7 Consejos Para Cuidar A Un Perro Con Necesidades Especiales

53

¿Tienes un perro con necesidades especiales? Para los dueños de mascotas que tienen un perro discapacitado, puede ser un desafío tratar de atenderlos y apoyarlos a lo largo de su vida diaria. Si eres nuevo en tener un perro con necesidades especiales, lo mejor que puedes hacer es prepararte y hacer una investigación exhaustiva sobre la dolencia específica que afecta a tu peludo amigo.

Una vez que estés equipado con la información correcta, podrás apoyar plenamente a tu cachorro a lo largo de su vida diaria. De hecho, una vez que aprendas a hacerlo, te darás cuenta de que poseer un perro con necesidades especiales realmente no es una carga en absoluto.

A continuación se incluyen algunos de nuestros mejores consejos sobre cómo cuidar y apoyar a los perros con necesidades especiales.

¿Qué es un perro con necesidades especiales? 

Antes de comenzar, es importante revisar lo que clasifica a un perro con necesidades especiales. Este título es una amplia categorización que puede abarcar una serie de condiciones y circunstancias diferentes, como perros con lesiones, enfermedades crónicas o fatales, parálisis canina o incluso problemas de incontinencia canina. Los perros con necesidades especiales a menudo requieren más atención médica, tiempo y atención en comparación con otros caninos.

Esto puede ser costoso y tener un impacto significativo en la vida del dueño de la mascota, por lo que no debe tomarse a la ligera la adopción o la posesión de un perro con necesidades especiales. Aunque cuidar de un perro con necesidades especiales puede requerir más de su dueño de muchas maneras, también puede ser una experiencia extremadamente gratificante y fomentar un vínculo único y envidiable entre el dueño y el perro.

Para los dueños de mascotas que aceptan los deberes adicionales y desean ayudar a cuidar a un perro que necesita atención adicional, un perro con necesidades especiales puede ser un ajuste perfecto.

Consejos para cuidar a un perro con necesidades especiales

Cada perro con necesidades especiales requiere asistencia y cuidados diferentes. Sin embargo, todavía hay algunos consejos básicos que todos los padres de mascotas de perros con necesidades especiales pueden seguir para garantizar la seguridad de su peludo amigo. A continuación se presentan algunas recomendaciones sobre cómo cuidar a un cachorro discapacitado.

1.- Habla con un especialista

Antes de llevar a casa un perro con necesidades especiales, querrás hacer tu investigación. Dependiendo del perro y de la situación, puede requerir más o menos ayuda diariamente. Uno de los mejores métodos para obtener información especializada sobre la salud de tu perro es hablar con un veterinario. Una vez que hayas recibido los datos básicos, se recomienda programar una cita con un especialista.

Un veterinario podrá referirte a un especialista que trabaje específicamente con la enfermedad de tu perro. Un especialista puede sentarse contigo y repasar tus tareas diarias y proporcionarte una lista de recomendaciones de tratamiento que puedes seguir. Al investigar y hablar con profesionales, estarás mejor equipado para brindarle a tu cachorro la mejor atención posible.

2.- Formular una rutina 

Una vez que sepas qué tipo de cuidado necesitará tu perro para vivir una vida saludable y feliz, entonces es esencial construir una rutina. Una rutina diaria asegurará que tú cumplas con todas las tareas importantes requeridas para tu perro, como administrar medicamentos, hacer ejercicios específicos y alimentarlos con una dieta que respalde su salud general. Un programa escrito puede ayudarte a recordar las tareas requeridas y proporcionar una estructura para tu día.

Los elementos específicos de la rutina deben adaptarse a tu vida y las necesidades de tu perro. Ten en cuenta que puedes tomar un poco de prueba y error para encontrar el momento que mejor funcione para ambos. Por ejemplo, puedes encontrar que administrar medicamentos inmediatamente antes de irse al trabajo y tan pronto como llegue a casa es lo mejor para tu horario. Sé paciente con el proceso. Una vez que encuentres una rutina que funcione para tu estilo de vida, se convertirá en un hábito de segunda naturaleza.

3.- Sigue siempre las instrucciones de un veterinario 

Cuando cuidas a un perro con necesidades especiales, es aún más importante cumplir con todas las instrucciones de cuidado proporcionadas por el veterinario y / o especialista de tu perro. Harán recomendaciones para un plan de tratamiento, un programa de medicamentos y otros elementos del cuidado de tu perro al analizar su situación particular. Como padre del perro, es tu responsabilidad seguir todas las instrucciones proporcionadas por su veterinario con cuidado y coherencia. Si no lo haces, puedes tener consecuencias negativas para tu perro, así que asegúrate siempre de seguir las instrucciones de cuidado y tratamiento proporcionadas por el equipo veterinario de tu perro.

4.- Encuentra recursos y soporte en línea

Internet ha traído consigo una gran cantidad de información sobre una amplia gama de temas a los que puede acceder fácilmente desde casi cualquier lugar. Cuando estás cuidando a un perro con necesidades especiales, es importante utilizar todos los recursos disponibles para ti, incluidos aquellos en línea. No hay escasez de consejos sobre el cuidado de un perro con necesidades especiales en Internet, ¡así que investiga! Aprovechar estos recursos puede brindarte tranquilidad y hacerte más consciente de la condición de tu perro.

Cuidar a un perro con necesidades especiales también puede ser estresante a veces, y conectarse con otras personas que están experimentando desafíos y situaciones similares con sus mascotas puede ser una salida útil. Es posible que pueda encontrar grupos de apoyo locales o en línea que le permitan conectarse con otros padres de mascotas con necesidades especiales y formar una comunidad de apoyo para ayudar a navegar las situaciones que surgirán.

Además de estos recursos, también puede encontrar equipo especial, como un elevador o una silla de ruedas que puede ayudar a mejorar la movilidad y la calidad de tu perro, especialmente si tienes un perro de tres patas. Las posibilidades son realmente infinitas, así que no tengas miedo de explorar los recursos que están disponibles en línea.

5.- Explora tus opciones 

Un perro con necesidades especiales puede cambiar tu vida de muchas maneras diferentes, pero es importante que permanezca flexible y continúes buscando las opciones disponibles para asegurarte de que tu estilo de vida funcione bien para ti y tu perro. Un error común es que los padres de mascotas con perros con necesidades especiales deben acudir al consultorio de un veterinario con frecuencia o trabajar desde casa para cuidar a tu perro.

Si bien esto puede ser cierto dependiendo del perro individual y sus necesidades, siempre hay alternativas disponibles. Por ejemplo, puede ser mejor contratar a un cuidador de mascotas para el momento en que estés en el trabajo para que tu perro aún reciba la atención y el cuidado que necesita. Otra alternativa potencial es encontrar un veterinario que pueda ir a tu casa para citas para que pueda minimizar el tiempo que pasa en la oficina de veterinaria.

6.- Mantén el entorno de tu perro consistente

Al cuidar a un perro con necesidades especiales, es importante anticipar los cambios que pueden causarle incomodidad o confusión y evitarlos siempre que sea posible. Si bien mantener el entorno de su perro constante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, es muy recomendable seguir una rutina siempre que sea posible. Tener consistencia evitará cualquier confusión o estrés en tu cachorro. Por ejemplo, si un perro es ciego, puede ser desconcertante mover grandes piezas de muebles o reorganizar la casa, ya que esto puede desorientarlo y provocar lesiones.

Otro ejemplo posible es si el recipiente de agua de tu perro se mueve y ya no sabes dónde encontrarlo, puede provocar a tu mascota deshidratación y molestias. Siempre que sea posible, trata de mantener los alrededores de tu perro despejados o fijados en un solo lugar.

7.- Cuídate

Si quieres darle a tu perro la mejor vida posible, también debes convertirte en una prioridad. Cuidar a un perro con necesidades especiales puede ser desafiante, agotador y emocional. Su salud mental y física es vital para tu propia salud, así como para el cuidado de tu mascota. Además de unirse a un grupo de apoyo, también puedes ser útil incorporar tiempo en su rutina para ti. Encuentra una actividad que te traiga alegría y paz durante toda la semana. Esto podría ser ir al gimnasio, mirar una película con un ser querido o simplemente tomar un baño largo.

Al final del día, recuerda que no estás haciendo esto solo. Requerir o buscar ayuda de amigos y familiares puede ser muy beneficioso para ti y tu perro. Como saben, cuidar de un perro con necesidades especiales puede ser difícil. No sientas que tienes que llevar la carga tú mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here