Fenilpropanolamina En Perros, Definición, Efectos, Prevención Y Más

393

La fenilpropanolamina en perros es un medicamento que se usa para controlar la incontinencia urinaria, generalmente en perros hembras. A pesar de cierta controversia en el mundo no veterinario, este fármaco permanece en el mercado para uso limitado con establecimientos veterinarios calificados. Se ha demostrado que es relativamente seguro para su uso en perros y parece funcionar con bastante eficacia para controlar la incontinencia causada por muchos factores diferentes, incluidos el envejecimiento, la obesidad, el desequilibrio hormonal o un procedimiento de esterilización mal realizado.

Cómo funciona la fenilpropanolamina en perros

La fenilpropanolamina para perros funciona estimulando ciertos procesos dentro del sistema nervioso simpático. El sistema nervioso simpático es responsable de controlar ciertas funciones del cuerpo que responden a eventos improvisados, como el estrés. Es mejor conocido como el sistema de “luchar o huir”. La fenilpropanolamina se ha usado para controlar muchos síntomas diferentes relacionados con esta porción del sistema nervioso, pero parece ser la mejor opción para controlar la fuga de orina y la filtración en perros hembra. Esta droga en realidad puede aumentar la fuerza de un músculo del esfínter debilitado, lo que reducirá los efectos de la incontinencia.

La controversia

En el pasado, la fenilpropanolamina era uno de los ingredientes que contenían algunos medicamentos de venta sin receta y descongestionantes. Ahora ha sido limitado por la FDA para su uso solo con mascotas. Se descubrió que este medicamento causa apoplejías en mujeres y otros efectos secundarios peligrosos, y también fue una sustancia que los abusadores y fabricantes de drogas ilegales abusaron habitualmente. La investigación sugiere que cualquier síntoma comúnmente reportado en personas no es de riesgo significativo para perros o gatos. Por esta razón, la fenilpropanolamina para perros se ha considerado una de las medicaciones más seguras para tratar la incontinencia y se usa comúnmente para este propósito.

Fenilpropanolamina para tratar la incontinencia del perro

A medida que los perros van envejeciendo son cada vez más propensos a padecer de incontinencia urinaria debido a la disminución del tono del esfínter uretral. Si su perro mayor está teniendo accidentes en el hogar o tiene perdida de orina, no tiene sentido castigarlo: esta forma de orinar es totalmente involuntaria y lo más probable es que su perro esté molesto como usted.

Cuando un perro presenta incontinencia urinaria, es importante que el veterinario descarte cualquier trastorno médico como las enfermedades de disco intervertebral o posibles problemas neurológicos. Por lo tanto, es importante que el veterinario realice un examen neurológico en cualquier perro que presente incontinencia urinaria.

Una vez se tiene el diagnóstico, lo más probable es que mediquen a su mascota con Fenilpropanolamina, ya que es un fármaco que aumenta el tono muscular de la uretra del perro evitando que la orina se filtre. Además, este medicamento funciona como un estimulante del sistema nervioso, ayuda con la disminución de los niveles de estrógeno que suele verse en las perras.

También te recomiendo leer...

Quimioterapia Para Perros
Esteroides Para Perros
Anestesia En Perros

 

Efectos secundarios

Aunque la fenilpropanolamina en perros es relativamente segura, aún existen algunos efectos secundarios que quizás quiera considerar antes de tomar una decisión final sobre si administrar este medicamento a su mascota. Debido a que es un estimulante, es posible que observe un ritmo cardíaco, presión arterial y / o inquietud elevados. Los cambios en el apetito pueden convertirse en un problema y si se produce una pérdida de peso significativa, a un peso saludable por debajo de lo normal, debe considerar suspender el uso del medicamento o investigar los cambios en la dieta. Debido a la posibilidad de que se produzcan estos efectos secundarios, este medicamento debe evitarse en perros con enfermedades cardíacas o cardiovasculares, presión arterial alta, glaucoma, problemas de tiroides o diabetes.

Reacciones inusuales e interacciones medicamentosas

Algunos perros pueden tener una reacción alérgica a la fenilpropanolamina, que presenta síntomas tales como hinchazón facial, vómitos excesivos, urticaria y convulsiones, en ocasiones, hasta el perro podría parecer estar en coma o entrar en dicho estado, es por ello, que si llega a notar este tipo de estados inusuales, debe ponerse en contacto con su veterinario de confianza para que haga algo al respecto.

Otra cosa que debe tener presente al momento de usar fenilpropanolamina en perros, es que este medicamento no es recomendable dosificarlo con otros fármacos, ya que tiende a actuar de forma negativa, sobre todo cuando se ingiere con antinflamatorios, antidepresivos, efedrina, epinefrina o inhibidores de la monoaminooxidasa.

Es de gran importancia que mantenga conversaciones con su veterinario, sobre todo si su perro está bajo algún tratamiento, es más, si está consumiendo vitaminas, está embarazada o en proceso de lactancia antes de iniciar la ingesta de fenilpropanolamina.

Otras notas y consideraciones

La fenilpropanolamina en perros no funciona durante la noche. Deberías esperar administrar varios días de dosis antes de ver una mejora en la condición de tu perro. Asegúrese de investigar la causa real de la incontinencia en su perro antes de confiar en un medicamento como la fenilpropanolamina para suprimir los síntomas. La enfermedad renal y la infección de la vejiga son dos causas de incontinencia que probablemente empeorarán progresivamente. Este tipo de problemas deben tratarse de manera diferente. La resistencia y la tolerancia a la fenilpropanolamina pueden surgir con el uso crónico y a largo plazo del medicamento. Es posible que desee buscar varias soluciones posibles para el problema de su perro y tratamientos alternativos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here