Vómito Blanco En Gatos | Posibles Causas Y Tratamientos

37

Cuando los dueños de mascotas vemos a nuestro gato vomitando, es normal sentirse preocupado. Después de todo, cuando nosotros los humanos vomitamos, esto generalmente es síntoma de una enfermedad. Esto sin importar si la enfermedad es grave o no. Pero la verdad es que el vómito blanco en gatos suele ser una ocurrencia bastante común.

Si tu gato está mostrando este comportamiento, lo más lógico es que quieras saber las posibles causas. Esto te ayudará a decidir si se trata o no de una razón para llevar a tu felino al médico veterinario. Si tu gato está vomitando, es importante tener en cuenta si este vómito es agudo (muchos vómitos en poco tiempo) o crónico (1-2 vómitos diarios casi sin remisión) y si, además, hay otros síntomas como diarrea.

Causas del vómito blanco en gatos

Aunque el vómito no es en sí mismo una señal alarmante de la salud de nuestro gato, algunas veces este comportamiento nos causa cierta preocupación. El vómito blanco en gatos puede ser causado por varias razones, sin embargo, es importante saber que el hecho de que sea una emergencia veterinaria va a depender de otras cosas. Por ejemplo, de la frecuencia del vómito y de si nuestra mascota está presentando otros síntomas o cambios de su carácter.

Algunas de las causas de este tipo de vómito son las siguientes:

Causas gastrointestinales

El motivo más probable detrás del vómito blanco en gatos se debe a una irritación del sistema digestivo. Al momento de ir al veterinario, es muy importante estar claro si se trata de un vómito que se presenta esporádicamente o si es algo persistente. También será importante saber si hay o no otros síntomas que acompañen al vómito. Además, debemos conocer el contenido del vómito. Esto ya que puede aparecer con espuma, comida, sangre o incluso parásitos.

Algunas de las razones gastrointestinales que causan vómito son las siguientes:

Gastritis

La gastritis en gatos puede presentarse de manera aguda o crónica. En cualquiera de estos casos, es una situación que requiere asistencia veterinaria. La gastritis es definida como la irritación de las paredes del estómago. Esta puede ser producida por la ingestión de sustancias tóxicas como algunos alimentos, ciertas hierbas o medicamentos. Todas estas resultan en una intoxicación.

Cuando se presenta de manera crónica, veremos que el pelaje de nuestro gato perderá su calidad. Si no se trata, es probable que nuestro gato sufra de pérdida de peso. Sin embargo, solo un veterinario puede identificar la causa específica de la gastritis y prescribir el tratamiento que considere adecuado.

Cuerpos extraños

Las bolas de pelo en los gatos se producen específicamente durante la temporada de muda. Algunas veces, el pelo se agrupa dentro del sistema digestivo como bolas duras, conocidas como tricobezoar. A veces, estas pueden ser tan grandes que no pueden salir por sí solas. En consecuencia, la presencia de cualquier cuerpo extraño puede causar gran irritación del sistema digestivo.

Los cuerpos extraños pueden causar una obstrucción intestinal o incluso intususcepción que es la introducción de un segmento del intestino en el intestino mismo. Si estas obstrucciones se diagnostican podría ser necesaria una intervención quirúrgica.

Enfermedad inflamatoria intestinal

Esta resulta ser una de las más comunes causas del vómito blanco en gatos. El veterinario será el responsable de realizar las pruebas diagnósticas pertinentes para detectarla. Cuando esta condición se presenta podremos ver que nuestro gato vomitará espuma blanca. Pero también, mostrará otros signos como diarrea o, al menos, descomposición crónica.

Es importante saber que una de las enfermedades infecciosas que más comúnmente afecta el sistema gastrointestinal es la panleucopenia felina. Este virus da como resultado vómitos con sangre y diarrea profusa. Además, un gato que la sufre generalmente tendrá fiebre y no comerá. Si observas o crees que tu gato puede estar sufriendo panleucopenia, te sugerimos que visites a tu veterinario lo antes posible.

Otras causas del vómito blanco en gatos

A veces, los vómitos no se producen debido a problemas en el estómago o el intestino, sino a través de órganos como el hígado, el páncreas o el riñón. Estas condiciones son conocidas como:

Pancreatitis

Todas las pancreatitis felinas requieren tratamiento veterinario. Pueden ocurrir de forma aguda o, más a menudo, de forma crónica. También es importante conocer que esta inflamación puede presentarse junto a otras enfermedades como diabetes, afecciones gastrointestinales o hepáticas.

Se define como una hinchazón o inflamación del páncreas. Este es el órgano responsable de producir las enzimas que son necesarias para la digestión. Además, es responsable de la producción de insulina que es necesaria para la metabolización del azúcar. Entre los síntomas se encuentran vómitos, diarrea y adelgazamiento del pelaje.

Insuficiencia hepática

El hígado del gato, al igual que el de los humanos, cumple funciones importantes. Por ejemplo, la eliminación de desechos o su ayuda en el metabolismo. Un fallo en su funcionamiento causará síntomas no específicos como vómitos, falta de apetito o adelgazamiento.

En casos más avanzados puede ocurrir ictericia, conocida como coloración amarillenta de las membranas mucosas y la piel. Varias enfermedades, tumores y la presencia de toxinas tienen la capacidad de afectar el funcionamiento del hígado. Es por esto que el diagnóstico y consecuente tratamiento veterinario serán esenciales.

Diabetes

La diabetes es una condición caracterizada por una producción inadecuada de insulina. Esta es la sustancia responsable de proporcionar glucosa a las células. Sin la insulina, la glucosa se acumulará en la sangre y esta acumulación hará que aparezcan ciertos síntomas de los que el vómito forma parte.

Si tu gato sufre de diabetes, lo notarás bebiendo, comiendo y orinando más. Incluso si tu gato no engorda, notarás vómitos, alteraciones en el pelaje y mal aliento.

Insuficiencia renal

La insuficiencia renal es un trastorno bastante común en los gatos mayores. El daño renal puede ocurrir de manera aguda o crónica. La insuficiencia renal crónica es una condición incurable, pero puede ser manejada para darle al gato una mejor calidad de vida.

Dada la gravedad de esta condición es esencial ir al veterinario tan pronto como aparezcan ciertos síntomas. Algunos de los signos más notables serán el aumento considerable en la toma de agua o un cambio en la micción. Además de pérdida de apetito, deshidratación, un manto mal acondicionado, mal humor y debilidad. También pueden aparecer lesiones en la boca y un aliento con olor extraño. Los casos agudos necesitan una urgente atención veterinaria.

Hipertiroidismo

La glándula tiroides que se encuentra en el cuello es la responsable de producir una sustancia conocida como tiroxina. El aumento de esta sustancia es la causa de esta condición que es también común en gatos mayores de 10 años. Los síntomas comunes son la pérdida de peso así como un aumento significativo de la actividad física. También podremos ver un aumento en la ingesta de alimentos y agua; además de diarrea, vómitos, aumento de la micción y aumento de vocalizaciones.

Parásitos

Si se presenta el vómito blanco en gatos y no hemos desparasitado internamente a nuestra mascota, podría estar infestado de parásitos internos. En estos casos, también podemos observar que el gato no comerá puede presentar diarrea.

Todas estas molestias son causadas por la acción de los parásitos. Esta infestación es común en los gatos cachorros que en los gatos adultos. Esto es porque los mayores serán más resistentes a los parásitos. El veterinario podrá recomendar productos útiles para desparasitar a nuestro gato.

Cambios en la dieta

Otra razón que puede producir el vómito en gatos es el cambio de la dieta. Estos cambios en los alimentos a veces pueden no ser bien recibidos por nuestros gatos. Eso puede producir que omitan una comida o que la coman más tarde de lo habitual.

En consecuencia, aunque le estés dando un nuevo alimento a tu gato si no le parece atractivo, sus cuerpos aún producirán los jugos digestivos que necesitan para descomponer ese alimento. Esto es algo que sucederá bien sea que lo coman o no. Esto también significa que si decides cambias el horario de alimentación de tu gato, sus jugos gástricos seguirán produciendo a la hora anterior y, en consecuencia, puede causarles vómito.

Qué hacer cuando se presenta vómito blanco en gatos

Aunque el vómito blanco en los gatos no es infrecuente, es crucial prestar mucha atención a los patrones de vómitos de tu mascota. Si el vomitar de tu gato es excesivo, llévalo al veterinario inmediatamente para una evaluación.

Cuando un gato está vomitando continuamente su cuerpo corre el riesgo de que se le priven de minerales y líquidos vitales. Esto puede provocar una deshidratación grave que puede provocar el coma y la muerte. Los episodios repetidos de vómitos generalmente indican problemas dentro del cuerpo.

El veterinario puede brindarle a tu gato el cuidado que necesita, incluidos líquidos y medicamentos por vía intravenosa para detener su vómito. También la examinará y le realizará pruebas para determinar la causa de sus vómitos.

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here