Moquillo En Gatos | Síntomas, Tratamiento Y Prevención

27

La tasa de Moquillo en Gatos se ha reducido considerablemente desde la aparición de las vacunas felinas. Antes de este avance, la tasa de mortalidad que se sucedía en los gatos con moquillo era increíblemente alta.

Además, la reducción de la enfermedad en las poblaciones de gatos salvajes aunado la mejora de la calidad de atención disponible, se ha vuelto relativamente raro que los gatos contraigan esta enfermedad mortal.

Sin embargo, si un gato es lo suficientemente desafortunado como para contraerla, es probable que esta le cause la muerte si no se da el tipo correcto de atención rápida.

¿Qué es el moquillo en gatos?

El término oficial veterinario para el moquillo en gatos es Virus de la Panleucopenia Felina. Este es causado por el tipo felino del parvovirus. La diferencia entre estos dos virus se concentra en que se trata de cepas diferentes. El parovirus es el término más amplio que engloba un gran grupo de infecciones virales mientras que la panleucopenia es solo una de ellas.

El moquillo canino por ejemplo, afecta a los perros de una manera similar. Sin embargo, no se trata de la misma enfermedad y esta generalmente no es zoonótica, es decir, que no es transmisible entre especies, sino entre individuos de la misma especie. Este virus puede existir en diferentes partes del entorno de un gato. Es por esto que la vacunación es la principal determinante entre si un gato contraerá o no moquillo.

Este tipo de virus ataca y mata las células que en consecuencia se dividen muy rápidamente. Estas células incluyen las del tracto gastrointestinal, así como las de la médula ósea. Puedes estar seguro de que el virus no es transferible a los humanos. Sin embargo, debes tener en cuenta que es sumamente contagioso entre los gatos, especialmente en los gatitos que tienen un sistema inmunológico aún en desarrollo.

Causas del Moquillo en los gatos

El moquillo se transmite por el contacto con secreciones o pulgas que han mordido a un gato infectado. Se puede contagiar a través del contacto con platos, ropa de cama o juguetes contaminados, y los humanos pueden pasarlo de un gato a otro si las manos no se lavan bien después de acariciar a un gato infectado.

El virus también puede transmitirse a través de nuestros zapatos y ropa, lo que aumenta la posibilidad de que se propague rápidamente. Los cachorros pueden contraer el virus en el útero o a través de la leche materna de una madre infectada, que es otra secreción.

Este fuerte virus es resistente a los desinfectantes comunes y puede sobrevivir durante años en las superficies contaminadas. Al igual que el virus de la gripe humana, las cepas del moquillo felino varían de un año a otro. Algunos años es más contagioso que otros y tiene diferentes tasas de supervivencia. También es más probable que se propague durante los meses más cálidos del año.

Propagación del Moquillo en Gatos

El virus del moquillo en gatos sale de cuerpo del individuo infectado a través de la orina, heces o secreciones nasales. Es por esta razón que es más probable que aquellos gatos que se encuentren muy cerca entren en contacto con estas secreciones corporales. A medida que los gatos se involucran de manera grupal en el ritual del aseo, se puede fomentar la rápida propagación de la enfermedad.

Otra forma de contagio pueden ser las pulgas esto porque al picar alternadamente a un gato infectado y a uno sano, pueden transmitir el virus. Es por esto que las colonias de gatos salvajes son las que suelen tener más altas tasas de esta enfermedad.

Aunque los gatos transportadores del virus pueden eliminarlo después de 24 a 48 horas, este puede permanecer inactivo en el medio ambiente hasta por un año. Es por esta razón que se insiste en que la vacunación sea tan importante para los gatos que salen al aire libre. Sobre todo si tomamos en cuenta que el gato no tiene que entrar en contacto directo con otro gato para infectarse. Solo el estar en contacto con sus secreciones y desechos puede transmitirse la enfermedad. Además, si una gata embarazada sufre de moquillo, es probable que los gatitos nazcan con problemas serios que afecten el cerebelo.

El virus también puede permanecer activo en comederos y otros objetos como zapatos, ropa y casi cualquier cosa en casa. Si a un gato se le diagnostica con moquillo, este debe ser inmediatamente aislado y todo objeto que ha estado en contacto con él debe ser esterilizado para evitar una propagación.

Síntomas del moquillo felino

Hay varios signos y síntomas que pueden ayudarnos a identificar el moquillo en gatos. Sin embargo, como esta enfermedad frecuentemente afecta al sistema digestivo, estos síntomas pueden presentarse también en otras enfermedades. Además es muy importante recordar que cuanto más tardemos en comenzar el tratamiento contra el moquillo, mayor será el riesgo de muerte.

Algunos de los síntomas que podremos identificar en nuestro gatos son los siguientes:

  • Apatía o depresión
  • Secreciones nasales
  • Diarrea aguda y / o sanguinolenta.
  • Vómito
  • Deshidración
  • Fiebre
  • Falta de apetito
  • Esconderse
  • Síntomas neurológicos (como falta de coordinación)

Todos estos síntomas por sí mismos podrían volverse graves. Es por esta razón que debes llevar a tu gato de inmediato al veterinario tan pronto como se presenten. En las etapas más avanzadas del virus, tu gato podría sufrir convulsiones e incluso autolesionarse atacando o mordiendo partes de su cuerpo. El morder la cola es un comportamiento común en los casos más avanzados y el gato estará en estado crítico si muestra estos síntomas.

Diagnóstico

Los síntomas del moquillo en gatos se parecen a los síntomas de varias otras enfermedades y pueden confundirse con afecciones como envenenamiento o la ingesta de un objeto extraño. Para ayudar a prevenir un diagnóstico erróneo, un veterinario necesitará un historial médico completo y detalles sobre cualquier actividad reciente que pueda haber causado la exposición a la enfermedad.

Se debe realizar un examen físico completo así como pruebas de laboratorio que incluyen un hemograma completo, perfil bioquímico y análisis de orina. A menudo se analiza una muestra fecal, pero existe la posibilidad de que surjan resultados llamados falsos positivos. Esto sobre todo si el gato ha sido vacunado 5 a 12 días anteriores a la prueba.

Tratamiento

El virus del moquillo en gatos es mucho más común en gatos de 5 meses o menos. Especialmente en aquellos que aún no han sido vacunados y que además están en contacto con gatos adultos posiblemente infectados.

Lamentablemente no existe un tratamiento específico para la enfermedad en sí, esto es porque ningún medicamento puede eliminar el virus. En cambio, los tratamientos están reservados para tratar los síntomas causados por el moquillo. Esto ayudará al cuerpo a combatir el virus y eliminarlo del cuerpo. Después de cinco días de tratamiento adecuado iniciado con tiempo, las posibilidades de supervivencia aumentan considerablemente.

Tomando en cuenta que existe un alto riesgo de muerte, es probable que los gatos que han contraído moquillo sean hospitalizados. También es probable que se le coloque una vía intravenosa para asegurarse de que obtiene suficientes líquidos. Adicionalmente se le administrarán antibióticos para las infecciones subyacentes. Los propietarios que se mantengan atentos y reaccionen rápidamente aumentarán la tasa de supervivencia de su mascota en gran medida.

Prevención del moquillo en gatos: Cuándo vacunar

En la actualidad no hay excusa para no vacunar a tu gato contra el moquillo felino. La vacunación es barata y tan efectiva que con una sola dosis se previenen la mayoría de las infecciones. Antes de llevar a casa un nuevo gatito o gato, asegúrate de que ha sido vacunado, especialmente si tienes otros gatos en casa.

Los gatitos deben vacunarse contra este virus entre las 6 y 8 semanas de edad. Esta primera será seguida de vacunas de refuerzo cada tres a cuatro semanas hasta llegar a las 12 o 16 semanas de edad. También se pueden administrar refuerzos cada uno a tres años, dependiendo del riesgo de exposición.

Asegurémonos de que nuestros adorables felinos nunca tengan que enfrentarse al moquillo en gatos. Esta enfermedad que se puede prevenir por completo nos recuerda que debemos aprovechar cada oportunidad que se presenta para mantener a nuestras mascotas saludables y felices. Recuerda siempre el dicho “es mejor prevenir que lamentar”

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here