Rinitis En Gatos | Síntomas, Causas, Diagnóstico Y Tratamiento

164

La rinitis en gatos, también conocida como rinosinusitis, es una condición común que muchos dueños de gatos deben enfrentar. Afecta el tracto respiratorio superior y puede causar estornudos, sibilancias y secreciones persistentes, lo que hace que el miembro peludo de tu familia se sienta muy incómodo.

Rinitis en gatos

La rinitis puede ser definida como una inflamación de la cavidad nasal, esta puede presentarse por una variedad de causas y puede ser aguda o crónica.

Si bien la rinitis aguda y la rinitis crónica tienen síntomas muy similares, es importante tener en cuenta que no son lo mismo. Si bien las enfermedades crónicas pueden desarrollarse como una complicación de la rinitis aguda, no siempre es así. La rinitis crónica puede afectar la salud a largo plazo de su gato porque su sentido del olfato (o su ausencia) influye en sus hábitos alimenticios. En consecuencia, la rinitis crónica puede llevar a complicaciones más graves como la anorexia.

Causas de la rinitis en gatos

Las infecciones virales se encuentran entre las principales causas de rinitis en gatos. Como las infecciones virales son contagiosas, se recomienda que aísles a la mascota afectada de los demás hasta que un veterinario pueda realizar análisis de sangre y dar más recomendaciones.

La rinitis también puede desencadenarse por la presencia de un objeto pequeño (como una brizna de hierba recolectada del exterior) o un crecimiento en desarrollo en el pasaje nasal del gato. El estornudo es, en este caso, la forma en que el cuerpo trata de eliminar el objeto.

Otras causas de la rinitis en gatos pueden ser una infección por hongos o alergias a elementos del ambiente. Por ejemplo, humo, moho, heces de aves, detergentes u otros productos químicos en el hogar.

Esta condición se puede encontrar en gatos de cualquier edad o raza, aunque es probable que las causas varíen según la edad. Mientras que en los gatos más jóvenes es más probable que las causas de la rinitis sean virales, los gatos más viejos experimentarán con más frecuencia los síntomas de la rinitis debido a un tumor u otra enfermedad.

Diagnóstico de la rinitis en gatos

Es muy importante ver a un veterinario tan pronto como vea los síntomas para determinar la raíz del problema. Si la condición no se trata, puede provocar otras complicaciones o convertirse en un problema crónico que puede durar meses o años. El veterinario comenzará con un examen físico que incluirá:

  • Muestra nasal
  • Control de la presión arterial
  • Panel de sangre completo
  • Análisis de orina

Si se diagnostica rinitis en gatos como la causa de los síntomas, se pueden realizar más pruebas para diagnosticar la causa subyacente. Tu veterinario también puede recomendar:

  • Radiografías del tórax y cavidad nasal
  • Resonancia magnética
  • Tomografía computarizada
  • Rinoscopia
  • Biopsia de tejido nasal
  • Electrocardiograma

Tu gato estaría bajo anestesia general durante estos procedimientos para protegerlo de molestias y traumas.

Tratamiento de la rinitis en gatos

La mayoría de los casos de rinitis son causados por un virus o una infección bacteriana. En tales casos, los veterinarios suelen recomendar:

  • Antibióticos o medicamentos antivirales para ayudar a tratar la infección o el virus según sea el caso
  • Medicamentos esteroides para acelerar la curación de rinitis alérgicas en gatos
  • Gotas nasales para ayudar a reducir la inflamación
  • Nebulizaciones para abrir las vías respiratorias
  • Gotas para los ojos si se presenta inflamación
  • Cirugía en caso de que se presenten nódulos u otros crecimientos anormales

Cuidar a tu gato en casa

La atención de seguimiento que proporcionas a tu gato en casa es fundamental para el éxito de cualquier tratamiento. Los veterinarios aconsejan:

  • Mantener a tu gato caliente
  • Usar un vaporizador (para aflojar las secreciones)
  • Ofrecer constantemente comida y agua

Para los gatos que muestran una disminución en el apetito, se sugiere ofrecer alimentos con olor fuerte que contengan mucha humedad como:

  • Sardinas
  • Pollo asado
  • Helado
  • Dietas líquidas prescritas por un veterinario

Con un poco de cuidado adicional, la calidad de vida de tu gato puede mejorar considerablemente a través del proceso de recuperación. Estos pequeños pasos proporcionan comodidad incluso para los enfermos crónicos. Si tu mascota se niega a comer, comienza a perder peso o muestra signos de deshidratación, contacta al veterinario inmediatamente.

Prevención de la rinitis en gatos

La mejor protección contra la rinitis en gatos es la vacunación. Hay una variedad de vacunas disponibles, así que habla con tu veterinario para determinar el mejor curso de inmunizaciones para tu gato. Si bien las vacunas son la mejor defensa, no son 100% efectivas y los virus que causan esta afección están muy extendidos, así que no te detengas allí. Los expertos también sugieren:

  • Vacunar a las hembras antes de la reproducción o durante el embarazo.
  • Evita exponer a los gatitos a otros gatos hasta al menos una semana después de su segunda ronda de vacunaciones.
  • Cambia la cama con frecuencia (los virus felinos a menudo se propagan a través de los fluidos corporales)
  • Separa a los gatos enfermos de los gatos sanos tanto como sea posible

Un poco de prevención ahora podría salvarte a ti ya tu felino favorito de una desagradable batalla con rinitis más adelante.

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here