Staffordshire Bull Terrier, Historia, Información, Cuidados, Salud + Imágenes

215

A pesar de tener la reputación de ser un luchador, el Staffordshire Bull Terrier es un perro dulce, confiable y dócil que desea amar y ser amado.

Es conocido como el “Perro Nanny” por su afición natural a los niños y es apodado cariñosamente el “Staffy”. Se dice que es una máquina de amor en el cuerpo de un guerrero, ya que su cuerpo musculoso y tonificado le da una figura imponente.

Los empleados son perros de estatura corta, medianos, muy fuertes y poderosos para su tamaño. Son bastante enérgicos, con una actitud despreocupada y un afán de agradar a sus dueños. Pueden ser obstinados y de voluntad fuerte, lo que requiere un líder constante y firme, uno que trabaje en la creación de un fuerte vínculo animal-humano.

Historia de la raza Staffordshire Bull Terrier

El Staffordshire Bull Terrier se originó en la región de Staffordshire de Inglaterra, en el siglo XIX, y fue popular entre los mineros del carbón. Los perros fueron criados para hostigar y luchar contra los toros, tanto para entretenerse como para fines prácticos, ya que se creía que el cebo de toros ayudaba a ablandar la carne.

También fueron utilizados en peleas de osos y perros. Los trabajadores solían enfrentarlos entre sí, como una fuente de entretenimiento. Los propietarios querían perros más pequeños y más rápidos, sin comprometer su fuerza, habilidad y amabilidad hacia las personas, ya que muchas veces necesitaban intervenir durante las peleas sin el riesgo de ser atacados.

Los perros reproductores para los deportes de sangre comenzaron a mediados del siglo XVI y es posible que Staffordshire Bull Terriers comenzará a desarrollarse como una raza en ese entonces. Son una mezcla de los perros de trabajo como el Bulldogs y Manchester Terriers.

Al ser un tipo de perro Pit Bull, comparten ancestros comunes con el  Pit Bull Terrier Americano, el Bull Terrier y el  Staffordshire Terrier Americano. Mediante la cría selectiva, el Staffordshire Bull Terrier se convirtió en un perro pequeño pero poderoso, con mandíbulas fuertes, pero a la vez amables, leales y amables con los humanos.

El desarrollo de la conciencia del bienestar animal llevó a la prohibición de los deportes de sangre canina en el Reino Unido en 1835. Sin embargo, Staffordshire Bull Terriers se utilizaron en las peleas clandestinas de perros durante muchos años.

Con los años, sin embargo, los aficionados de la raza comenzaron a alejarlos de los boxes y Staffies fueron aceptados por el British Kennel Club en 1935. Los estándares de raza se desarrollaron después del reconocimiento de la raza, que generalmente es poco común. En los Estados Unidos, el Staffordshire Bull Terrier fue reconocido por el Kennel Club unas décadas más tarde, en 1975.

Aspectos destacados de la raza

Positivos

  • Confiado, amable y bueno con niños de todas las edades
  • Muy orientado a las personas
  • Animado, enérgico y le encanta jugar juegos interactivos
  • Bajo mantenimiento en el frente de aseo
  • Es una gran opción para los propietarios de primera vez siempre que tengan tiempo para socializar y capacitarlos

Negativos

  • Muy orientado a las personas no tolera estar solo
  • Sufre de ansiedad por separación
  • Requiere mucha estimulación mental y ejercicio diario
  • La socialización temprana es esencial
  • Puede ser destructivo cuando se aburre
  • Puede ser agresivo con otros perros
  • Puede ser obstinado a veces
  • La capacitación debe comenzar desde el primer día
  • Necesita manejo con una mano firme pero justa

Datos interesantes sobre la raza

  • ¿El Staffordshire Bull Terrier es una raza vulnerable? No, se encuentran entre los acompañantes y mascotas familiares más populares del Reino Unido
  • Originalmente fueron criados como perros de pelea
  • Tienen a la raza Collie en su ascendencia
  • Algunos pueden mostrar agresión a otros perros
  • Los perros de esta raza tienen mandíbulas muy grandes y necesitan masticadores fuertes y de buena calidad para mordisquear
  • Tienen personalidades extremadamente fuertes y necesitan saber quién es el jefe

Apariencia

El Staffordshire Bull Terrier es la más antigua de las tres razas de la especie Bully, y también es la más pequeña y la más parecida a la de Terrier.

Tamaño

La mayoría de los Bull Terrier de Staffordshire miden entre 14 y 16 pulgadas de alto en el hombro. Los machos de esta raza normalmente pesan entre 28 y 38 libras, y las hembras normalmente pesan entre 24 y 34 libras.

En los últimos años, algunos criadores estadounidenses han estado criando a perros de esta raza que son mucho más grandes, pero tales perros no son elegibles en por los clubes que reconocen a esta especie. Un Staffordshire Bull Terrier debería idealmente estar en proporción cuadrada, lo que significa que deberían ser tan largos como altos. Sin embargo, algunos miembros de la raza son significativamente más largos.

Es muy musculoso, y nunca se consideraría delgado. Sin embargo, este perro es considerablemente menos robusto que las otras Razas Bully. La cola del Staffordshire Bull Terrier es de longitud media, baja y se estrecha hasta un punto. La cola de esta raza rara vez está atracada, un procedimiento que en realidad es ilegal en muchos países.

Cabeza

La cabeza y la cara del Staffordshire Bull Terrier son exactamente lo que uno esperaría un cruce entre un Bulldog y un Terrier se vería así. La cabeza es grande para el tamaño del perro, y tiene forma relativamente cuadrada. Esta raza tiene la cabeza más pequeña de las tres razas matón, y también el hocico más corto. Aunque es bastante corto, el hocico de esta raza no es ni mucho menos tan corto como el de una raza como el Bulldog Inglés.

Este hocico también es bastante ancho y poderoso. Esta raza tiene ojos relativamente pequeños cuyo color está determinado por el color del pelaje. La nariz siempre debe ser negra. Las orejas son relativamente pequeñas, y también tienen forma de rosa.

Estas orejas están fuertemente dobladas, y a menudo se sostienen hacia atrás. Aunque no son especialmente preferidos por los criadores, algunos tienen caras ligeramente arrugadas, pero no en la medida de otras razas de matones.

Pelaje

El pelaje del Staffordshire Bull Terrier es corto, liso y se sostiene cerca de la piel. Debido a que el Staffordshire Terrier fue criado principalmente como un perro de trabajo, el color era relativamente poco importante para sus criadores. Como resultado, esta raza viene en una variedad de colores que incluyen rojo, leonado, blanco, negro, azul y atigrado. Las marcas blancas pueden estar presentes en cualquiera de estos colores en cualquier patrón o proporción.

Carácter y temperamento

Los “empleados” – como también se les conoce en algunas zonas de américa— son perros exuberantes y animados que aman jugar y correr. Son felices y alegres, muy enérgicos e impulsivos, y extremadamente afectuosos con las personas, especialmente los niños. Incluso se les conoce como la niñera de los niños en el Reino Unido, ya que su amor y protección hacia los niños son bien reconocidos entre los empleados. Por lo general, muestran su amor y afecto al saltar sobre la gente, patear, acariciar y lamer.

Necesitan estar cerca de las personas y no tolerarán estar solos durante largos períodos de tiempo ni dejarse solos en el patio trasero. Son increíblemente orientados a las personas y anhelan el compañerismo. Cuando están solos o aburridos, los empleados se vuelven ruidosos, destructivos y agitados. Debido a que son tan aficionados a las personas, puede no ser el perro guardián perfecto, aunque su apariencia por lo general es suficiente para asustar a los intrusos. La capacidad del Staffy de adaptarse a nuevas personas e incluso a cambiar de hogar los convierte en presa fácil para los pargos caninos.

Los perros de esta raza, son muy activos y necesitan mucho tiempo de juego. Son Terriers, lo que significa que mostrarán el comportamiento típico de los Terriers: cavarán, perseguirán gatos y otros animales peludos, y no tolerarán otros perros. Con la socialización adecuada y al crecer con otros animales, incluidos los gatos, es probable que estén cómodos a su alrededor.

Sin embargo, es preferible no dejar un Staffy solo con otros animales sin supervisión. No son pacifistas y pelearán si se les desafía. Además, a los perros de esta raza no le cuesta mucho sentirse desafiado y su carácter dominante le impedirá actuar pacíficamente en tales situaciones. Su instinto de presa también es bastante difícil de mantener bajo control. Por estas razones, las caminatas sin correa no siempre se recomiendan, sin embargo, esto se puede evaluar caso por caso.

El Staffordshire Bull Terrier es un perro obstinado, uno con un temperamento fuerte que manipulará a su dueño si lo permite. Necesitan un líder firme que no les permita convertirse en el jefe. Estos perros son audaces y valientes, curiosos y siempre listos para la aventura.

También te recomiendo conocer...

Razas De Perros Más Amigables
Razas De Perros Menos Agresivas
Razas de Perros más peligrosos

La agilidad y la obediencia son buenos deportes para ellos, proporcionando el desafío mental y físico que necesitan para prosperar. Sin embargo, los empleados también son bastante estables y saben cómo estar tranquilos cuando están fuera de servicio. Les encanta acurrucarse en el sofá cerca de sus dueños y son buenas mascotas para la casa.

Animado e inteligente, los perros que pertenece a esta raza nunca son tímidos. Les encanta masticar, ya que tienen músculos de la mejilla bien desarrollados. Es importante que tengan juguetes fuertes para masticar y jugar. Si no, probablemente encontrarán el suyo en un mueble, zapato o cualquier objeto que puedan encontrar,

Los futuros propietarios deben tener en cuenta las responsabilidades legales relacionadas con la posesión de un Staffordshire Bull Terrier, ya que están sujetos a la legislación específica de la raza en algunos países o regiones.

Existen prohibiciones sobre la raza y también cuestiones relacionadas con los seguros que deben tenerse en cuenta antes de comprar o adoptar un Staffy. Aunque la percepción del público es mala hacia los empleados, son realmente amorosos.

La mala reputación proviene de los malos propietarios que explotan el entusiasmo del Stafford por agradar y ser amados entrenándolos para que sean agresivos. No obstante, los empleados son divertidos, amables y socios de por vida. Solo necesitan un liderazgo firme y toneladas de amor y afecto.

Entrenamiento

El Staffordshire Bull Terrier se entrena fácilmente en la casa. Necesitan ser entrenados por un líder constante y dominante, de lo contrario, es el perro el que asumirá el rol de líder del grupo. El liderazgo los mantendrá bajo control. La obediencia también es aconsejable como parte del entrenamiento.

Recompensar el buen comportamiento es preferible a castigar las fechorías y la paciencia es una necesidad al entrenar un Staffordshire Bull Terrier, ya que suelen ser bastante obstinados y voluntariosos. La socialización temprana es importante, ya que los empleados tienden a actuar agresivamente hacia otros animales. Sin embargo, cuando están adecuadamente entrenados y socializados, se comportan bien y son amigables con otros animales.

Niveles de ejercicio y actividad

Para mantener su tono muscular y apariencia compacta, los empleados requieren mucho ejercicio. Las caminatas diarias o troteras serán suficientes para mantenerse al día con sus necesidades y alta resistencia.

Dos o tres caminatas de media hora a una hora son los mejores para hacer que Staffy sea feliz y mantener su apariencia muscular. Les encantan los juegos, jugar y correr, por lo que no será difícil encontrar una forma de mantenerlos activos, dado que el propietario está cerca y dispuesto a brindarles la oportunidad de jugar y hacer ejercicio.

Aseo

Con su pelaje corto, los empleados no requieren mucha preparación y son fáciles de mantener. Se desprenden poco, por lo que un cepillado semanal para mantener su pelaje brillante y eliminar el pelo muerto es suficiente para que se vean excelentes en todo momento. Se recomienda la rutina básica habitual de aseo personal, que incluye revisar los oídos para detectar signos de inflamación y recortar las uñas si es necesario.

Salud

El Staffordshire Bull Terrier se considera una raza muy saludable. Este perro fue criado casi estrictamente para la habilidad de trabajo hasta la década de 1930, y los criadores se esfuerzan por mantener esta habilidad hasta el día de hoy. El perro también se beneficia de tener un grupo genético comparativamente grande.

Esto no significa que el Staffordshire Bull Terrier sea inmune a los problemas de salud genéticamente heredados; simplemente significa que tiende a sufrir menos problemas y una menor tasa de problemas que otras razas.

Algunos de los mayores problemas ocurren debido al hecho de que esta raza es tan tolerante al dolor que no hace que los dueños estén al tanto de una enfermedad o lesión hasta que esté bastante avanzada. Uno de los problemas más comunes que experimenta Staffordshire Bull Terrier son las cataratas.  Las cataratas en los perros son similares a las de los humanos y pueden causar disminución de la visión o incluso ceguera. Existen tratamientos disponibles para las cataratas caninas, pero muchos requieren cirugía costosa.

El Staffordshire Bull Terrier puede vivir hasta 14 años. Se sabe que tienen un alto umbral de dolor, lo que hace que a veces sea difícil detectar problemas de salud, por lo que los propietarios deben estar atentos a cualquier cambio en el comportamiento o el estado de salud. Los empleados son más propensos a los siguientes problemas de salud:

  • Cataratas: Staffordshire Bull Terriers puede sufrir de cataratas juveniles hereditarias, lo que da como resultado una visión deteriorada y, en última instancia, ceguera. Por lo general, ocurren a una edad temprana y progresan con bastante rapidez. Las cataratas se caracterizan por una opacidad en la lente del ojo que se puede eliminar quirúrgicamente y reemplazar por una nueva lente. Debido a que esta condición es genética, existen pruebas de ADN disponibles para identificar a los perros que portan la enfermedad. Al comprar un Staffy, es importante obtener uno cuyos padres hayan sido evaluados y no tengan el gen defectuoso.
  • Aciduria L-2-hydroxyglutaric (L2HGA) – L2HGA es una enfermedad metabólica genética que resulta en demencia y cambios de comportamiento en Staffies. Los perros con L2HGA carecen de cierta enzima que descompone el compuesto L-2-hidroxiglutarato. Debido a que este compuesto no se metaboliza, se acumula en el cerebro, lo que provoca falta de coordinación, convulsiones, temblores musculares y problemas de desarrollo. La enfermedad no tiene cura, aunque los signos pueden tratarse. Hay pruebas de ADN disponibles para detectar la enfermedad y los animales de cría deben ser probados y no deben usarse para la reproducción si portan el gen defectuoso.
  • Mastocitoma: los mastocitomas son tumores de un tipo de células llamadas mastocitos, que están presentes en el tejido conectivo (especialmente en vasos y nervios cercanos a la piel y las mucosas). Existen diferentes grados, de acuerdo con la diferenciación del tumor y, por lo general, se otorgan mejores pronósticos a los tumores más diferenciados.
  • Alergias en la piel: algunos empleados pueden tener alergias en la piel, que se caracterizan por picazón, arañazos y enrojecimiento de la piel. También pueden aparecer pérdida de cabello y llagas, y el problema puede provocar infecciones bacterianas. La suplementación de la dieta con ácidos grasos omega-3 puede ayudar a tratar el problema.
  • Distichiasis: la disquiasis o las pestañas dobles se producen cuando las pestañas surgen anormalmente de lugares inesperados en el párpado o crecen en direcciones anormales. La severidad de los signos clínicos varía. Los perros afectados pueden no mostrar ningún signo en absoluto si las pestañas anormales son suaves, o pueden tener irritación del ojo, lo que causa inflamación, descargas oculares, dolor e incluso ulceración de la córnea.
  • Displasia de cadera: la displasia de cadera es un rasgo genético que también puede tener algunos factores ambientales involucrados. Es el resultado de una formación deficiente de la articulación de la cadera que impide que el hueso del muslo se ajuste correctamente a la cavidad de la cadera. La articulación se vuelve laxa y el desgaste constante que resulta de la locomoción del perro conduce a la inflamación, el dolor y la artritis, con los signos típicos de cojera e incluso el rechazo a moverse se hacen evidentes en los casos más graves.
  • Sarna demodéctica: la demodicosis o sarna demodécica es causada por ácaros parásitos llamados Demodex. Demodex vive en los folículos pilosos del perro y en las glándulas sebáceas, y cuando, por alguna razón, el perro se compromete inmunológicamente, aparecen signos de demodicosis. La pérdida de cabello, la piel escamosa, la piel inflamada y las lesiones cutáneas, especialmente en la cara, el tronco y las piernas del perro, son los signos más comunes. La condición es tratable, pero debido a que el cabello tarda un tiempo en volver a crecer, pueden pasar varios meses antes de que un perro se recupere por completo de la sarna demodécica.

Preguntas acerca de la raza

¿Son una buena opción para los propietarios primerizos?

Los empleados son una buena opción para los propietarios de primera vez porque están orientados a las personas. Sin embargo, prosperan en la compañía humana y odian que les dejen solos, lo que significa que se adaptan mejor a los hogares donde al menos una persona se queda en casa cuando los demás no están. También necesitan saber quién es el perro alfa en un hogar porque sin el tipo correcto de dirección y orientación, un Staffy podría asumir esa función, lo que puede dificultar su administración.

¿Son considerados dentro del renglón de perros de presa?

Muchos Staffies tienen unidades de presa extremadamente fuertes y no se les debe permitir correr libremente en áreas donde puedan encontrarse con animales más pequeños y perros que aún no conocen.

¿Qué hay de la diversión, se les hace difícil lograr un equilibrio?

Aunque impresionante en apariencia, a un Staffy bien socializado le gusta jugar y pueden jugar duro. No son el tipo de perro que caminará felizmente tomando las cosas lentamente cuando podrían mostrar una ráfaga de velocidad y jugar un juego interactivo a toda velocidad.

¿Tienden a adaptarse con facilidad?

Los perros de esta raza son muy adaptables y se sienten felices de vivir en un departamento de la ciudad, ya que vivirían en una casa en el campo, siempre que reciban mucha estimulación mental, hagan ejercicio todos los días y no se dejen solos por un tiempo prolongado, lo que podría resultar en en un perro que es destructivo en el hogar.

¿Suelen padecer de ansiedad por separación?

Debido a que los perros de este linaje están tan orientados a las personas, lo odian cuando se encuentran solos y por lo tanto pueden sufrir bastante por la ansiedad de separación. Esto a menudo ve a un Staffy como destructivo y con unas mandíbulas tan poderosas que el daño que un perro puede causar a los muebles como una forma de mostrar su estrés es bastante considerable.

¿El ladrido excesivo es evidente en esta raza de perros?

Estos perros no son conocidos por ser “ladrones”, pero serán rápidos para dejarle saber a un dueño cuando hay extraños o cuando algo que no les gusta está sucediendo en su entorno.

¿A los perros de esta especie les gusta el agua?

No, a la mayoría de los perros de esta raza no les gusta estar en el agua y no son buenos nadadores, por lo que siempre se debe tener cuidado cuando estén cerca de cursos de agua que incluyen estanques, ríos, lagos y el mar.

¿Son los Staffies buenos perros guardianes?

Cuando se socializan correctamente desde una edad temprana, los perros de esta casta son muy buenos perros guardianes porque realizan sus tareas de una manera muy sensata.

VIDEO RECOMENDADO: Staffordshire bull terrier – Características, carácter y entrenamiento

Staffordshire Bull Terrier, Historia, Información, Cuidados, Salud + Imágenes
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here