Imodium Para Perros. Qué Es, Usos, Dosis, Prevención Y Más

383

Como dueños de mascotas, siempre quieres lo mejor para ellos, y querer ayudar a tu perro cuando está enfermo con diarrea es algo natural. Sin embargo, es importante conocer las mejores maneras de aliviar con los síntomas y comprender cómo funcionan ciertos remedios y medicamentos de venta libre (OTC), así como los peligros de tratar a tu perro sin consultar primero a un veterinario de confianza. Este artículo analizará los posibles efectos secundarios y los resultados positivos que puede implicar el uso de Imodium para perros.

¿Qué es Imodium para perros?

Usado con frecuencia por los humanos para tratar episodios ocasionales de diarrea, el imodio (conocido genéricamente como loperamida) actúa al disminuir las contracciones en los intestinos. Este opioide sintético es un narcótico no adictivo que disminuye la motilidad de los alimentos a través del tracto digestivo en perros y humanos.

Cuando tu perro tiene diarrea, es el resultado de que los alimentos se mueven demasiado rápido a través de sus intestinos (lo que se conoce como hipermotilidad), impiden la absorción de nutrientes y agua y conducen a los signos reveladores de esta condición desagradable, incluidos los movimientos intestinales frecuentes, indigestión, y deshidratación.

Usar imodium para perros: proceder con precaución

Aunque puede parecer un tratamiento perfectamente seguro para tu amigo de cuatro patas, hay varias razones por las cuales el imodium para perros puede no ser la mejor opción a menos que un veterinario de confianza lo indique expresamente.

Por lo tanto, siempre es recomendable ponerse en contacto con el médico de tu perro antes de administrarle cualquier medicamento, ya sea un tratamiento de venta libre específicamente formulada para perros o un medicamento recetado.

Aquí hay varias razones para pensar dos veces antes de administrar Imodium para perros:

Cuando la causa de la diarrea de tu perro es indeterminada

Hay una variedad de razones por las cuales tu perro puede tener diarrea o evacuaciones intestinales sueltas, por lo que conocer el motivo de la enfermedad es crucial para identificar el tratamiento adecuado.

Desde algo tan simple como comer alimentos en mal estado hasta una indicación de una condición de salud subyacente, solo un veterinario puede determinar la causa o raíz de los problemas estomacales de tu perro.

Si bien puede ser tentador darle a tu perro un medicamento de venta libre como Imodium para perros, no solo puede ser el tratamiento incorrecto, sino que también puede empeorar su condición médica. Por lo tanto, si la diarrea de tu perro parece ser crónica o recurrente, lleva a tu perro a la consulta del veterinario lo antes posible para descubrir la causa de su enfermedad e identificar el mejor curso de terapia.

Cuando la diarrea de tu perro es  necesaria

Ya sea que se ocurra a humanos o perros, la diarrea es la forma natural del cuerpo de eliminar las toxinas de nuestros sistemas digestivos. Desafortunadamente, los perros son más propensos a esta condición, ya que son propensos a participar en muchos comportamientos insalubres y situaciones cargadas de bacterias (como comer del suelo y consumir materia fecal o basura), además de estar en riesgo de exposición a infecciones infecciosas, enfermedades como el parvovirus canino de otros animales, entre otras.

Teniendo esto en cuenta, a menudo es mejor dejar que la naturaleza siga su curso y mantener a tu perro tan hidratado como sea posible en casos ocasionales de diarrea. Al administrar Imodium para perros, en realidad está impidiendo que su cuerpo se desintoxique. Si la diarrea de tu perro es persistente, haga una cita para ver a un veterinario.

Cuando la raza de tu perro no puede tolerar el imodio

Debido a que la raza de tu perro puede ser susceptible a una mala reacción del Imodium para perros, es importante saber cuáles son las limitaciones de sus medicamentos. Según los expertos, muchas razas de perros de pastoreo tienen una predisposición genética a ciertos medicamentos, como el Imodium.

Estas razas de perros incluyen perros de pastor ingleses, perros de pastor ingleses antiguos, Shetland, collies, pastores alemanes y australianos, whippets de pelo largo, Skye Terriers y Silken Windhounds, ya que poseen un gen MDR1 mutante que les impide tolerar a muchos. Diferentes tipos de drogas.

Si se le administran los tipos de medicamentos incorrectos, puede provocar toxicidad e incluso la muerte, por lo que debe consultar a un veterinario antes de administrarle a tu perro cualquier tipo de medicamento, incluso si no pertenece a la categoría de razas enumerada anteriormente.

Tu perro puede ser probado para detectar la presencia de genes MDR1; conocer esta información puede ser especialmente útil para los dueños de perros de razas mixtas, especialmente si su mezcla es indeterminada.

Cuando la condición médica de tu perro plantea un riesgo

Al igual que ciertos medicamentos pueden representar un riesgo para la salud de los seres humanos con afecciones médicas preexistentes, las mismas reglas se aplican a tu compañero peludo.

Conocer la historia clínica completa de tu perro y visitar a su veterinario anualmente para un chequeo no solo es crucial para mantenerlo sano, sino que también puede ayudar a evitar cualquier tratamiento o medicamento potencialmente dañino.

Se deben tomar medidas de precaución en el tratamiento de perros con Imodium, particularmente en aquellos a quienes se les ha diagnosticado la enfermedad de Addison, el hipotiroidismo, los riñones, los pulmones y la enfermedad hepática.

Además, los dueños de perros deben proceder con extrema precaución en las siguientes circunstancias, ya que los estudios han demostrado que tales perros son propensos a las complicaciones si se les administra Imodium para perros:

  • Perros gestantes o lactantes
  • Perros muy jóvenes / muy viejos
  • Vomito profuso
  • Signos de dolor abdominal agudo
  • Heridas en la cabeza

No se puede enfatizar lo suficiente como para que el Imodium para perros sea un remedio que debe ser discutido con un veterinario antes de administrárselo a tu perro, ya que las investigaciones indican que pueden surgir ciertas complicaciones si no se administra sin supervisión profesional.

Cuando el peso de tu perro debe ser considerado

Según los expertos veterinarios, las estadísticas han revelado que los perros que pesan menos de 20 libras se puede sobredosificar fácilmente cuando se usa Imodium en forma de cápsula. Por lo tanto, siempre consulte a un veterinario primero para determinar la dosis adecuada en función de su peso, así como las otras condiciones de salud como se describe anteriormente.

Si un veterinario aprueba el uso de Imodium para perros como una forma apropiada de terapia, él o ella pueden sugerirle el medicamento en forma líquida. Como en el caso de cualquier medicamento (con receta u OTC), asegúrate de seguir las instrucciones de su veterinario exactamente como se indica para garantizar la seguridad y el bienestar de tu mascota.

Efectos secundarios del Imodium para perros

Al igual que con cualquier medicamento, Imodium conlleva el riesgo de efectos secundarios cuando se lo prescribe a un perro. Por lo tanto, es esencial seguir las pautas de seguridad y las dosis indicadas por su veterinario.

Algunos de los efectos secundarios pueden incluir:

  • Vómito
  • Taburetes blandos
  • Hinchazón
  • Flatulencia
  • Pérdida de peso
  • Diarrea sanguinolenta
  • Estreñimiento
  • Sedación
  • Depresión nerviosa central
  • Parálisis intestinal
  • Pancreatitis
  • Megacolon tóxico

Además, las interacciones con los medicamentos deben tenerse en cuenta en el caso de que tu perro también esté siendo tratado con medicamentos como IMAO, barbitúricos o antihistamínicos, entre otros. Asegúrate de revisar cuidadosamente cualquier posible interacción con otros medicamentos con su veterinario antes de administrar Imodium a tu perro.

Además, el Imodium para perros no debe utilizarse durante más de cinco días consecutivos. Si un veterinario ha aprobado su uso y tu perro todavía tiene diarrea crónica o síntomas relacionados, asegúrese de realizar un seguimiento inmediato para una consulta secundaria.

Qué esperar en el veterinario: discutir el tratamiento de tu perro

Si tu perro sufre de diarrea frecuente o evacuaciones intestinales sueltas / líquidas, o su ataque actual es grave, asegúrate de ponerse en contacto con su veterinario de inmediato. Algunas otras señales de advertencia que indican que es hora de hacer una cita incluyen:

  • Vómito
  • Indicaciones de dolor o sensibilidad abdominal.
  • Letargo o fatiga extrema.
  • Signos de deshidratación.
  • Pérdida de peso
  • Heces con sangre

Una vez que haya concertado una cita con un veterinario, hable con él o ella para determinar el mejor tratamiento para la diarrea de tu perro. Si el Imodium para perros se presenta como un tratamiento viable, puede considerar las siguientes pautas como punto de partida:

  • Siempre hable con un veterinario antes de usar Imodium
  • Asegúrate de informar a un veterinario si tu perro alguna vez ha tenido una reacción negativa a la ivermectina.
  • Informa a un veterinario si tu perro tiene alguna afección médica preexistente
  • Informa a un veterinario de cualquier otro suplemento o medicamento (OTC o receta) que le esté dando a tu perro
  • Pregúntale a un veterinario acerca de las necesidades dietéticas específicas de tu perro durante su recuperación; puede recomendarte alimentos específicos, como arroz y carne hervida; Algunos expertos incluso han identificado la calabaza enlatada como una opción viable
  • Pónte en contacto con un veterinario si los síntomas de tu perro persisten después de 2 días.
  • No continúes administrando Imodium para perros durante más de 5 días a menos que un veterinario le indique lo contrario

Remedios naturales: considerando las alternativas para la diarrea de tu perro

Para muchos dueños de perros, encontrar remedios homeopáticos y tratamientos para un perro y para aliviar su malestar puede parecer la mejor opción. Hay muchas maneras diferentes de ayudar a tu perro en casa durante su fase de recuperación, incluidos los suplementos, los cambios en la dieta y mantenerlo lo más hidratado posible mientras su salud mejora.

Como se enfatizó a lo largo de este artículo, se recomienda consultar a un veterinario primero, ya que no solo podrá hacer un diagnóstico profesional, sino que también aprobará cualquier medicamento que desee probar con tu perro.

Una vez que un veterinario haya confirmado que tu perro padece diarrea solamente y que sus síntomas no son indicativos de ningún otro problema de salud subyacente, discute las posibilidades de tratamientos alternativos como los que se describen a continuación:

  • Probióticos: según el American Kennel Club, algunas personas han descubierto que un enfoque más suave para la diarrea de un perro puede ser mediante el uso de probióticos, un suplemento dietético que respalda la salud digestiva y puede proporcionar alivio de la diarrea ocasional.

Las investigaciones han demostrado que ciertas formas de probióticos han reducido la duración de la diarrea de siete a cuatro días, mientras que eliminan la necesidad de tratamiento con antibióticos en aproximadamente un 10% con respecto al placebo.

  • Olmo resbaladizo: Como se señala en Dogs Naturally Magazine.com, se ha demostrado que el olmo resbaladizo es una hierba beneficiosa para aquellos que prefieren un enfoque más natural para el malestar estomacal de tu perro. Hable con un veterinario para ver si este remedio homeopático es una alternativa segura para tu perro.
  • Ayuno: la mayoría de los animales naturalmente ayunarán en caso de que estén enfermos; sin embargo, también es útil dejar de alimentar a tu perro si está plagado de diarrea.

Hable con su veterinario sobre la duración del ayuno, así como cualquier necesidad dietética específica que deba seguir durante su recuperación. Algunos expertos incluso han indicado que el agua filtrada o de manantial es preferible al agua del grifo durante la recuperación.

  • Dieta Sosa: Aunque parezca obvio, lo que alimenta a tu perro durante su ataque de diarrea puede tener un gran impacto en su recuperación. De hecho, muchos veterinarios a menudo recomendarán a los propietarios que alimenten a sus chuchos enfermos con una dieta especial casera que consiste en carne de hamburguesa hervida o pollo sin piel, sin hueso y arroz blanco durante varios días hasta que los problemas estomacales de tu perro hayan disminuido.

Este tipo de comida blanda y fácil de digerir le da al tracto digestivo de tu cachorro la oportunidad de descansar mientras le proporciona los nutrientes que necesita. Si la diarrea de tu perro no ha desaparecido después de varios días, asegúrate de programar un seguimiento con un veterinario de inmediato, ya que una dieta casera insípida, como la descrita anteriormente, no proporciona una nutrición canina adecuada durante más de unos pocos días (y en realidad puede llevar a graves complicaciones y deficiencias de salud).

Prevención de la diarrea en tu perro: consejos útiles

Aunque no hay formas infalibles de evitar la diarrea canina, existen ciertas prácticas que puede seguir para reducir la aparición de esta condición desagradable como se describe en los siguientes consejos:

  • Evita cambiar la dieta de tu perro de repente
  • Abstente de darle huesos a tu perro como juguetes o como un refrigerio (en su lugar, opte por juguetes de goma para masticar)
  • No permitas que tu cachorro juegue con objetos pequeños que pueden ser tragados y / o ingeridos fácilmente
  • Evita alimentar a tu perro con restos de comida de mesa o comida humana.
  • Evita que tu perro saque basura durante las caminatas y cuando esté afuera
  • Manten a tu perro al día con sus vacunas y desparasitación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here