Gato Rex Alemán. Origen, Características, Cuidados e Imágenes

484

El Rex Alemán es originario de Alemania, tal como su nombre lo indica y se caracteriza por su pelo corto y rizado. Son la primera raza de gatos de pelo muy rizado que se descubrió.

Se trata de un gato de tamaño pequeño a mediano, y debido a que se para alto en sus patas puede parecer un gato grande. Debido a la delgadez de los huesos del Rex alemán, puede sentirse casi delicado, pero este gato es atlético y nada frágil.

Historia y Origen

Una mutación genética espontánea en los gatos no es común. En 1950, en Cornwall, Inglaterra, el primer gatito de Cornish Rex nació de una gata de granero y un padre desconocido. El padre llevó a este gato de pelo rizado a su casa, lo llamó Kallibunker y comenzó lo que se convirtió en la raza Cornish Rex.

Imagenes del Gato Rex Alemán 

Un año más tarde, otra hembra de cabello ondulado, Laemmchen, fue encontrada viviendo en los terrenos y en el sótano del Hospital Hufeland en lo que entonces era la Alemania Oriental. Su dueño tampoco sabía nada de sus antecedentes. A finales de la década de 1950, Laemmchen tenía una camada con dos gatitos de pelo rizado, aunque no tenía nada más que gatitos de pelo liso en varias camadas anteriores. Esta camada se convirtió en fundamento de la raza Rex alemana.

Esta raza se mostró por primera vez en 1960 y se propagaron rápidamente desde Alemania a Francia, Inglaterra y los Estados Unidos.

Durante un tiempo, la confusión abundó en cuanto a la naturaleza separada del Devon Rex, Cornish Rex y el Rex Alemán. Después de que el Rex de Cornualles y el alemán se cruzaron, se encontró que eran genéticamente compatibles. A diferencia de la cría de Cornish Rex-Devon Rex, que producía solo gatitos de pelo liso, la cría de Cornish rex-German Rex produjo gatitos de pelo rizado. En algunas partes de Europa, algunos Cornish Rex pueden rastrear su ascendencia hasta los gatos de la fundación del Rex Alemán.

Como resultado de la similitud genética entre el Rex de Cornualles y el Rex alemán, el Rex alemán ya no se cría como una raza separada en muchos países. Hoy en día la raza es rara, incluso en Alemania.

Características Físicas

La morfología del gato Rex Alemán es más parecida a la de un gato europeo que a la de los orientales.

Cabeza

La cabeza del Rex alemán es  más larga que grande. Es bastante redonda con las mejillas llenas. La frente y el cráneo son ligeramente redondeados. Su nariz es recta y de tamaño mediano con una base bien definida.

Sus ojos son de tamaño medio a grandes, redondos y ligeramente inclinados. Según los estándares de la raza, su color de ojos puede variar entre naranja, amarillo y verde, pero siempre debe ser lo más brillante y alerta posible. Los bigotes son bastante distintivos, con un ligero rizo, pero lo que realmente destaca es el abrigo corto y sedoso de la raza.

Cuerpo

Tienen un tipo de cuerpo semi-extraño, son de tamaño medio y con un pecho bien desarrollado. Están bien construidos y son musculosos y robustos. Hay una clara diferencia entre machos y hembras. El cuello del Rex alemán también es de tamaño medio, musculoso y flexible.

Sus patas son de tamaño mediano, fuertes y robustas, con pies redondos. Tienen una cola gruesa, de longitud media, con una punta redondeada y mucho pelaje. Un adulto Rex alemán pesa alrededor de 3 a 6 kilos y mide alrededor de 30 a 35 cm de altura.

Pelaje

La característica más notable del Rex alemán es su pelaje rizado corto y sedoso con pelos de aristas extremadamente cortos. A diferencia del Cornish Rex, los pelos de las puntas son más gruesos que el del pelaje, lo que hace que el gato se vea más voluminoso.

El Rex alemán viene en una variedad de colores que incluyen blanco, negro, crema, azul, marrón, rojo, leonado, platino, escarcha, foca, champaña, lavanda, canela, castaño y chocolate.

También vienen en patrones que incluyen sólido, bicolor, calicó, tic-tac, tabby, sombreado, colorpoint, humo y carey.

Carácter y Comportamiento

Los gatos Rex alemanes son alegres y amistosos, y se llevarán muy bien con casi cualquier persona, desde niños pequeños hasta ancianos. Son bastante juguetones y disfrutan de la actividad física y el ejercicio, así que dales suficiente espacio para correr y un montón de juguetes para jugar.

Estos gatos también son inteligentes, por lo que puedes enseñarles a jugar juegos con pelotas, o puedes enseñarles a realizar algunos impresionantes trucos acrobáticos al mando.

A pesar de que a estos gatitos les gusta estar activos, también son pacientes y leales, por lo que con gusto pasarán tiempo acurrucándose contigo, y adoran que los acaricien y los mimen. En última instancia, les encanta pasar el mayor tiempo posible con sus dueños.

Es un gato equilibrado y paciente. Son conocidos por ser sociables y adaptarse muy bien a su entorno, apreciando la compañía de otros animales. También se sabe que están muy apegados a sus dueños, dándoles caricias y cariño.

El Rex Alemán es una raza que se involucra con sus dueños. Le encanta estar al lado de sus humanos y debe tener un tiempo con ellos todos los días. En general, les encanta ser manejados por sus padres.

Alimentación

Los Rex alemanes no comen de la misma manera que los perros o los humanos. En lo que respecta a su dieta, rara vez les gusta mezclar, y como propietario siempre debes tener eso en cuenta. Estos gatos consumen casi por completo grasas y proteínas en lugar de los omnívoros como los humanos que también necesitan frutas y verduras. El sistema digestivo del alemán Rex no está diseñado para carbohidratos, por eso estos deben ser evitados.

Trata de conseguir un alimento seco o húmedo de buena calidad con alto contenido de proteínas para alimentar a tu Rex Alemán. Si notas que tiene problemas para comer, consulta a tu veterinario y pídele consejos sobre qué tipo de alimento adquirir.

Aseo

Debido a que el Rex alemán es una raza de pelo corto, no tienes que preocuparte demasiado por el cepillado. Simplemente examina regularmente los ojos y oídos del gato, y cepilla a tu mascota semanalmente con un peine fino o un cepillo de cerdas para mantener el pelaje suave y hermoso.

Sin embargo, debido a que esta raza no tiene suficiente pelo para absorber todo el aceite producido naturalmente por la piel, tu gato puede comenzar a sentirse grasiento. Para evitar esta acumulación de aceite, es necesario bañarlo regularmente.

Salud del Rex Alemán

Esta es una raza que no es propensa a ninguna enfermedad en particular. Sin embargo, es importante controlar su dieta y su salud general. En promedio, viven entre 12 y 17 años.

Para cuidar de su salud una de las primeras cosas que debes hacer es controlar su dieta. Gracias a que el pelaje es tan corto y está cerca de la piel, no será difícil notar cuando tu gato esté subiendo de peso. Además de esto, si su alimentación es balanceada estarás evitando el riesgo de otras enfermedades típicas de los gatos como las afecciones renales.

Adoptar un Rex Alemán

Esta es la raza Rex menos popular entre todas, y si tomamos en cuenta que las otras razas Rex se consideran exóticas y raras es bastante decir. Todo esto nos indica que es muy poco probable que consigas a un ejemplar de esta raza en adopción en casi ninguna parte del mundo.

Sin embargo, puedes ponerte en contacto con algún club de la raza cercano a tu zona y ponerte a disposición en caso de que algún gato requiera un nuevo hogar.

Comprar un Rex Alemán

Al ser una raza tan rara debes tener el doble de cuidado al elegir de donde adquirir un gato Rex Alemán. Debes asegurarte de que el criador al que contactes tenga toda la documentación necesaria para demostrar que sus camadas son realmente lo que ofrecen. No confíes en comprar en una tienda regular de mascotas.

Si consigues un buen criador certificado, haz lo posible por ver a la madre de la camada y verificar que los gatitos son criados en un hogar y están bien socializados.

Video: Un muy curioso Rex Alemán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here