Pulgas En Gatos | Cómo Reconocerlas Y Tratarlas Efectivamente

186

Desafortunadamente, las pulgas en gatos son comunes, especialmente cuando se trata de gatos callejeros que son rescatados. El tipo más común de pulga que se encuentra en los gatos es la llamada pulga del gato (Ctenocephalides felis), pero las pulgas de conejos y erizos también pueden mostrar interés en tu amigo felino.

Las picaduras de las pulgas causan picazón y también pueden provocar algunas alergias en desarrollo. Estas son conocidas como dermatitis alérgicas a las pulgas. Como si esto no fuera suficientemente molesto, las pulgas también pueden proporcionar un ambiente ideal para que prosperen ciertos tipos de tenias. Las infestaciones graves de esta pueden causar anemia en los gatitos.

Sin embargo, no tienes que preocuparte, porque hay muchas opciones de tratamiento disponibles para mantener a tu gato libre de pulgas.

¿Qué son las Pulgas?

Los gatos son excelentes peluqueros, por lo que puede ser difícil imaginar a tu mascota llena de parásitos externos. La señal más obvia de que un gato puede tener pulgas es verlos rascarse de manera persistente. Otra muestra es en ocasiones, un exceso de aseo, que puede resultar en parches de calvicie en su pelaje.

Si tu gato tiene alergia a las pulgas, también pueden presentar costras y áreas rojas y dolorosas en la piel. El aseo regular de los gatos no necesariamente previene los parásitos externos, pero te dará la oportunidad de revisar su pelaje en busca de signos de estos visitantes no deseados. De esta manera puedes buscar un tratamiento eficaz rápidamente.

Las pulgas en gatos son de color marrón oscuro y miden entre 1 y 2 mm de largo. Puedes verlas en el pelaje o notar pequeñas manchas negras formadas por desechos de pulgas en el pelaje de tu gato durante el peinado.

Las pulgas prosperan en ambientes cálidos y húmedos, lo que significa que el final del verano es la temporada más alta para la aparición de las pulgas en gatos. Tenga en cuenta que la calefacción central en invierno significa que tendrás que revisar a tu gato durante todo el año.

Pulgas en Gatos

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene pulgas?

Cambios en su conducta

Cuando hay infestaciones severas, es fácil ver a las pulgas saltar y moverse dentro y fuera del cuerpo de los gatos. En situaciones menos graves, puedes notar a tu gato inquieto rascarse o morderse ciertas partes de su cuerpo. También puede que lo veas sacudir la cabeza con frecuencia y rascarse las orejas, esta es otra indicación de una posible infestación de pulgas.

El lamerse de manera excesiva y constante el pelo es otro signo de que quizás las pulgas han llegado, especialmente en los gatos. Muchos felinos incluso se deshacen de las pulgas junto con el pelaje durante el aseo antes de que tengas la oportunidad de ver la evidencia.

Revisa la piel y el pelo

Para lograr ver las pulgas en el pelaje de tu mascota, es posible que tengas que mirar muy rápido. Las pulgas pueden saltar muy rápido y muy alto. Son insectos de cuerpo plano que son de color marrón oscuro, casi negro. Cuanta más sangre ingieren pueden verse de color más claro.

Trata de poner a tu gato tumbado de espaldas y revisa las áreas que permiten que las pulgas se oculten. Las axilas y la ingle son dos áreas que se mantienen cálidas y protegidas lo que los hace lugares preferidos para que las pulgas se escondan. Revisa cuidadosamente las orejas del gato para detectar si hay señales de rasguños, enrojecimiento o sangre. Todos estos pueden ser signos que deja el rascarse cuando hay presencia de pulgas.

La piel de la barriga, la ingle o la base de la cola puede verse roja y estar llena de bultos, especialmente si el gato se ha estado rascando mucho. La pérdida de pelo puede ser una consecuencia, especialmente en ciertas áreas que se rascan excesivamente. También puede que veas manchas negras en la piel junto con costras.

Otras formas de encontrar a estos insectos

Compra un peine para pulgas. Este es un peine hecho especialmente para este trabajo. Cuenta con dientes bien apretados que permite atraparlas. Pásalo por el pelo de la espalda y las patas de tu gato. Los dientes del peine atraparán y sacarán las pulgas de debajo del pelaje donde se esconden. Asegúrate de acercarte a la piel cuando pases el peine por el pelaje para que tengas mayores posibilidades de llegar al lugar donde se encuentran las pulgas. Ten a mano un recipiente con agua jabonosa para sofocarlas vivas cuando las encuentre mientras peinas.

Un truco que puede ayudarte si las pulgas son difíciles de ver es colocar un pedazo de papel blanco o una toalla de papel en el piso al lado de tu mascota mientras revisas su pelaje. La suciedad de la pulga (es decir, las heces de la pulga) se caerás de la piel del gato y lo harán sobre el papel. Una forma de diferenciar entre la suciedad normal y la “suciedad” de las pulgas es humedecer cualquier mancha negra que caiga sobre la toalla de papel blanco.

Esto puedes hacerlo usando agua común. Si se vuelven de un color marrón rojizo oscuro, estás viendo la sangre digerida que la pulga ha pasado a través de su cuerpo y se excreta.

Mi gato tiene pulgas. ¿Cómo puedo tratarlas o prevenirlas?

Si crees que tu gato puede tener pulgas, habla con un veterinario para que te dé información sobre los tratamientos adecuados para las pulgas felinas. Y asegúrate de consultar con él antes de usar cualquier producto de venta libre. Nunca uses un producto para pulgas que esté diseñado para perros en un gato. El ingrediente activo de estos, la permetrina, puede ser extremadamente tóxico para tu felino.

Si tienes perros y gatos, no trates a tus perros con ningún producto para pulgas que contenga este producto químico, porque los gatos pueden estar expuestos a través del contacto.

Cuando decidas qué método usar para deshacerte de las pulgas en gatos, recuerda que tendrás que tratar tu casa tanto como a tu mascota. Debes usar una combinación de productos tópicos para matar las pulgas adultas, además de un tratamiento casero que evite que los huevos se conviertan en adultos. Debes asegurarte de que todos los muebles blandos y las alfombras también se laven a fondo.

Recuerda que es muy importante que hables con un veterinario antes de usar cualquier producto, especialmente si está embarazada o amamantando nuevos gatitos. Además, algunos de esos productos listos para usar son mucho menos efectivos que los recetados, y los gatos incluso pueden desarrollar inmunidad a estos tratamientos.

Tratamientos tópicos

Hay una amplia variedad de tratamientos disponibles que se pueden aplicar directamente sobre la piel y el pelaje de tu gato para atacar a las pulgas.

Polvos

Los polvos son una forma quizás anticuada y un poco desordenada de tratar las pulgas en gatos. Esto es porque el polvo debe permanecer en el pelaje para que sea efectivo, lo que puede causar enfermedades si se ingiere o inhala.

Aerosoles

Estos productos también se usan con menos frecuencia de lo que solían usarse antes, gracias principalmente a la invención de los tratamientos “puntuales”. El ruido del spray puede alterar a los gatos que son nerviosos. Sin embargo, se puede usar un aerosol de acción de bombeo que contenga un ingrediente llamado fipronil. Es especialmente efectivo en gatitos muy pequeños, en los que no se permite usar tratamientos más localizados.

Collares

Los collares anti-pulgas generalmente no son muy efectivos, esto porque tienen un rango limitado, es decir, que solo tratan el área alrededor del cuello. Además, también pueden causar irritación o pérdida de pelo. Sin embargo, hay una nueva generación de collares contra pulgas disponibles que son mucho más amables con la piel y el pelaje de tu gato.

Estos funcionan dispersando el ingrediente activo por todo el cuerpo en lugar de simplemente sentarse sobre el cuello. Recuerda que todos los collares para gatos deben tener un mecanismo de liberación rápida, de no ser así, el gato puede enredarse fácilmente.

Pipeta

Estos productos son la forma más simple y efectiva de tratar y prevenir las pulgas en gatos. Usualmente se trata de un pequeño frasco de líquido que debe aplicarse en la parte posterior del cuello del gato. Su acción funciona matando pulgas y, a veces, deteniendo el desarrollo de huevos. Hay varias marcas disponibles, así que consulta con tu veterinario para encontrar la mejor para tu gato.

Tratamientos internos

Además de los tratamientos tópicos, puedes tratar a tu gato desde dentro con medicamentos efectivos.

Medicación

Las infestaciones de pulgas también pueden tratarse por vía oral a través de tabletas y líquidos. Estos son absorbidos por el organismo del gato y luego matan o esterilizan las pulgas cuando ellas lo muerden.

Inyecciones

Los gatos también pueden recibir una inyección para prevenir el desarrollo de los huevos de pulgas. Sin embargo por lo general tendrás que usar un tratamiento tópico al mismo tiempo.

Opciones naturales para tratar las pulgas en gatos

Si tienes un gato con pulgas y quieres prevenir la aparición de estos insectos o tratarlos de manera natural, estos consejos te ayudarán a librar a tus felinos de estos molestos visitantes.

Mantén a los gatos adentro

Una de las mejores maneras de evitar que tu gato se contagie de pulgas es limitar su exposición al aire libre y mantenerlo siempre dentro. Quitarte los zapatos antes de pasar al interior de la casa también puede ayudar a prevenir la entrada de pulgas a casa que puedas traer inadvertidamente del exterior. Si tienes perros u otras mascotas que podrían traer pulgas al interior, es posible que debas tomar medidas adicionales para evitar una infestación.

Aspira y lavar regularmente

La aspiración frecuente de alfombras y tapicería ayudará mucho a mantener a raya a las pulgas. Asegúrate de vaciar la aspiradora y eliminar el polvo al aire libre. Y no descuides los lugares de descanso favoritos de tu gato. Cubre las camas para gatos y los muebles con toallas o mantas que sean fáciles de lavar y lávalos con agua caliente cada cierto tiempo.

Baña a tu gato periódicamente

Una de las mejores maneras de deshacerse de las pulgas en gatos es un buen baño. Esto ayudará a ahogarlas y eliminarlas de la piel y el pelaje de tu gato. Prueba un champú con una baja concentración de aceites naturales que repelan las pulgas. Como el cedro, la lavanda, el eucalipto o los cítricos. Una solución diluida de vinagre de manzana también puede ayudar a deshacerse de las pulgas.

NOTA: En concentraciones altas, los aceites esenciales pueden ser tóxicos para los gatos, así que asegúrate de verificar que la concentración esté diluida (generalmente alrededor del 5%) antes de aplicar cualquier producto de aceite esencial. Además, consulta con tu veterinario si tienes preguntas o si observas alguna reacción adversa.

Crea un espacio libre de pulgas

Si sospechas que las pulgas están siendo traídas desde afuera, puedes tratar el área alrededor de tu casa para mantenerlas alejadas. Elimina los residuos y las hojas regularmente, y planta hierbas aromáticas como la lavanda y el hinojo para repeler las pulgas. Rocía tierra de diatomeas de grado alimenticio en el suelo para matar las pulgas y sus huevos sin productos químicos.

Deshacerse de las pulgas en gatos requiere persistencia, por lo que cualquiera que sea el método que elijas, sigue adelante. Si aún no logras deshacerte de esta molesta infestación, visita a tu veterinario para hablar sobre un programa de control de pulgas. Este puede incluir un medicamento de larga duración para prevenirlas.

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here