Insuficiencia Hepática En Perros: Una Guía Útil Para Los Dueños

359

La enfermedad hepática y la insuficiencia hepática en perros tienen signos similares, pero la insuficiencia hepática se produce cuando la enfermedad hepática se encuentra en una fase aguda. Debido a que el hígado está destinado a limpiar y desintoxicar la sangre, cuando el órgano no funciona correctamente, puede causar varios problemas sistémicos con la digestión y el metabolismo.

La insuficiencia hepática aguda en perros puede ser el resultado de envenenamiento, infección u otro tipo de enfermedad relacionada con el hígado. La inflamación crónica  en perros puede causar daño al hígado con el tiempo. Este espectro de causas de insuficiencia hepática significa que puede ocurrir en cualquier etapa de la vida. A veces, los síntomas no se detectan hasta que se alcanza una etapa más progresiva. Aunque el hígado puede regenerarse y crear células nuevas y saludables, cuando hay demasiado tejido muerto, puede causar cicatrices.

Si bien la insuficiencia hepática no se puede curar o revertir, a menudo se recetan medicamentos para ayudar a los perros a tratar el dolor u otros síntomas. Un cambio en la dieta también puede aliviar el estrés en el hígado y reducir la aparición de síntomas. Si su perro tiene síntomas de insuficiencia hepática, hable con su veterinario sobre las opciones de tratamiento. Querrás que tu perro esté lo más cómodo y sin dolor posible.

Esta guía describirá los síntomas de insuficiencia hepática en perros y también discutirá las causas, el diagnóstico y el tratamiento. La insuficiencia hepática no es necesariamente una condición para la que pueda prepararse, pero puede buscar signos que ayuden a abordar el problema tan pronto como se detecte. Cuanta más información pueda obtener sobre la salud de su mascota, mejor equipada se sentirá cuidando de él.

Síntomas de insuficiencia hepática en perros

Cuando su perro muestra signos de enfermedad hepática o insuficiencia hepática, es importante concertar una cita con su veterinario de inmediato. El tratamiento limitado o retrasado puede afectar otros órganos importantes, como el cerebro. La insuficiencia hepática requiere tratamiento inmediato para ayudar a preservar la calidad de vida de su perro.

Los síntomas incluyen vómitos, pérdida de apetito y pérdida de peso. Si su perro vomita con frecuencia o tiene heces con sangre u orina, generalmente se requiere un viaje de emergencia al veterinario. Además, si su mascota parece desorientada o ha desarrollado un comportamiento agresivo, esto también podría ser un síntoma de problemas con el hígado.

Cualquiera de estos síntomas puede aparecer aparentemente de la nada y desarrollarse rápidamente. Como los perros no pueden comunicarse a través de las palabras, debes ser más consciente de sus acciones y comportamientos para detectar cuándo hay un problema. En estas circunstancias, es mejor que revisen a su perro más temprano que tarde. En algunos casos, la enfermedad hepática puede comenzar lentamente y convertirse en insuficiencia hepática si no se trata adecuadamente.

Estos síntomas también podrían ser indicadores de otros problemas además o en lugar de insuficiencia hepática. Hablar con un veterinario lo ayudará a recibir un diagnóstico más preciso, por lo que el tratamiento que sigue será efectivo para la enfermedad que tiene su perro. Por ejemplo, aunque el vómito es una reacción severa a algo que no está de acuerdo con su perro, no significa automáticamente insuficiencia hepática.

Deberá seguir los síntomas de su perro y anotar cualquier información contextual sobre los cambios en la presencia física o el comportamiento de su perro hasta los síntomas. Cuantos más detalles pueda proporcionar en el momento de la evaluación veterinaria de su perro, más útil será.

Causas de insuficiencia hepática en perros

Las causas inmediatas de la insuficiencia hepática son las más comúnmente asociadas con la intoxicación accidental de su perro por anticongelantes, herbicidas, insecticidas o alcohol. Algunos tipos de moho y algas también pueden causar infecciones que posteriormente podrían provocar insuficiencia hepática.

Ciertas razas como West Highland White TerriersCocker Spaniels y Doberman Pinschers son propensas a la enfermedad endocrina que puede conducir a la insuficiencia hepática. La enfermedad de Cushing y la diabetes también son más comunes en West Highland White Terriers, lo que puede ocasionar quistes en el hígado. Consulte con su veterinario sobre las enfermedades a las que la raza de su perro está predispuesta.

Las causas se encuentran en un amplio espectro de severidad, lo que significa que la falla hepática puede ocurrir en cualquier perro en cualquier momento. La prevención puede ayudar a mantener las toxinas limitadas para su perro, lo que ayudará a mantener la salud general de su mascota.

Diagnóstico de insuficiencia hepática en perros

Cuando llevas a tu perro a ver al veterinario, es mejor si mantienes un registro de los síntomas y el tiempo de tu perro. Por ejemplo, si su perro ha experimentado una disminución del apetito, ¿cuándo comenzó? ¿Cuándo comiste por última vez el perro y cuánto comió? Si ha estado vomitando con mayor frecuencia, ¿con qué frecuencia ocurre por día? Estos detalles ayudarán a darle a su veterinario una imagen más completa de cómo planificar el tratamiento para su perro.

Los signos y síntomas de la insuficiencia hepática pueden ser obvios en su perro, pero su veterinario realizará análisis de sangre y tomará muestras de orina para evaluar el nivel de insuficiencia hepática que su perro está experimentando. En este momento, el médico de su perro también puede controlar los desequilibrios hormonales, las enfermedades infecciosas y cualquier signo de intoxicación.

Es importante que el historial médico de su perro esté actualizado con las afecciones que su perro padece actualmente, así como un historial de medicamentos y alergias a los medicamentos. A través de un registro médico preciso, el veterinario también sabrá qué vacunas ha recibido su perro y cualquier anomalía o problema con diferentes medicamentos o suplementos experimentados anteriormente.

Una vez que su perro ha sido diagnosticado oficialmente, puede haber más de una condición médica que aplique. Y, según la etapa de insuficiencia hepática en la que se encuentre su perro, el veterinario recomendará un plan de tratamiento para ayudar a minimizar los síntomas, aliviar el dolor y brindar a su perro la mejor calidad de vida posible.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Tratamiento de la insuficiencia hepática en perros

Cuando su perro está experimentando insuficiencia hepática, hay una acumulación de toxinas que deben eliminarse rápidamente. El veterinario puede programar un enema o diurético para limpiar el sistema más rápidamente. O bien, si su perro no ha podido comer como parte de los síntomas de insuficiencia hepática, es posible que necesite líquidos y nutrientes por vía intravenosa. Cuando los síntomas han comenzado a estabilizarse, la próxima fase del tratamiento probablemente incluirá tratar la afección.

Los medicamentos, como antibióticos o medicamentos antimicóticos, pueden ser la respuesta para aliviar infecciones virales, bacterianas o fúngicas.

El tipo de tratamiento prescrito se basará en la salud general y la condición actual de su perro. El tratamiento puede afectar su cuerpo, además de sufrir insuficiencia hepática. Además, existen ciertos riesgos asociados con la cirugía o la medicación a largo plazo como soluciones de tratamiento.

Su veterinario analizará todas las opciones de tratamiento para su mascota y le dará la calidad de vida proyectada asociada con el tratamiento y el calendario de recuperación. Exprese sus inquietudes y siéntase libre de hacer preguntas sobre cada paso del proceso. Cuando su perro esté lidiando con insuficiencia hepática, querrá mantenerlo lo más cómodo posible, pero también hará todo lo posible para ayudar a mejorar su salud.

Perros con insuficiencia hepática

Un diagnóstico de insuficiencia hepática requiere un cambio en el estilo de vida de su mascota. Significa desintoxicar la casa tanto como sea posible y proporcionarle a su mascota agua limpia tanto como sea posible. Cuanto más pueda ayudar a su perro a mantener su hígado limpio, más podrá mantener a raya los síntomas.

Cuando reciba el diagnóstico de su veterinario, él o ella también le recomendarán la frecuencia de chequeos que su perro necesitará para controlar su medicamento y ver si es necesario realizar algún cambio. En algunos casos, la condición de su perro es tratable y su recuperación puede significar una vida útil prolongada. Pero en otros casos, la condición es más extrema y el objetivo puede ser mantener a su perro lo más cómodo posible durante el mayor tiempo posible.

Es un buen momento para hacer una evaluación completa de las toxinas diarias que podrían estar afectando la vida diaria de su mascota. Al eliminar tantas toxinas como sea posible, a través de alimentos, productos de limpieza, contaminación, moho y más, es bueno para su perro, pero en última instancia, también es bueno para su salud.

Previniendo la insuficiencia hepática canina

Sería bueno si hubiera alguna solución mágica que evitaría que su perro se enferme. Desafortunadamente, esa no es la realidad. Pero hay medidas de precaución que puede tomar para ayudar a reducir las posibilidades de enfermedad hepática o insuficiencia hepática en su perro.

Como propietario de una mascota, querrás mantener todos los materiales tóxicos fuera del alcance de tu perro. Esto incluye anticongelante derramado, trampas de pesticidas y otros productos de limpieza que son perjudiciales para su mascota. Es difícil vigilar a su mascota cada hora del día, todos los días de la semana. Haga un barrido por su casa para deshacerse de estos tipos comunes de toxinas o tómese el tiempo para ponerlos fuera del alcance de su perro que puede estar demasiado tentado.

Abstenerse de dar a su mascota medicamentos de venta sin receta sin antes consultar a su veterinario. Dependiendo de la raza de su mascota y su historial de salud pasado, los medicamentos aparentemente inofensivos para aliviar el dolor pueden causar más daño de los órganos internos de su mascota de lo previsto.

Mantenga un registro de la ingesta de agua de su perro. Manténgalo alejado de fuentes de agua estancada que podrían engendrar algas o moho que pueden causar la propagación de infecciones en su cuerpo. Refresque sus platos de agua diariamente, especialmente si tiene uno afuera, que puede ser más susceptible a materiales extraños.

Además, tenga en cuenta los tipos de alimentos que le da a su mascota y que otros alimentan a su mascota también. Haga que sea una regla en su hogar, especialmente si hay niños pequeños, que los restos de comida no se entregan automáticamente a su perro. Alimentos procesados, alimentos grasos y alimentos o bebidas que tienen cafeína o alcohol pueden ser especialmente perjudiciales para su mascota. Esto debe tenerse en cuenta cuando hay invitados en el hogar también. No todas las personas pueden comprender las necesidades especiales de su perro y, sin darse cuenta, pueden darle a su mascota algo que, en última instancia, es dañino para su hígado o algo peor.

Un perro se convierte rápidamente en otro miembro de la familia y su atención médica debe ser tratada como tal. Si bien la falla hepática nunca puede anticiparse por completo, los síntomas a veces pueden. Cuando puede detectar los síntomas de problemas hepáticos desde el principio, le brinda más tiempo a usted y a su veterinario para diseñar un plan de tratamiento. Cada situación es diferente, lo que significa que cada plan debe ser exclusivo para el perro.

Preguntas frecuentes sobre la insuficiencia hepática en perros

¿Qué debo hacer si mi perro ha ingerido anticongelante?

La intoxicación por anticongelante es algo que puede provocar insuficiencia hepática si no se trata de inmediato. Llame a su veterinario de emergencia inmediatamente para recibir instrucciones. Es posible que deba tratar de inducir el vómito o el veterinario le pedirá que traiga a su mascota de inmediato según los síntomas que presente o cuánto ha ingerido. El anticongelante tiene un sabor ligeramente dulce para su mascota, lo que significa que no se desmayará de inmediato.

¿Cómo puedo hacer la vida más cómoda para mi perro?

A medida que su perro envejece y su salud comienza a deteriorarse, un espacio cómodo es más importante que nunca. Mantenga su actividad limitada, pero el compromiso es alto. Algunos días se sentirá mejor que otros y querrá ir a caminar y jugar afuera. Programe chequeos regulares con el veterinario para rastrear su salud y recibir cualquier recomendación adicional para cuidarlo.

Puede ser proactivo en cuanto a la salud de su mascota alimentándolo con una dieta saludable y programando ejercicio regular y chequeos veterinarios. Cuanta más información tenga sobre cómo cuidar a su mascota, tendrá más poder para tomar las decisiones correctas cuando se trata de su salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here