Chow Chow, Historia, Información, Salud + Imágenes

986

Una casta verdaderamente antigua, es la raza Chow Chow, que se originó en el Lejano Oriente en algún lugar entre 2.000 y 3.000 años atrás. Después de haber sido criado para cumplir una variedad de roles, incluyendo ‘perro de guerra’, pastor, cazador, protector e incluso fuente de alimento, el Chow tiene muchas características que no se ven en la mayoría de las razas modernas, tanto en términos de apariencia como de temperamento. Si bien son devotos y leales a uno o dos maestros, Chow Chows generalmente no se consideran adecuados como mascotas para las familias jóvenes, ya que tienen una tendencia a ser irritables e incluso agresivos, especialmente en climas cálidos.

Su doble capa gruesa significa que estos perros pueden sobrecalentarse en épocas más cálidas del año y, habiendo sido criados para resistir la exposición a temperaturas bajo cero, tienden a estar más activos y alegres en los meses de invierno. Chow Chows requiere un manejo firme y seguro por parte de un propietario experimentado. Sin embargo, nunca deben ser reprendidos físicamente por su mal comportamiento, ya que tienden a reaccionar particularmente mal ante esto, rápidamente se vuelven tímidos al contacto físico. Tienden a desconfiar de los extraños y son muy protectores con sus dueños y su hogar. Este comportamiento debe canalizarse, y la socialización temprana y positiva es muy importante para evitar problemas de agresión más adelante en la vida.

Su característica lengua azul-negra y sus labios son compartidos por una sola raza, Shar Pei. La raza es propensa a una serie de problemas de salud congénitos y de desarrollo, pero la mayoría de Chow Chows tiene una esperanza de vida de 11-13 años.

Historia de la raza Chow Chow

Con sus orígenes en la profundidad de la historia oriental, existe cierto debate sobre los detalles del desarrollo de la raza. Conocido como Songshi Quan (o ‘puffy-lion dog’) por los chinos, se cree que el Chow Chow se originó en la estepa de Mongolia o Siberia hace dos o tres mil años. Abunda la controversia sobre si la raza fue creada cruzando Mastines Tibetanos y Samoyedos, que es la teoría más generalmente aceptada, o si Chows en realidad fueron los progenitores de Samoyedo y otras razas, incluyendo el Noruego Elkhound y Keeshond.

Si bien es desagradable de contemplar, parece que los Chow Chow fueron una fuente importante de alimentos en tiempos difíciles, y su espesa capa habría sido un bien valioso en la fabricación de ropa de abrigo. Las primeras obras de arte y la escultura de más de 2.000 años atrás indican claramente que los chinos, los mongoles y los tibetanos emplearon a Chows como perros guardianes, cazadores y perros de pastoreo. Según los registros históricos, parece probable que las hordas mongolas del siglo XIII usaran Chow Chows como sus “perros de guerra” para infundir miedo a sus enemigos. La agresión natural de Chow les habría encajado perfectamente en este rol.

En tiempos más recientes, los primeros Chow que se grabaron en Occidente fueron traídos a Gran Bretaña por East India Trading Company en 1780. La raza fue reconocida por el Kennel Club ya en 1894, y por el American Kennel Club en 1903. Queen Victoria era famosa por su mascota Chow, y la leyenda cuenta que el primer oso de peluche, hecho por una modista, se inspiró en este perro, con la esperanza de que la Reina favoreciera la versión rellena en lugar de ser visto con una criatura tan ‘ indigno “como un perro”.

Apariencia

La raza Chow Chow es un perro compacto y fuerte, con una apariencia de león debido a la arruga de pelo alrededor de su cuello. La casta tiene una doble capa gruesa, que puede ser áspera o lisa. Varias variaciones de color son reconocidas:

  • Negro
  • rojo
  • Azul
  • Fawn (conocido como Cinnamon en los Estados Unidos)
  • Crema
  • Blanco

Se prefiere la coloración sólida, aunque la mayoría de los Chow tendrán un pelo ligeramente más claro en la parte inferior de la cola y detrás de las extremidades posteriores.

El Chow Chow tiene una cabeza ancha y musculosa, con ‘relleno’ evidente alrededor de los ojos y las orejas. No hay una “parada” pronunciada, con la frente inclinada directamente hacia el ancho y poderoso hocico. Los dientes deben estar cerca, con las filas superior e inferior juntas entre sí; Los labios a menudo son de color azul-negro, al igual que la lengua; Las orejas son pequeñas y redondeadas, apuntan hacia delante y una hacia la otra, lo que le da a la raza su aspecto característico de “fruncimiento de ceño”.

Los Chow tienen extremidades anteriores muy musculosas, con los hombros y la extremidad superior bien desarrollados, con un hueso razonablemente pesado en un antebrazo vertical. Las extremidades traseras son inusualmente erguidas, con las patas sentadas directamente debajo de las articulaciones de la cadera. Esto da como resultado un zancada corta, que es típica de la raza. La grupa y la espalda son anchas y fuertes, y la cola tipo Spitz se lleva por la espalda.

Los machos generalmente miden 48-56 cm (19-22 in) en el hombro y pesan entre 25-32 kg (55-70 lb). Las perras son ligeramente más cortas, de 46-51 cm (18-20 in), y pesan 21-27 kg (45-59 lb).

Carácter y temperamento

Como se describió anteriormente, la raza Chow Chow no es una raza para todos. Famoso terco y potencialmente agresivo, esta raza es probable que se convierta en un “perro problemático” en manos de un propietario novato; los Chow son independientes y dominantes por naturaleza, y para disfrutar de una relación feliz con sus dueños, necesitan mantenerse bajo control y en un rol de sumisión. Esto requiere un manejo firme y seguro, que nunca debe tomar la forma de una reprimenda física, ya que esto es algo en lo que Chows, en particular, responde mal.

Sin embargo, en las manos correctas, Chow Chows puede ser una mascota obediente y leal. No son especialmente divertidos, sino que desempeñan el papel de un compañero distante y elegante, aficionado a los afectos, pero no alboroto. Pueden ser perros de guardia feroces, ya que son naturalmente desconfiados e incluso agresivos hacia los extraños y otros animales. Una parte importante de la propiedad responsable de Chow Chow es una socialización temprana e intensa para evitar que estas características se conviertan en un problema más adelante en la vida.

Habiendo sido criados como perros de caza, así como sus otros roles, generalmente no se debe confiar en otras mascotas pequeñas, y tampoco son compañeros ideales para niños pequeños que pueden no leer las señales de advertencia de un perro que se vuelve intolerante al manejo. Sin embargo, para niños mayores y adultos, esta raza será un guardián dedicado y valiente.

Entrenamiento

Teniendo en cuenta sus rasgos de personalidad más bien únicos, entrenar un perro de la raza Chow Chow puede ser un desafío diferente para entrenar a la mayoría de las razas. Responden mejor a la capacitación de un individuo, ya que generalmente se vinculan más fuertemente a una persona, a quienes responderán mejor cuando se les corrija o se les dé una instrucción. La recompensa verbal y la reprimenda generalmente funcionan bien, pero se requiere persistencia para superar la obstinación natural de Chow.

La clave del entrenamiento exitoso de un Chow Chow es el establecimiento temprano de una dominación saludable por parte de los humanos, ya que cualquier perro que no tenga este nivel de respeto por la autoridad del dueño desde la cachorra probablemente se convierta en un animal muy difícil de entrenar en su vida posterior.

También te recomiendo conocer...

Razas De Perros más fuertes
Razas De Perros Más Amigables
Razas De Perros Menos Agresivas

Con paciencia y perseverancia, la mayoría de los Chow Chow son más que capaces de aprender el repertorio habitual de órdenes de obediencia, y muchos propietarios de Chow describen a sus perros como aficionados a aprender trucos como “hablar” y bailar. El entrenamiento en la casa por lo general es muy fácil con esta raza, ya que, al igual que los Shiba Inu, a menudo se los describe como gatos en su limpieza.

Salud

La raza Chow Chow es propensa a una gran cantidad de trastornos de salud y comportamiento, y como con cualquier raza, es aconsejable siempre obtener un cachorro de un criador de renombre.

  • Dermatitis atópica: los alérgenos inhalados comúnmente causan irritaciones en la piel. Los alérgenos pueden incluir ácaros del polvo doméstico, moho y caspa de otras mascotas. Los signos tienden a empeorar en las zonas cálidas y húmedas de la piel, como las orejas, las patas, el vientre y el periné, y pueden empeorar por infecciones bacterianas y fúngicas en la piel. Es importante que estos signos se administren para no afectar la calidad de vida del animal.
  • Alopecia: los chows son propensos a varias afecciones que provocan alopecia (calvicie), que incluyen Alopecia Mutante Color y Alopecia X.
  • Displasia de cadera: muy común en Chows, probablemente agravada por la conformación inusual de la extremidad posterior. La cojera se ve generalmente a partir de los 6 meses de edad, y puede requerir cirugía o medicación continua. Los animales afectados no deberían ser criados.
  • Displasia del codo: al igual que la displasia de cadera, la displasia del codo es un trastorno del desarrollo caracterizado por la cojera en perros jóvenes en crecimiento. El diagnóstico requiere un examen de rayos X, y los casos severos pueden requerir una cirugía de reemplazo de articulaciones.
  • Hipoglucemia: un nivel bajo de azúcar en la sangre puede causar debilidad, convulsiones o coma. Esta condición se observa con mayor frecuencia en los cachorros jóvenes poco después del destete, y la mayoría superará el problema a medida que envejecen.
  • Entropion o Ectropion: desplazamiento hacia adentro o hacia afuera de los párpados, respectivamente. Causa irritación y cicatrización en la superficie de los ojos afectados. La cirugía correctiva generalmente es relativamente sencilla.
  • Glaucoma: los perros mayores pueden desarrollar una mayor presión dentro del ojo, causando dolor y pérdida de visión.
  • Atrofia progresiva de la retina: una afección genética en la que la parte visual del ojo (la retina) pierde su función debido a la muerte neuronal. Puede manifestarse desde una edad temprana, y es intratable.
  • Adenitis sebácea: pérdida de cabello y piel escamosa causada por inflamación autoinmune en las glándulas sebáceas. La infección secundaria y la obstrucción folicular se pueden tratar con una combinación de aceites, champú medicado y medicamentos recetados.
  • Demodecosis: la respuesta inmune subóptima a los ácaros Demodex en la piel puede permitir la infestación. Si bien no es contagioso para los humanos u otras mascotas, esto provocará pérdida de cabello, infección y picazón severa. Requiere tratamiento de por vida en muchos casos.
  • Hipotiroidismo: una glándula tiroidea poco activa es el resultado de la destrucción mediada por inmunidad de las células foliculares tiroideas. Produce alopecia, aumento de peso, letargo e infertilidad. El tratamiento con hormona tiroidea generalmente es muy efectivo.
  • Problemas de conducta: los trastornos de conducta basados ​​en la agresividad son comunes en Chow Chows, pero se pueden prevenir con una socialización temprana y un entrenamiento firme. Consultar a un conductista a la primera señal de un problema es vital.
  • Cataratas: la formación de cuerpos opacos en la lente de uno o ambos ojos puede afectar la visión. Estos pueden ser eliminados por un oftalmólogo veterinario especializado si causan graves problemas en el Chow.
  • Hipoplasia cerebelosa: el cerebelo es una parte del cerebro posterior responsable de coordinar el movimiento. Si está poco desarrollado, puede provocar ataxia y manifestarse como un paso tambaleante e inestable. Esto suele ser obvio, ya que los cachorros comienzan a caminar y pueden variar de leves a graves.
  • Lymposarcoma: este es un tumor maligno común, que se observa en muchas razas, pero al que Chow es particularmente propenso. Puede manifestarse como múltiples bultos firmes debajo de la piel en el ángulo de la mandíbula, delante de los hombros y detrás de las articulaciones de la rodilla.
  • Melanoma: un cáncer de las células que produce pigmento de la piel (melanocitos). Poco frecuente, pero Chows están predispuestos debido a su pigmentación oral.

Niveles de ejercicio y actividad

Los Chow Chows requieren una cantidad moderada de actividad, dependiendo de sus arreglos de vivienda. Un perro que pasa la mayor parte de su tiempo en el interior puede requerir hasta una hora de caminata cada día, aunque esto puede no ser posible en un clima más cálido, ya que son propensos al sobrecalentamiento. No son perros exuberantes, y generalmente son una compañía fácil en el hogar.

Aseo

Los Chows puede arrojar bastante; nuevamente, esto es mucho más notorio en las épocas más cálidas del año. Requieren un cepillado diario, tanto para ayudar al despeje del pelo del cobertizo, como para evitar la formación de esteras. Si bien el lavado excesivo es perjudicial para la calidad del pelaje y la piel, generalmente se requiere un baño mensual por razones de higiene; nunca debe ser recortado, ya que hacerlo dañará los pelos primarios del pelaje, dejando un pelaje “wooly” poco atractivo y frágil.

Si bien los estándares de la raza desalientan activamente el desarrollo de líneas con piel suelta y plegada, pueden producirse dermatitis de la piel y forúnculos (infección profunda de la piel) en los pliegues de la piel alrededor de la cara. En estos perros, la limpieza diaria entre estos pliegues con una solución antiséptica suave es vital para prevenir la cicatrización y la inflamación permanente.

Aunue el cepillado de dientes generalmente es un buen hábito en la mayoría de los perros, generalmente es muy difícil de implementar en Chows. Vale la pena intentar introducir esto como parte de la rutina diaria en un cachorro joven, pero se debe interrumpir si el cachorro se angustia o se vuelve agresivo como resultado de ello.

Conclusiones…

Los Chows son potentes perros de construcción compacta que pueden medir hasta 20 pulgadas en el hombro. Sus rasgos distintivos incluyen una gorguera de león en la cabeza y los hombros; una lengua azul-negra; ojos profundos y almendrados que se suman a una expresión ceñuda y snob; y un paso de piernas rígidas; puede tener capas ásperas o lisas de rojo, negro, azul, canela o crema.

Los perros Chows bien socializados nunca son feroces o intratables, pero siempre refinados y dignos. Son distantes con los extraños y eternamente leales a sus seres queridos. Sereno y adaptable, sin necesidades especiales de ejercicio, se lleva felizmente con la vida de la ciudad.

Hay muchos alimentos para perros secos y húmedos comerciales de excelente calidad disponibles. Muchos propietarios eligen alimentar una dieta baja en granos. Revise regularmente la piel de Chow por cualquier irritación u otros signos de alergia, incluso si no ha cambiado la dieta comercial, ya que las empresas de alimentos para perros con frecuencia cambian las fórmulas.

Tenga en cuenta que las golosinas para perros también pueden crear problemas alérgicos y digestivos. Deles los trozos de mesa con moderación, si es que lo hace, especialmente evitando los huesos cocidos y los alimentos con alto contenido de grasa.

Tanto los Chow con revestimiento rugoso como liso tienen una doble capa profusa y requieren una preparación regular. Un cepillado completo al menos dos veces por semana y un baño mensual pueden mantener la piel y el pelaje del perro sanos. Asegúrese de remediar inmediatamente cualquier problema parasitario, como pulgas o garrapatas; incluya el cuidado de los ojos y los oídos con cada aseo, y corte las uñas regularmente.

El pelaje de cachorro y el pelaje alrededor de la cabeza pueden quedar mal enmarañados si no se los arregla regularmente. Se debe tener cuidado para quitar todas las esteras y cepillar o peinar a través de la capa inferior. Es preferible usar un secador de aire frío para secar completamente el Chow después del baño.

La raza Chow Chow es un perro activo y alerta con necesidades moderadas de ejercicio; requiere caminatas diarias y juegos moderados con juguetes, con un juego áspero mínimo o un ejercicio de alto impacto. Evite hacer ejercicio durante los períodos calientes del día, ya que la raza no tolera bien el calor o la humedad; una caminata moderada cuatro o más veces al día ayudará a mantener al Chow y su dueño felices y sanos, y hacer actividades juntos mejora el vínculo humano-canino.

Se recomiendan clases tempranas de socialización y entrenamiento de cachorros, y ayudan a asegurar que Chow se convierta en un compañero bien ajustado y educado. La paciencia y el refuerzo positivo y constante son las claves para un entrenamiento exitoso. El Chow Chow es un perro muy inteligente pero puede ser obstinado; se deben evitar los métodos duros de entrenamiento para desarrollar una relación de confianza; la paciencia, el elogio y la práctica regular son las mejores herramientas para usar con su Chow.

Los problemas de salud de la raza Chow Chow pueden incluir entropión del párpado, displasia de cadera, displasia del codo, alergias y función tiroidea. Estos problemas se pueden minimizar mediante exámenes de salud, crianza responsable y atención médica regular, y pueden diagnosticarse y manejarse con atención veterinaria.

Video recomendado: Chow Chow – Raza De Perro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here