Cuero Crudo Para Los Perros. De Qué Están Hechos, Cómo Hacerlos

47

Desde cachorros pequeños hasta perros adultos, la mayoría de los padres de mascotas estarán de acuerdo en una cosa: ¡a los perros les encanta masticar! Un tratamiento de go-to que ha existido durante muchas décadas es el cuero crudo para  perros, un producto ampliamente utilizado que satisface la necesidad natural de un perro de masticar.

Ya que son relativamente baratos y están disponibles en la mayoría de las tiendas de mascotas, los cueros crudos pueden ser una buena opción para masticar a ciertos perros, especialmente los perritos que mastican el cuero en vez de morder y tragar trozos. En el primer caso, los chompers felices se beneficiarán de la limpieza de dientes y la satisfacción de masticar.

Sin embargo, en el caso de los inhaladores caninos, el cuero crudo puede causar serios problemas, ya que los bits ingeridos pueden quedar atrapados dentro de la tráquea, lo que puede provocar incidentes de asfixia; en otros casos, las piezas grandes pueden terminar en el estómago de un perro y provocar obstrucciones digestivas.

Debido a estas posibles amenazas, usted puede preguntarse, ¿Es el cuero crudo peligrosos para los perros? – Este artículo explorará los pros y los contras de cuero crudo para perros, otros dulces y chicles, así como la forma de determinar el mejor tipo de accesorios masticables para persona Perros basados ​​en diversos factores.

¿De qué está hecho el cuero crudo?

Usando la capa interna de pieles de vaca o caballo, las rawhides se limpian primero y luego se cortan o se muelen durante la fabricación, dependiendo del producto final. A continuación, se presionan en masticables para perros de diferentes tamaños y formas. Algunas compañías agregan saborizantes de carne de res, hígado o pollo a las golosinas y masticables de cuero crudo para hacerlos más apetitosos para los perros.

Recientemente, muchos padres de mascotas han expresado una creciente preocupación con respecto a los ingredientes que se encuentran en los alimentos y golosinas para perros, incluidas las masticables de cuero crudo. Como resultado, algunos fabricantes de cuero crudo están comercializando sus productos utilizando descriptivos como “natural”, “orgánico” y “digestible”, pero es importante leer los ingredientes y las etiquetas cuidadosamente antes de elegir los masticables para perros, ya que no todos se crean por igual.

Si bien todas las masticaciones de cuero crudo están hechas de cuero seco de animales y pueden comenzar “naturalmente”, lo que sucede a continuación generalmente determina la calidad y seguridad del producto terminado.

Específicamente, es donde los rawhides se originan en lo que los consumidores deben investigar: las golosinas de masticar de cuero crudo hechas en los Estados Unidos pueden ser más caras, pero valen la pena cuando se trata de la salud y el bienestar de una mascota querida.

En esencia, la mayoría de las masticables de cuero crudo se fabrican a partir de los restos de sobras de la industria del cuero. Las masticaciones de cuero crudo que se importan suelen tener una dosis extra de productos químicos. En países fuera de los EE. UU., Las pieles se retiran de los pisos del matadero y se tratan en salmuera o baño de productos químicos con alto contenido de sal, lo que ayuda a “preservar” el producto durante el transporte.

Durante la fase de procesamiento, las pieles se empapan primero en una solución de ceniza para eliminar el vello y la grasa de la piel. Luego, a menudo se ‘limpia’ con agua, lejía y / o peróxido de hidrógeno. En algunos países, el arsénico (e incluso el formaldehído) se utiliza en el proceso de tratamiento, aunque está prohibido en los EE. UU.

Las pieles se refrigeran hasta que se procesan para mantenerlas frescas y evitar el deterioro. Finalmente, se dejan naturales o ahumados, y con frecuencia se agregan sabores artificiales para hacer que el cuero masticado sea más atractivo para los perros.

Si bien los Estados Unidos utilizan procesos de fabricación bastante estrictos en comparación con otros países, la FDA no regula la fabricación de cuero crudo en los Estados Unidos. Debido a las inconsistencias en la calidad, el tratamiento y los ingredientes que se encuentran en el cuero crudo importado, muchos veteranos recomiendan productos de cuero crudo hechos exclusivamente en los Estados Unidos.

Además, algunos expertos aconsejan a los dueños de mascotas que enjuaguen las golosinas de cuero crudo primero en agua antes de administrarlas a los perros.

Sabías…

El cuero crudo también puede estar contaminado con salmonela, lo mismo se aplica a otras delicias basadas en partes de animales, como orejas de cerdo, orejas de vaca, pezuñas y otros artículos similares. Se sabe que la salmonela afecta a los cachorros más jóvenes, así como a los perros con salud comprometida.

Sin embargo, los humanos en el hogar en realidad tienen más riesgo de infección que los perros, por ejemplo, las personas mayores, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y cualquier persona con un sistema inmunológico comprometido están en riesgo.

La mejor precaución es prevenir y ser proactivo: no permita que los niños jueguen o mastiquen los cueros crudos, y asegúrese de lavarse bien las manos después de darles una golosina a los perros o de manejar los masticables en general.

Cómo hacer masticables de cuero crudo para perros: una guía útil

Para los dueños de mascotas que optan por el cuero crudo como su tratamiento para perros, hay una serie de precauciones que se pueden tomar para que estén lo más seguros posible.

Debido a que ningún tratamiento para perros es 100% “seguro”, es responsabilidad de las personas manejarlas con cuidado: minimice el riesgo de exposición a contaminantes y lávate bien las manos con jabón antibacterial después de manipular golosinas y masticables de cuero crudo. Además, asegúrate de que cualquier persona en el hogar con sistemas inmunitarios comprometidos evite el contacto con cualquier producto de cuero crudo.

Tenga en cuenta las siguientes pautas cuando administre masticaciones de cuero crudo a los perros:

  • Mantenlo separado: cuando administre masticables de cuero crudo, separe a tu perro de las mascotas de otras casas para que pueda relajarse mientras mastica. Es menos probable que un perro “inhale” trozos grandes del producto masticable; esto es particularmente cierto en el caso de los perros que muestran un comportamiento territorial alrededor de la comida o en general.
  • Ofrezca una variedad de golosinas de cuero crudo: una vez que el veterinario haya recomendado masticaciones seguras de cuero crudo, vea cuál le gusta y cuáles maneja mejor. Tome nota: ¿está tragando o tragando grandes bocados? ¿Está él amordazado? ¿Se está ahogando tu perro? Si es así, retire el tratamiento de inmediato y discútalas con la oficina del veterinario para determinar qué otros tipos de cuero crudo, masticables para perros, golosinas o juguetes podrían ser una mejor opción para el perro de la familia.
  • Hable con un veterinario: los dueños de mascotas siempre deben hablar con su veterinario para averiguar cuánto es seguro para su perro, así como qué marca específica es mejor para él. En general, a los perros más pequeños se les debe dar menos masticables. Presente un chew a la vez para ver cómo reacciona su perro.
  • Observe el tamaño: después de un tiempo, un perro reducirá la cantidad de cuero crudo que se reduce a un nudo, y esto es cuando puede representar un peligro de asfixia. Asegúrate de mantener un ojo vigilante sobre el tratamiento de cuero crudo de un perro: una vez que se haya vuelto demasiado pequeño, retírelo; si él protesta, pídale que se siente y le ofrezca otro juguete o golosina para reemplazar la masticación.

Además, asegúrate de estar atento a los signos de contaminación bacteriana, irritación gástrica o un bloqueo. Llame a su veterinario inmediatamente si un perro muestra síntomas que incluyen:

  • Diarrea (con o sin sangre)
  • Fiebre
  • Náuseas o asfixia
  • Letargo o falta de energía
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Tragar repetidamente
  • Signos de dolor
  • Vómito

Los pros y los contras de golosinas de cuero crudo

Si bien los huesos de cuero crudo, los masticables y las golosinas pueden o no ser adecuados para todos los perros, en última instancia, depende del padre de la mascota decidir si es la mejor golosina para su perro. En esta sección, repasaremos las ventajas y los inconvenientes de este masticable clásico para perros:

Pros:

  • Satisface las necesidades de masticación canina: el cuero crudo masticable y las golosinas satisfacen el instinto natural de un perro de masticar
  • Beneficios dentales: cuando se administran correctamente, los productos de cuero crudo son excelentes para limpiar los dientes de un perro al eliminar la acumulación de placa y sarro.
  • Golosinas para perros a precios asequibles: las golosinas para perros de cuero crudo suelen ser económicas, lo que las convierte en una opción asequible para muchos dueños de perros

Contras:

  • Productos químicos nocivos: algunos productos para masticar de cuero crudo se tratan con productos químicos y aditivos dañinos, así que asegúrese de comprar con cuidado y leer las etiquetas antes de comprar
  • Mala calidad: se ha informado que los rawhides de baja calidad rompen los dientes de un perro, causándole dolor (y costosas facturas de veterinario para el propietario)
  • Sabores artificiales y problemas digestivos: las golosinas y los huesos de cuero crudo con sabor artificial pueden causar problemas digestivos (como vómitos, diarrea y reacciones alérgicas) en perros con alergias y sensibilidad.

Peligros:

  • Comprar el tamaño incorrecto es peligroso: si el dueño no compra el cuero crudo del tamaño adecuado para el perro (según el tamaño, la raza y el estilo de masticación), la masticación puede representar un grave riesgo de asfixia
  • Siempre mire a los perros masticando cuero crudo para evitar accidentes: si el dueño no vigila a su perro con cuidado mientras está masticando el cuero crudo, se pueden tragar grandes trozos grandes – este comportamiento es más común entre los perros que son inhaladores, gulpers y / o destructivos masticadores agresivos debido a que el cuero crudo es indigesto, puede provocar asfixia, obstrucción gástrica (que puede requerir cirugía), enfermedad grave o, en el peor de los casos, muerte: por lo tanto, siempre vigile cuidadosamente a las mascotas cuando administre cualquier tipo de juguete o hueso.

¿Qué perros deben evitar los huesos de cuero crudo?

Cuando se trata de seleccionar un perro masticable seguro, las opciones pueden parecer abrumadoras. Si bien algunas personas pueden cantar los elogios del cuero crudo, otros dueños de mascotas pueden estar en desacuerdo debido a una experiencia personal negativa, o simplemente a causa de malas críticas en línea.

Al final del día, los padres de mascotas finalmente deben decidir si su perro puede manejar la masticación de manera segura, y si están dispuestos a comprometerse a observar a tu mascota con cuidado cada vez que los alimente con una golosina de cuero crudo.

Si bien estas golosinas tienen muchos beneficios, incluido el hecho de que son duraderos, proporcionan una gran distracción a los perros e incluso promueven una buena salud dental, el hecho de que sea o no lo mejor para el perro depende realmente de algunos factores clave, como se ilustra a continuación:

  • Estilo de masticación: Como se mencionó anteriormente, cada perro tiene su propio estilo de masticación: algunos perros son mordisqueadores suaves, mientras que otros destruyen todo lo que entran en contacto con ellos, y luego están esos perros que quieren tragarse todo. Por lo tanto, el tipo de tratamiento depende en gran medida de la forma individual de masticar de un perro.

Si sus hábitos y conductas de masticación / alimentación lo ponen en riesgo de asfixia o lesión, los padres de compañía pueden querer considerar alternativas digeribles “más seguras” para satisfacer sus necesidades de masticación mientras mantienen su régimen dental.

  • Raza: Ciertas razas pueden ser masticadoras más agresivas o “pesadas”, por lo que los dueños de perros deben tomar nota de los hábitos de sus amigos de cuatro patas y hablar con un veterinario para determinar el mejor tipo de cuero crudo u otra masticación adecuada a sus necesidades.
  • Edad: la edad de un perro también desempeña un papel en su estilo de masticación, ya que las crías y los perros geriátricos tienen un paladar mucho más suave que sus homólogos adultos. Los masticables y los juguetes deben, por lo tanto, corresponder a los requisitos apropiados para la edad de un perro.
  • Historial de salud: para perros con cualquier tipo de problemas de salud, ya sea una condición preexistente, una enfermedad, alergias, obesidad canina, problemas digestivos del perro u otros problemas, asegúrate de hablar con su veterinario cuando considere los masticables y otras opciones dietéticas.

Además, si un perro muestra signos de ansiedad, aburrimiento u otros problemas de comportamiento, un veterinario o entrenador de perros con licencia puede recomendar juguetes específicos (como juguetes de rompecabezas y masticables) que pueden desafiarlo, ayudarlo a aliviar su ansiedad canina, etc.

Teniendo en cuenta toda esta información, es bastante seguro decir que el estilo de masticación de un perro se adaptará y cambiará a lo largo de su vida, y lo que se considera un tratamiento “seguro” en un punto de su existencia puede ser muy diferente en otra fase.

Por lo tanto, es esencial mantenerse al tanto de sus hábitos personales y necesidades cambiantes para proporcionar no solo los masticables más seguros, sino también la mejor atención posible como un padre amoroso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here