Gato Maine Coon. Origen, Características, Cuidados e Imágenes

511

El Maine Coon es un gato dulce y de muy buen temperamento que es altamente adaptable a cualquier ambiente y presenta un pelaje pesado pero sedoso. Este gato es originario de Nueva Inglaterra, Maine en los Estados Unidos. Aquí ganó su reputación como cazador siendo gato de granja. Además, fue muy probablemente, gato de barco también. La raza se conoce al menos desde principios del siglo XIX.

Historia y Origen

El Maine Coon es una raza natural y poco se sabe de sus orígenes. Algunos creen que fueron los vikingos quienes lo trajeron a América del Norte. Otros están seguros de que descienden de unos gatos de pelo largo que pertenecían a María Antonieta. Se dice que estos fueron enviados a América por ella que esperaba escapar de la Revolución en el nuevo mundo. Los capitanes marinos pueden haber traído gatos de pelo largo que luego se aparearon con gatos locales de pelo corto.

Una cosa es segura: el Maine Coon no es el resultado de un apareamiento entre un gato y un mapache, incluso si su abrigo marrón atigrado y su cola peluda anillada sugieren esa imposibilidad biológica. El parecido es, sin embargo, la razón por la que estos gatos recibieron su nombre; de hecho, los Maine Coons que no tenían el abrigo marrón atigrado se llamaban Maine Shags.

La primera referencia publicada de un Maine Coon fue en 1861, sobre un gato blanco y negro llamado Capitán Jenks. Una hembra Maine Coon fue nombrada Mejor Gato en 1895 en una exhibición de gatos en el Madison Square Garden. En Boston y Nueva York, los felinos de cría propia fueron exhibiciones populares en exposiciones de gatos. Ya al formarse la Asociación de aficionados a los gatos en 1908, fue registrado un Maine Coon llamado Molly Bond, ella fue el quinto gato en inscribirse.

Pero la invasión de los glamurosos persas y exóticos gatos siameses de Inglaterra a finales de siglo marcó el fin de la popularidad del Maine Coon durante medio siglo. Las cosas mejoraron en la década de 1960. Y la Asociación de Criadores y Fanciers de Maine Coon se formó en 1968. Hoy en día, los grandes y hermosos gatos se encuentran entre los más populares del mundo. Pero lo que realmente cuenta, por supuesto, es que son el gato oficial del estado de Maine.

Características Físicas

Siendo originalmente un gato trabajador, el Maine Coon es sólido, robusto y puede soportar un clima severo. Una característica distintiva es su pelaje liso y peludo. Un aspecto bien proporcionado y equilibrado, sin exagerar ninguna parte del gato.

Galería: Maine Coon

Cabeza

La cabeza de esta raza es de ancho medio y ligeramente más larga que ancha con una escuadra en el hocico. Su hocico es visiblemente cuadrado, de longitud media y extremo romo cuando se ve en el perfil. Puede dar la apariencia de ser un rectángulo, pero no debe aparecer como afilada o puntiaguda. La longitud y el ancho del hocico deben ser proporcionales al resto de la cabeza y presentar un aspecto agradable y equilibrado.

La barbilla debe ser fuerte, firme y en línea con el labio superior y la nariz. Cuando se ve de perfil, la profundidad de la barbilla debe ser observable y dar la impresión de un ángulo cuadrado de 90 grados. El perfil debe ser proporcional a la longitud total de la cabeza y debe mostrar una ligera concavidad cuando se. Debe ser relativamente suave y libre de protuberancias y / o jorobas pronunciadas.

Las orejas del Maine Coon son grandes, bien peludas y anchas en la base, estrechándose para aparecer puntiagudas. Los ojos son amplios y expresivos con una forma ovalada abierta. Deben ser ligeramente oblicuos con inclinación hacia la base externa de la oreja. El color de los ojos puede ser tonos de verde, dorado, verde-dorado o cobre. Los gatos blancos y todos los gatos con blanco pueden tener ojos azules o de dos colores.

Cuerpo

El cuerpo de esta raza debe ser musculoso y de torso ancho, se trata de un gato de tamaño mediano a grande. Las hembras generalmente son más pequeñas que los machos. El cuerpo debe ser largo con todas las partes en proporción. Esto para crear una apariencia rectangular bien balanceada

Sus patas son sustanciales, de conjunto amplio, de longitud media y en proporción al cuerpo. Las patas delanteras son rectas. Las patas traseras son rectas cuando se ven desde atrás. Pies grandes, redondos y bien peludos. Presentan cinco dedos en las delanteras y cuatro en los pies traseros. La cola es larga, ancha en la base, y cónica con pelaje largo y suelto.

Pelaje

El pelaje es pesado y abundante. Es más corto en los hombros y más largo en el estómago y el costado dando la apariencia de un faldón. Este se extiende hasta la parte inferior del pecho. La textura es sedosa con el pelaje cayendo suavemente.

El patrón tabby marrón es tan común en esta raza que muchas personas no saben que los Maine Coons pueden venir en cualquier otro color o patrón. Es posible que se sorprendan al saber que los Maine Coon se encuentran en colores sólidos que incluyen negro, rojo o blanco. Además, todos los colores y patrones de tabby, bicolor como azul y blanco o rojo y blanco. Y otros patrones como carey y calicó. De hecho, los Maine Coons pueden ser de cualquier color o patrón, excepto colorpoint (como los siameses).

Carácter y Comportamiento

El tranquilo Maine Coon se adapta bien a los humanos y sus modos de vida. Le gusta estar con personas y tiene el hábito de seguirlos, pero no es necesitado. Será feliz de recibir atención cuando la diriges en su dirección, pero si estás ocupado, estará satisfecho con solo supervisar tus actividades.

Ciérrale una puerta y esperará pacientemente a que te des cuenta del error y le dejes entrar. No es precisamente un gato faldero, pero si disfruta estar cerca de sus dueños. También conserva su habilidad como un cazador de ratones. Ningún roedor estará seguro en una casa donde reside un Maine Coon. Incluso si no tienes roedores que cazar, mantendrá sus habilidades bien en práctica persiguiendo juguetes y atrapándolos con sus grandes patas.

Al Maine Coon también le gusta jugar a buscar y recuperará pequeñas bolas, juguetes o trozos de papel arrugados. Puede subir a lo alto tan bien como cualquier gato, pero mayormente prefiere quedarse en el nivel del suelo. Ahí es donde está su trabajo, después de todo. También es muy inteligente y felizmente aprenderá trucos o jugará con rompecabezas que desafían su cerebro.

Los Maine Coon generalmente disfrutan jugar como un gatito bien entrados en la edad adulta. Los machos, especialmente, son propensos a ser muy graciosos. Las hembras son más dignas, pero no están por encima de un buen juego. No especialmente vocal, hacen cualquier petición en un suave chirrido o trino.

Alimentación

Cuando se trata de nutrición, los Maine Coons tienen necesidades especiales. Los mejores alimentos tienen mucho que ver no solo con saciar su voraz apetito, sino mantenerlos sanos y hermosos.

El alimento equivocado para cualquier tipo de gato puede tener consecuencias desastrosas, así que asegúrate de no escoger algo lleno de rellenos y otros desperdicios que no cumplan con los requisitos de nutrición. En términos de felinos domesticados, el Maine Coon es una de las razas más grandes, lo que significa que necesitará comer más alimentos que la mayoría de los otros gatitos.

El alimento indicado debe ser Alto en proteínas, Bajo en carbohidratos y Moderado en grasas.

Aseo del Maine Coon

A pesar de lo largo del pelaje de esta raza, su pelo tiene una textura muy suave que no se enreda con facilidad. Sobre todo si lo peinas regularmente. Su cuidado es sencillo, basta con un peinado al menos dos veces por semana. Esto principalmente para eliminar el pelo muerto y distribuir los aceites en la piel. Las herramientas de aseo útiles incluyen un peine de acero inoxidable para eliminar los enredos y lo que se llama un rastrillo de aseo para extraer la capa inferior. Esta es la que causa los enredos cuando no se elimina.

Cepíllalo suavemente, especialmente en el área del estómago y en la cola. Los Maine Coons son pacientes, pero no les gusta que les tiren del pelo más que tú. Revisa la cola para ver si hay rastros pegados en el pelaje y límpialo con un paño para bebés. Báñalo según sea necesario. Si su piel se siente grasienta o su pelaje se ve fibroso, necesita un baño.

Salud

Todos los gatos tienen diferentes incidencias de problemas de salud que pueden ser de naturaleza genética. Los problemas que pueden afectar al Maine Coon incluyen los siguientes:

  • Displasia de cadera, que en casos graves puede causar cojera.
  • Miocardiopatía hipertrófica, una forma de enfermedad cardíaca que se hereda en Maine Coons.
  • Enfermedad renal poliquística, una enfermedad renal hereditaria de progresión lenta que puede provocar insuficiencia renal.
  • Atrofia muscular espinal, un trastorno genético que afecta los músculos esqueléticos del tronco y las extremidades.

Adoptar un Maine Coon

Aunque cachorros de Maine Coon casi nunca se encuentran en refugios y rescate, algunos adultos, tanto con pedigrí como mixtos, no son tan afortunados. Puedes encontrar el Maine Coon perfecto para tu familia revisando tus refugios locales o a través de diferentes páginas web y clubes de la raza. Sea cachorro o adulto, lleva a tu nuevo gatito al veterinario poco después de la adopción.

Comprar un Maine Coon

Los criadores responsables de cualquier raza no venden sus cachorros a tiendas de mascotas ni a mayoristas. Para asegurarte de adquirir una mascota en buen estado de salud, busca a un criador certificado y con buenas referencias. Estos serán capaces de entregarte un certificado de buena salud a la hora de comprar tu cachorro.

Cuando buscas cachorros de raza, es probable que tengas que esperar un tiempo para tener a tu cachorro. Esta es una buena manera de saber que el criador es confiable. Si uno te ofrece camadas siempre disponibles puede que no sea el lugar adecuado.

Video: Más imágenes de Majestuosos Maine Coon

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here