Hemangiosarcoma En Perros, Diagnostico, Tipos, Tratamiento Prevención

254

El cáncer canino sigue siendo una de las causas más importantes de muertes en perros. El cáncer se ha vuelto increíblemente común, particularmente en perros mayores. De hecho, se estima que el 50 por ciento de los perros mayores de 10 años desarrollan algún tipo de cáncer en algún momento y es precisamente el hemangiosarcoma en perros, una de las formas más predominantes de cáncer canino.

Esta alta tasa es un efecto de proporcionar a los perros una mejor atención, prolongando sus vidas hasta el punto en que pueden sucumbir más fácilmente al cáncer. Siga leyendo para obtener más información sobre el hemangiosarcoma, algunos signos y síntomas a tener en cuenta, y opciones de tratamiento efectivas que debe considerar.

¿Qué es el hemangiosarcoma en perros?

El hemangiosarcoma, también conocido como angiosarcoma o hemangioendotelioma maligno, es un cáncer que se origina en el endotelio de su perro. El endotelio comprende la capa superior de tejido que rodea los vasos sanguíneos, los ganglios linfáticos y el corazón de su perro.

El hemangiosarcoma invade los vasos sanguíneos de su perro y esencialmente puede aparecer en cualquier tejido que tenga vasos sanguíneos (es decir, en cualquier parte del cuerpo). Debido a que esta forma de cáncer se basa en los vasos sanguíneos, cualquier diagnóstico debe tratarse con seriedad.

Los tumores de hemangiosarcoma a menudo se llenan de sangre, por lo que un tumor roto puede provocar diversos problemas de salud relacionados con el sangrado interno y externo.

Tipos de hemangiosarcoma en perros

Existen tres formas principales de hemangiosarcoma en los perros:

Hemangiosarcoma dérmico

Esta forma de hemangiosarcoma aparece en la piel. Es el más fácil de eliminar quirúrgicamente y tiene las mayores posibilidades de recuperación completa. Sin embargo, todavía representa una amenaza potencial, ya que aproximadamente un tercio de los casos puede volverse maligno y metastatizarse internamente.

Los tumores dérmicos de hemangiosarcoma aparecen como crecimientos rojos o a veces negros en la piel de su perro. Esta forma de hemangiosarcoma se asocia con mayor frecuencia a la exposición al sol, por lo que es más probable que se forme en áreas desnudas o de pelaje ligero, como el abdomen. Los perros con pelaje blanco corto son más susceptibles al hemangiosarcoma dérmico.

Hemangiosarcoma subcutáneo (o hipodérmico)

Cuando el hemangiosarcoma dérmico afecta la superficie de la piel, el hemangiosarcoma subcutáneo se produce debajo de la capa superior de la piel. Los hemangiosarcomas hipodérmicos aparecen como crecimientos de sangre rojo oscuro debajo de la piel. Alrededor del 60 por ciento de los hemangiosarcomas subcutáneos metastatizan y se diseminan internamente.

Hemangiosarcoma visceral

Los hemangiosarcomas viscerales representan el 2 por ciento de todos los tumores malignos en perros. Afecta con mayor frecuencia el bazo y el corazón.

  • Hemangiosarcoma esplénico: el bazo no es esencial para la vida, pero cumple funciones importantes en la sangre y los ganglios linfáticos de su perro. Los tumores que se forman en el bazo a menudo tienden a romperse y sangrar profusamente, benignos o no. La extirpación del bazo puede prevenir esta hemorragia potencialmente mortal. Antes de una esplenectomía, puede ser difícil para su veterinario determinar si la masa es maligna o benigna. Se estima que un 25 por ciento de los perros con hemangiosarcoma esplénico también tienen un hemangiosarcoma cardíaco.
  • Hemangiosarcoma cardíaco: el hemangiosarcoma de Viscerla también puede afectar el corazón. Similar al hemangiosarcoma esplénico, el hemangiosarcoma cardíaco puede representar un peligro debido a la ruptura y el sangrado. El corazón está encerrado en un saco de tejido llamado pericardio. Si el crecimiento del hemangiosarcoma se rompe o comienza a sangrar, puede llenar el pericardio, ejerciendo una presión adicional sobre el corazón de su perro y evitando que bombee adecuadamente. Esta afección se conoce como derrame pericárdico y puede provocar algunas complicaciones graves de salud.

Algunos casos también reportan hemangiosarcoma que afecta a:

  • Hígado
  • Cavidad oral
  • Riñones
  • Tejido muscular
  • Hueso
  • Útero
  • Vejiga urinaria

Síntomas del hemangiosarcoma en perros

Los síntomas del hemangiosarcoma difieren según el perro, la ubicación y el tipo de hemangiosarcoma. Como la mayoría ocurre en órganos internos, la mayoría de los perros mostrarán muy pocos o ningún síntoma serio hasta que sea demasiado tarde. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Un bulto debajo de la piel.
  • Cansarse o fatigarse fácilmente
  • Hemorragia visible, incluso en forma de hemorragias nasales
  • Lenguas de color pálido
  • Debilidad repentina e inexplicable
  • Hinchazón en el abdomen.
  • Dificultades respiratorias
  • Depresión
  • Convulsiones
  • Ritmos anormales del corazón

El hemangiosarcoma que ocurre en la piel generalmente dará paso a una masa o bulto que puede sentirse debajo de la piel. El bulto puede sangrar o ulcerarse. Los tumores que se producen en o sobre el hueso pueden causar dolor e incomodidad. En ciertos lugares, como las costillas, debe poder sentir el bulto como una hinchazón firme.

Un tumor de hemangiosarcoma localizado en el hígado a menudo solo mostrará síntomas clínicos cuando el tumor se haya roto y se evidencie sangrado en el abdomen de su perro. Este sangrado puede conducir a:

  • Debilidad
  • Anemia
  • Colapso, si el sangrado es severo
  • Encías que se ven pálidas o blancas

Un tumor hemangiosarcoma en el corazón puede causar:

  • Debilidad
  • Dificultades respiratorias
  • Intolerancia al ejercicio y actividad física.
  • Fluido que se acumula en el abdomen

La mayoría de estos síntomas de cáncer son causados ​​por un derrame pericárdico.

Algunos otros síntomas generales para el hemangiosarcoma visceral incluyen:

  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • Pérdida de peso

Causas del hemangiosarcoma en perros

La causa exacta del hemangiosarcoma es difícil de detectar. Es probable que esté relacionado con la genética y los factores ambientales. Se ha encontrado que el hemangiosarcoma dérmico está asociado a una exposición excesiva a la luz solar.

En los humanos, ciertos químicos como el cloruro de vinilo se han asociado con el desarrollo de ciertos cánceres. El hemangiosarcoma es raro en humanos, por lo que no hay mucha investigación sobre él o sus causas precisas.

Factores de riesgo para la hemangiosarcoma en perros

El hemangiosarcoma es más común en los perros que en cualquier otra especie animal, incluidos los humanos. Se encuentra con mayor frecuencia en perros de mediana edad o mayores, generalmente entre 6 y 13 años. Sin embargo, se ha encontrado hemangiosarcoma en cachorros menores de un año. Los perros machos también parecen tener una mayor probabilidad de ocurrencia que las perras.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Esta forma de cáncer también parece ser más común en las razas de perros de tamaño mediano y grande, en particular:

El hemangiosarcoma del bazo es la forma más común de este cáncer canino. Sin embargo, debido a la naturaleza agresiva del cáncer y su origen en los vasos sanguíneos, el hemangiosarcoma generalmente se propaga al corazón, los pulmones, el hígado y el bazo.

Diagnóstico del hemangiosarcoma en perros

El diagnóstico comienza con un examen físico básico para evaluar la salud de su perro. Esto a menudo incluirá examinar las membranas mucosas de su perro para detectar anemia potencial. En las encías, esto puede manifestarse en un color pálido o blanco.

El veterinario de su perro también palpará el abdomen en busca de bultos o hinchazón, extraerá sangre para determinar si su cachorro está formando coágulos adecuadamente y aspirará líquido para ver si hay sangre en el abdomen.

Su veterinario también realizará una prueba de sangre completa para detectar signos de anemia o recuentos bajos de plaquetas en la sangre. Estas pruebas incluyen análisis de orina, perfiles químicos en sangre y un hemograma completo.

Una de las mejores formas de ver lo que sucede en la cavidad abdominal es usar imágenes de diagnóstico. Se pueden usar rayos X para ver masas en el abdomen junto con cualquier líquido potencial que se filtre hacia el abdomen.

Su veterinario también puede usar la radiografía torácica para determinar si alguna célula cancerosa se ha metastatizado en los pulmones. Los ultrasonogramas pueden revelar cualquier tumor en el bazo o el hígado, mientras que su veterinario puede realizar un ecocardiograma para detectar masas en el corazón de su perro.

Para obtener un diagnóstico definitivo, su veterinario deberá realizar una biopsia, que consiste en extraer tejido del tumor o de cualquier área afectada para su análisis. Esto puede resultar difícil ya que los mejores resultados provienen del tumor primario, lo que puede ser un desafío para determinar o encontrar si hay tumores múltiples.

Tratamientos para hemangiosarcoma en perros

Los tratamientos difieren según la ubicación del hemangiosarcoma y el grado en que se ha diseminado. Los hemangiosarcomas dérmicos son mucho más fáciles de tratar que los que afectan a los órganos internos. La mayoría de los hemangiosarcomas en la piel pueden tratarse mediante la extirpación quirúrgica del tumor.

Si el veterinario no puede eliminar el hemangiosarcoma por completo o sospecha que algunas de las células cancerosas se han diseminado a los músculos o al tejido subcutáneo, también pueden usar quimioterapia. La radioterapia, sola o junto con otros tratamientos, también se ha encontrado que es eficaz en el tratamiento del hemangiosarcoma.

Las formas viscerales de hemangiosarcoma son mucho más difíciles de tratar y requieren métodos y procedimientos más agresivos. Con el hemangiosarcoma esplénico, el veterinario puede eliminar completamente el bazo si el tumor se identificó temprano.

El veterinario también puede extirpar tumores cerca del corazón. Ambos procedimientos pueden prolongar la vida de tu cachorro. Si hay líquido acumulado alrededor del corazón, el veterinario puede realizar un golpe pericárdico o extraer por completo el saco pericárdico.

La cirugía sola rara vez es útil para el hemangiosarcoma visceral debido a su naturaleza altamente agresiva. La mayoría de los hemangiosarcomas viscerales se habrán diseminado en el momento en que se hayan diagnosticado adecuadamente.

Para un efecto máximo, su veterinario combinará la cirugía con quimioterapia como tratamiento estándar. La quimioterapia recomendada es doxorubicina de agente único, administrada por vía intravenosa cada 3 semanas. Otros medicamentos comunes para la quimioterapia incluyen:

  • Doxorrubicina
  • Cytoxan
  • Ciclofosfamida
  • Vincristina

Otros tratamientos tienen como objetivo aliviar los síntomas, curar los trastornos de la coagulación y proporcionar otros cuidados de apoyo para prolongar la vida de su perro y garantizar su comodidad.

Prevención del hemangiosarcoma en perros

Gran parte de la prevención para hemangiosarcoma se centra en su forma dérmica. La mejor manera de prevenir el hemangiosarcoma dérmico es limitar la exposición directa al sol, particularmente si su cachorro tiene piel clara, pelo corto o una capa de pelo especialmente delgada.

Proporcione suficiente sombra y aplique protector solar para perros en áreas del cuerpo sensibles al sol, como la nariz, la ingle, la barriga, las puntas de las orejas y alrededor de los labios. Si su perro estará expuesto al sol durante largos períodos de tiempo durante las horas pico, vuelva a aplicar protector solar con regularidad.

No se conoce ninguna forma de prevenir cualquier forma interna de hemangiosarcoma. Sin duda ayudará a alimentar a su cachorro con una dieta saludable, balanceada y rica en nutrientes con abundante agua fresca. Sobre todo, asegúrese de mantenerse al día con chequeos regulares y vacunas.

El análisis de sangre, el análisis de orina y los exámenes físicos que se realizan con regularidad le permiten identificar adecuadamente las enfermedades y los trastornos antes de que incluso note algún síntoma.

Sobre todo, asegúrese de examinar a su perro usted mismo. Usted conoce a su perro mejor que nadie y probablemente sepa cuándo se siente mal o parece un poco extraño. Lleve a su perro al veterinario tan pronto como note cualquier problema. Cuanto antes se trate a su perro, mayores serán las posibilidades de que tenga una mejor salud y bienestar.

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here