Gato Korat. Origen, Características, Cuidados e Imágenes

583

El Korat, también conocido en ocasiones como el Si-Sawat o el Gato de la Buena Suerte, es una raza antigua que lleva el nombre de la provincia de Korat, en el noreste de Tailandia. Esta raza tailandesa nativa se ha descrito acertadamente como tener pelo con raíces como nubes y puntas como la plata. Además de ojos que brillan como gotas de rocío en una hoja de loto.

Los korats son gatos altamente cariñosos y enérgicos. Sin embargo, tardan en madurar. Y es posible que no alcancen el desarrollo físico y emocional completo hasta los 5 años de edad. Junto con eso, sus ojos no desarrollan ese hermoso color verde hasta los 2-4 años, así que no te sorprendas si un gatito Korat se ve diferente de lo que esperas.

Historia y origen

El Korat se ha tenido en alta estima en Tailandia durante muchos siglos, de hecho, desde el siglo XIII y tal vez incluso antes. El primer registro de la raza se encuentra en un antiguo libro de pinturas y versos ubicado en la Biblioteca Nacional de Bangkok, llamado The Cat-Book Poems. El Ministerio de Educación de Tailandia ha dicho que este libro se creó en algún momento durante el período Ayudhya de la historia de Siam (1350–1767).

Sin embargo, el Korat no emergió de Tailandia hasta el siglo XIX, e incluso entonces solo se veía ocasionalmente en otros países asiáticos. Se expuso por primera vez en una exposición de gatos en Londres en 1896. Se mostró como un siamés, pero fue descalificado por carecer de las marcas siamesas tradicionales.

Finalmente, el Korat capturó la atención de los soldados estadounidenses que servían en Tailandia. Los primeros Korats, Nara y Darra, fueron traídos de Tailandia a los Estados Unidos en 1959. Esos gatos fueron criados juntos, y sus gatitos se convirtieron en parte de la base de las líneas americanas de la raza Korat. No mucho más tarde, en 1965, los fanáticos de Korat en los Estados Unidos establecieron una asociación de gatos de raza pura para la raza.

La raza fue reconocida formalmente por la Asociación de Cat Fanciers (CFA) en 1966. Los Korats fueron aceptados en el registro británico de gatos de raza pura en 1975, pero no obtuvieron el estatus de campeonato completo en Gran Bretaña hasta 1983. La raza aún es relativamente poco común, pero está ganando popularidad entre los amantes de los gatos en todo el mundo.

Características Físicas

Su apariencia general es de un gato azul grisáceo con un brillo plateado pesado, de tamaño mediano, de cuerpo duro y musculoso. Con curvas suaves y ojos enormes, luminosos, alertas y expresivos.

Galería: Gato Korat

Cabeza

Cuando se ve desde el frente o desde la parte posterior de la cabeza, la cabeza tiene forma de corazón y amplitud entre y a través de los ojos. Las crestas de las cejas forman las curvas superiores del corazón, y los lados de la cara se curvan suavemente hacia la barbilla para completar la forma.

El perfil es bien definido, con una pequeña parada entre la frente y la nariz que tiene una curva descendente similar a la de un león justo por encima del cuero. La mandíbula debe ser fuerte y bien desarrollada, formando una línea de equilibrio para el perfil y completando correctamente la forma del corazón. Ni demasiado cuadrada ni puntiaguda, ni una barbilla débil que le de a la cabeza una apariencia puntiaguda.

Las orejas del Korat son grandes, con una punta redondeada y una gran base, dando una expresión de alerta. La parte interior presenta muy poco pelaje y los pelos en el exterior de las orejas son extremadamente cortos y cercanos.

Los ojos son grandes y luminosos y son una característica particularmente prominente con una extraordinaria profundidad y brillo. Son amplios, abiertos y sobredimensionados para la cara. La apertura del ojo, que se muestra bien redondeada cuando está completamente abierta, tiene una inclinación asiática cuando está cerrado. El color se prefiere verde luminoso siendo el ámbar aceptable. Los gatitos y adolescentes pueden tener ojos de color amarillo o ámbar a verde ámbar.

Cuerpo

El cuerpo debe ser semi-cobby, ni compacto ni esbelto. El torso es distintivo, de pecho ancho con buen espacio entre las patas delanteras. Este gato es musculoso y flexible. La espalda se lleva en una curva. Los machos tienden a ser más grandes que las hembras.

Las patas deben ser bien proporcionadas al cuerpo. La distancia a lo largo de la nuca a la base de la cola parece ser igual a la distancia desde la base de la cola al piso. El Korat tiene las patas delanteras ligeramente más cortas que las patas traseras. Muestra una cola de longitud media, más pesada en la base, que se estrecha hacia una punta redondeada.

Pelaje

El Korat cuenta con una capa única. El pelo es corto en longitud, brillante y fino y se encuentra muy cerca del cuerpo.

El atractivo color de esta raza es azul con punta plateada. La plata debe ser suficiente para producir un efecto de halo plateado. El pelo suele ser más claro en las raíces con un degradado de azul que es más profundo justo antes de las puntas que son plateadas. Los adultos deben estar sin sombreado o marcas de tabby. Pero en los cachorros es posible ver estas llamadas “marcas fantasmas” que luego desaparecerán.

Carácter y Comportamiento

El inteligente Korat es posesivo de su gente. A él le gusta estar cerca y no te abandonará ni cuando tengas los visitantes. Da su corazón a una o dos personas cuya compañía prefiere, o con quien pasa más tiempo, pero ciertamente está dispuesto a aceptar el afecto de los demás también.

Sé consciente de esta propensión antes de obtener un Korat, en caso de que tener un gato que te siga todo el tiempo te vuelva loco. Un Korat no es un solitario. Lo hace mejor con compañía, ya sea alguien que trabaja en casa u otro animal. Parece que hay una razón por la que tradicionalmente siempre se daban en pares. Un Korat que con frecuencia se queda solo o es ignorado puede desarrollar problemas de comportamiento como agresión o ansiedad de separación.

Este es un gato enérgico que disfruta aprender trucos, jugar a buscar e incluso caminar con correa. Es fácil enseñarle las reglas de la casa a un Korat si lo recompensa con caricias, o un regalo. Limita las correcciones a un fuerte “¡No!” O una palmada.

Si tienes varios gatos, asegúrate de tener muchos juguetes para todos. El Korat no aprendió a compartir en el preescolar, y puede ser terco acerca de renunciar a los juguetes u otros objetos que ve como suyos.

Aunque puede ser audaz con gustos y disgustos definidos, el Korat es generalmente un gato tranquilo al que le gusta un ambiente tranquilo. Aunque no es conocido por ser hablador, es capaz de hacer muchos sonidos diferentes, desde un chirrido hasta un grito, cuando quiere expresar su punto de vista.

Alimentación

Como todos los felinos, grandes o pequeños, salvajes o domesticados, esta raza requiere una dieta alta en proteína animal y grasas principalmente. Asegúrate de que no esté consumiendo carbohidratos en exceso pues su cuerpo no está adaptado a digerirlos de la mejor manera.

Cuida las porciones para evitar que tu Korat desarrolle sobrepeso ya que esto puede ocasionarle varios problemas de salud en el futuro además de que limitará su actividad física. Si tienes dudas acerca de cuál es el mejor alimento, no dudes en consultar a tu médico veterinario.

Aseo

El Korat tiene una sola capa con cabello corto, brillante y fino. Este pelaje es fácil de asear con un cepillado dos veces por semana. Tendrás que cepillar a tu Korat con más frecuencia en la primavera cuando estará mudando el abrigo de invierno.

La única otra forma de aseo que necesita el Korat es el corte regular de uñas y la limpieza de oídos si se ven sucios. Usa un limpiador suave recomendado por su veterinario. Si lo deseas, puedes acostumbrar a tu gato desde cachorro a cepillar sus dientes, de esta manera evitas las enfermedades dentales.

Salud del Gato Korat

En general, los korats son saludables, pero tienen un par de problemas que los compradores deben conocer. Una enfermedad degenerativa neuromuscular genética, así como un bajo contenido de grasa corporal, que puede hacerlos sensibles a la anestesia.

La gangliosidosis GM1 y GM2 se produce cuando los gatos carecen de enzimas particulares que son necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Afortunadamente, existen pruebas para identificar a los gatos que transmiten las enfermedades, por lo que la condición es poco común.

Los Korats suelen tener un bajo porcentaje de grasa corporal. Por lo que los veterinarios deben tener esto en cuenta al determinar la cantidad y el tipo de anestesia que se administra cuando un Korat se somete a cualquier tipo de cirugía.

Adoptar un Korat

El Korat es una raza inusual y poco común. Es poco probable que encuentres uno si vas a buscarlo en un refugio. Muchas veces, un gato con pedigrí termina huérfano después de perder su hogar por cualquier razón.

Habla con tu veterinario de confianza y trata de ponerte en contacto con criadores o clubes de la raza y muestra tu intención de dar un nuevo hogar a un gato que lo necesite.

Comprar un Korat

Como podrás imaginar encontrar un Korat quizás no sea tan fácil como te gustaría. Es por esto que te recomendamos no adquirir cachorros que se publiciten en redes sociales sin antes comprobar de que se trata de un criador responsable. Aunque muchos criadores hacen negocios a través de la web, hay algunas cosas que debes saber para evitar ser estafado o tener problemas con tu compra.

Ten cuidado con páginas que publicitan tener cachorros siempre disponibles, esta puede ser una señal de atención. No confíes de páginas que piden pagos adelantados antes de que veas a los cachorros. Siempre debes intentar conocer a la madre y ver las condiciones en las que los cachorros están siendo criados.

Video: Korat en una caja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here