Alergias A Las Pulgas En Perros, Causas, Síntomas, Diagnóstico Más Tratamientos

631

Lo más probable es que, como propietario de un perro, al menos sea consciente de la molestia que pueden tener las pulgas para los perros. Quizás tu propio cachorro haya tenido la suerte de no tener una reacción alérgica a las pulgas, pero es una condición que puede surgir en cualquier momento. Y aunque puede parecerle repentino, los síntomas de la alergia a las pulgas en perros pueden aumentar con el tiempo y serán bastante incómodos para su cachorro.

Una infestación de pulgas puede causar una gran angustia física y emocional para tu amado compañero canino y solo se exacerba si el perro resulta ser alérgico. Desafortunadamente, no existe una solución simple para crear un hogar libre de pulgas y alérgenos. Puede limpiar y aspirar todo lo que quiera, pero las pulgas aún pueden encontrar una manera de quedarse.

Esta publicación lo ayudará si tu perro es alérgico a las pulgas, y analizará cómo sucede esto, qué síntomas buscar y qué puede hacer para ayudar a tratar a su mascota de esta molestia alérgica. Tenga la seguridad de que tú y tu perro pueden reanudar una vida feliz y saludable una vez que pueda controlar los síntomas de su perro.

Pero primero, ¿cómo desarrolla su perro una alergia a las pulgas en primer lugar?

¿Cómo los perros contraen pulgas?

Es difícil determinar cómo exactamente un perro adquiere las pulgas, pero esencialmente entrarán en contacto con las plagas y las pulgas se asentarán en el pelaje de tu cachorro. Un perro puede encontrarse con pulgas en algún lugar de su entorno, o por contacto con otro perro que tiene pulgas. Se cree que el contacto con un perro infectado es la fuente más común.

Debes llevar a tu perro con un veterinario para identificar posibles alergia a las pulgas

Si le preocupa que tu perro sea alérgico a las pulgas, no debería serlo, porque en realidad es la enfermedad de la piel más común en los perros. La hipersensibilidad a la picadura de pulga y la dermatitis alérgica canina de pulga son alergias que generalmente se desarrollan cuando el perro es joven, entre los seis meses y los cinco años de edad. Sin embargo, un perro puede desarrollar una alergia a las pulgas en cualquier momento de su vida.

El perro generalmente recoge una pulga o pulgas adultas que pueden morder al perro y lo harán, pero el problema real es si las pulgas ponen huevos. Estos huevos se convertirán en larva y luego en una pupa. Una vez que la pulga adulta puede poner huevos en el perro, se caerá y los huevos se mutarán en pulgas maduras.

Hasta que el perro sea tratado, este ciclo de vida continuará, y tu perro tendrá una infestación real de pulgas en su cuerpo.

Causas de la alergia a las pulgas en los perros

La dermatitis por alergia a las pulgas se produce cuando un perro se vuelve hipersensible a las mordeduras de una pulga. Los gatos también desarrollan dermatitis alérgica felina, que es más frecuente en el verano para ambas especies.

Sin embargo, la infestación de pulgas puede persistir durante todo el año, especialmente en climas más cálidos. Incluso en las regiones del norte, los perros que pasan más tiempo en interiores en hogares cálidos pueden crear un ambiente en el que las pulgas continuarán creciendo durante los meses más fríos.

Sin embargo, cualquier tipo de temperatura extrema puede prohibir que las pulgas continúen con sus ciclos de vida y se conviertan en un problema durante todo el año. La baja humedad también ayuda a producir un ambiente pobre para el crecimiento de pulgas.

Independientemente del clima, la hipersensibilidad a la picadura de una pulga es el síntoma dermatológico más común en los perros. En cuanto a lo que exactamente en la picadura de la pulga causa las reacciones alérgicas, la saliva de la pulga parece ser el principal culpable.

Las pulgas inyectarán su saliva en los perros cuando muerden. La saliva de la pulga contiene compuestos tipo histamina, polipéptidos, aminoácidos y enzimas que varían en tamaño e inducen una reacción. Cuando los perros se exponen de forma intermitente a las picaduras de pulgas, pueden tener reacciones inmediatas que aparecen en tan solo 15 minutos. Otros pueden tener reacciones tardías que no se manifestarán durante 24 a 48 horas.

Cuando los perros están continuamente expuestos a las picaduras de pulgas, tendrán bajos niveles de anticuerpos que circulan y no desarrollarán reacciones en la piel o los desarrollarán posteriormente en un grado mucho menor. Estos perros parecen desarrollar una respuesta inmune natural, o una tolerancia, a las picaduras de pulgas.

Sin embargo, otros pueden no acumular estos anticuerpos o verse abrumados por una gran infestación de pulgas. Cuando esto ocurre, los compuestos similares a histamina y otras características abrumarán el sistema del perro y se producirá una reacción alérgica. Esta reacción alérgica puede aparecer de varias maneras diferentes.

Signos y síntomas de una alergia a las pulgas en perros

El síntoma revelador más común de una alergia a las pulgas es la característica picazón en la piel de los perros, una condición que se conoce médicamente como prurito. Solo toma un par de picaduras de pulgas por semana para causar prurito, especialmente si tu perro tiene una alergia más grave.

Debido a que una reacción puede surgir después de unos pocos mordiscos, los síntomas pueden parecer persistir incluso después de que haya comenzado algún tratamiento. Lo que complica aún más las cosas es el hecho de que los síntomas suelen ser episódicos, lo que puede llevar a los propietarios a creer que su tratamiento no está funcionando. Sin embargo, puede llevar un tiempo erradicar el problema.

La picazón y otros síntomas de la dermatitis alérgica por pulgas pueden empeorar a medida que el perro envejece, e incluso puede causar algunos problemas de salud secundarios y problemas de comportamiento debido a la hipersensibilidad del perro.

Más allá de la picazón y el rasguño severos que más a menudo apuntan a una alergia a las pulgas, también puede notar alguna pérdida de cabello o costras en la piel del perro debido a los incesantes rasguños y arañazos.

Los cuartos traseros a menudo se afectan más que el frente o la cabeza del perro, pero las lesiones y las picaduras de pulgas pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo del perro, incluidos los flancos, la espalda, el cuello y las orejas. Las pulgas y la suciedad de las pulgas también pueden ser imposibles de ver a simple vista.

La duración y el nivel de los signos asociados con una alergia a las pulgas dependerán de la frecuencia de exposición de las pulgas del perro, así como de la presencia de cualquier otra afección de la piel. El grado de hipersensibilidad también variará de un perro a otro.

Las pulgas pueden ocasionar diversos problemas de piel

Vale la pena señalar que incluso los perros que no son alérgicos a las picaduras de pulgas todavía se sentirán molestos por sus mordeduras, y pueden rascarse si tienen incluso algunas pulgas. Sin embargo, cuando un perro es alérgico, estos síntomas serán mucho más intensos.

Los perros con alergia a las pulgas y la infestación harán todo lo posible para tratar su picazón en la piel. Frotarán contra los muebles y el suelo, se rascarán, frotarán, lamerán e incluso masticarán lo que puedan alcanzar.

También te recomiendo leer...

Urticaria
Miositis
Disfunción Cognitiva

Este rasguño y mordida frecuentes pueden causar lesiones secundarias e incluso crear áreas de calvicie, descamación, pápulas rotas, dermatitis traumática húmeda (puntos calientes) y sangrado. El perro se volverá susceptible a desarrollar infecciones bacterianas y levaduras secundarias en estas áreas problemáticas de la piel.

¿Cómo se diagnostica una alergia a las pulgas en los perros?

Varios factores entrarán en juego al determinar la fuente de la reacción alérgica de tu perro. Sin embargo, dado que la alergia a las pulgas es la causa más común de irritación de la piel en los perros, a menudo será la primera cosa que su veterinario examinará.

Se puede realizar un simple examen físico superficial utilizando un peine para pulgas para inspeccionar el cabello de tu perro. Estos pequeños peines pueden exponer las pulgas y la suciedad de la pulga que puede estar causando la irritación de tu perro.

Si no se encuentran pulgas, se pueden realizar más pruebas cutáneas para detectar ácaros y enfermedades bacterianas de la piel. Pero normalmente, las pulgas se encuentran simplemente buscándolas con el peine especial.

También puede ayudar a descartar otras posibles causas de una reacción alérgica y un trastorno dermatológico. Si el inicio de los síntomas es durante el verano, puede indicar una infestación de pulgas, pero también podría indicar una alergia canina a otro desencadenante ambiental, como el polen.

Otras afecciones, como las alergias a los alimentos caninos o la hipersensibilidad a los medicamentos, también pueden ser un desencadenante de síntomas similares de picazón, por lo que deberá proporcionar un historial completo de la afección de tu perro para ayudarlo a determinar cuándo y cómo comenzó.

El uso del peine para pulgas puede revelar las pulgas, así como los excrementos y las larvas. El excremento aparecerá de color negro rojizo y redondo, casi pellet o en forma de coma. Y cuando se aplasta con una toalla de papel húmeda, el excremento se disolverá y producirá un color marrón rojizo.

Esos perros que son extremadamente hipersensibles a la pulga pueden parecer estar libres de plagas debido a la excesiva forma en que se preparan. En estos casos, puede ser difícil encontrar evidencia de pulgas, lo que también dificultará un diagnóstico adecuado.

¿Cómo se trata la alergia a las pulgas en los perros?

Es esencial tratar la alergia a las pulgas de tu perro tan pronto como sea posible antes de que las lesiones causen un problema mayor. Afortunadamente, hay muchas opciones disponibles para matar las pulgas que viven en la piel del perro.

Estos tratamientos tópicos pueden incluir champús y sprays que se deben usar en todo el cuerpo del perro o en áreas específicas. Estos tratamientos pueden repetirse para controlar el problema de la pulga.

Los champuses contra las pulgas, en particular, pueden ser beneficiosos para el tratamiento a largo plazo y el alivio de los síntomas. También hay medicamentos orales que pueden ayudar con los niveles de histamina y también proporcionan un alivio adicional de los síntomas.

Un problema con el tratamiento de las pulgas es que los perros suelen pasar una buena cantidad de tiempo al aire libre. Pueden entrar continuamente en contacto con las pulgas y traerlas de regreso a su hogar.

Esto significa que también debe intentar tratar el entorno de tu perro, así como el perro mismo. Si tú casa o patio tiene una infestación de pulgas, es posible que tenga que usar insecticidas para tratar el problema de plagas.

Esto es especialmente cierto si tiene un gran patio que está poblado por vida silvestre, si alguna vez hay gatos y perros salvajes cerca, o si tu perro a menudo entra en contacto con otros animales en el parque o en otro lugar. Estos entornos pueden poner a tu perro en contacto constante con las pulgas, lo que hace que el tratamiento y las atenciones continuas sean su mejor curso de acción.

También debes lavar la ropa de cama y las mantas de tu mascota, las alfombras, limpiar a fondo sus portadores, correas y arneses para mascotas, y limpiar y aspirar tu casa a fondo. Es posible que incluso desees dar a tu auto un lavado profundo por dentro y por fuera si a menudo llevas a tu perro a pasear.

Todo esto crea un ambiente más limpio y mejora sus posibilidades de deshacerse por completo del problema de pulgas de tu perro.

Desafortunadamente, los tratamientos contra las pulgas no siempre matan a todas las pulgas recién adquiridas inmediatamente. Tampoco los repelen por completo y evitan que el perro adquiera nuevas pulgas.

Esta es la razón por la que se requerirán tratamientos repetidos para combatir continuamente la infestación y erradicar completamente el problema. Este período puede durar hasta ocho semanas hasta que la infestación se pueda eliminar por completo.

Esta patología puede ser bastante incomoda para tu perro

Cómo controlar la alergia a las pulgas de tu perro

Desafortunadamente, la alergia a las pulgas de tu perro no desaparecerá, por lo que es posible que deba repetir los pasos anteriores con frecuencia durante toda la vida de tu perro para mantener un ambiente libre de pulgas.

Por supuesto, esta es una buena práctica independientemente de si tu perro es alérgico a las pulgas o no, pero especialmente si son hipersensibles a las mordeduras.

El baño frecuente, la aplicación regular de tratamientos contra pulgas y la limpieza continua de tu hogar y el ambiente exterior pueden ayudar a mantener a raya el problema de las pulgas.

Resumen

Tener un perro con alergia a las pulgas puede ser una molestia, especialmente si el problema parece ser un problema más recurrente de lo que debería ser. Pero con un ojo agudo y una atención cuidadosa, puede ayudar a reducir los síntomas de tu perro y la probabilidad de desarrollar una infestación de pulgas.

Para hacer todo lo posible para mejorar la situación, mantén a tu perro en un ambiente limpio y haga lo que pueda para tratar a tu perro. Esto ayudará a facilitarle la vida tanto a usted como a su amada mascota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here