Hemorroides En Perros, Causas, Síntomas, Signos, Tratamientos Y Más

79

Al igual que en los humanos, los perros también son susceptibles a las hemorroides. Para aquellos que no saben, las hemorroides son vasos sanguíneos inflamados en el ano y el área rectal. Esto ocurre cuando los vasos sanguíneos en el ano de un perro se agrandan debido al aumento del flujo sanguíneo, lo que hace que crezcan.

Sin embargo, dicho esto, las hemorroides en los perros son mucho más raras para los perros que sus homólogos humanos. Incluso si un perro tiene hemorroides, es importante buscar tratamiento lo antes posible. Las hemorroides en perros pueden empeorar con el tiempo y ser extremadamente dolorosas para tu compañero de cuatro patas si no se tratan. Si tu perro tiene hemorroides, comprender la causa, los signos y los síntomas lo ayudará a obtener el tratamiento que necesita tan pronto como se desarrolle el problema.

Causas de las hemorroides en perros

Mientras que las hemorroides en perros tienden a ocurrir cuando hay presión en el área rectal, esta no es la única forma en que se pueden formar las hemorroides. Los profesionales también han demostrado que las hemorroides pueden desarrollarse como resultado de una mala alimentación.

Los malos hábitos alimenticios pueden llevar a problemas digestivos caninos, lo que lleva a heces endurecidas que causan presión en los vasos sanguíneos del recto. La presión hace que estos vasos sanguíneos se expandan, lo que a su vez resulta en un aumento en el flujo sanguíneo.

Naturalmente, cualquier piel inflamada o abultada se volverá sensible con el tiempo. Cuando el recto de un perro se vuelve sensible, los movimientos regulares, como sentarse, se volverán dolorosos. Además, las hemorroides pueden ser tanto internas como externas. Mientras que las hemorroides externas se pueden encontrar fuera del recto o directamente debajo de la piel, las hemorroides internas se encuentran dentro del recto.

En general, las hemorroides externas son más dolorosas que las internas. Ambos tipos de hemorroides pueden romperse, lo que provoca más molestias y problemas.

Síntomas y signos de hemorroides en perros

Típicamente, hay tres signos reveladores asociados con las hemorroides en perros:

  • Dolor e incomodidad al sentarse.
  • Picazón alrededor del ano
  • Hemorroides externas visibles en el área rectal
  • Heces con sangre

Si notas que tu perro no puede sentarse o está visiblemente incómodo cuando se le aplica presión en la parte posterior, tome nota. Las heces con sangre son un signo común de hemorroides en perros porque el canino a menudo se desliza por el suelo, causando irritación o la explosión de las hemorroides. Si sospecha que tu perro tiene hemorroides, revise sus heces para detectar rastros de sangre y controle su comportamiento.

Si observas alguno de estos síntomas, le recomendamos que vaya al veterinario lo antes posible. Querrá obtener una confirmación definitiva de que tu amigo de cuatro patas tenga, de hecho, los tenga y no sufra de otra afección. Los problemas de prolapso de recto y glándula anal son dos ejemplos de problemas más comunes confundidos con hemorroides.

¿Cuáles son los signos de hemorroides en perros?

Por lo general, hay dos signos principales asociados con las hemorroides en perros: picazón y heces con sangre. Si notas que tu perro pica continuamente su área rectal, es algo que debes tener en cuenta. Las heces con sangre en los perros también es un signo común de hemorroides.

La razón es que tu cachorro puede arrastrar su parte inferior por el suelo o contra ciertos objetos para picar y aliviar el dolor que está experimentando. Dado que las hemorroides están justo debajo de la piel y son muy sensibles al tacto, esto puede hacer que estallen. Una vez que una hemorroide ha estallado, la sangre estará presente en las heces del perro la próxima vez que vaya al baño.

Sin embargo, las hemorroides en perros pueden ser complicadas. Si observa alguno de estos síntomas, se recomienda programar una visita con su veterinario. Debido a que las hemorroides son tan poco comunes, querrá obtener una confirmación definitiva de que tu amigo de cuatro patas tenga, de hecho, las tenga y no sufra de otra afección de salud subyacente.

Como reaccionar a las hemorroides en perros

Comprender los signos y síntomas de las hemorroides en perros es clave, y saber cómo reaccionar te coloca en la mejor posición para cuidar a tu peludo amigo. Si se ha confirmado que tu perro tiene este problema, existen algunas opciones de tratamiento de hemorroides en perros que su veterinario puede recomendar.

Una de ellas es una bruja natural avellana. Intente humedecer una bola de algodón en hamamelis refrigerada y aplicarla directamente a las hemorroides de tu perro. La combinación de hamamelis y temperatura fría ayuda a constreñir los vasos sanguíneos. Los veterinarios recomiendan aplicar esto hasta tres veces al día.

Aparte de este tratamiento tópico, cambiar la dieta de tu perro es otra forma efectiva de luchar contra las hemorroides en perros. Pídele a tu veterinario una lista de control de nutrición para perros para que pueda encontrar un producto alimenticio que ofrezca todos los nutrientes necesarios. Aumentar la ingesta de fibra de tu perro también puede ser muy beneficioso al tratar las hemorroides.

La fibra extra ayudará en la digestión y mantendrá los alimentos en movimiento como debería. En lugar de galletas secas para perros, aliméntele alimentos ricos en fibra como zanahorias, manzanas, avena, cereales integrales, legumbres, calabaza y semillas de lino. Haz tu mejor esfuerzo para eliminar los productos lácteos de su dieta hasta que las hemorroides hayan disminuido.

Por último, asegúrate de que tu perro esté bebiendo mucha agua de forma regular. Lo mejor que puede hacer es asegurarse de tener un recipiente limpio con agua fresca en todo momento. Como siempre, complementar la ingesta de agua y la dieta con ejercicio adecuado coloca a su cachorro en la mejor posición para vivir una vida feliz y saludable.

Al final del día, conocer los signos y síntomas comunes de las hemorroides en los perros y comprender cómo reaccionar ante ellos es importante para usted como dueño de un perro. Incluso si las hemorroides son raras en los perros, es aconsejable que se eduquen sobre este problema de salud para que pueda tratar a su mascota lo más rápido posible si se desarrolla.

¿Cómo se pueden tratar las hemorroides en perros?

Puede actuar ahora y hacer una investigación para comprender qué causa los tumores en los perros y cómo mantener a su perro sano a través de una dieta canina nutritiva. Cuando se trata de tratamiento para las hemorroides en perros, existen varios métodos diferentes.

Si se ha confirmado que tu perro tiene hemorroides, existen algunos tratamientos que su veterinario puede recomendar. Una de ellas es hamamelis. Intente humedecer una bola de algodón en hamamelis refrigerada y aplicarla directamente a las hemorroides de tu perro. La combinación de hamamelis y temperatura fría ayuda a constreñir los vasos sanguíneos. Incluso puede intentar hacer esto hasta tres veces al día.

Cuando se trata de hacer cambios en la dieta de tu perro, lo mejor que puede hacer es aumentar su ingesta de fibra. El aumento de la fibra en la dieta de tu perro ayudará significativamente en la digestión ayuda. En lugar de galletas secas para perros, aliméntele alimentos ricos en fibra como zanahorias, manzanas, avena, cereales integrales, legumbres, calabaza y semillas de lino. Haz tu mejor esfuerzo para eliminar los productos lácteos de su dieta hasta que las hemorroides hayan disminuido.

Por último, pero no menos importante, asegúrate de que tu peludo amigo esté bebiendo mucha agua. Haz lo que puedas para aumentar la ingesta de agua de tu cachorro. Cuando tu perro toma suficiente agua, come alimentos nutritivos y hace ejercicio a diario, está en la mejor posición para vivir una vida feliz y saludable.

Al igual que con la mayoría de las otras condiciones médicas, la dieta y el ejercicio tienen el poder de defenderse de las hemorroides. Tanto la dieta como el ejercicio tienen un inmenso impacto en los movimientos intestinales de tu cachorro y aumentan el flujo sanguíneo en general, por lo tanto, permiten que las hemorroides se curen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here