Gato Van Turco. Origen, Características, Cuidados E Imágenes

607

El Van Turco es una variedad de gatos de pelo largo que se originan en el área alrededor del lago Van, en el este de Turquía, y que a menudo conocen su creciente banda de seguidores simplemente como “turcos”. A veces se les conoce como el “gato nadador turco”, ya que se dice que aman el baño durante los calurosos meses de verano en su país natal, y les encanta jugar en el agua.

Esta raza también es famosa por su patrón de pelaje totalmente único, principalmente blanco puro pero con marcas llamativas en la cabeza y la cola, lo que es tan distintivo que el patrón incluso se llama “Van” en otras razas.

Siguen siendo relativamente raros en muchas partes del mundo a pesar de haber sido reconocidos por diferentes asociaciones. El Van Turco no debe confundirse con el Angora turco o el Turco Vankedisi, que son dos razas completamente diferentes por derecho propio.

Historia y Origen

El llamado patrón ‘Van’ ocurre naturalmente en un gran número de la población de gatos del Cercano Oriente, pero es bastante raro en otros lugares. La leyenda dice que cuando el Arca de Noé se posó en el Monte Ararat después del diluvio, no a muchas millas del Lago Van, los gatos se fueron para bajar de la montaña, y la marca de color que se ve en sus hombros fue el resultado de que Dios los bendijo.

Los orígenes exactos de esta raza son un poco confusos, aunque se cree que han existido en el Medio Oriente durante cientos de años. Sin duda, capturaron la imaginación de los artistas del siglo XIX como un gato con pelaje estampado. Gatos con este patrón a menudo se pueden ver sentados entre las alfombras en pinturas de la época que representan los mercados y los bazares orientales.

Sin embargo, la historia moderna de esta raza está bien documentada. En 1955, a dos periodistas que trabaja para la Junta Turística de Turismo se les ofrecieron dos Van Turcos (hembra y macho), que con éxito fueron llevados a Gran Bretaña. A su debido tiempo, nacieron gatitos con exactamente las mismas marcas, y siguieron varias camadas más exitosas.

Luego, después de haber ganado el apoyo de criadores y jueces británicos de gran prestigio, las dos damas regresaron a Turquía en 1959 y trajeron otros dos gatitos. Establecieron un programa de reproducción cuidadosamente registrado, y la raza finalmente logró el Campeonato GCCF completo en Gran Bretaña en 1969. Llegaron un poco más tarde a los EE. UU. con la Asociación de aficionados de gato (CFA) en 1994.

Características Físicas

El Van Turco es una raza conocida por su patrón único y distintivo. El término “van” ha sido adoptado por una variedad de razas para describir gatos blancos con marcas de color en la cabeza y la cola.

Este es un gato de pelo largo de construcción sólida con una gran amplitud en el pecho. La fuerza y el poder del gato se evidencian en su cuerpo y patas. Esta raza tarda de 3 a 5 años completos para alcanzar la madurez y el desarrollo completos. Son gatos muy inteligentes y alertas, y como tales se sienten más seguros y se manejan mejor con los cuatro pies en una superficie sólida.

Dan la impresión general de una apariencia bien equilibrada y bien proporcionada en la que no se exagera ninguna característica para fomentar la debilidad o los extremos.

Galería: Gato Van Turco

Cabeza

La cabeza tiene forma de cuña sustancialmente ancha, con contornos suaves y una nariz de longitud media para armonizar con el gran cuerpo muscular, las orejas no deben incluirse en la cuña. Los pómulos se ven prominentes. De perfil la nariz tiene una ligera caída por debajo del nivel de los ojos, marcada por un cambio en la dirección en que se coloca el cabello.

La barbilla es firme y en línea recta con la nariz y el labio superior; por su parte el hocico es redondeado. Las orejas con moderadamente grandes, en proporción con el cuerpo, bastante altas y bien separadas. El borde interno de la oreja está ligeramente inclinado hacia el exterior con el borde exterior bastante recto pero no necesariamente alineado con el lado de la cara. Las puntas están ligeramente redondeadas.

Los ojos por su parte son moderadamente grandes y presentan una abertura redondeada ligeramente estirada en las esquinas. Se deben ver equidistantes desde la base exterior de la oreja hasta la punta de la nariz. Los ojos deben ser claros, alertas y expresivos.

Cuerpo

El cuerpo del Van Turco es moderadamente largo, robusto, ancho, musculoso y de pecho profundo. Los machos maduros deben exhibir un desarrollo muscular marcado en el cuello y los hombros. Los hombros deben ser al menos tan anchos como la cabeza, y fluir hacia la caja torácica redondeada y de allí se deriva en una cadera muscular.

Los machos Van turcos son sustancialmente más grandes que las hembras y exhiben un desarrollo mucho mayor. Las patas son moderadamente largas y musculosas y se encuentran bien separadas. Estas se estrechan para redondear los pies moderadamente grandes. Las patas y los pies deben estar en proporción con el cuerpo. La cola es larga, pero en proporción al cuerpo, con aspecto de pincel. La longitud del pelo de la cola se mantiene con la longitud del pelaje semi-largo.

Pelaje

El Van Turco presenta un pelaje Semi-largo con una textura similar a la cachemira. Debido a los extremos en el clima de su región nativa, la raza tiene dos largos de pelaje distintivos y se deben hacer concesiones para el pelaje de temporada. El abrigo de verano es corto, mientras el abrigo de invierno es sustancialmente más largo y grueso. Hay pelaje presente en las orejas, patas, pies y vientre. El pelaje facial es corto.

En cuanto al color y patrón se prefiere el patrón van solo en el cuerpo de tiza blanca brillante con marcas de colores confinadas a la cabeza y la cola. Se permiten una o más marcas al azar, hasta el 15% de color en todo el cuerpo (excluyendo el color de la cabeza y la cola).

Las marcas aleatorias no deben ser de un tamaño o número sustancial para desviar el patrón van, haciendo que una muestra parezca bicolor. Es deseable un patrón simétrico de marcas en la cabeza, dividido por blanco hasta al menos el nivel del borde frontal de las orejas.

Carácter y Comportamiento

Cuando está debidamente socializado en la infancia, este es un gato social y cariñoso que está muy unido a los miembros de su familia, aunque puede elegir uno o dos como sus favoritos. Es muy activo y atlético, y permanece juguetón hasta sus últimos años. Sin embargo, que sea atlético no significa que sea agraciado. El Van es un gato grande y desgarbado que no siempre cae de pie.

El Van Turco es muy inteligente y puede aprender trucos y juegos, incluso jugar a buscar. A ellos les gustan los juguetes que les permiten imitar la caza de una presa. Y si no puedes encontrar a tu gato, mira hacia arriba; probablemente se encuentre en lo alto, tan alto como pueda llegar.

No pongas nada en exhibición que se rompa fácilmente; en Van tiene un gran sentido del humor y puede disfrutar tirando artículos de un estante para ver qué sucede, o a veces es simplemente torpe. Estos gatos pueden o no ser buenos viajeros. Los viajes al veterinario a menudo involucran al gato vomitando, orinando o haciendo caca en el auto.

El amor del Van Turco por el agua puede llevarlo a problemas. Deja los asientos del inodoro cerrados y cubre las piscinas y los spas si no está allí para supervisar sus excursiones acuáticas. Y resígnate a encontrar tus grifos goteando. Puede aprender fácilmente a abrirlos para que pueda beber de ellos o jugar en el fregadero. No es raro que este gato disfrute simplemente tumbarse en el agua, especialmente durante el clima caluroso.

No le gusta que lo carguen o sujeten. Si alguna vez no estás seguro de cómo se siente un Van Turco, presta atención a su nariz. Esa bonita nariz rosa se volverá roja si está molesto. Si su nariz está sombreada de rosa a carmesí, presta atención a la advertencia y déjalo tranquilo. Él no es un gato de regazo, pero estará feliz de acurrucarse junto a ti y dormir en tu cama. También te dará una corrección firme en cuanto a la forma correcta de acariciarlo.

Alimentación

Estos gatos no tienen ninguna necesidad especial en cuanto a su alimentación. Como todos los gatos estos son carnívoros; por ende, su dieta debe estar basada en proteínas y grasas animales de primera calidad. Los carbohidratos y otros rellenos pueden estar presentes pero en menores cantidades.

Aunque no se sepa que son necios para comer, trata de conseguir el alimento de mejor calidad que puedas. También es importante tener un balance entre comida húmeda y seca. Cada una tiene sus pros y contras en la salud de tu mascota.

Cuando el criador te entregue a tu cachorro debe darte la rutina que tenía en casa. Trata de seguir esta misma rutina desde las horas hasta el tipo de alimento. Esto evitará que tu gatito tenga molestias estomacales.

Aseo

El Van Turco tiene una sola capa con una textura sedosa. Debido a que no hay una capa interna que cause mayores enredos, es fácil de arreglarlo con un cepillado semanal. Muda muy poco, excepto durante la primavera y el otoño, cuando la capa vieja se cae. Los gatos más viejos pueden tener dificultades para asearse por su cuenta, por lo que puede ser una buena idea cepillarlos o peinarlos más a menudo.

El pelaje del Van turco es resistente al agua, por lo que debes alegrarte de que los baños rara vez son necesarios.

Cepilla sus dientes para prevenir las enfermedades periodontales. La higiene dental diaria es la mejor, pero el cepillado semanal es mejor que nada.

Recortar sus uñas cada dos semanas. Limpia las esquinas de los ojos con un paño suave y húmedo para eliminar cualquier descarga. Revisa las orejas semanalmente. Si se ven sucios, límpielos con un algodón o un paño suave humedecido. Puedes usar una mezcla 50-50 de vinagre de sidra y agua tibia.

Salud del Van Turco

A pesar del predominio del blanco en su pelaje, el Van Turco no es propenso a la sordera. En general, es una raza muy saludable en la que no se ha detectado ningún problema específico hasta el momento, y deben vivir bien hasta la adolescencia.

Necesitan refuerzos anuales de vacunación contra las enfermedades felinas comunes de la gripe y la enteritis, así como contra la leucemia felina si salen al aire libre. Sin embargo, si se les permite salir, debe recordarse que sus antepasados fueron cazadores exitosos y que perseguirán despiadadamente a cualquier presa atractiva y pueden llevar sus trofeos de vida silvestre a casa, muertos o vivos.

Adoptar un Van Turco

Como toda raza de pedigrí no siempre es fácil encontrar un cachorro en adopción. Sin embargo, encontrar un adulto que necesite un nuevo hogar puede ser más sencillo. Comunícate con tus refugios locales y manifiesta tu deseo de adoptar a un gatito de esta raza.

También puedes hacer lo mismo en las tiendas de mascotas y clínicas veterinarias. Otra opción es ponerte en contacto con clubes de la raza. ellos a veces tienen conocimiento de gatos que necesitan ser reubicados.

Comprar un Van Turco

Si deseas adquirir un cachorro de esta raza lo mejor que puedes hacer es buscar un criador reconocido que funcione cerca de tu zona. Esta es la única manera en la que puedes obtener un gatito que cuente con todas las certificaciones de salud necesarias.

Trata de conocer cuáles son las condiciones en las que los gatitos son criados así como conocer al menos a la madre de la camada. Si los cachorros no han sido bien socializados, esto puede traer problemas de comportamiento que serán difíciles de enmendar más adelante.

Video: Van Turco Juega con Agua

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here