Infecciones Del Oído En Perros: Reconocer Y Tratar Los Signos Y Síntomas

279

Cuando notes que tu amigo de cuatro patas sufre de picazón o irritación en los oídos, es importante examinarlo detenidamente para ver si es hora de ir a la oficina del veterinario. Por lo general, como resultado de infecciones bacterianas o por hongos (hongos), las infecciones del oído en perros son una enfermedad común que sufren los perros.

Sin embargo, como propietario de una mascota es esencial prestar atención a los signos y síntomas de algo más serio que una picazón menor, ya que la negligencia puede llevar a posibles complicaciones de salud.

Causas de las infecciones del oído en perros

Si bien las bacterias son la causa principal detrás de las infecciones del oído en perros, solo su veterinario puede determinar el motivo de su malestar y la enfermedad o afección relacionada. La otitis media se refiere a la inflamación del oído medio, mientras que la  otitis  interna se refiere a la inflamación del oído interno; Ambas condiciones son comúnmente causadas por una infección bacteriana.

Es necesario identificar y tratar a tiempo las infecciones del oído en perros

Hay una variedad de otras razones por las que tu perro puede estar experimentando una inflamación del oído medio o interno; una cantidad excesiva de pelo, humedad o acumulación de cera pueden ser factores que contribuyen al desarrollo de una infección.

A diferencia del canal auditivo horizontal que se encuentra en los seres humanos, el canal auditivo de tu perro es vertical, lo que lo hace muy susceptible a los desechos y la humedad para entrar (y permanecer atrapado dentro) del canal auditivo.

La siguiente es una lista parcial de agentes específicos que causan enfermedades, afecciones o causas subyacentes de las infecciones del oído en perros:

  • Las alergias son una causa común de infecciones del oído canino
  • El hipotiroidismo puede llevar a una variedad de efectos secundarios diferentes, como sequedad de la piel, infecciones bacterianas y subsecuentes infecciones crónicas del oído.
  • Malassezia es una cepa específica de levadura que puede provocar una infección.
  • Aspergillus es un hongo que está relacionado con infecciones del oído e inflamación.
  • Los ácaros del oído son otra causa de infección del oído, lo que aumenta la probabilidad de infección bacteriana (que se encuentra más comúnmente en los cachorros)
  • Trauma al cuerpo (como lesiones en la cabeza sufridas en un accidente automovilístico)
  • Presencia de tumores o pólipos en el canal auditivo.
  • Objetos extraños en el oído.

Reconociendo los síntomas de las infecciones del oído en perros

Dependiendo del nivel de infección en el oído que esté experimentando tu perro, los síntomas pueden variar mucho. Los síntomas de tu perro pueden variar desde la falta de síntomas visibles hasta los casos graves en los que se observa una parálisis facial.

Aquí hay varios síntomas que pueden indicar una infección y requieren un examen por parte de un veterinario profesional:

  • Secreción amarilla, marrón o con sangre de las orejas.
  • Dolor al abrir la boca o renuencia a masticar.
  • Costras o costras en el interior de la oreja externa
  • Pérdida notable del cabello alrededor de la oreja.
  • Inclinación / sacudida de la cabeza
  • Pérdida de audición / sordera
  • Inclinándose hacia el lado de la oreja afectada.
  • Pérdida del equilibrio / aparición de vértigo.
  • Olor anormal / asqueroso que emite el oído.
  • Enrojecimiento o aspecto inflamado alrededor del canal auditivo
  • Frotamiento excesivo, pateo o rasguño de la oreja o áreas circundantes; Frotar las orejas contra el suelo o los muebles.
  • Movimientos inusuales de los ojos
  • Caminando en circulos
  • Náuseas o vómitos
  • Movimientos corporales tambaleantes o descoordinados; balanceo de la cabeza
  • Alumnos de tamaño desigual
  • Un tímpano abultado gris (conocido como membrana timpánica )
  • En los casos graves, hay signos asociados con daños en el sistema nervioso que indican daño a los nervios faciales (como síntomas de parálisis o incapacidad para parpadear)

Si observas alguno de estos signos o síntomas, es imperativo llevar a tu perro al veterinario lo antes posible. Las infecciones del oído en perros no solo son muy dolorosas, sino que, si no se tratan, pueden ser potencialmente peligrosas, dañar tanto el canal auditivo como el oído medio de tu perro y posiblemente causar pérdida de audición.

Las revisiones periódicas pueden marcar la diferencia

¿Son ciertos perros más propensos a las infecciones de oído?

Aunque todos los perros son susceptibles a las infecciones de oído, hay varios factores que pueden hacer que su amigo peludo sea más propenso a esta condición dolorosa y desagradable.

Para empezar, los perros con alergias son los principales candidatos para las infecciones del oído. Debido a la inflamación microscópica que causan las alergias en la piel de los mamíferos, un crecimiento excesivo de bacterias y cándida (levadura) puede ser un caldo de cultivo para afecciones dérmicas, incluidas las infecciones del oído.

Las alergias caninas son en realidad similares a las alergias humanas, incluidas las sensibilidades alimentarias y alimenticias; por lo tanto, es posible que desee analizar los suplementos dietéticos para reforzar su sistema inmunológico y elegir alimentos que causen la menor cantidad de inflamación.

El consumo excesivo de grano y / o azúcar en la dieta de tu perro es una de las causas más frecuentes de infecciones de oído en los perros, y generalmente son notas que afectan a ambos oídos a la vez.

Los azúcares se alimentan de la levadura natural que vive en el cuerpo de tu perro, creando un crecimiento excesivo, que resulta en la acumulación de color oscuro y olor a levadura que puede ocurrir dentro de las orejas de tu perro.

Por lo tanto, la selección de las opciones de alimentos adecuadas para tu perro realmente puede tener un impacto en su salud general, incluida la aparición o la frecuencia de infecciones del oído en perros.

Raza: otro factor que influye en la predisposición a las infecciones del oído es la raza: ciertos perros con oídos externos no erectos están más inclinados a desarrollar infecciones del oído. Una de las formas más simples de mantener a tu cachorro libre de infecciones es mantener el agua fuera de sus oídos, así como observar las señales indicadoras mencionadas anteriormente.

Aquí hay una lista bastante extensa de razas con orejas caídas, no erectas o largas (también conocidas como orejas colgantes) que son propensas a las infecciones de orejas:

Otros caninos que son propensos a contraer infecciones de oído incluyen las razas de natación, como los labradores, perros perdigueros, caniches y perros de agua portugueses. Además, los dueños de perros con orejeras internas peludas (como Schnauzers y Caniches Miniatura) también deben prestar especial atención a los signos de infección.

Es importante estar en permanente contacto con el veterinario

Consejo útil: para perros que sufren frecuentes costras o infecciones de oído leves debido a orejas caídas, no erectas o largas, aplique una cantidad generosa de crema de caléndula espesa, ungüento Aquaphor para bebés u otra crema lubricante segura para perros que sea rica en humedad.

Mantenga las puntas de las orejeras de tu perro ablandadas mientras reduce la acumulación de costras e irritación. Si no está seguro de qué producto usar, consulte a su veterinario para obtener recomendaciones sobre mascotas.

Diagnóstico de las infecciones del oído en perros: qué esperar

Una vez que haya llevado a tu perro al veterinario, él o ella generalmente puede determinar si tu cachorro tiene una infección de oído al examinar el canal auditivo y el tímpano con un dispositivo conocido como cono de aumento de oído (similar al instrumento usado para examinar personas). Si tu perro muestra signos de dolor, su veterinario puede administrar sedación para examinar sus oídos.

Su veterinario también puede requerir una muestra de secreción del oído para determinar la causa de su infección, buscando específicamente signos de bacterias, levaduras y parásitos. Existen varios factores que pueden ser la causa, incluidos los ácaros de las orejas (que se encuentran particularmente en los cachorros), los cuerpos extraños e incluso el hipotiroidismo, como se mencionó anteriormente.

Una vez que su veterinario haya establecido la presencia de infección, puede enviar una muestra de la descarga a un laboratorio para verificar la causa. Su veterinario también puede realizar otras pruebas y diagnósticos para buscar otras posibles causas, como una tiroides poco activa.

Debido a que existen muchas causas y factores posibles para la infección del oído de tu perro, es imperativo que su veterinario realice una serie de pruebas para descartar todos los catalizadores posibles.

Tratamiento de las infecciones de oído en perros: cómo cuidar a tu mascota

En la mayoría de los casos, las infecciones del oído en perros se pueden tratar con una limpieza en la oficina de su veterinario y luego con tratamientos de prescripción en el hogar. Su veterinario puede recetarle medicamentos orales y / o tópicos, por lo que es importante seguir la información de la dosis y hacer preguntas cuando administre medicamentos a tu mascota.

Dependiendo de la gravedad de la infección de oído de tu perro, los métodos de tratamiento pueden variar. Si la infección de su oído se ha debilitado, su veterinario puede requerir que tu perro permanezca en el hospital para recibir tratamiento adicional, rehabilitación y evaluación de posibles síntomas neurológicos.

Una vez que esté en una condición lo suficientemente estable como para ser liberado, tu perro necesitará una visita de seguimiento aproximadamente dos semanas después del tratamiento para asegurarse de que se haya recuperado por completo.

Es importante conocer las infecciones que pueden dañar los canales auditivos del perro

En el caso de infecciones de oído más leves, tu perro puede ser tratado en casa con diferentes medicamentos; Los antimicrobianos se recetan comúnmente para combatir la infección bacteriana. Por lo general, estas infecciones se resuelven con una terapia agresiva con antibióticos si se detectan temprano y no se repiten; sin embargo, si tu perro es propenso a las infecciones de oído recurrentes, puede ser un candidato para el drenaje quirúrgico.

También puede optar por explorar métodos holísticos para tratar las infecciones del oído en perros. Algunos expertos creen que la combinación de tratamientos holísticos y medicina convencional, como el uso de esteroides como Prednisone para romper inicialmente el ciclo de las infecciones, y luego incorporar un enfoque holístico que examina la dieta, el estilo de vida y la salud general de tu perro, como una cura a largo plazo para su Condición del perro.

Sin embargo, como en todas las formas de tratamiento, es importante consultar con su veterinario antes de administrar cualquier tipo de solución, píldora, medicamento o ungüento, incluso si se promociona como “orgánico” o “completamente natural”.

Métodos de prevención: medidas proactivas para protegerse contra las infecciones de oído en perros

Como dice el viejo adagio, “el conocimiento es poder”: una vez que tú y tu veterinario hayan determinado la causa subyacente de la infección del oído de tu cachorro, es mucho más fácil tratar a su hijo avanzando. Sin embargo, adoptar un enfoque proactivo en la rutina de aseo de tu perro es esencial para prevenir futuras posibilidades de infección. Teniendo esto en cuenta, es útil identificar las diferentes razones por las que tu perro está contrayendo estas infecciones en primer lugar.

Como mencionamos anteriormente, las infecciones bacterianas y por hongos pueden provocar irritaciones, pero generalmente se originan en las actividades diarias de tu perro en los eventos en los que sus canales auditivos se vuelven húmedos, generalmente al bañarse, nadar o asearse.

Por lo tanto, mantener sus orejas y las áreas circundantes limpias y secas es uno de los métodos más efectivos para prevenir infecciones. Sin embargo, hay casos en los que puede haber una condición médica subyacente, en cuyo caso se recomienda un viaje al veterinario.

Debido a que no es infrecuente que ciertos perros experimenten infecciones de oído recurrentes, tener en cuenta las medidas preventivas puede marcar una gran diferencia en la salud de su peludo amigo. Aunque la limpieza rutinaria de los oídos puede reducir las posibilidades de infección, hacerlo con demasiada frecuencia o usar una técnica demasiado vigorosa puede dañar el canal auditivo.

Aquí hay algunas medidas preventivas útiles a seguir para las infecciones del oído en perros:

  • Siempre consulta primero con tu veterinario: sigue cuidadosamente las instrucciones de tu veterinario y aprende los métodos más seguros de limpieza de oídos para evitar la irritación de esta área sensible.
  • Juega de manera segura: usa solamente limpiadores de oídos aprobados por veterinarios para reducir la frecuencia de las infecciones, especialmente en perros propensos a las alergias.
  • Se proactivo: la limpieza rutinaria de los oídos de tu perro después de las citas de aseo o el baño puede ayudar a prevenir futuras infecciones, especialmente si parecen sucias. Con un producto aprobado por un veterinario, aplica una solución con bolas de algodón 100% puro para limpiar suavemente las orejas de tus cachorros. Su veterinario también puede hacer recomendaciones profesionales sobre la frecuencia con la que debe limpiar el área de las orejas de tu perro.
  • Mantenlo seco: asegúrate de mantener las orejas de tu perro secas, ya sea que esté recién salido del baño, expuesto a las inclemencias del tiempo o que haya sido lavado con champú por el peluquero, seca cuidadosamente las orejas y las áreas circundantes, especialmente si es propenso a las infecciones recurrentes, sufre de alergias o cae en la categoría de razas predispuestas a infecciones de oído.
  • Mantenlo preparado adecuadamente: para los perros que tienen demasiado vello en el canal auditivo externo, es posible que desee dejar el recorte a un peluquero profesional. Sin embargo, si se siente seguro, puede pedirle a su veterinario que le muestre la forma correcta de eliminar el vello.
  • Nunca uses Q-Tips: cuando limpias las orejas de tu perro, nunca uses hisopos, ya que pueden empujar los desechos hacia el interior del canal auditivo y posiblemente romper su tímpano. Además, evite frotar alcohol u otras soluciones; use solo los tratamientos que su veterinario le haya recetado específicamente cuando administre la atención en el hogar.
  • Haga un seguimiento con su veterinario: si no nota una mejoría dentro del tiempo proyectado de recuperación o si la condición de tu perro empeora, comuníquese con su veterinario inmediatamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here