Aspirina En Perros, Definición, Usos, Efectos, Sobredosis, Tratamiento

447

Reconozcámoslo, ver a tu mascota sufrir de dolor es difícil, si no francamente imposible. Puede ser tentador darle a su perro medicamentos para el dolor, sobre todos los que tiene en su botiquín porque quiere darle un poco de alivio. Sin embargo, esta es una idea imprudente, pero aquí analizaremos que tan buena puede ser la aspirina en perros.

Siempre debe ver a su veterinario antes de administrar cualquier clase de medicamentos de venta libre a su amigo de cuatro patas porque las dosis para los humanos y las dosis para mascotas son muy diferentes.

Y, como el ibuprofeno, la aspirina es un NSAID con un margen de error estrecho cuando se trata de dosificar correctamente a un animal. Si le das a tu perro demasiada droga, puede tener efectos secundarios desagradables, algunos de ellos serios e incluso poner en peligro la vida.

¿Qué es la aspirina?

La aspirina es un medicamento clasificado como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Este tipo de medicamento a menudo se llama AINE para abreviar. Los AINE abarcan no solo aspirina, sino también ibuprofeno, naproxeno y otras drogas.

Este tipo de medicamentos se usan comúnmente como analgésicos y ayudan a reducir la inflamación y la fiebre. La aspirina también se considera un anticoagulante y, a menudo, se administra a los humanos por problemas cardíacos y de circulación.

Se cree que los medicamentos como la aspirina para perros tienen menos efectos secundarios que los esteroides, pero aun así no los hace ideales para el uso a largo plazo. Hay otras drogas más adecuadas para eso. Esto significa que la aspirina puede ser eficaz para aliviar el dolor a corto plazo, pero no debe usarse durante largos períodos de tiempo.

La aspirina que se administra a largo plazo (como en perros con artritis) puede empeorar los problemas de las articulaciones al destruir el cartílago. La aspirina también puede empeorar los trastornos de la coagulación de la sangre debido a sus capacidades de adelgazamiento de la sangre. A veces, la aspirina puede incluso causar hemorragia interna.

¿Para qué se utiliza la aspirina en perros?

Por lo general, la aspirina se prescribe para perros que han sufrido una lesión no grave que no requiere un tratamiento del dolor a largo plazo. La aspirina está diseñada solo para el alivio del dolor a corto plazo, y no debe administrarse antes, durante o después de una cirugía mayor.

A veces los veterinarios pueden recetar aspirina para ayudar a aliviar la inflamación asociada con la inflamación musculoesquelética y la osteoartritis en perros.

¿Pueden los perros tomar aspirina? ¿Y cuándo es seguro?

¿Cuándo un perro NO debe recibir aspirina? Aunque la aspirina puede recomendarse y recetarse para algunos perros, no es una opción de tratamiento ideal para todos los perros. A veces, los perros tienen condiciones que pueden interactuar con la aspirina y causar daños graves, e incluso la muerte.

Si tiene un perro con alguna de las siguientes condiciones de salud, debe evitar darle aspirina.

  • Enfermedad hepática o renal
  • La enfermedad de Von Willebrand
  • Una deficiencia de vitamina K
  • Un trastorno hemorrágico
  • Úlceras internas o úlceras sangrantes
  • Perros que están embarazadas o amamantando
  • Cachorros de ocho semanas o menos
  • Perros o cachorros que toman corticosteroides
  • Perros o cachorros que toman cualquier otro medicamento
  • Al igual que cualquier perro que haya tenido una lesión reciente o grave

Si le da aspirina a su perro, es muy recomendable que solo le dé a su perro marcas que estén específicamente formuladas para perros, y en forma de tabletas de aspirina tamponadas para que el medicamento no sea tan agresivo con su barriga y su sistema digestivo. Intente evitar la aspirina sin recubrimiento o con recubrimiento entérico.

La aspirina no recubierta está diseñada solo para uso humano y puede causar hemorragia interna en perros. La aspirina con recubrimiento entérico puede ayudar a proteger el revestimiento del estómago de su perro, pero puede no ser la mejor para aliviar el dolor.

Sin embargo, puede usarse aspirina sin receta regular si se administra en la dosis adecuada, pero idealmente no durante más de cinco días seguidos.

¿Cuáles son algunos efectos secundarios de usar aspirina en perros?

En la mayoría de los casos, si sigue las instrucciones de su veterinario y administra el medicamento en las dosis adecuadas, se observarán pocos o ningún efecto secundario. Perros pequeños, miniatura y de juguete, así como los cachorros más jóvenes corren el mayor riesgo de sobredosis. Esto significa que debe tenerse especial cuidado para asegurarse de que reciben exactamente lo que ordenó el médico.

Algunos de los efectos secundarios más leves de la aspirina para perros pueden tener en un perro incluyen:

  • Letargo
  • Dolor de barriga
  • Heces sueltas
  • Diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Erosión de la mucosa
  • Ulceración
  • Heces negras y alquitranadas

Estos síntomas a menudo están relacionados con trastornos digestivos y con el trabajo que realizan los riñones y el hígado para descomponer y expulsar el medicamento.

También te recomiendo leer...

Esteroides Para Perros
Anestesia En Perros
Apoquel Para Perros

Si estos síntomas no se resuelven solos o parecen empeorar, o si tiene alguna otra preocupación sobre el estado de salud de su perro, debe ver a su veterinario lo antes posible.

Otros efectos secundarios más graves pueden ocurrir si los intestinos, el estómago o los intestinos de su perro se dañan e inflaman. La inflamación y el daño pueden desencadenar dolor y sangrado e incluso progresar a causar daño a los órganos.

Si nota que su perro está vomitando (especialmente el vómito que parece parecer café molido), la hemorragia interna podría ser una preocupación. Además, si nota que la diarrea de su perro parece sanguinolenta o llena de moco, o si está defecando con heces negras o alquitranadas, esto también podría indicar que hay un sangrado interno.

Señales que su perro ha ingerido demasiada aspirina

A veces, los perros sufren efectos secundarios que van más allá de lo normal. Cuando esto sucede, podría indicar una sobredosis. Un perro que ha ingerido niveles tóxicos de un medicamento como la aspirina puede exhibir todos los síntomas ya mencionados, así como:

  • Hemorragia y pérdida de sangre
  • Convulsiones
  • Colapso
  • Debilidad
  • Respiración rápida (jadeo)
  • Deshidración
  • Fiebre
  • Letargo
  • Pérdida de consciencia
  • Encías pálidas que indican anemia
  • Mareo
  • Y la muerte

Es imperativo que lleve a su perro a un tratamiento de emergencia tan pronto como note cualquier síntoma como este. Cuanto antes se trate a un perro por una sobredosis, más optimista será el pronóstico de una recuperación completa.

El tratamiento de una sobredosis de aspirina en perros

Al igual que con todos los demás casos de toxicidad de los medicamentos, los paneles de sangre, paneles de química y un análisis de orina pueden ser ordenados por su veterinario para determinar cuánto veneno ha ingerido su perro.

Idealmente, desea buscar tratamiento dentro de las doce horas de haber notado por primera vez algún síntoma. De esta forma, con suerte puede comenzar el proceso antes de que los síntomas de su perro empeoren y se vuelvan demasiado severos para recuperarse.

Su veterinario puede optar por realizar un lavado gástrico para bombear el estómago de su perro y eliminar el veneno, así como administrar carbón activado para unirse al veneno y absorberlo.

Debido a que la aspirina tiende a asimilarse rápidamente en el estómago, y debido a que la aspirina que ya ha ingresado en el torrente sanguíneo no se puede eliminar, buscar tratamiento lo más rápido posible ayuda a reducir las posibilidades de que la droga llegue al torrente sanguíneo.

Una vez que un medicamento ha llegado al torrente sanguíneo de un perro, otros síntomas pueden comenzar y se puede dañar gravemente a los órganos vitales. Cuanto más daño a los órganos, más difícil será para su perro recuperarse y recuperarse de su terrible experiencia.

En la mayoría de los casos con una sobredosis severa, su veterinario recomendará que su perro sea hospitalizado y se le administre un suero por goteo intravenoso continuo para ayudar a eliminar la sustancia venenosa de su sistema. Si su perro parece estar anémico, también se le puede administrar una transfusión de sangre.

Como puede ver, , puede darle aspirina a su perro para el dolor cuando sea ​​necesario.

Sin embargo, nunca lo haga sin la recomendación y supervisión de su veterinario, y sin asegurarse de que no haya contraindicaciones para darle al perro tal medicamento. También es imprescindible que se asegure de que esté recibiendo la dosis adecuada que sea adecuada para su raza y tamaño.

Nunca le dé a su perro aspirina sin receta si puede evitarla. En su lugar, intente darle aspirina que haya sido especialmente formulada para perros, y déle tabletas que preferiblemente tengan un recubrimiento para que no cause demasiada molestia gastrointestinal.

Recuerde que la aspirina es solo una medida de alivio del dolor a corto plazo y no debe usarse a largo plazo. Hable con su veterinario sobre esto, porque hay otros medicamentos disponibles que pueden ser más adecuados para su perro y que brindan cuidados para el dolor a largo plazo. No lo sabrás a menos que lo preguntes.

Si le da a su perro aspirina según las recomendaciones de su veterinario, controle a su perro de cerca para asegurarse de que no muestre reacciones adversas, de modo que pueda detectar cualquier señal de advertencia de toxicidad de inmediato.

Una vez más, cuanto antes comience el proceso de desintoxicación de un perro que ha ingerido demasiada aspirina, mejor será su pronóstico para una recuperación completa.

Debido a los efectos secundarios de la aspirina en perros, muchos dueños de mascotas deciden utilizar soluciones naturales para aliviar el dolor de perros como alternativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here