene dolor o malestar.

Puedes hacer un seguimiento de sus síntomas y con qué frecuencia están sucediendo. Presenta este informe completo al veterinario cuando haga la cita. Al realizar una evaluación completa y recopilar su información, él o ella puede diagnosticar el problema con mayor precisión.

Causas del moco en las heces de los perros

El moco en las heces de los perros puede ser el resultado de una serie de afecciones que van desde la sobrecarga de toxinas hasta los parásitos y enfermedades como trastornos autoinmunes o cáncer.

Antes de pensar lo peor, sepa que el moco que se encuentra en las heces no es el problema en sí, sino que la forma en que el cuerpo le muestra algo está mal. Dado que las mascotas no pueden comunicarnos su dolor a través de las palabras, estos síntomas ayudan a detectar cuándo tu perro se siente enfermo.

Es probable que su veterinario quiera que recoja una muestra de heces para llevar a la evaluación veterinaria. También es mejor anotar cualquier información útil que pueda ser relevante para los síntomas de tu perro.

Por ejemplo, ¿tu perro recientemente hurgó en la basura y comió algo que no debería? Comer basura puede causar una infección bacteriana en el tracto digestivo que puede provocar heces con sangre o exceso de mucosidad en las heces.

Si bien su veterinario hará un diagnóstico oficial, podría ser que tu perro esté experimentando una intoxicación alimentaria como resultado de la sangre en las heces o la producción de moco. Aunque grave, puede diagnosticarse y remediarse más rápidamente que otras afecciones médicas como el cáncer.

El moco en las heces de los perros podría ser el resultado de algo podrido que accidentalmente comió. Sin embargo, si tu perro también está vomitando, experimentando letargo o se ha vuelto más agresivo últimamente, todos estos podrían ser indicadores de que tiene un dolor profundo e incomodidad debido a algo más serio.

Si tu perro presenta síntomas múltiples, el veterinario puede decidir realizar varias pruebas después de una evaluación completa. El análisis de sangre y los rayos X pueden crear una visión más completa de la salud actual de tu perro y cuál podría ser la causa principal de sus síntomas.

El rango de causas varía ampliamente, por lo que el diagnóstico de tu perro debe provenir de su veterinario para que sepa qué tipo de plan de tratamiento debe comenzar. Incluso si la enfermedad de tu perro es temporal, es mejor que le hagan un chequeo o reciba el consejo de su veterinario para saber cómo proceder.

Un caso de intoxicación alimentaria no necesariamente requiere un viaje a la clínica veterinaria, sino alimentos suaves y mucha agua para mantener a tu perro hidratado. Dependerá de su veterinario decidir la mejor ruta de atención.

Diagnóstico del moco en las heces de los perros

Hay ocasiones en que su veterinario no podrá determinar qué está causando el moco en las heces de los perros solo con un examen físico. Por lo general, es la muestra de heces de perro en sí misma la que puede proporcionar más respuestas.

Si tu perro tiene parásitos intestinales, estos solo serán visibles a través de una mirada microscópica a la muestra. Los parásitos pueden transmitirse entre mascotas y pueden encontrarse en fuentes de agua contaminadas. Se desarrollan dentro del tracto intestinal de tu perro y se alimentan de su sangre.

Dependiendo del tipo de parásito que sea, puede vivir dentro del intestino durante varios años sin ser detectado. Lo que significa que tu perro podría experimentar síntomas de forma intermitente dependiendo de cómo lo afecten los parásitos.

Un veterinario puede prescribir medicamentos para deshacerse del parásito, que luego eliminaría la mucosidad en las heces y otros síntomas asociados. Sin embargo, existen diferentes tratamientos según el caso específico de su perro y su historial de salud. Lo que puede funcionar para un perro puede no ser la mejor ruta de cuidado para el suyo.

Es por eso que es importante tener en cuenta una evaluación completa y un historial médico completo antes de prescribir cualquier tratamiento.

El moco en las heces de los perros, también puede ser un síntoma de una afección médica más grave como la inflamación, el síndrome del intestino irritable  (SII) o el cáncer. Cada uno de ellos viene con su propio tratamiento dependiendo de la salud actual de tu perro y la gravedad de la enfermedad.

El moco en las heces de los perros, no es un síntoma que necesariamente desaparecerá por sí solo, especialmente en estas situaciones más serias. Si el síntoma continúa por más de un día o aumenta, contacte a su veterinario de inmediato si aún no lo ha hecho.

Tratamiento para el moco en las heces de los perros

No existe un tratamiento que cubra todas las afecciones que involucran moco en las heces de los perros como síntoma. Depende de qué otros síntomas esté experimentando tu perro. El tratamiento también depende de la historia actual de tu mascota, su edad, raza y medicamentos actuales. Todo esto juega un papel en un plan de tratamiento completo.

La medicación se prescribe comúnmente para problemas con parásitos, infecciones o virus. Si tu perro sufre de deshidratación o falta de nutrición, puede recibir alimentos o líquidos por vía intravenosa. Algunas condiciones pueden requerir cirugía y otras pueden incluir un tratamiento que aborde la mejora de la calidad de vida de tu perro, en lugar de poder proporcionar una cura para la enfermedad en cuestión.

Si tu perro tiene moco debido a una condición de corta duración, su veterinario puede recomendar un cambio en la dieta o el plan de ejercicios de tu perro. Cuanto más sano esté tu perro, más fuerte será su inmunidad para ayudar a combatir enfermedades e infecciones.

¿Tu perro sigue una dieta regular de alimentos integrales u orgánicos? O, ¿su alimento para perros tiene varios aditivos u otros químicos? ¿Lleva a tu perro a pasear con regularidad o apenas sale a hacer ejercicio?

Consulta el régimen dietético actual de tu perro. Si tiene un estómago sensible, alterar su dieta podría ser especialmente valioso para su salud futura. Pero incluso si no suele tener problemas digestivos o estomacales, la comida que come juega un papel importante en su bienestar general.

Preguntas frecuentes

¿Qué se considera una muestra de heces sanas?

Es más fácil definir lo que no se considera una muestra de heces sanas. Si la caca de tu perro es dura o parece que está tenso, puede ser un problema asociado con su dieta o sistema digestivo. Lo mismo se puede decir si la caca de tu perro es más acuosa de lo normal o si ha agregado moco o sangre. Anormalidades como estas merecen una llamada a la oficina de veterinaria.

¿Cómo sé cuándo llamar al veterinario?

La primera vez que note mucosidad en la caca de tu perro, puede ser alarmante. Considere qué otros síntomas, si los hay, está experimentando. Además, tenga en cuenta la frecuencia con la que su perro ha exhibido moco con sangre en los movimientos intestinales.

Si tiene alguna pregunta, no está de más ponerse en contacto con su veterinario para obtener respuestas. Proporcione toda la información que pueda sobre los síntomas de tu perro y su veterinario puede decidir con usted si es mejor traer a tu perro.

Si encuentro producción de moco en la caca de mi perro, ¿necesitará medicamentos?

No necesariamente. Dependiendo de lo que el síntoma es indicativo, la enfermedad de tu perro puede ser temporal y sus síntomas pueden disminuir. Su veterinario puede darle un diagnóstico y un plan de tratamiento después de proporcionar una evaluación completa y las pruebas necesarias.

¿Qué es peor? ¿Heces con sangre o mucosidad en la caca de mi perro?

No es raro que tanto el moco como la sangre en las heces aparezcan juntas. Si bien no se considera más grave que el otro, cada uno podría ser un indicador de cosas diferentes. Una vez más, la precisión de los detalles que le proporciona a su veterinario es importante para crear una imagen lo más clara posible de la situación.

¿Hay otros síntomas comunes asociados con la mucosidad en la caca de un perro?

A veces, la diarrea ocurre al mismo tiempo, lo que puede provocar deshidratación en tu perro. Esto puede hacer que tu perro se vuelva más letárgico. Sin embargo, incluso un síntoma singular es una razón para estar al tanto del cambio de salud de tu perro. Algo que parezca menor puede ser un indicador de un problema más grande y es mejor abordarlo más pronto que tarde.

Cuidando a una mascota enferma

Cuando tu mascota se siente enferma, puede ser difícil saber que realmente no puede detectar el nivel de dolor o malestar en el que se encuentra. Puede crear un ambiente cómodo para él hasta que pueda ver al veterinario para recibir tratamiento. Siga las recomendaciones del veterinario para el cuidado para que tu perro pueda tener la mejor calidad de vida.

Ya sea una enfermedad a corto o largo plazo que tu mascota esté sufriendo, no es divertido para ninguno de los dos. Lo mejor que puedes hacer es mantener a tu mascota lo más saludable y cómoda posible. A veces, el tratamiento del moco en las heces de los perros o la sangre en las heces, implica mejorar la calidad de vida de tu perro, mientras que en otros casos, el veterinario puede remediar la situación por completo.

A medida que tu mascota crezca, será más fácil detectar cuándo algo está mal. Conocerás sus patrones de comportamiento y estarás familiarizado con la vida cotidiana. Cualquier interrupción en su rutina debe ser perceptible y sabrá cuándo es necesario preocuparse.

Independientemente de las necesidades especiales o la atención que tu perro pueda necesitar, asegúrese de comunicárselas a todas las personas que cuidan a su perro. Esto incluye la actualización de los registros médicos donde está internado o va a la guardería.

Incluye tener su rutina actual disponible para amigos o familiares que pueden cuidar temporalmente de tu mascota. Hay herramientas preventivas y precauciones que puede poner en práctica, pero estar preparado para cualquier cosa es realmente lo que se trata al cuidar una mascota.

Mantener la salud de tu perro

En muchos casos, cuando aparece moco en las heces de los perros, las condiciones que la causan son tratables y temporales. Cuando tu perro llega a una fase de recuperación, es importante mantener su hidratación y su ingesta nutricional. También es una buena idea tomárselo con calma durante unos días más, ya que las enfermedades pueden afectar su energía.

Haga lo que pueda para eliminar los posibles riesgos o toxinas de la vida cotidiana de tu perro. Las toxinas que se encuentran en los alimentos, productos de limpieza, contaminación y otros artículos cotidianos pueden causar estragos en el sistema digestivo de tu perro y en la producción de hígado. Al mantener estos órganos funcionando bien, ayudará a combatir ciertas enfermedades o enfermedades.

Este es un cambio saludable para tu perro, pero también puede ser una buena transición para ti. Haga un seguimiento de cualquiera de las recomendaciones de su veterinario e informe cualquier cambio durante la recuperación de tu perro o en el próximo chequeo de tu perro.

La combinación de tener más conocimiento sobre lo que ciertos síntomas podrían significar para tu perro, ser proactivo con su atención médica y mantener una relación cercana con el veterinario, le permite a tu perro llevar un buen camino con hábitos saludables para toda la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here