Ansiedad En Perros, Fuentes, Causas, Síntomas, Tratamiento

542

Los perros son verdaderamente el mejor amigo del hombre. Sin embargo, cuando se los deja solos, incluso durante un corto período de tiempo, algunos perros pueden desarrollar la forma más común de ansiedad canina, llamada ansiedad de separación. La ansiedad en perros es una respuesta natural de todos los animales inteligentes, y los perros no son una excepción. La evolución ha impreso a cada organismo vivo con un mecanismo para hacer frente a los peligros previstos o imprevistos. Ese mecanismo se llama ansiedad.

El tratamiento de la ansiedad del perro puede ser un proceso frustrante, aparentemente sin fin en la vista. Veamos algunos de los tipos más comunes de síntomas de ansiedad en perros, y también algunos tratamientos diferentes para la ansiedad del perro.

Fuentes de miedo y ansiedad en perros

¿Cuáles son las causas principales de la ansiedad en perros? A menudo, un perro adulto mostrará signos de ansiedad debido a la atención disminuida de su propietario (s). Los cachorros usualmente reciben una atención y cuidado extra, pero a medida que el perro alcanza el estado adulto, la atención a la que están tan acostumbrados a recibir a veces disminuye.

Los perros son animales naturalmente confiados y centrados en la compañía; La montaña rusa emocional de la atención 24/7 seguido de la negligencia es a menudo la principal causa de ansiedad canina. Incluso los gatos, no conocidos por su conexión con los humanos, pueden experimentar ansiedad cuando se los coloca en escenarios similares.

El miedo es algo inherentemente presente en todos los animales, incluidos los perros, los humanos y el resto del reino animal. Este instinto primordial puede estallar en respuesta a amenazas reales o percibidas. Lo que el animal con miedo perciba -una persona, una cosa o una situación- es lo que le indica al cerebro que se prepare para los problemas. Esto, a su vez, provoca la respuesta de lucha, huida o congelamiento.

Esta respuesta y sus comportamientos asociados son la forma en que los animales (y las personas) sobreviven y son completamente normales. Sin embargo, si estas respuestas son apropiadas depende casi por completo del contexto. Por ejemplo, una respuesta de miedo en presencia de un perro agresivo o un ser humano violento es una reacción sensata para cualquier perro.

Por otro lado, una respuesta de miedo en presencia de todos los perros o de todas las personas nuevas es probablemente una respuesta aprendida al estrés y situaciones peligrosas, que pueden afectar el comportamiento de un perro en situaciones comunes.

Problemas menos comunes basados ​​en el miedo y ansiedad en perros

Una fobia es un miedo extremo y duradero a algo muy específico. Cuando piensas en fobias puedes imaginar a personas que temen a las arañas o las alturas, y aunque esta es una percepción precisa, recuerda que los perros también pueden tener fobias que se sienten igual de reales.

Por ejemplo, algunos perros están aterrorizados durante tormentas eléctricas o durante fuegos artificiales el 4 de julio. Ambos son excelentes ejemplos de perros que sufren fobias.

Algo llamado miedo idiopático también se puede encontrar en algunos perros. Este es un miedo extremo que a veces hace que los perros se retiren de personas, lugares y actividades que solían (o deberían) amar.

Algunas de las razas con mayor probabilidad de experimentar este problema son: Husky SiberianoBraco alemán de pelo cortoRetriever de Chesapeake, Boyero de Berna, Perro de montaña de los Pirineos, Border ColliePoodle Estándar, entre otros. Parece haber un fuerte componente familiar, con la probabilidad de una influencia genética.

Inicio del miedo y la ansiedad en perros

La mayoría de los dueños de perros tienden a ver los primeros signos de miedo y ansiedad en sus mascotas entre las edades de uno y tres años, cuando sus perros están comenzando a madurar socialmente. Sin embargo, otros horarios están presentes en casos más específicos. Por ejemplo, los temores muy extremos que provocan la abstinencia tienden a aparecer antes en los perros que tienen entre ocho y diez meses de edad.

Sin embargo, es común que los dueños de mascotas presenten una repentina aparición de miedo y ansiedad en sus perros a medida que crecen. Si bien este inicio de la ansiedad en los perros mayores suele ser el resultado del proceso de envejecimiento normal, a veces puede ser causado por problemas psicológicos o físicos. Las causas comunes de ansiedad en perros mayores incluyen:

  • Enfermedad o dolor
  • Síndrome de disfunción canina
  • Pérdida del control de la vejiga o el intestino
  • Sentidos fallidos

Comprender y tratar la ansiedad en perros

Se puede pensar en la ansiedad como un tipo de miedo, completo con causas y síntomas muy específicos. Cuando los perros y otros animales (incluidos los humanos) experimentan respuestas fisiológicas al anticipar amenazas peligrosas, se considera ansiedad. Esta es la razón por la cual su mascota que sufre de ansiedad actúa como un animal que enfrenta un peligro inminente: ladra o llora excesivamente, actúa destructivamente e incluso pierde el control de la vejiga y los intestinos.

Entonces, ¿qué causa este tipo de reacciones terribles? A menudo, problemas emocionales y / o físicos profundamente arraigados pueden causar ansiedad. Sin embargo, existen otros desencadenantes de la ansiedad, que incluyen: trauma, pasado y presente; soledad y falta de compañía; enfermedades como infecciones, enfermedades infecciosas y virus; y problemas dentro del sistema nervioso.

El resultado final es que la ansiedad en perros puede ser causada por una serie de problemas y vienen con una variedad de síntomas, desde casual a grave. Independientemente de los síntomas y las causas que caracterizan la ansiedad de su mascota, es importante que el problema se tome en serio con un tratamiento y atención rápidos.

Los signos de ansiedad en los perros pueden incluir:

  • Agresión
  • Signos clásicos de la actividad simpática del sistema nervioso autónomo, incluida la diarrea
  • Comportamiento destructivo, desde romper la alfombra, masticar zapatos, ropa, papeles y otros artículos, rayar muebles o paredes, etc.
  • Esconderse o refugiarse en áreas tranquilas
  • Aullidos o gritos o ladridos excesivos
  • Ataques de pánico
  • Necesidad seria, demanda de compañía más intensa de lo que es típico

Ciertas razas de perros son más propensas a experimentar ansiedad que otras. Estas razas también sufren de una ansiedad que es más intensa: pastor australiano,  Bichon frise,  Border collie,  Cocker spaniel,  pastor alemán,  Greyhound, Standard y  Poodle mini y  Vizsla.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

No es sorprendente que estas razas tiendan a mostrar un mayor apego a sus dueños que otras razas. Pero vale la pena tener en cuenta que cualquier raza de perro, sin importar qué tan distante aparezca en la superficie, está sujeta a la ansiedad canina. Todos los perros, independientemente de su pedigrí, establecerán una conexión emocional con sus dueños.

Diagnosticando la ansiedad en perros

Si nota alguno de estos comportamientos en su perro, es aconsejable consultar a su veterinario lo antes posible. Antes de concluir que su perro, de hecho, está sufriendo de ansiedad o miedo, su veterinario primero querrá descartar otras afecciones que puedan estar causando los síntomas, como trenza o enfermedad de la tiroides.

Además, es posible que su veterinario quiera realizar algunos análisis de sangre para detectar sustancias tóxicas, como el plomo, que generalmente producen comportamientos similares a los que experimentan los perros con ansiedad.

Variaciones en el miedo y ansiedad en perros

Existen múltiples niveles de miedo y ansiedad que los perros pueden experimentar, y cada nivel tiene diferentes síntomas. Aquellos que se enfrentan a la ansiedad constante probablemente muestren signos de mordeduras y lametones excesivos en forma de lesiones en la piel, así como otras indicaciones de autolesión nerviosa.

Los temores leves pueden hacer que un perro se esconda, actúe de forma pasiva, reduzca la velocidad y deje de participar en las actividades normales, agite, meta la cola y retírese. Cuando el miedo aumenta y se convierte en pánico, es probable que los perros intenten escapar y experimentar actividades motoras que pueden ser muy perjudiciales.

Ansiedad de separación en perros

La ansiedad por separación, en particular, es un problema único que experimentan muchos perros. Muchos problemas de conducta que se observan en los perros se pueden atribuir a la falta de entrenamiento u otros problemas, pero en algunos casos pueden ser un signo de ansiedad por separación.

El mayor indicador de que las conductas de “perro malo” están siendo desencadenadas por la ansiedad de separación es cuando también están presentes las conductas relacionadas con la angustia emocional.

La ansiedad por separación en los perros se desencadena cuando las personas a las que están vinculadas, generalmente su principal propietario o tutor, se van. Por lo general, los perros comienzan ladrando y ladrando justo después de que su dueño se va, pero también pueden volverse más destructivos después de estar solos por periodos de tiempo más largos al masticar, cavar, orinar e intentar escapar.

Si nota que su perro tiene un patrón de actuación inestable, ansioso o deprimido antes de irse, esto es definitivamente una señal de que su perro está experimentando ansiedad por separación. Algunas personas pueden confundir la ansiedad por separación con un mal entrenamiento, pero las señales de angustia como babear o tratar de evitar que su dueño se vaya son signos claros de ansiedad por separación.

La ausencia se percibe como una amenaza peligrosa, y esto desencadena intentos de fuga, que pueden causar daños graves en el hogar. Este tipo de comportamiento destructivo a menudo se centra en las puertas y ventanas, que el animal puede percibir como “causantes” de la ausencia. Ocasionalmente, la ansiedad por separación viene con el inicio de la vejez a medida que los procesos cognitivos de su mascota, incluida la memoria, disminuyen.

La ansiedad de separación es la ansiedad específica más común en los perros de compañía ( perro esquimal americano, Bichón Frisé, Boston TerrierCavalier King Charles SpanielChihuahua , Bulldog francesgalgo italiano, Lhasa Apso, maltés, Pomerania, Yorkshire Terrier, Toy Fox Terrier, Terrier tibetano, perro de aguas tibetano, Silky Terrier, Shih Tzu, Shiba Inu, Schipperke, PekinésPug). Cuando está solo, el animal muestra ansiedad o comportamientos de angustia excesivos.

Causas específicas del miedo y la ansiedad en perros

Hay muchas causas de miedo y ansiedad en perros, pero aquí hay algunas que es probable que encuentre:

  • Cualquier problema físico que cause dolor o enfermedad grave; estos factores también pueden provocar que se desarrollen fobias más serias
  • Cambios que vienen con el envejecimiento, especialmente aquellos que afectan el sistema nervioso
  • Enfermedades infecciosas, especialmente enfermedades virales
  • La toxicidad causada por el veneno o la exposición a peligros ambientales como el plomo
  • Trauma o incluso situaciones y experiencias simples y desconocidas que asustan
  • Falta de exposición temprana (antes de las 14 semanas de vida) a influencias sociales saludables
  • Historia de estar atrapado o encerrado cerca de los estímulos inductores de miedo
  • La historia de rehoming, abandono, abandono previo o múltiples propietarios es especialmente probable que conduzca a ansiedad por separación

Tratamiento de la ansiedad del perro: un enfoque único

La dieta de un perro no solo debe incluir los nutrientes vitales y las vitaminas para tener huesos fuertes, dientes sanos y un pelaje exuberante. También debe mantener y mejorar las funciones biológicas críticas, incluido el estado de ánimo, el apetito y la memoria.

La nutrición óptima es extremadamente importante para la salud canina, incluido el bienestar emocional de su perro. Sin embargo, es importante que combine la dieta saludable de su perro con el ejercicio regular también.

El ejercicio riguroso no solo estimula la producción de serotonina en el cerebro, sino que también elimina la energía reprimida que puede alimentar la ansiedad de su perro. Una caminata corta en el parque o un juego de búsqueda puede hacer maravillas cuando se trata de reducir el estrés y la tensión en su perro.

Tan importante como ejercitar el cuerpo de su perro es ejercitar su mente. Al sorprender a su perro con juguetes rompecabezas con alimentos y golosinas escondidos dentro de ellos o hacerlos “cazar” sus croquetas alrededor de su casa y patio, le está proporcionando la cantidad justa de estimulación mental necesaria para disminuir el estrés y crear el apropiado puntos de venta para que liberen parte de su energía.

Con un régimen completo de dieta adecuada, ejercicio riguroso, condiciones de sueño ideales y tiempo de juego abundante, su perro disfrutará de la mejor salud posible.

Prevención del miedo y la ansiedad en perros

Con el fin de evitar la ansiedad o el miedo severo en su perro, asegúrese de exponerlos a una variedad de situaciones sociales cuando sean pequeños. Esta exposición a diferentes entornos con nuevas miradas, olores y personas durante sus años formativos ayudará a disminuir la probabilidad de un comportamiento temeroso a medida que envejecen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here