Alimentos Tóxicos En Perros, Lista, Errores Comunes, Qué Hacer + Video Instructivo

179

Cuando se trata de nuestros queridos caninos y sus hábitos alimenticios, es muy simple: a los perros les encanta la comida. Sin embargo, a diferencia de los humanos hay muchos alimentos tóxicos que pueden causarle daños.

Desafortunadamente, la mayoría de los padres de mascotas han experimentado una mirada de sus perro que dice: “¿Por qué me está pasando esto?” Después de haber comido algo que los enferma del estómago, o peor aún, críticamente enfermos.

Por lo tanto, es imperativo que los dueños de perros conozcan los hechos cuando se trata de qué alimentos son tóxicos para los perros.

Alimentos tóxicos en perros

Si bien las listas de alimentos tóxicos para perros son largas y están llenas de sorpresas, es importante saber que hay muchos alimentos comunes que son tóxicos para tu perro.

Grandes o pequeños, gruesos o delgados, hay alimentos peligrosos en todas partes, tanto dentro como fuera de la casa.

Estar más informado acerca de los alimentos que son tóxicos para tu perro mantiene a tu mascota más segura y le brinda los conocimientos necesarios para actuar de manera adecuada cuando hay alimentos tóxicos alrededor de su perro, o en el peor de los casos, ingeridos por su amado amigo peludo.

Lista de alimentos tóxicos para perros

Desafortunadamente, la lista de alimentos que pueden enfermar terriblemente a los perros o incluso matarlos es bastante larga. Pero una vez que sabes cuáles son, es fácil ver cómo y por qué son tan peligrosos.

Aunque puede que este no sea un inventario completo de alimentos para mantener alejado de los perros, la siguiente es una lista de varios alimentos e ingredientes conocidos que son particularmente peligrosos para su mejor amigo:

Galería alimentos tóxicos para perros

1.- Alcohol / cerveza / lúpulo: tu perro no puede competir con el alcohol: además de intoxicarse y ser vulnerable a la inestabilidad y la desorientación que experimentan los humanos, tu amado cachorro puede terminar en coma o, lo que es peor, morir por ingerir las cosas difíciles.

Ya sea en forma de licor fuerte, cerveza o vino, el hígado de tu perro no puede procesar ningún tipo de alcohol, que esencialmente actúa como un veneno dentro de su cuerpo.

2.- Aguacates: si bien puede ser tentador alimentar los desechos de la mesa de tu perro, no lo haga. Los perros no pueden comer aguacates e incluso pueden enfermarse gravemente si se consumen.

No coma la tostada de guacamole: los aguacates están llenos de persina, una toxina fungicida que puede causar serios problemas en el estómago de tu cachorro.

De hecho, estas toxinas pueden causar problemas agudos de digestión en los perros, así que tenga cuidado al cocinar, manipular o preparar aguacates en tu hogar, esto también se aplica a la basura, ya que querrá desechar con cuidado cualquier alimento sobrante que contenga la fruta.

Es importante tener en cuenta que la persina se encuentra en las hojas, semillas, corteza y frutos de los aguacates, por lo que las personas con aguacates deben mantener a tus perros alejados del área y escombros dispersos.

Además, el tamaño de los hoyos de aguacate (como un gran trozo de maíz en la mazorca, que también debe mantenerse alejado de tu mascota debido al riesgo de asfixia), puede matar a los perros al atascarse en el tracto digestivo.

Por lo tanto, se recomienda vigilar a tu perro cuando se sirven o preparan aguacates, ya sea en su cocina o al aire libre en una barbacoa familiar. Lo último que desea es un perro ahogado o tener que presenciar que se enferman debido a un aguacate.

3.- Cafeína / Chocolate: muchas personas saben que el chocolate no es bueno para tu perro, pero es posible que no sepan por qué. Para los seres humanos, tanto la cafeína como el chocolate contiene ingredientes que aceleran el corazón y ponen su sistema nervioso a toda marcha; desafortunadamente, esto va doble o triple para tu perro.

Dependiendo de cuánto coma un perro de productos que contengan cafeína y / o chocolate de cualquier tipo, cuanto más oscuro, más peligroso.

Un perro que ha comido chocolate puede provocar síntomas como vómitos, palpitaciones del corazón y, en el peor de los casos, convulsiones o muerte.

Nota: al igual que la mayoría de los seres humanos, los perros aman el chocolate. Eso significa que pueden comer algo sin importar lo que hagas para evitar que entren en él. El medidor de toxicidad puede ayudarlo a comprender mejor la cantidad de chocolate (así como los tipos de chocolate) que afectarán a su mascota. Si ves que tu perro ha comido chocolate o cafeína, es mejor actuar de inmediato y ponerse en contacto con su veterinario de confianza.

4.- Agua de coco / bebidas deportivas / sodas: muchos de los ingredientes incluidos en las bebidas que consumimos diariamente son abrumadores para el metabolismo de un perro. Por ejemplo, el agua de coco es demasiado alta en potasio para su perro.

Las bebidas deportivas y los refrescos están cargados de cafeína, sodio, electrolitos y vitaminas que no son saludables para el consumo canino.

Apaga la sed de tu perro con agua fresca y limpia en lugar de compartir sus bebidas con él cuando esté fuera de casa, y asegúrese de llevar un tazón portátil cuando viaje.

5.- Semillas de frutas: las manzanas, los melocotones, las ciruelas y las semillas y semillas de aguacate contienen toxinas que son tóxicas para los perros y para las personas. Sin embargo, los perros son mucho más pequeños, por lo que se necesitan menos semillas de manzana, que producen cianuro cuando se comen, para ponerlas en peligro.

Por lo tanto, siempre retira las semillas pequeñas y las semillas de las frutas, incluidas las que puedan representar un peligro de asfixia, así como las semillas y semillas que puedan quedar atrapadas en sus intestinos.

Esto también incluye la sandía. Si bien esta fruta puede ser un bocadillo favorito de su perro, la sandía sembrada se encuentra entre la lista de alimentos venenosos para los perros.

Use sandía en rodajas sin semillas para una deliciosa delicia de frutas. Además, tenga cuidado con la cáscara cuando alimente sandía a su perro: al igual que el maíz en la mazorca, una gran parte de la cáscara puede alojarse en el tracto digestivo de un perro y causar problemas gastrointestinales.

6.- Ajo / Puerros / Cebollas / Cebolletas: El ajo, los puerros, las cebollas y las cebolletas en cualquier forma son riesgosos para los perros porque contienen elementos que matan a los glóbulos rojos caninos.

Sin esos glóbulos rojos, pueden desarrollar anemia canina, debilitarse o tener problemas para respirar. Siempre vigile de cerca a su perro cuando manipule o prepare alimentos que contengan estos vegetales de raíz, y asegúrese de no darle restos de la mesa que puedan tener restos de estos alimentos.

Además, observa a tu perro durante los paseos con cuidado, especialmente si vive en áreas boscosas donde crecen cebollas silvestres, o cerca del jardín de un vecino: los perros comen cualquier cosa, ¡y no se limitan solo al interior!

7.- Uvas y pasas: no se necesitan muchas uvas o pasas para instigar una insuficiencia renal muy repentina en los perros; Por lo tanto, nunca alimente a su perro tampoco alimento.

En el caso de que tu perro haya comido cualquiera de los dos, los vómitos y el letargo canino son síntomas comunes que indican que está en problemas y requiere atención médica inmediata.

8.- Vitaminas humanas / medicamentos: los suplementos vitamínicos se crean en dosis de tamaño humano y no están formulados para el consumo canino. Sin embargo, cuando se trata de su perro, algunos de los ingredientes más peligrosos son la alta concentración de vitaminas y hierro que se encuentra en los suplementos prenatales.

Si tu perro se ha comido sus vitaminas, o cualquier otro medicamento, ya sea con receta o sin receta, asegúrese de llamar a su veterinario de inmediato. Además, nunca trata a tu perro con medicamentos destinados a los seres humanos.

Si su veterinario le recetó un medicamento a su perro, asegúrese de seguir sus instrucciones implícitamente, incluidas las dosis y la frecuencia de administración, y no tenga miedo de hacer preguntas sobre la atención médica y el régimen de recetas de tu mascota.

9.- Jalapeño / pimientos picantes: si bien es de sentido común, asegúrese de evitar los pimientos picantes de cualquier tipo; Esto incluye los quesos u otros alimentos y las salsas que contienen pimientos picantes.

Las bocas de los perros y los sistemas digestivos no están diseñados para comidas picantes, lo que puede hacer que se pongan muy enfermos y que incluso puedan dañar su respiración.

10.- Nueces de macadamia : similar al efecto de las uvas y las pasas, solo se necesita una pequeña cantidad de nueces de macadamia para hacer que tu perro esté gravemente enfermo o, lo que es peor, que provoque la muerte.

Esto es especialmente cierto si esta tuerca tropical se come junto con el chocolate. Incluso si se ingieren en pequeñas cantidades (hasta 6 nueces), este alimento puede provocar agitación, fiebre canina y debilidad en las patas traseras de su cachorro.

Si le encanta comer nueces de macadamia, puede considerar comerlas fuera de la casa solo para estar seguro.

11.- Carne cruda / Mariscos crudos: la mayoría de las personas tienen la impresión de que sus perros pueden digerir carne cruda o mariscos sin incidentes, pero piénselo nuevamente.

Si bien tu perro puede inicialmente comer carne cruda sin problemas aparentes, lo que no pueden manejar es la bacteria que se encuentra en la carne o los mariscos.

Cocinar carnes y mariscos mata los parásitos que de otra manera pueden provocar vómitos, fiebres y agrandamiento de los ganglios linfáticos causados ​​por bacterias.

Por lo tanto, vigile atentamente durante la preparación de las comidas en casa, y si llevas a tu perro a acampar, a una barbacoa o en una excursión de pesca, es importante controlar lo que come.

12.- Sal: por favor, no le pase la sal a su perro: los síntomas del envenenamiento por sodio van desde vómitos y diarrea hasta depresión, temblores, fiebres, convulsiones e incluso la muerte en casos raros. Por lo tanto, es mejor no compartir sus bocadillos salados con tu perro.

13.- Levadura: sí, levadura, aunque puede parecer una sustancia inofensiva, puede causar estragos en el sistema digestivo de tu cachorro. Al igual que hace que el pan se levante, también puede causar episodios de gases de leve a peligroso en el estómago de tu perro. Además, el aumento de la masa contiene alcohol, que es venenoso para los perros.

Como se mencionó anteriormente, esta lista no es exhaustiva, pero es un muy buen comienzo para saber cómo identificar los alimentos tóxicos y otras sustancias comestibles que son tóxicas para los perros, así como por qué es tan peligrosas para la salud del perro.

En caso de que tu perro haya consumido los alimentos, plantas y otros materiales mencionados anteriormente, asegúrese de comunicarse con su veterinario inmediatamente.

Como dueños de mascotas deben estar atentos a los alimentos tóxicos para perros

Errores comunes que cometen los humanos al alimentar a sus perros

  • Comida para gatos: Lo creas o no, la comida para gatos no es equivalente a la comida para perros. Por lo tanto, cuando se quede sin comida para perros, es mejor ir a la tienda y comprar comida nutritiva y buena para tu perro.

Esto se debe a que la comida para gatos está diseñada específicamente para el metabolismo de un gato, que es diferente de la de un perro. El no discriminar entre estos tipos de alimentos puede provocar obesidad canina o pancreatitis en tu perro.

  • Comida humana: muchas personas no pueden resistirse a alimentar a sus perros con lo que cocinan o les ofrecen sus sobras; desafortunadamente, ambos escenarios representan un peligro para tu perro.

Demasiados recortes de grasa, dulces e incluso rebanadas de pan blanco pueden provocar pancreatitis y obesidad.

Y si bien el pollo cocido o el hígado de res puede parecer un gran alimento para su mascota, dárselo a su perro puede acumular la vitamina A, que no es buena para sus músculos y huesos.

  • Productos lácteos: la leche es un alimento que puede causar problemas digestivos en perros y humanos, incluidos los estómagos gaseosos y la diarrea.

Omita la alimentación de la leche de tu perro de su tazón de cereal y limite su consumo de líquidos solo al agua dulce.

  • Huesos: los padres de mascotas tienen las mejores intenciones, pero en realidad es peligroso darle a tus perros huesos cocidos de alimentos como pechugas de pollo, baquetas, costillas de cerdo o carne de res, bistecs, etc.

Debido a que están semi-ablandados, los huesos cocidos pueden astillarse fácilmente y perforar los intestinos de tu perro.

Cualquier comida con huesos cocidos puede ser una comida muy costosa e incluso letal para tu perro, así que evite darle a tu perro cualquier tipo de huesos como recompensa.

Opte por juguetes para masticar seguros para mascotas en su lugar para garantizar su seguridad.

¿Qué hacer si tu perro come alimentos tóxicos?

Si observa que tu perro ha comido algo que es tóxico, o si muestra algún signo de consumo de una sustancia tóxica, es imperativo actuar con rapidez.

Si es posible, comparta con la persona que atiende el teléfono la cantidad de toxina que tu perro ha ingerido, así como los síntomas y comportamientos que observa de su mascota.

Si tu perro está realmente luchando, llévalo al veterinario de inmediato.

Buenos hábitos para proteger a tu perro de alimentos tóxicos

Todos los alimentos e ingredientes mencionados anteriormente se encuentran en una gran variedad de alimentos y bocadillos con los que su perro podría rogarle que comparta.

A decir verdad, es mejor para los perros si sus dueños deciden no compartir comida o restos de la mesa desde el principio, por lo tanto, si usted consigue a su perro cuando aún es un cachorro, puede inculcar buenos hábitos desde el principio.

Cuidar la dieta es vital para eliminar los alimentos tóxicos

Debido a que un cachorro no espera automáticamente ningún tipo de alimento humano, es menos probable que te pida a ti, a sus amigos o extraños por comida.

Al cultivar buenos hábitos a una edad temprana, usted puede potencialmente proteger a tu perro de comer alimentos que potencialmente podrían causar que se vuelvan críticamente enfermos (o peor aún, sufran una fatalidad).

Siempre que sea posible, es mejor alimentar a tu perro con alimentos sanos de alta calidad y nutritivos que pueda pagar, y no refuerce la petición de otros alimentos o golosinas poco saludables.

Al hacerlo, en realidad está ayudando a tu perro a desarrollar hábitos alimenticios seguros que llevarán a una vida más larga y saludable. A su vez, esto reduce las costosas facturas del veterinario, además de no tener que llevar a tu perro al veterinario por ingestión accidental de alimentos debido a los malos hábitos alimenticios.

Teniendo en cuenta esta información, los perros tienen un agudo sentido del olfato para detectar cualquier cosa que puedan percibir como un sabroso manjar.

Por lo tanto, siempre mantén un ojo en ellos cuando salgas a caminar, y piensa dos veces antes de dejar otra cosa que no sea la comida para perros, masticar huesos y juguetes seguros a su alcance.

Pídales a sus amigos y cuidadores de perros que no les den nada de lo que están comiendo y explique por qué eso es lo mejor para el perro.

Alimentos humanos no tóxicos seguros para tu perro

Si decides compartir comida humana con tus perros, aquí hay algunos alimentos “seguros”:

Proteínas

  • Carnes magras cocidas
  • Huevos cocidos

Frutas

    • rodajas de manzana
    • Plátanos
    • Arándanos
    • Cantalupo
    • Arándanos
    • Rodajas de mango
    • Rodajas de naranja
    • Rodajas de durazno
    • Peras
    • Piña pelada
    • Frambuesas
    • Fresas
  • Sandía (variedad sin semillas solo con cáscara removida)
Los alimentos tóxicos pueden ocasionar diversos problemas en los perros

Verduras frescas

  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Zanahorias
  • Apio
  • Papas cocidas
  • Pepino
  • Judías verdes
  • Chícharos
  • Espinacas
  • Calabacín

Almidones

  • Arroz Blanco Cocido o Pasta Blanca

Una última nota de precaución: al igual que los humanos sufren alergias a los alimentos, tu perro también puede sufrir alergias a los alimentos tóxicos caninos. Asegúrate de vigilarlo cuando le alimente con nuevos alimentos y pregúntele a su veterinario sobre sus necesidades dietéticas y si tiene algún tipo de alergia.

Si nota alguna señal de una reacción alérgica que podría deberse a una alergia relacionada con los alimentos tóxicos (o como resultado de ingerir algo que pueda desencadenar una respuesta alérgica), comuníquese con su veterinario inmediatamente para obtener ayuda.

Video recomendado: ALIMENTOS TÓXICOS PARA PERROS. Los alimentos prohibidos, perjudiciales y dañinos

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here