Cálculos En La Vejiga De Los Perros. Causas Y Tratamientos

64

Los cálculos en la vejiga de los perros (o cálculos urinarios) se desarrollan a partir de minerales que comienzan como cristales, que se combinan con pequeñas partículas de material. Piensa en la textura de la arena; Esto es lo pequeño que empiezan. Una vez que la precipitación comienza a formarse en la superficie, crecen lentamente hasta convertirse en piedras de pleno derecho, a veces alcanzando hasta 4 “de diámetro.

Los cálculos en la vejiga son dolorosos, por decir lo menos, porque afectan los riñones, la vejiga y la uretra de un perro. Se encuentran más comúnmente en la vejiga y pueden causar que su cachorro se esfuerce al orinar o lamer su área genital más de lo normal.

Sin embargo, dependiendo del tamaño de la piedra de la vejiga, es posible que tu perro no experimente ningún síntoma, lo que les da tiempo para desarrollarse y causar infección, malestar y dolor. Los cálculos en la vejiga en los perros pueden ocurrir debido a una infección bacteriana, predisposición genética o un desequilibrio en la PH de la orina de su perro.

Si tu perro tiene una infección bacteriana en la vejiga, esto puede hacer que la orina sea más alcalina, lo que significa que es más probable que se formen cristales. Cuando el pH de tu perro llega a más de 7, la orina no puede disolver los cristales y seguirán creciendo.

Ciertas razas de perros pueden correr un mayor riesgo de desarrollar cálculos en la vejiga. Estos incluyen razas mixtas, Schnauzers miniatura, Shih TzusCocker Spaniels.

Si tu perro es una de estas razas, no significa automáticamente que obtendrá cálculos en la vejiga en algún momento de su vida. Solo significa que debe ser más consciente de los signos de dolor, especialmente al orinar.

Finalmente, para ayudar a regular el nivel de pH de la orina de tu perro, asegúrate de que tu mascota se mantenga hidratada y siempre esté bebiendo de una fuente de agua fresca y limpia. La dieta y el metabolismo de tu perro también pueden afectar el equilibrio de su pH. Pregúntele a su veterinario qué tipo de alimentos o ingredientes son los mejores para ayudar a regularlo.

Cuando el equilibrio del pH está desactivado y la concentración de orina es mayor (debido a la deshidratación, por lo general), es más probable que se formen cristales y, finalmente, se formen piedras.

La esperanza es que las piedras pasen naturalmente a través del sistema. Este suele ser el tratamiento menos doloroso y costoso. Observe si tu mascota tiene problemas para orinar, ya que es un signo común de cálculos en la vejiga o, como mínimo, problemas en la vejiga o los riñones.

Cada vez que tu perro experimente un comportamiento inusual, haga una cita con el veterinario para que el problema se detecte y se trate con la mayor precisión posible.

Tratamiento para los cálculos en la vejiga de los perros

Un veterinario determinará si tu perro tiene cálculos en la vejiga a través de radiografías. En el momento del diagnóstico, existen varias opciones de tratamiento según la cantidad de cálculos en la vejiga que tenga su perro, su tamaño y la salud general de su perro. Si es factible, su veterinario puede recomendar el manejo de la dieta en casa para comenzar, con la esperanza de disolver las piedras sin la necesidad de cirugía.

Un factor clave para este tipo de tratamiento es prevenir las infecciones del tracto urinario, que causarán una infección recurrente y empeorarán la condición. Es posible que a su perro le receten medicamentos antibacterianos para ayudar con esto, además de una dieta alterada.

Una dieta modificada tardará algunos meses en funcionar, lo que generalmente incluye una disminución de las proteínas y un aumento en el consumo de agua, además de un ligero aumento en el consumo de sal. Si tu perro es elegible para este tipo de atención domiciliaria, lleve un registro de los alimentos que le está dando de comer y programe un chequeo con su veterinario para obtener información actualizada sobre el progreso.

La cirugía es otra opción de tratamiento, reservada para casos más graves de cálculos en la vejiga. Se realiza un procedimiento llamado cistotomía para abrir la vejiga del perro y extraer los cálculos. La vejiga y la uretra luego se enjuagan con solución salina para evitar que los cristales restantes formen nuevas piedras.

La cirugía siempre es más exigente para el cuerpo de un perro y lo más probable es que requiera una estadía de una noche para observar. Las piedras de la vejiga se envían al laboratorio para analizar cuáles son los próximos pasos para la recuperación y el tratamiento futuro.

Una vez que las piedras de la vejiga de tu perro se hayan disuelto o retirado, consulte a su veterinario acerca de recomendaciones dietéticas especiales u otros consejos de salud para evitar que vuelvan. Incluso pequeños cambios o adiciones a la dieta pueden hacer toda la diferencia cuando se trata de la salud de tu mascota. Las piedras de la vejiga nunca son divertidas de tratar, por lo que la prevención podría ser su mejor vía de atención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here