Diarrea Amarilla En Perros – Causas, Síntomas, Tratamientos Y Consejos

151

La diarrea amarilla en perros es algo que puede alarmar a los dueños de perros, considerando que el color de la caca de un perro normal se considera marrón. Hay varias causas posibles que pueden desencadenar heces amarillas en los perros, en algunos casos el episodio puede ser temporal debido a algo que el perro ingirió, pero en otros casos, la diarrea amarilla puede ser persistente y puede requerir atención veterinaria. Esto es importante ya que existen varias afecciones que requieren medicamentos para el tratamiento.

Diarrea amarilla en perros

En un perro sano y feliz, el color normal de las heces suele ser marrón. El color marrón se debe a dos sustancias producidas por el hígado, a saber, la bilirrubina y la bilis.

La bilirrubina está compuesta por glóbulos rojos muertos que se han envejecido y tiende a tener un tono naranja-marrón. A medida que los glóbulos rojos mueren, el cuerpo los recicla y produce bilirrubina.

La bilis, por otro lado, es un líquido de color marrón amarillento que ayuda en la digestión de las grasas. Es producido por el hígado, pero se almacena en la vesícula biliar. Cuando el perro ingiere grasas, la vesícula biliar chorrea un poco de bilis en el tracto intestinal para ayudar a romper la grasa.

En algún lugar del tracto intestinal del perro se combinan la bilis y la bilirrubina. Al igual que cuando se mezcla la pintura en una paleta, la mezcla de bilirrubina y bilis produce un color marrón que es lo que le da a la caca su color distintivo.

Entonces, ¿cómo las heces terminan siendo amarillas? Puede haber posibilidades de que haya un problema de absorción o algún otro tipo de problema que interfiera con el proceso de las heces para obtener su color marrón normal. Varias afecciones, como problemas digestivos o trastornos del hígado, la vesícula biliar o el páncreas, pueden causar heces amarillas en los perros, como se ve a continuación.

Causas de la diarrea amarilla en perros

La mejor manera de determinar qué causa la diarrea amarilla en los perros, es hacer que el veterinario realice varias pruebas. Un buen lugar para comenzar es enviar una muestra de heces para una prueba fecal en los perros. Un perfil de química sanguínea también es útil, ya que puede ayudar a detectar cualquier problema con algunos órganos internos.

A veces, lo que el perro come puede causar heces de colores extraños. Por ejemplo, los colorantes en alimentos para perros o golosinas pueden causar una decoloración temporal de las heces. A continuación hay más detalles sobre algunas causas potenciales de la diarrea amarillas en perros.

1. Parásitos intestinales

En algunos casos, la diarrea amarilla en perros puede deberse a la presencia de parásitos intestinales. Por eso es una buena idea llevar una muestra de heces si tu perro tiene diarrea amarilla.

Los parásitos intestinales pueden incluir gusanos, pero también protozoos, que son organismos microscópicos unicelulares.

Entre los gusanos, los whipworms son conocidos por causar heces amarillentas en los perros. Alrededor del 70 por ciento de las veces, los huevos de lombrices se pueden detectar mediante una prueba de muestra de heces, pero los gusanos no pueden poner huevos con mucha frecuencia. Los gusanos se pueden erradicar utilizando el desparasitador más apropiado sugerido por el veterinario.

Entre los protozoos, un parásito potencial que afecta el tracto digestivo del perro puede ser la coccidia. Se sabe que estos organismos protozoarios unicelulares causan heces blandas y amarillas, otro parásito protozoario problemático, también puede causar heces de color verde amarillento en los perros afectados.

2. Un problema con el hígado

Como se mencionó, la bilirrubina consiste en glóbulos rojos viejos (la  degradación de la hemoglobina) que son producidos por el hígado. Sin embargo, puede haber casos en que se produzca un exceso de bilirrubina, una afección conocida como  hiperbilirrubinemia. El exceso de producción de bilirrubina puede ser indicativo de un problema con el hígado.

Cuando el hígado no funciona correctamente, la bilirrubina, por lo tanto, no se convierte en una forma excretable y termina acumulándose en el cuerpo.

Las condiciones que causan daño, como tumores del hígado o de los conductos biliares, pueden llevar a niveles elevados de bilirrubina. En general, en el caso de problemas hepáticos, junto con las heces amarillas, los perros afectados tendrán otros síntomas como diarrea, vómitos o pérdida de peso.

3. Un trastorno digestivo

La diarrea amarilla en perros puede sugerir un trastorno digestivo subyacente. Cualquier trastorno que afecte la forma en que un perro digiere su comida puede causar cambios en las heces. El color amarillo en este caso se debe a que los intestinos son hiperactivos.

En otras palabras, si los intestinos del perro actúan con demasiada rapidez y causan diarrea, la  excreta se volverá de color amarillo o mostaza debido a una digestión insuficiente y, por lo tanto, una menor absorción de las sustancias responsables de causar el color marrón en los intestinos.

El trastorno digestivo puede ser leve, posiblemente debido al estrés o alguna indiscreción de la dieta, en cuyo caso puede ayudar un breve período de ayuno seguido de una dieta blanda para la diarrea del perro. En este caso, el color amarillo de la caca debe desaparecer una vez que se resuelva la afección.

Otro trastorno que puede causar diarrea amarilla puede incluir insuficiencia pancreática exocrina. En esta condición, la diarrea aparece voluminosa, grasienta, suave y de mal olor con un color amarillo pálido / gris. Los perros afectados tendrán ataques frecuentes, incluso de 6 a 10 evacuaciones por día.

El síndrome del intestino irritable también puede causar diarrea amarillenta en los perros.

4. Un problema con la vesícula biliar

La vesícula biliar de tu perro es una estructura hueca que se encuentra debajo del hígado en el lado derecho del abdomen. Su función principal es almacenar y concentrar la bilis producida por el hígado.

La presencia de cálculos biliares en la vesícula biliar puede causar diarrea amarilla en perros debido a que pueden reducir la cantidad de bilis que llega a los intestinos del perro. Los cálculos de vesícula biliar requieren cirugía para ser removidos.

Como se ve, hay varias causas de diarrea amarilla en perros. Si tu perro tiene diarrea amarilla, consulte a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Remedios caseros para la diarrea amarilla en perros

Un gran número de casos son leves y, con el consejo de un veterinario, se pueden tratar sin un viaje al consultorio. Pueden responder a un régimen de tratamientos muy básicos, que incluyen:

1. Ayunos

Retener alimentos durante 12 a 24 horas, y proporcionar agua en pequeñas cantidades con frecuencia, puede eliminar la causa del trastorno y permitir que el tracto gastrointestinal se asiente. Suele ser la primera línea de ataque para las carreras. Antes de decidirse por un ayuno, asegúrate de que tu perro esté lo suficientemente sano como para soportarlo.

Los cachorros, y los perros ancianos, por ejemplo, necesitan nutrientes. Además, un ayuno puede no ser apropiado para perros pequeños, que no tienen las reservas físicas de sus primos más grandes.

La diarrea amarilla en perros puede causar deshidratación, así que asegúrate de darle a tu perro acceso al agua en todo momento. Muchas personas también ofrecen Pedialyte sin sabor para mantener el equilibrio de electrolitos.

2. Curaciones desde el armario

Después de un ayuno, la comida generalmente se introduce lentamente y muchas personas comienzan con aglutinantes, que pueden normalizar la consistencia de las heces. Algunos métodos probados incluyen:

  • Agua de arroz: hierve el arroz de alta calidad en mucha agua, retira los granos y ofrece al perro la cremosa sopa blanca que queda. Un poco de caldo o un poco de comida para bebés lo hará más sabroso.
  • arroz blanco
  • La calabaza enlatada (relleno de pastel normal, no preparado) tiene la extraña distinción de ser eficaz para la diarrea y el estreñimiento.
  • El yogur, que tiene bacterias beneficiosas, puede ayudar a los perros que pueden tolerar la leche y los productos lácteos.
  • Probióticos, bacterias vivas que ayudan a la digestión (también se encuentran en el yogur)
  • Patatas hervidas, sin piel.
  • Queso cottage
  • Fuentes de proteínas simples como huevo (preparado sin mantequilla o aceite) o pollo(sin piel)

  • Las hierbas, como el hinojo, tienen propiedades calmantes
  • Alimentos para perros especialmente formulados: algunos fabricantes ofrecen alimentos que pueden aliviar los problemas estomacales. Puede que necesites obtener estos de un veterinario.
  • Los medicamentos de venta libre para humanos también pueden ser efectivos para la diarrea amarrilla en perros, pero se deben administrar con precaución y debe hablar con su veterinario antes de usarlos.

Es posible que los métodos que funcionan para un perro no ayuden a otro, por lo que es posible que deba hacer un poco de experimentación para encontrar la fórmula correcta. También podría ser útil anotar qué funciona y qué no, para que sepa qué hacer la próxima vez que se encuentre con un desorden.

Una vez que encuentres una dieta de recuperación que estés de acuerdo con tu perro y no cause una recaída, puede aumentar lentamente las porciones durante un período de días y luego comenzar a agregar pequeñas cantidades de la comida regular de tu perro, hasta que las cosas vuelvan a su estado normal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here