Infección Por Levaduras En Perros: Signos, Síntomas Y Tratamientos

250

Los perros pueden picar y rascarse por una amplia variedad de razones. Comúnmente, las alergias son los sospechosos culpables. Sin embargo, a veces la culpa es de la bacteria y la flora naturales de su perro, como por ejemplo, lo que puede suceder cuando la levadura comienza a poblarse en exceso, ocasionando lo que se conoce como infección por levaduras.

La levadura es un hongo que es una parte natural del cuerpo de un perro que vive tanto en el intestino como en la piel. Funciona como un aspecto de un sistema inmune sano y equilibrado. Sin embargo, cuando el sistema inmunológico de un perro se estresa y se ve comprometido, el crecimiento de la levadura puede salirse de control.

Esto causa una reacción en su perro cuando su perro intenta librarse del crecimiento excesivo y hacer que los niveles de levadura vuelvan a la normalidad. Cuando esto sucede, su perro desarrolla lo que se llama una infección de levadura.

Las infecciones por hongos en los perros tienden a desarrollarse en un ambiente cálido y húmedo, y pueden causar irritación en áreas húmedas y oscuras. Áreas como esta son donde los hongos de levadura prosperan mejor.

El tipo más común de infección por levaduras es la dermatitis por levaduras, que afecta la piel de un perro, pero también hay algunos organismos que pueden ingresar al torrente sanguíneo y la circulación, y causar problemas de salud más graves. Afortunadamente, este tipo de infección por levaduras no es tan común como la dermatitis por hongos o levaduras en perros.

Esta es una de las enfermedades infecciosas más populares en los canes

Causas de la infección por levaduras en perros

El disparador exacto que causa la proliferación de la levadura y el crecimiento fuera de control no se conoce completamente. Sin embargo, hay varios factores que se cree que contribuyen a las infecciones por levaduras.

Estos incluyen cosas tales como:

  • Alergias a los alimentos
  • Alergias a las pulgas
  • Alergias ambientales
  • Cáncer
  • Una mala alimentación con carencias nutricionales.
  • Exposición prolongada al calor y la humedad.
  • Uso prolongado de medicamentos y medicamentos, especialmente antibióticos y esteroides, así como medicamentos de quimioterapia
  • Enfermedades metabólicas y trastornos endocrinos como la enfermedad de Cushing, la enfermedad de Addison, el hipotiroidismo y la diabetes mellitus.
  • Los parásitos de la piel pueden ser un problema.
  • Y las infecciones bacterianas de la piel en los perros pueden crecer junto con una infección por levaduras

Además, las razas de perros con muchos pliegues y arrugas en la piel tienen muchos lugares sensibles para que la levadura se esconda, lo que también los hace más susceptibles a una infección.

Signos de infección por levaduras en perros

Los síntomas pueden abarcar la gama cuando se trata de una infección de levadura canina. Algunos de los síntomas incluyen cosas como inflamación e irritación de la piel, así como picazón severa en los perros. Esto es especialmente cierto para las áreas sensibles y susceptibles. Su perro puede masticar, morder, lamer y frotar la piel y el área afectada.

A veces, un perro puede sufrir de piel escamosa debido a la infección por levaduras. La piel de elefante también es común, que es donde su perro desarrolla parches de piel que se ven oscuros y gruesos.

Las áreas que parecen ser las más propensas a la infección incluyen:

  • Entre las patas de tu perro.
  • En sus pliegues nasales.
  • En y alrededor de las orejas de tu perro.
  • Alrededor del area anal
  • A lo largo de sus axilas
  • Así como alrededor de su cuello.

Cuando una infección está en pleno desarrollo, su perro puede experimentar:

  • Llagas
  • Enrojecimiento e irritación.
  • Una descarga pegajosa y anormal

Los perros también pueden experimentar la pérdida de cabello y sufrir un pelaje grasiento, así como un hedor asqueroso en la piel que es bastante notable. Si su perro desarrolla una infección de levadura en sus oídos, definitivamente podrá olerla. También puede ver una descarga verde a amarillenta.

Además, algunos perros también pueden experimentar problemas de comportamiento que se asocian con picazón y dolor extremos.

Éstos incluyen:

Prevención de la infección por levaduras en perros

Las actividades que pueden contribuir a las infecciones por hongos son cosas como la natación, especialmente en áreas cálidas y húmedas. Su perro puede permanecer húmedo durante mucho tiempo después de nadar, y esto proporciona el ambiente perfecto para un crecimiento excesivo de levadura.

Demasiado correr también puede contribuir a las infecciones por hongos, ya que la humedad puede quedar atrapada entre los dedos de los pies de su perro debido al sudor, y a los hongos les encanta crecer allí.

Si vive en climas cálidos o húmedos, y cualquiera de las actividades anteriores son una parte regular de la vida de su perro, para evitar la dermatitis por levadura, puede considerar asegurarse de que su perro reciba un baño semanal, para que estas áreas se laven, se limpien y se sequen correctamente.

Factores de riesgo de infección por levaduras en perros

Aunque las infecciones por hongos pueden ser un problema en cualquier perro de cualquier edad y raza, así como cualquier género, no son ciertas razas que parecen ser más susceptibles, ya sea debido a factores genéticos, o debido a las características físicas que hacen un buen ambiente para Levadura para hacer su hogar.

Las razas que parecen estar en mayor riesgo de contraer infecciones por hongos son:

Otras razas relacionadas con la familia spaniel y la familia de perros de caza también pueden estar en riesgo, debido a sus orejas largas y flojas.

Diagnóstico de la infección por levaduras en perros

Diagnosticar una infección por levaduras definitivamente puede ser más difícil de lo que uno podría imaginar. La mayoría de las veces, un perro presentará una historia de picazón extrema, junto con comportamientos resultantes como lamer, morder y masticar las áreas afectadas.

Su veterinario realizará un examen físico para inspeccionar la piel de su perro en busca de áreas que puedan verse enrojecidas, irritadas, desconchadas, crujientes, grasosas o malolientes. Un perro con una infección de levadura casi siempre tendrá un problema en los oídos, lo que puede ser una forma fácil de determinar si es necesario realizar más pruebas. Las orejas de un perro con una infección de levadura tendrán un olor a moho, con un olor característico. También pueden emitir una descarga verde amarillenta.

Su veterinario inspeccionará a su perro para detectar áreas donde puede haber perdido el pelo y tomarán una historia oral completa de la salud y el estilo de vida de su perro en general. Querrán saber si su perro ha sido vacunado o no, si su perro está tomando algún medicamento preventivo, y si viaja o si su perro ha estado expuesto a otros animales, ya sean domésticos o salvajes.

Lo más probable es que también ordenen muestras de sangre y orina, para ver si su perro tiene algún problema de salud subyacente que pueda hacerlos vulnerables a una infección de levadura. Sin embargo, estas pruebas no diagnosticarán la infección real de levadura.

Para diagnosticar la infección por levaduras en sí misma, su veterinario puede decidir tomar muestras de piel para observar bajo un microscopio. Esto se llama citología y, utilizando esta medida de diagnóstico, su veterinario puede buscar la presencia de levaduras, así como otros hongos, ácaros, bacterias, virus y cualquier otro organismo que pueda estar causando el dolor de tu perro.

En casos raros, su veterinario puede ordenar una biopsia de piel, pero no siempre son útiles para diagnosticar la levadura. También se pueden realizar otros tipos de análisis de sangre para evaluar la salud del sistema endocrino de tu perro y asegurarse de que su cuerpo funciona de manera óptima. Un cuerpo sano es naturalmente resistente a la levadura.

Tratamiento de la infección por levaduras en perros

Los hongos de levadura comienzan a proliferar en el intestino. Por lo tanto, un primer paso inicial para la salud es evaluar la dieta y la nutrición de su perro y evaluar qué está comiendo, lo que podría contribuir al crecimiento excesivo de la levadura.

Los hongos de levadura prosperan en azúcar, incluyendo carbohidratos. Entonces, a pesar de que su perro no come azúcar de la forma en que podríamos pensar en azúcar (dulces, galletas, etc.), si está comiendo alimentos con alto contenido de carbohidratos, como los alimentos a base de maíz y papas, arroz Avena, guisantes y batatas, todo esto puede contribuir a la proliferación de la levadura en el intestino de su perro. Esto luego se extenderá a otra parte.

Lo ideal es alimentar a su perro con poco almidón. Otras cosas que puede hacer para mantener sano el intestino de su perro es usar antibióticos, así como evitar el uso excesivo de otras drogas y toxinas que podrían afectar al sistema inmunológico.

Esto significa que no se recomiendan las vacunas que su perro no necesita, y debe tener cuidado con los pesticidas que se encuentran en los medicamentos preventivos, así como con otras drogas y sustancias químicas que su perro puede estar ingiriendo. También puede darle a su perro cosas como prebióticos y probióticos para ayudar a mantener un sistema inmunológico saludable y un intestino sano.

Cuando se trata de la dermatitis por levadura (una infección de la levadura de la piel), su veterinario puede pedirle que primero pruebe tratamientos tópicos. Estos pueden incluir antibióticos y medicamentos anti-seborreicos, y medicamentos anti-hongos.

A veces, su perro también puede necesitar un medicamento antibacteriano porque las infecciones bacterianas pueden ser un problema secundario con las infecciones por hongos. Puede aplicar estos medicamentos de varias maneras diferentes.

Éstos incluyen:

  • Champús
  • Dips y soluciones
  • Lociones
  • Cremas
  • Sprays
  • Enjuagues
  • Polvos

Los tratamientos tópicos generalmente se deben volver a aplicar varias veces a la semana, y algunos de ellos pueden necesitar sentarse en la piel de su perro durante un período de tiempo determinado. Si la infección es muy grave, se pueden sugerir medicamentos antifúngicos orales, especialmente si su perro no responde a los tratamientos tópicos. Sin embargo, los medicamentos de este tipo pueden dañar los riñones, por lo que se recomienda probar primero los tratamientos tópicos.

Si su perro desarrolla una infección bacteriana secundaria, eso también podría requerir antibióticos orales. Obviamente, para que cualquiera de estos tratamientos y terapias funcionen, el problema subyacente que causó la infección de levadura en primer lugar debe abordarse. La salud y el bienestar de su perro, así como la longevidad, dependen de mantener sano su sistema inmunológico y mantener su flora intestinal bien equilibrada.

Tratamientos naturales para la infección por levaduras en perros

Los tratamientos naturales para las infecciones por levaduras caninas incluyen asegurarse de que su perro consuma una dieta saludable baja en almidón y baja en azúcares. Esto incluye aditivos como el jarabe de maíz alto en fructosa. A veces, una dieta de alimentos crudos puede resultar beneficiosa para los perros que son particularmente vulnerables a las infecciones por hongos.

Los prebióticos y los probióticos son necesarios para ayudar a su perro a equilibrar sus bacterias intestinales, y las sales de Epson a veces también pueden ayudar con este equilibrio. Puede intentar darle a su perro un poco de sal de Epson mezclada con agua potable durante un par de días si sospecha que su perro está desarrollando una infección por levaduras. Solo recuerda, cuanto antes hagas esto, mejor.

También puede intentar mezclar bicarbonato de sodio en el agua potable de su perro durante unos días y ver si eso ayuda. Al igual que la sal de Epson, el bicarbonato de sodio puede eliminar las infecciones por hongos y trabajar para equilibrar la bacteria en el estómago de su perro. También puede aliviar los síntomas de gas incómodos.

Si su perro parece propenso a las infecciones frecuentes de levadura, o si ya tiene una y es miserable con picazón y apestoso en la piel, bañarlo regularmente podría ayudar. Solo tenga cuidado de no bañarlo en exceso, ya que esto puede ser contraproducente en algunos casos y empeorar la infección de levadura.

El vinagre de manzana es otro remedio natural conocido, elogiado por su capacidad de lucha contra la levadura. ASV se puede usar exitosamente como un enjuague después del baño de su perro, así como también se puede agregar a su comida o agua para ingerir internamente. Sólo asegúrese de obtener su ACV sin filtrar y sin destilar para obtener los mayores beneficios.

Finalmente, el aceite de coco también se puede agregar a la dieta de su perro. Es muy útil, y puede ser frotado en su piel, así como comido e ingerido. El aceite de coco tiene propiedades antivirales, antifúngicas y antibacterianas, lo que lo convierte en un arma excelente contra una infección persistente de levadura.

Pronóstico de la infección por levaduras en perros

Con el cuidado y tratamiento adecuados, su perro puede recuperarse completamente de una infección de levadura. Sin embargo, a veces su perro puede necesitar tratamientos periódicamente para controlar los brotes frescos, especialmente si su perro es una de las razas que presentan un mayor riesgo de desarrollar infecciones por hongos. Y para continuar fomentando la buena salud de su perro, asóciese con su veterinario y haga un gran esfuerzo para asegurarse de que su perro reciba atención de bienestar regular en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here