Asma En Los Perros: Síntomas, Posibles Riesgos, Prevención Y Tratamientos

262

Al igual que sus dueños humanos, los perros pueden desarrollar asma, una condición que implica sibilancias, falta de aliento y dificultad para respirar. Llamados bronquitis alérgica en caninos, los perros desarrollan esta condición principalmente como una reacción alérgica a su ambiente.

Los ataques de asma en los perros causan espasmos y constricciones en las vías respiratorias superiores de un perro, lo que lleva a una casi asfixia. Si esta afección aguda se vuelve crónica, el tejido en los conductos respiratorios podría dañarse permanentemente.

¿Las buenas noticias? Hay una serie de tratamientos disponibles para controlar la bronquitis alérgica o asma en los perros.

Los síntomas del asma en los perros

Los perros, como los humanos, pueden desarrollar asma, pero los síntomas y la vía de tratamiento son muy diferentes. La bronquitis alérgica canina tiende a afectar a los perros jóvenes y de mediana edad, aunque los perros más viejos también pueden verse afectados.

Es importante conocer los síntomas de esta enfermedad respiratoria

El signo revelador del asma en los perros es una tos persistente, seca y cortante que puede aparecer lenta o repentinamente. Los síntomas varían desde el problema respiratorio ocasional, llamado disnea, hasta la disnea grave que llega a la asfixia. En este punto, la bronquitis alérgica a menudo se considera crónica e irreversible.

En el peor de los casos, un perro puede verse obligado a respirar por la boca; Sus encías azules por falta de oxígeno. Si la condición se vuelve tan grave, necesitará atención inmediata para sobrevivir.

Por lo tanto, la captura de estos síntomas desde el principio es clave. Los síntomas comunes del asma en los perros incluyen:

  • Respiración dificultosa
  • Falta de aliento
  • Sibilancias
  • Disnea
  • Respiración abierta
  • Tos seca y cortante.
  • Encías “azules” o membranas mucosas pálidas.
  • Fatiga extrema
  • Falta de interés en el ejercicio.
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso

Si tu perro muestra dificultad para respirar y una tos seca y rasposa, llévalo al veterinario para que reciba tratamiento de inmediato.

Perros en riesgo de asma

La bronquitis alérgica crónica o asma en los perros es más común en las razas de perros pequeños, aunque los perros de razas grandes también son susceptibles. Los perros rodeados por los siguientes alérgenos también están en riesgo:

Hay ciertos riesgos que pueden empeorar la condición de tu mascota
  • Tabaco, chimenea, o estufa de leña.
  • Perfume
  • Ambientadores
  • Limpiadores domésticos
  • Plaguicidas o fertilizantes
  • La contaminación del aire
  • Polen
  • Esporas de moho
  • Partículas de la arena para gatos

Cómo prevenir el asma en los perros

La bronquitis alérgica o asma en los perros es una condición delicada que puede no reconocerse por completo hasta que es demasiado tarde para revertirla. Por lo tanto, tomar el cuidado adecuado para prevenirlo en primer lugar le dará a su perro la mejor oportunidad de vivir sin asma.

  • Baña a tu perro regularmente y séquelo completamente después de cada baño.
  • No fumes cerca de tus mascotas.
  • Renuncia a tu chimenea o estufa de leña por las velas que funcionan con pilas o los troncos falsos que brillan.
  • Opta por plantas no tóxicas y usa pesticidas naturales en lugares que tu perro no puede alcanzar.
  • Usa limpiadores naturales alrededor de tu casa, como el vinagre blanco directamente de la botella o diluido con agua.
  • Utiliza olores naturales, como aceites esenciales que se pueden mezclar para duplicar los olores comunes sin los alérgenos.
  • Instala purificadores de aire para reducir la contaminación del aire en tu hogar. Una opción menos costosa sería instalar un filtro HEPA (aire de partículas de alta eficiencia) en tu sistema de aire acondicionado para reducir la humedad en tu hogar, lo que puede agravar el asma.
  • Si tiene gatos en casa, usa arena para gatos sin polvo, lo cual es bueno para toda la casa, incluidos los pulmones de su gato.
  • Considera deshacerte de tu alfombra, que a menudo transporta químicos tóxicos del proceso de fabricación.
Los tratamientos siempre son una buena opción para la cura

Tratamiento del asma en los perros

Si bien la bronquitis alérgica canina o asma en los perros es poco común, existen varias opciones de tratamiento disponibles para ayudar a cuidar a tu perro. Identificar y eliminar el alérgeno del entorno de tu perro es el objetivo número uno del tratamiento, ya que el asma generalmente se desarrolla a partir de algo que el perro ha inhalado.

Su veterinario querrá saber sobre cualquier cambio ambiental en el hogar, como el uso de nuevos limpiadores para el hogar; ambientadores fertilizantes; Fumar cigarrillos o chimeneas, y más.

En algunos casos, el alérgeno no está identificado en absoluto. En este caso, una serie de medicamentos están disponibles para el manejo sintomático. Sin embargo, si el asma se vuelve crónico, la tos nunca se disipará por completo, y la terapia se utilizará para ayudar a reducir la tos y hacer que su perro se sienta más cómodo.

Los perros con asma pueden someterse a un tratamiento riguroso para minimizar el daño a largo plazo en las vías respiratorias. El tipo de tratamiento más común consiste en glucocorticoides y broncodilatadores, que ayudan a reducir la gravedad de los ataques. Estos se pueden administrar a través de inhaladores, que son cada vez más comunes hoy en día y están diseñados para adaptarse a la boca del perro. En el caso de una infección secundaria, se pueden usar antibióticos, así como también supresores de la tos.

El asma en los perros no es común, pero la buena noticia es que cada vez hay más tratamientos disponibles para garantizar que tu perro tenga la vida despreocupada y feliz para la que estaba destinado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here