Boerboel, Historia, Temperamento, Cuidados Más Imágenes

749

La palabra ‘Boerboel’ es un término afrikáans que significa ‘perro del granjero’. El nombre refleja cómo la raza Boerboel fue criada en el siglo XVII en Sudáfrica para proteger granjas de temibles depredadores, como leones, leopardos y hienas.

Si el Boerboel fuera un vehículo, sería un tanque: construido para poder en lugar de velocidad y como un formidable consejo. Este enorme perro es un perro de guardia intimidante, seguro y asertivo, y preparado para enfrentarse a cualquiera que invada su territorio. Pero el otro lado de la raza es que también es un gentil gigante con los que da la bienvenida a su manada, esto lo convierte en un perro sorprendentemente amoroso con niños, aunque esto conlleva ciertas condiciones.

Por ejemplo, el tamaño y el poder de un Boerboel significan que una buena socialización en el cachorro es esencial. Él necesita ser criado con una amplia experiencia de personas y situaciones, ya que es un perro ansioso o temeroso sería excepcionalmente peligroso; también necesita un manejador experimentado y experto bien versado en métodos de entrenamiento basados ​​en recompensas; cualquiera que intente controlar Boerboel usando fuerza bruta saldrá perdiendo.

El imponente Boerboel está dedicado a proteger a las personas y lugares que ama. La capacitación y la socialización deben comenzar temprano, antes de que un cachorro se convierta en un adulto dominante. Esta es una raza entrenable y versátil, ansiosa de pasar tiempo con sus adorados humanos; aun así, un Boerboel puede ser demasiado perro para que lo maneje el propietario novato.

Historia de la raza Boerboel

También conocido como el mastín sudafricano, Borbull o Bole, la raza Boerboel tiene sus raíces en los perros traídos a Sudáfrica por los colonos holandeses en el siglo XVII. Estos perros fueron criados con perros sudafricanos nativos, y también Bulldogs y mastines Bull traídos por los británicos, para producir una raza particularmente dura de perro de granja.

Esos principios de Boerboels experimentaron un tipo de proceso de ‘selección natural’, con solo los perros más fuertes sobreviviendo peleas con la fauna nativa de Sudáfrica, como los grandes felinos y las hienas. Además de proteger las granjas, también se alistó como perros guardianes para proteger las minas de diamantes de Da Beers.

Originalmente desarrollado como una raza de trabajo, en la primera mitad del siglo 20, combinado con la urbanización progresiva, la necesidad se redujo a un perro guardián tan intimidante. Con una caída en popularidad, su número disminuyó y, sin que se tomaran medidas positivas para mantener la pureza de la raza, un perro Boerboel de pura raza se convirtió en algo raro.

En la década de 1980, conscientes de la situación que enfrenta la raza, los entusiastas revivieron y conservaron el Boerboel. Todavía se considera una rareza entre las razas de perros, siguen siendo mejor conocidos en su Sudáfrica natal.

Apariencia

El Boerboel es un perro fornido y poderoso que se puede resumir en la palabra: “masivo”; su peso suele ser de alrededor de 200 lb (90 kg) son comunes, lo que significa que su peso es comparable al de un gran danés, pero que está contenido en un marco más corto y robusto. Dicho esto, también tiene una reputación de ser la más ágil de las razas tipo mastín.

Tiene una capa corta que consiste en pelos externos densos y una capa interna suave. El color del pelaje más común es el cervatillo con una máscara negra alrededor de los ojos, la boca y la nariz. Otros colores de la capa incluyen negro, atigrado, marrón, leonado o rojo. Es aceptable algo de blanco en el saco, pero debe constituir menos del 30% del saco total y restringirse en gran parte a la cara, el cuello y las patas.

Hay una cualidad sin lujos, sin complicaciones, para este vengador de elegante traje, que podría soportar hasta 27 pulgadas en el hombro y pesar tanto como tú. Una cabeza ancha y compacta, mandíbulas poderosas y músculos gruesos desde el cuello hasta la grupa lo marcan como un descendiente de la antigua familia de perros “molloser”, la base de las razas actuales tipo mastín. En movimiento, la raza Boerboel podría ser el más ágil de todos los tipos de mastín.

Carácter y temperamento

El Boerboel es un perro con un propósito en la vida: ¡proteger! Él no es un perro que sea bueno con extraños u otros perros, y de hecho es muy protector para mantener el papel de perro guardián. Es por ello, que a menudo es bondadoso y amoroso con aquellos que conoce bien, como los niños y su familia.

Otra de las particularidades de esta raza, es que requiere ejercicio regular y esfuerzo mental, o corre el riesgo de aburrirse. Las consecuencias incluyen masticar y tirar de la correa, lo que para un perro tan grande es un gran dolor de cabeza.

Entrenamiento

El Boerboel es inteligente, pero al igual que muchos perros de orígenes laborales, piensa de forma independiente y le gusta resolver las cosas por sí mismo. Él puede inclinarse a ser mandón, lo que requiere un manejo experto para reforzar los límites aceptables, pero sin que el controlador recurra a la dominación física.

Nunca es apropiado intimidar a un perro para que se someta, pero más aún para Boerboel, dada su fuerza superior; en cambio, él necesita un entrenador con conocimiento que sepa cómo motivar al perro para complacerlo. Cuando se enseña al perro utilizando los métodos correctos, él estará dispuesto y será obediente.

Salud

El Boerboel fue criado para defenderse de algunos de los depredadores más feroces del planeta; cuando su trabajo diario significaba enfrentarse a leones y leopardos, es evidente que solo sobrevivieron los especímenes más sanos para producir la siguiente generación. Por lo tanto, la raza Boerboel se encuentra en la feliz posición de estar relativamente libre de problemas de salud.

Los problemas más frecuentes encontrados por la raza se enumeran a continuación:

También te recomiendo conocer...

Razas De Perros más fuertes
Razas De Perros Más Amigables
Razas De Perros Menos Agresivas

Inflamación

La hinchazón es una afección potencialmente mortal causada por la distensión del estómago con gas y luego voltearse sobre sí misma. También conocido como dilatación gástrica y vólvulo (GDV), esto causa shock, alteraciones electrolíticas severas, toxemia, colapso circulatorio y finalmente la muerte. El tratamiento es más efectivo cuando se lo coloca temprano, e involucra una fluidoterapia intravenosa agresiva y una corrección quirúrgica de la posición retorcida del estómago.

GDV es siempre un riesgo para las razas de pecho profundo, como el Boerboel, el Gran Danés, el Pastor Alemán, el Doberman y el Labrador. Los factores de riesgo incluyen una dieta seca alta en granos y ejercicio después de comer. Por lo tanto, el dueño sabio de Boerboel alimenta una dieta húmeda, rica en carne y espera al menos 90 minutos después de cada comida antes de pasear a su perro.

Espondilopatía cervical

También conocido como síndrome de Wobbler, la espondilopatía cervical se refiere al estrechamiento físico del canal espinal en el cuello, lo que produce presión sobre la médula espinal y sus raíces nerviosas. Por lo general, esto afecta la marcha del perro, a menudo provoca un peculiar movimiento de paso de gallina con las patas delanteras y la inestabilidad de las patas traseras.

La espondilopatía cervical es más común en perros de razas grandes, como el Gran Danés o el Mastín, por lo que es más probable que Boerboel haya adquirido este rasgo para ancestros distantes.

Epilepsia juvenil

La epilepsia se refiere a las convulsiones o ataques para los cuales no se encuentra una causa física o metabólica. Lamentablemente, la epilepsia se asocia a menudo con perros de apenas seis meses de edad, lo cual es angustiante tanto para el perro como para el dueño.

Dada la edad temprana de inicio, es aconsejable una detección exhaustiva para descartar problemas que imitan la epilepsia pero que sí tienen un tratamiento o cura específica. Una vez que se confirma la epilepsia, dependiendo de qué tan severos y frecuentes sean los ataques, se puede recetar un medicamento anticonvulsivo.

Displasia del codo

La displasia del codo se refiere a un problema anatómico con la forma en que la articulación del codo se articula. Sin una articulación perfectamente ajustada, cada vez que el perro da un paso, esto causa inflamación del revestimiento de la articulación y dolor. Desafortunadamente, esta es una condición que también ocurre en perros jóvenes, causando cojera y malestar.

Los síntomas pueden variar de leves a incapacitantes, y el tratamiento varía desde el ejercicio medido y el alivio del dolor hasta la cirugía radical de las articulaciones.

Niveles de ejercicio y actividad

Es esencial darle a la raza Boerboel tanto ejercicio mental como físico. Este último debe tomar la forma de paseos regulares, varias veces al día; su físico está diseñado para la guardia y la resistencia, en lugar del atletismo y la velocidad, y esto se debe reflejar en el ejercicio constante sostenido.

El volumen de Boerboel significa que no es apto para vivir en un espacio reducido, como un apartamento, e incluso cuando se vive en una casa con un extenso jardín, aún se requieren caminatas regulares.

La estimulación mental también es vital para evitar el aburrimiento; El Boerboel disfrutará el desafío de las comidas presentadas en comederos rompecabezas o incluso algo tan simple como esparcir croquetas en el pasto para que tenga que olisquearlo para comer. Además, el entrenamiento de obediencia usando métodos basados ​​en recompensa proporciona una gran salida para que el perro piense y resuelva problemas, para construir tanto autoconfianza como autocontrol.

Aseo

El Boerboel de pelo corto es un perro de bajo mantenimiento en lo que respecta a la preparación. Él no necesita aseo profesional, con un cepillado semanal y un baño mensual que generalmente son todo lo que se necesita para mantener su pelaje en buenas condiciones y mantenerse al tanto del desprendimiento.

Conclusiones…

El fuerte y atlético Boerboel necesita hacer ejercicio todos los días, como caminatas largas con correa o sesiones de juego en un área vallada con su dueño.

La raza Boerboel necesita estimulación mental e interacción con sus dueños junto con actividad física. No aceptarán amablemente los desafíos de otros perros, y no se recomienda visitar parques para perros; debido a su instinto de protección, el Boerboel nunca debería estar permitido. La raza a menudo disfruta participando en competiciones de obediencia, rally, peso y agilidad, así como deportes de protección y trabajo de stock.

El Boerboel es típicamente una raza sana y un  criador responsable se proyectará  pie de cría para las condiciones de salud tales como el codo y la displasia de cadera, enfermedades del corazón, y dos trastornos que afectan a los párpados: ectropión y entropión. Como con todas las razas, las orejas de los Boerboel deben revisarse regularmente y los dientes deben cepillarse a menudo.

Dada la fuerte caída en el número durante el siglo XX, el enfoque principal ha sido mantener la pureza de la raza, en lugar de cruzarse para formar híbridos. Sin embargo, se ha producido algo de exogamia para producir colores de pelaje específicos. Esto incluye criar un perro de la raza Boerboel con Labrador negro o Cane Corso negro, para producir crías con un pelaje predominantemente negro.

Video recomendado: Boerboel (Boerboel sudafricano) – Raza de Perro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here