Hipotiroidismo En Perros, Definición, Tipos, Síntomas, Diagnóstico Y Más

617

El hipotiroidismo en perros es una condición endocrina en los perros que se produce cuando hay una producción y liberación reducida de las hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas tienen muchas funciones importantes y variadas y actúan en casi todos los tejidos del cuerpo.

Por lo tanto, su presencia en los niveles correctos es vital para garantizar un perro feliz y saludable. Una vez que se diagnostica el hipotiroidismo en un perro, generalmente se puede tratar y el pronóstico es bueno, aunque los perros afectados necesitarán recibir tratamiento a lo largo de toda su vida.

¿Qué es el hipotiroidismo canino?

El hipotiroidismo en perros es una condición que ocurre cuando el cuerpo no puede producir o liberar hormonas tiroideas o no puede responder adecuadamente a su presencia. Existen diferentes tipos de hipotiroidismo dependiendo de dónde esté ocurriendo el problema en la función de la tiroides.

La producción de hormona tiroidea está controlada por una complicada serie de eventos en diferentes áreas del cuerpo que forman el eje hipotálamo-hipófisis-tiroides. Los niveles de hormonas en diferentes etapas retroalimenta el ciclo y, por lo tanto, influyen en los resultados futuros de la forma en que funcionan.

¿Qué es la glándula tiroides?

La tiroides es una pequeña glándula endocrina que se puede encontrar en el lado ventral o inferior del cuello hacia la cabeza, justo en frente de la tráquea o la tráquea. Es responsable de producir dos tipos diferentes de hormonas:

  • Los que contienen yodo: T3 o tri-yodotironina y T4 o tiroxina. Otros tejidos pueden convertir T4 en T3, que es la forma más activa. Estas hormonas son responsables de controlar la tasa metabólica del cuerpo y también ayudan a regular la velocidad de crecimiento de algunos tejidos. Si la glándula tiroides los libera al cuerpo está controlada por otra hormona llamada hormona estimulante de la tiroides (TSH) que proviene de una parte del cerebro llamada glándula pituitaria.
  • Calcitonina que es responsable de controlar los niveles de calcio en la sangre.

Existe una serie compleja de eventos y reacciones interrelacionados que conducen a la liberación de hormonas tiroideas y ayudan a regular sus niveles. Las hormonas mismas están involucradas en la compleja regulación y control de procesos en muchos sistemas corporales diferentes y juegan un papel esencial en el metabolismo corporal y la tasa metabólica basal.

Tipos de hipotiroidismo en perros

Dependiendo del origen del hipotiroidismo, puede dividirse en diferentes tipos:

  • Hipotiroidismo primario: este es el tipo principal de hipotiroidismo y causa entre el 90 y el 95% de los casos. Hay varias condiciones diferentes que pueden causar hipotiroidismo primario. Éstas incluyen:
    • Tiroiditis linfocítica: esta es la causa más frecuente de hipotiroidismo primario en perros y se cree que es una enfermedad autoinmune que destruye gradualmente ciertas partes de la glándula tiroides.
    • Atrofia o desgaste de la tiroides: el tejido tiroideo se atrofia o se desperdicia y se reemplaza gradualmente por tejido adiposo.
    • Tumores tiroideos: los tumores que afectan la función tiroidea pueden causar hipotiroidismo primario. Pueden ser primarios o secundarios, aunque son raros.
  • Hipotiroidismo secundario: en este tipo de hipotiroidismo, la glándula pituitaria se ve afectada. Hay una reducción en la cantidad de hormona estimulante de la tiroides, que secreta la glándula pituitaria. Esto conduce a un efecto devastador en algunas células de la glándula tiroides. Los tumores o anomalías presentes desde el nacimiento en la hipófisis pueden ser responsables de causar esto. Representa un pequeño porcentaje: del 5 al 10% del número total de casos de hipotiroidismo.
  • Hipotiroidismo terciario: Este tipo de hipotiroidismo es poco frecuente y no está especialmente estudiado, pero afecta la producción o liberación de la hormona liberadora de tiroides (TRH) en el hipotálamo en el cerebro. La hormona liberadora de la tiroides suele ser responsable de estimular la liberación de la hormona estimulante de la tiroides de la glándula pituitaria.
  • Deficiencia de yodo: Aunque es extremadamente rara, la deficiencia de yodo también puede causar hipotiroidismo.
  • Hipotiroidismo periférico: Este tipo de hipotiroidismo ocurre cuando el cuerpo no puede convertir la hormona tiroidea T4 menos activa en la forma T3 más activa o, por alguna razón, los tejidos se vuelven resistentes a su presencia. Ambos tipos de hipotiroidismo periférico son raros.

Síntomas del hipotiroidismo en perros

Los síntomas clínicos asociados con el hipotiroidismo son bastante vagos e inespecíficos ya que las hormonas tiroideas T3 y T4 tienen algún tipo de efecto en casi todos los tejidos del cuerpo. Los síntomas de hipotiroidismo también pueden ser causados ​​por muchas otras afecciones y se cree que la enfermedad ha sido diagnosticada en exceso. Algunos de los síntomas de la enfermedad incluyen:

  • Una tendencia a tener sobrepeso u obesidad sin comer en exceso
  • Cansancio general, embotamiento mental y baja resistencia al ejercicio
  • Afectado más de lo normal por las bajas temperaturas y la búsqueda de lugares cálidos
  • Un cambio repentino de carácter y episodios agresivos poco característicos
  • Alopecia simétrica en ambos lados del cuerpo con algunos otros signos de la piel, así como engrosamiento de la piel y aumento en la cantidad de pigmento presente en la piel; También puede haber cambios en el color del pelaje, así como más desprendimiento de lo normal
  • Los perros también pueden ser más propensos a sufrir infecciones por levaduras e infestaciones de ácaros
  • Problemas reproductivos
  • Aunque no es visualmente obvio, el hipotiroidismo puede causar una disminución del ritmo cardíaco y otros efectos sobre el corazón
  • El hipotiroidismo puede causar una serie de anomalías oculares
  • En perros jóvenes, el hipotiroidismo puede causar enanismo

Diagnóstico del hipotiroidismo en los perros

El diagnóstico de hipotiroidismo en perros se basa predominantemente en los signos clínicos, pero generalmente una combinación de estos signos es más probable que sugiera que un perro padece hipotiroidismo que cualquier síntoma aislado. El historial de tratamiento de un perro también debe revisarse para garantizar que ningún síntoma de hipotiroidismo sea causado por ningún medicamento que pueda suprimir la función tiroidea e imitar la afección.

Se deben excluir otras enfermedades realizando análisis de sangre de rutina. Si los resultados de las pruebas de sangre son indicativos de posible hipotiroidismo, se pueden realizar exámenes más específicos para investigar la función tiroidea. Una biopsia de piel es otro procedimiento que puede ser útil en el diagnóstico de hipotiroidismo. Nunca se debe utilizar una prueba de tratamiento para diagnosticar hipotiroidismo, ya que algunas condiciones, que pueden causar signos similares, pueden progresar y, por lo tanto, pasar desapercibidas o simplemente mejorar con el tiempo, como es el caso en algunas alopecias.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Tratamiento

El hipotiroidismo se puede tratar en perros mediante el suministro de suplementos de hormona tiroidea artificial. El tratamiento más común es con L-tiroxina (T4), que se puede administrar en forma de tableta. El cuerpo luego convierte esto a T3. Debido al largo período de tiempo necesario para que la administración de suplementos tenga un efecto, a menudo se necesitan alrededor de dos a tres meses de tratamiento antes de que se observe una mejoría dramática en los signos clínicos.

En los casos en que se necesita tratamiento con más urgencia, T3 se puede utilizar como tratamiento, sin embargo, es más costoso y debe administrarse con mayor frecuencia. Cuando se usan tratamientos de reemplazo de la hormona tiroidea, los perros deben someterse a pruebas con regularidad para asegurarse de que la dosis que reciben sea apropiada. Su veterinario sugerirá un cronograma apropiado para esta prueba, pero será aproximadamente cada 6 a 12 meses una vez que el perro parezca estar estable con una clara reducción de los signos clínicos debido a un tratamiento particular.

Además de tratar el hipotiroidismo, es importante tratar cualquier condición, como la diabetes o las afecciones cardíacas, que también pueden estar presentes y que a menudo se observan al mismo tiempo.

El pronóstico es bueno para el hipotiroidismo si se trata correctamente con niveles suficientes de medicamentos para imitar los niveles de la hormona tiroidea, y los medicamentos se administran de manera constante. El tratamiento dura toda la vida y requiere dedicación del propietario.

La importancia de tratar el hipotiroidismo en tu perro

El hipotiroidismo es una condición que puede tratarse con relativa facilidad en la mayoría de los casos una vez que se ha diagnosticado correctamente. Aunque el tratamiento es necesario para el resto de la vida de un perro, generalmente tiene un buen resultado y puede llevar a una mejora dramática en la calidad de vida de los perros. Los signos clínicos se pueden reducir o eliminar por completo y el perro puede volver a la actividad normal.

Otras condiciones que pueden confundirse con hipotiroidismo en perros

Diagnosticar correctamente el hipotiroidismo es esencial, ya que hay varias otras afecciones que pueden causar signos similares y si estos persisten, el tratamiento para el hipotiroidismo no hará ninguna diferencia. Estos pueden incluir:

  • Hiperadrenocorticismo
  • Síndrome eutiroideo enfermo
  • Otras causas de una frecuencia cardíaca reducida
  • Otras causas de alopecia

 

Preguntas frecuentes acerca del hipotiroidismo en perros

¿Cómo obtienen los perros el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo en perros puede ser una condición congénita (una anomalía presente desde el nacimiento) o una condición metabólica que se desarrolla en algún momento de la vida de un perro, potencialmente causada por una serie de anomalías diferentes.

¿Cuándo están los perros en mayor riesgo de hipotiroidismo?

Parece que las razas más grandes de perros están en mayor riesgo de hipotiroidismo y algunas razas son más propensas que otras. La forma congénita de la enfermedad por lo general se desarrolla antes de los seis meses de edad y la forma adquirida de hipotiroidismo generalmente ocurre antes o alrededor de la edad madura, que es de dos a tres años en razas predispuestas, grandes y gigantes, y de seis a diez años en otras razas. Aunque el hipotiroidismo no parece ocurrir con mayor frecuencia en los hombres que en las mujeres, las hembras esterilizadas parecen tener un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad que las mujeres no neutralizadas.

¿Qué razas son las más comúnmente afectadas por el hipotiroidismo?

Hay algunas razas que parecen tener una mayor predisposición a ser afectadas por el hipotiroidismo que otras. Éstas incluyen:

Video recomendado: Cómo se da el Hipotiroidismo en caninos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here