Miositis En Perros, Qué Es, Causas, Síntomas, Signos, Diagnósticos Y Tratamiento

1226

La miositis es una condición en la que los músculos esqueléticos se dañan por un proceso inflamatorio no infeccioso dominado por la infiltración linfocítica que puede ocurrir en los perros. Los signos de miositis son generalmente de inicio repentino.

¿Qué es la miositis?

Hay varios tipos de miositis, cada uno con diferentes causas que van desde la herencia hasta una respuesta inmunitaria. Tal es el caso de la miositis masticatoria, causada por anticuerpos dirigidos a atacar los músculos masticatorios solamente.

Al igual que con muchos tipos de miositis, sin un tratamiento temprano y agresivo, la pérdida muscular puede causar atrofia grave y disfunción muscular. Esto puede dar lugar a condiciones como la ceguera, la incapacidad para comer y la incapacidad para caminar.

La inflamación puede convertirse en cáncer con el tiempo, y pueden ocurrir lesiones que involucran hinchazón, hemorragia, atrofia y fibrosis. La miositis se refiere a un grupo de enfermedades que comparten una inflamación del tejido muscular.

Esta afección puede afectar a un solo músculo, o a un grupo completo de músculos, como los músculos masticatorios y los músculos de los ojos, y puede causar síntomas debilitantes.

Lo que hay que vigilar

  • Los signos de miositis en los perros pueden incluir:
  • Marcha rígida
  • Hinchazón muscular o atrofia (encogimiento)
  • Dolor muscular
  • Debilidad
  • Intolerancia al ejercicio (se cansa fácilmente)
  • Dificultad para tragar
  • Regurgitación, que es la evacuación sin esfuerzo de líquido, moco y alimentos no digeridos del esófago

Síntomas de la miositis en perros

Los síntomas de la miositis pueden variar mucho y dependen de los grupos musculares afectados.

Miositis Masticatoria

  • Dificultad para mover la mandíbula Incapacidad para abrir la boca
  • Hinchazón de la mandíbula
  • Pérdida de músculos.
  • Ojos hundidos
  • Dolor en la mandíbula
  • Problemas para comer y beber.
  • Atrofia muscular
  • Fijación de la mandíbula
  • Anorexia Pérdida de peso
  • Ceguera

Miositis extraocular

  • Protuberancia del globo ocular
  • Hinchazón alrededor de los ojos
  • Problemas de visión
  • Ceguera

Polimiositis

  • Caminar rígido
  • Dolor muscular
  • Debilidad muscular
  • Hinchazón en los músculos
  • Pérdida de músculo
  • Dificultad para tragar
  • Regurgitación
  • Problemas respiratorios

Dermatomiositis

  • Lesiones de la piel
  • Atrofia muscular
  • Dolor muscular
  • Trastornos de la marcha
  • Lesiones en pies, orejas, cara y cola.

Tipos de miositis

Existen diferentes tipos de miositis en los perros, y cada uno está asociado con un grupo muscular específico.

  • Miositis de los músculos de la masticación: afecta los músculos que se encuentran en los lados y la parte superior de la cabeza que se utilizan para masticar. Existe una destrucción progresiva de estos músculos que finalmente conduce a una fijación de la mandíbula y se cree que está inmunomediada.

Este tipo de miositis se divide aún más en miositis eosinofílica, que a menudo afecta a pastores alemanes, labradores y perdigueros de oro, y Doberman Pinscher, y miositis atrófica que afecta principalmente a razas de nariz larga.

  • Miositis del músculo extraocular: afecta a los músculos involucrados en el movimiento del globo ocular.
  • Polimiositis: describe una miositis general. Se cree que es causada por un organismo infeccioso, a veces Ehrlichia canis, una bacteria que a menudo se contrae de una garrapata de ciervo parda. Las lesiones se encuentran en el esófago, los músculos de las extremidades anteriores y los músculos masticatorios.
  • Dermatomiositis: se considera una enfermedad hereditaria que afecta a los perros pastor de Shetland, a los perros de ganado australianos y a otras razas con recubrimiento rugoso. Las lesiones cutáneas se desarrollan junto con la atrofia muscular.

Causas de la miositis en perros

Hay muchas condiciones que pueden causar esta inusual enfermedad. Éstos incluyen:

También te recomiendo leer...

Urticaria
Disfunción Cognitiva
Alergia A Las Pulgas

  • Infección parasitaria, como la del parásito Toxoplasma gondii
  • Infección bacteriana, como la de Ehrlichia canis
  • Infección viral Respuesta inmune mediada causando un ataque contra el músculo.
  • Lupus eritematoso sistémico
  • Reacción de drogas o toxinas, como las penicilaminas.
  • Cáncer
  • Disposición genética
  • Trauma

Diagnóstico de miositis en perros

Para llegar a un diagnóstico, se realiza un examen físico, neurológico y oral completo, dependiendo de los músculos que parecen estar afectados. Relacione cualquier historia o evidencia de trauma, ya que a menudo puede ser una causa de esta extraña enfermedad.

Una muestra de tejido muscular generalmente se examina para buscar células inflamatorias, un indicador de esta enfermedad.

La miositis muscular masticatoria se puede diagnosticar directamente a través de un análisis de sangre que mide el nivel de anticuerpos, una prueba de anticuerpos 2M y una electromiografía, que puede resaltar cualquier actividad eléctrica anormal en los músculos afectados.

Se pueden realizar otras pruebas para descartar infecciones o cáncer, a saber, análisis de sangre y radiografías y ecografías del tórax y el abdomen.

Tratamiento de la miositis en perros

Una vez que se alcanza un diagnóstico positivo de miositis, el tratamiento intenta contrarrestar la actividad del sistema inmunitario contra los músculos mediante el uso de medicamentos inmunosupresores para que el sistema vuelva a la normalidad.

Se pueden recetar altas dosis de esteroides, como prednisolona, ​​así como inmunomoduladores como ciclosporina, ciclofosfamida, citarabina, azatioprina o micofenolato. Cuando se controla la enfermedad de manera satisfactoria, las dosis disminuyen lentamente con la esperanza de que no haya una recaída.

El objetivo es eliminar todos los medicamentos, pero generalmente se necesita una dosis baja de medicamento para evitar que los síntomas regresen. Los efectos secundarios de los medicamentos inmunosupresores pueden incluir un mayor riesgo de infección, vómitos, diarrea, anorexia, enfermedad hepática, supresión de la médula ósea y pancreatitis.

Los corticosteroides pueden hacer que los músculos se atrofien, incluso si el perro está mejorando, y es posible que no se le recete si eso es motivo de preocupación. Si la causa subyacente de la referida enfermedad se descubre y se trata con éxito, los medicamentos pueden retirarse por completo.

Si se encuentra que el cáncer o la infección son la causa de la miositis, la terapia está dirigida a tratar estas afecciones. El tratamiento para la toxoplasmosis incluye antibióticos orales y medicamentos antiprotozoarios durante varias semanas.

Recuperación de la miositis

La recuperación de esta enfermedad  puede tomar muchas semanas para ver signos de recuperación, pero el pronóstico es justo. Los perros con miositis muscular masticatoria pueden tener ataques severos durante 3 semanas que desaparecen durante semanas o años, y pueden controlarse con corticosteroides.

Es posible que también le receten medicamentos para otros tipos de esta enfermedad para administrar a tu perro en casa. Durante el tratamiento, su veterinario deberá controlar el progreso de tu perro y asegurarse de que no haya efectos secundarios no deseados. Asegúrese de notificar a su veterinario si observa algún signo de estos.

Cuidados en el hogar

Administra todos los medicamentos y la dieta como lo indique su veterinario. Si se nota algún cambio en la condición de tu perro, notifique a su veterinario. En particular, si se observa tos o dificultad para respirar, contacte a su veterinario de inmediato, ya que esto puede indicar una neumonía por aspiración secundaria a un esófago que no funciona correctamente.

La terapia de por vida puede ser necesaria en estos pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here