Encefalitis (Inflamación Del Cerebro) En Perros: Síntomas, Causas Y Tratamientos

1056

Escuchar una gran palabra de tu veterinario es una experiencia aterradora, especialmente cuando no tiene idea de lo que significa. Instantáneamente te hace pensar lo peor: todo lo que acaba de decir significa que te queda poco tiempo con tu amado compañero. Pero cuando se trata de una condición como la encefalitis, hay un precedente para un optimismo cauteloso.

¿Qué es la encefalitis?

La encefalitis se clasifica como inflamación del cerebro. Esta inflamación cerebral ocurre cuando el sistema inmunológico de un perro ataca su propio cerebro. La encefalitis puede ocurrir por sí sola, pero comúnmente se asocia con otras enfermedades neurológicas.

La enfermedad inflamatoria en el cerebro y la médula espinal, o sistema nervioso central, es una de las causas más comunes de enfermedad neurológica en los perros. Junto con la encefalitis, hay mielitis, que es una inflamación de la médula espinal, y meningitis, o inflamación de las meninges, que es la membrana fibrosa que rodea el cerebro y la médula espinal.

Si todos están involucrados, la enfermedad se llama meningoencefalomielitis. Pero en general, dado que la enfermedad inflamatoria afecta principalmente al cerebro, la encefalitis se usa a menudo como un término general para la enfermedad inflamatoria del sistema nervioso central.

¿Qué perros contraen encefalitis?

La encefalitis ocurre con mayor frecuencia en perros de las siguientes razas: ChihuahuaYorkshire TerrierMaltésPug y puntero alemán de pelo corto. Puede afectar a perros de cualquier edad, pero los perros adultos jóvenes o de mediana edad son los que tienen mayor incidencia.

Esta es una de las enfermedades neurológicas más comunes en los perros

Causas de la encefalitis en perros

Mientras que la encefalitis significa literalmente inflamación del cerebro, en realidad no es una enfermedad específica en sí misma. La encefalitis puede ser causada por varios factores diferentes.

Hay dos categorías amplias de las causas de la encefalitis en los perros: las causadas por una infección y las que no son infecciosas (a menudo denominadas inmunidad mediada o idiopática). En los perros, las causas no infecciosas son mucho más comunes.

Desafortunadamente, lo que desencadena la encefalitis mediada por el sistema inmunitario en los perros no se conoce bien, pero existe evidencia que sugiere que la encefalitis se debe a una enfermedad autoinmune.

En perros normales y sanos, el sistema inmunológico reconoce los cuerpos dañinos y se protege contra ellos. Cuando se produce una enfermedad autoinmune, el proceso se invierte: el sistema inmunológico del perro perderá la capacidad de distinguir la diferencia entre los cuerpos externos y sí mismo, y en realidad organizará ataques inflamatorios contra sí mismo. Con la encefalitis, el sistema inmunológico de un perro atacará el cerebro y la membrana que lo rodea, también conocido como las meninges.

Existen algunas variedades de encefalitis inmunomediada en perros, pero la forma más comúnmente diagnosticada es la meningoencefalomielitis granulomatosa (GME). Esta condición inflamatoria primaria a menudo involucra a los tres cerebros, meninges y médula espinal.

Las causas infecciosas menos comunes de encefalitis incluyen infecciones bacterianas (aeróbicas y anaeróbicas), virus (como el moquillo, la rabia y el parvovirus), infecciones fúngicas (como aspergilosis, histoplasmosis y blastomicosis), protozoa, transmitida por garrapatas (rickettsia), complicaciones de vacunas, cuerpos extraños e infecciones parasitarias (como la fiebre manchada de las Montañas Rocosas y la erliquiosis).

Recientes investigaciones en realidad ha vinculado defectos genéticos a la encefalitis inmunomediada en barros. Un análisis de sangre puede identificar este defecto genético, pero no identifica específicamente cuándo un perro tiene la enfermedad. Pero la prueba puede identificar los Pugs que tienen un mayor riesgo de desarrollar encefalitis y, por lo tanto, podrían usarse para detectar Pugs que se usarán para la reproducción. Si se identifica que un Pug tiene el defecto genético asociado con la encefalitis, no debe usarse para la reproducción.

La encefalitis es menos común en los gatos que en los perros, pero en los gatos, la causa está más relacionada con la infección. La investigación adicional sobre las causas y tratamientos para la encefalitis mediada por el sistema inmunológico está en curso.

Independientemente de la causa, la encefalitis de cualquier tipo puede ser potencialmente mortal y debe diagnosticarse y tratarse lo antes posible.

Síntomas de la encefalitis

Los síntomas de la encefalitis dependen del área del cerebro afectada. Los signos típicos incluyen:

  • Fiebre
  • Convulsiones
  • Disminución o desigual tamaño de la pupila.
  • Cambios de comportamiento, como la depresión.
  • Pérdida del equilibrio
  • Inclinación de la cabeza a cada lado
  • Parálisis facial
  • Movimientos descoordinados
  • Disminución de la capacidad de respuesta
  • Tropiezos
  • Ceguera
  • Dolor
  • Temblores
  • Conciencia decreciente

Los signos de encefalitis pueden empeorar a medida que avanza la enfermedad. Las convulsiones, la ceguera, los cambios de comportamiento, la depresión mental y los círculos se observan con encefalitis que afecta el cerebro anterior o encefalitis cerebral. La pérdida del equilibrio o la falta de coordinación, la inclinación de la cabeza, los temblores o la parálisis facial se asocian con la enfermedad del tronco cerebral.

Los perros con encefalitis pueden tener anomalías neurológicas que provienen de una sola área (focal) o múltiples áreas (multifocales) del cerebro. Existen muchas otras enfermedades que pueden causar signos neurológicos focales, pero la encefalitis se asocia más comúnmente con la enfermedad cerebral multifocal. Otras enfermedades que causan anomalías focales incluyen accidentes cerebrovasculares o tumores cerebrales, por lo que habrá que descartarlos en los casos en que los signos sean singulares.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Cuando se afectan varias partes del cerebro, se presentarán múltiples signos. Será necesario realizar un examen neurológico completo para determinar la parte del cerebro afectada.

Los perros que se encuentran con encefalitis típicamente verán que los síntomas se desarrollan en un corto período de tiempo, generalmente en días o semanas. El inicio puede ser repentino, y generalmente progresará rápidamente.

¿Cómo se diagnostica la encefalitis en perros?

Antes de realizar cualquier diagnóstico, deberá proporcionar a su veterinario un informe detallado sobre la aparición y el grado de los síntomas de su perro. Esto incluye la raza, edad, historial médico, síntomas y cualquier lesión reciente de su perro que pueda proporcionar una explicación alternativa para los cambios en el comportamiento de su perro. Esto podría ayudar mucho a su veterinario a realizar un diagnóstico adecuado.

Debido a que otras enfermedades neurológicas a menudo reflejan los síntomas de la encefalitis, generalmente se necesitará una ronda completa de pruebas. El veterinario y / o el veterinario técnico le darán a su perro un examen físico extremadamente completo. A esto le seguirá un perfil químico en sangre, hemograma completo y análisis de orina.

Estas pruebas pueden revelar las posibles causas infecciosas de la inflamación cerebral. Por ejemplo, una disminución en el recuento de glóbulos blancos podría apuntar a una infección bacteriana como la causa. Las infecciones virales pueden disminuir el número de linfocitos.

Sin embargo, estas pruebas a menudo no son suficientes para diagnosticar la encefalitis por sí mismas. En estos casos, se pueden ordenar resonancias magnéticas y tomografías computarizadas para evaluar la estructura y función cerebral de su perro. El veterinario también puede tomar muestras del líquido cefalorraquídeo (LCR) de su perro y enviarlo a un laboratorio para su análisis experto. La prueba del LCR generalmente determinará la severidad de la inflamación y dará un diagnóstico definitivo.

Las pruebas pueden revelar una densidad inusualmente alta de materia blanca en el cerebro de su perro, o asimetría, que son signos de inflamación. Juntas, estas pruebas debería ser suficientes para dar un diagnóstico positivo de encefalitis, pero en otros casos, un análisis de una muestra de tejido cerebral puede ser la única forma de confirmar el diagnóstico. Este es un procedimiento peligroso que solo puede ser realizado por un especialista.

Tratamiento de la encefalitis canina

Cuando se trata de la encefalitis, es muy poco lo que puede hacer por su cuenta para tratar a su perro. El curso de acción apropiado es ver a su veterinario.

Los planes de tratamiento variarán caso por caso, pero el curso de acción generalmente es el mismo. Su veterinario primero determinará los síntomas de su perro, luego armará un plan para ayudar a reducir su gravedad. Los síntomas como ataques o edema cerebral serán atacados primero para detener la progresión de la enfermedad. Este plan puede requerir que su perro sea hospitalizado y reciba cuidados intensivos para la estabilización.

En los casos menos comunes en que la encefalitis es causada por una infección bacteriana, su veterinario tratará la causa subyacente de manera individual, a menudo mediante el uso de un amplio espectro de antibióticos, que pueden llegar al cerebro y la médula espinal.

Dado que la encefalitis en perros es más a menudo considerada como una enfermedad autoinmune, los planes de tratamiento incluirán medicamentos para disminuir la inflamación cerebral y suprimir el sistema inmunitario hiperactivo del perro. La prednisona se usa a menudo para tratar la inflamación, sin embargo, los perros tratados con prednisona sola a menudo no sobrevivirán por mucho tiempo.

Después del tratamiento inicial, su veterinario programará exámenes de seguimiento regulares para evaluar la efectividad del tratamiento y el estado de salud general de tu perro. El propietario será responsable de monitorear cómo reacciona el perro al tratamiento entre las visitas e informar sus observaciones. Tu veterinario a menudo recomendará una nueva y estricta dieta para el perro, especialmente si frecuentemente vomita o está severamente deprimido.

¿Cuál es el pronóstico a largo plazo para los perros con esta enfermedad?

Si bien la encefalitis puede amenazar la vida rápidamente, el pronóstico para los perros suele ser bastante bueno si el problema se identifica temprano y se trata de manera agresiva.

El pronóstico para los perros con encefalitis dependerá de una serie de factores. Estos incluyen cuánto tiempo ha estado viviendo el perro con la enfermedad, dónde se encuentra en el cerebro, la gravedad de los síntomas y cómo el perro toma el tratamiento.

Muchos perros responderán bien al tratamiento y pueden prolongar su vida por varios años. Cuando se les da el tratamiento y la atención adecuados, los perros con encefalitis han visto cómo sus síntomas mejoran gradualmente en tan solo dos a ocho semanas.

Sin embargo, otros pueden sufrir recaídas. Los síntomas en algunos perros pueden reaparecer después de que se haya suspendido el tratamiento, en cuyo caso se requerirá una segunda ronda de tratamiento, o un tratamiento a largo plazo, para salvar la vida del perro. En otros casos, los perros pueden no responder al tratamiento en absoluto.

Siempre que encuentre síntomas que considere indicativos de encefalitis, asegúrese de llevar a su perro al veterinario. El diagnóstico precoz y el tratamiento agresivo son vitales para prolongar la vida de tu perro.

Encefalitis (Inflamación Del Cerebro) En Perros: Síntomas, Causas Y Tratamientos
5 (100%) 2 vote[s]

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here