Hipotiroidismo En Los Gatos: Signos, Causas, Síntomas, Tratamientos Y Más

111

¿Sabías que los gatos pueden sufrir afecciones tiroideas similares a las de los seres humanos? Una condición tiroidea glandular que los gatos pueden sufrir se llama hipotiroidismo. El hipotiroidismo en los gatos también se conoce como deficiencia de hormona tiroidea.

El hipotiroidismo es el trastorno de la tiroides glandular que se conoce con menos frecuencia, y muchas más personas están familiarizadas con el hipertiroidismo. Si bien el hipertiroidismo en los gatos se debe a un exceso de hormonas tiroideas que impulsan a varios procesos dependientes de hormonas dentro del cuerpo a la sobre estimulación, el hipotiroidismo es lo contrario.

El hipotiroidismo resulta de una deficiencia de hormonas tiroideas en el torrente sanguíneo. Si le preocupa que tu gato pueda estar sufriendo de hipotiroidismo, es importante que visite a un veterinario con licencia para obtener un diagnóstico y recibir recomendaciones de diferentes opciones de tratamiento.

Para detectar el hipotiroidismo temprano en tu gato, es importante entender qué es el hipotiroidismo, las posibles causas del hipotiroidismo en los gatos, los síntomas comunes del hipotiroidismo, cómo un veterinario diagnosticará el hipotiroidismo y las posibles opciones de tratamiento disponibles.

Una visión general del hipotiroidismo en los gatos

El hipotiroidismo es un tipo de trastorno endocrino que los gatos desarrollan a veces. Es importante tener en cuenta que el hipotiroidismo es una condición rara en los gatos. En los gatos, la glándula tiroides es un componente clave para varios procesos dentro del cuerpo.

La tiroides es una glándula esencial y produce varias hormonas diferentes dentro del cuerpo. Dos de las hormonas tiroideas más comunes conocidas son liothyronine (T 3) y levothyroxine (T 4). Tanto la liotironina como la levotiroxina desempeñan un papel en la función metabólica dentro del cuerpo.

Cuando un gato sufre de hipotiroidismo, tiene niveles de hormonas tiroideas notablemente más bajos que los normales en el torrente sanguíneo. Debido a que se producen menos hormonas tiroideas y viajan por todo el cuerpo, el metabolismo disminuirá considerablemente.

En algunos gatos, otras complicaciones también pueden ocurrir como resultado de la liberación de menos hormonas tiroideas en todo el cuerpo. Con este entendimiento en mente, ahora es vital conocer algunas de las principales causas del hipotiroidismo en los gatos.

Causas del hipotiroidismo en los gatos

Debido a que rara vez se produce hipotiroidismo en los gatos, no hay una comprensión significativa de cómo y por qué se desarrolla el hipotiroidismo en algunos gatos. La causa más común de hipotiroidismo en los gatos es el resultado del tratamiento para el hipertiroidismo. Cuando un gato sufre de hipertiroidismo, su glándula tiroides produce en exceso levotiroxina, lo que hace que el metabolismo funcione en exceso.

El hipertiroidismo puede hacer que los gatos muestren síntomas de diarrea, aumento de la sed, aumento de la micción, vómitos, hiperactividad, pérdida de peso y aumento del apetito. Para corregir esta condición, los veterinarios utilizan una de las tres opciones principales de tratamiento: medicamentos orales, terapia con yodo radioactivo o cirugía.

El hipotiroidismo en los gatos ocurre con mayor frecuencia después de que un gato haya recibido una cirugía o una terapia con yodo radioactivo para tratar el hipertiroidismo. Durante la cirugía, que se llama tiroidectomía bilateral, se extirpan las glándulas tiroideas hiperactivas o el adenoma tiroideo.

Durante la terapia con yodo radioactivo, el yodo radioactivo se inyecta en el gato y se concentra dentro de la glándula tiroides, donde irradia y destruye el tejido hiperactivo. Si bien ambos métodos de tratamiento son útiles para curar el hipertiroidismo, en algunos casos los gatos pueden desarrollar hipotiroidismo como efecto secundario del tratamiento.

El hipotiroidismo también puede desarrollarse debido a una serie de otras posibles causas diferentes. Algunos gatos pueden desarrollar hipotiroidismo como resultado de tener cáncer. No es raro ver gatos que desarrollan afecciones concurrentes o afecciones que están presentes y se afectan entre sí.

Otra causa que a veces se atribuye al desarrollo del hipotiroidismo se debe a una deficiencia de yodo. Para algunos gatos, el hipotiroidismo también puede desarrollarse como parte de una enfermedad congénita. Además de estas causas, ha habido algunos casos en que los veterinarios no han podido identificar la causa del hipotiroidismo.

En estos casos, los veterinarios indicarán que el hipotiroidismo es de etiología desconocida (origen). A veces se cree que algunos gatos pueden estar genéticamente predispuestos a desarrollar hipotiroidismo,

Síntomas comunes de hipotiroidismo en los gatos

Debido a que el hipotiroidismo en los gatos es causado por una disminución en el número de hormonas tiroideas en el torrente sanguíneo, varios procesos corporales se ven afectados y, como resultado, producen síntomas que indican una función anormal. La tiroides afecta directamente el metabolismo, y en los gatos afectados por hipotiroidismo, el metabolismo puede disminuir considerablemente.

Esto puede resultar en aumento de peso. El hipotiroidismo también puede causar una pérdida considerable de energía, lo que resulta en síntomas de letargo e inactividad. Los gatos también pueden comenzar a aparecer débiles o pueden mostrar menos agudeza mental de lo que normalmente lo harían. Esto a veces se conoce como embotamiento mental.

El hipotiroidismo también puede causar una disminución de la temperatura corporal debido a una deficiencia en la hormona tiroidea. Incluso un pequeño cambio en los niveles de la tiroides puede cambiar significativamente la temperatura corporal.

Además de estos síntomas, los gatos también pueden mostrar una serie de otros síntomas, entre los que se incluyen la apariencia descuidada, la pérdida de cabello (alopecia), la erupción retardada de los dientes, el estreñimiento, la estera del pelaje o un pelaje escamoso.

Los gatos que sufren de hipotiroidismo probablemente solo muestren un puñado de estos síntomas dependiendo de la gravedad de la deficiencia de la hormona tiroidea y su composición genética única.

Diagnóstico del hipotiroidismo en los gatos

Si crees que tu gato sufre de hipotiroidismo, es vital que haga una cita con un veterinario con licencia. Cuando vaya a su cita con su veterinario, es probable que comiencen obteniendo un historial médico completo de su gato, incluidas las condiciones médicas o los tratamientos que hayan tenido, su edad, su estado de salud general y la duración y gravedad de sus síntomas.

Dado que el hipotiroidismo en los gatos es raro, es importante que le proporcione a su veterinario un historial detallado y completo de la salud de su gato antes de mostrar los síntomas. Esto les ayudará a establecer una línea de base de la salud normal de tu gato, que luego pueden comparar con sus síntomas actuales para determinar qué síntomas son un alejamiento significativo de su salud normal.

El veterinario a menudo pesará a su gato durante esta discusión inicial, y luego comenzarán a realizar su examen físico. Durante el examen físico, evaluarán una serie de diferentes características físicas externas y aspectos de su gato para evaluar qué puede estar causando sus síntomas y determinar qué pruebas adicionales necesitarán para hacer un diagnóstico.

El diagnóstico del hipotiroidismo en los gatos es a menudo un proceso extremadamente completo que requiere una investigación significativa. Es probable que su veterinario solicite pruebas de laboratorio para obtener una mejor idea de cómo funcionan los diferentes procesos dentro del cuerpo de tu gato.

Esto probablemente incluirá un hemograma completo (CBC), química de la sangre y análisis de orina. Algunos veterinarios pueden ser capaces de hacer un diagnóstico solo con estas pruebas, pero muchos solicitarán pruebas endocrinas adicionales para obtener una imagen clara de la función tiroidea y los niveles de hormona tiroidea en el torrente sanguíneo.

Un simple análisis de sangre permite al veterinario verificar los niveles de liotironina y levotiroxina en el torrente sanguíneo. Si estas hormonas caen por debajo del rango normal, esto es una indicación de que tu gato tiene hipotiroidismo.

Algunos veterinarios también pueden solicitar estudios radiográficos para examinar los órganos internos. Los estudios radiográficos permitirán que un veterinario examine los órganos internos para ver anomalías que pueden estar causando que la tiroides no funcione correctamente.

Tratamiento del hipotiroidismo en los gatos

El hipotiroidismo suele ser transitorio en los gatos, lo que significa que no es permanente y se corregirá. Los gatos que experimentan hipotiroidismo como resultado de la terapia con oodo radioactivo o la cirugía a menudo requieren tiempo después de su tratamiento para que su cuerpo se reajuste y regule sus hormonas tiroideas.

Debido a que el hipotiroidismo es comúnmente transitorio, por lo general no requiere intervención y tratamiento. Si es posible, generalmente es mejor permitir que el cuerpo del gato regule sus propios procesos en lugar de intervenir y crear una dependencia.

Sin embargo, en algunos casos se requiere tratamiento si el hipotiroidismo no se resuelve por sí solo. En los casos en que se requiere tratamiento, generalmente es necesario que el gato reciba tratamiento durante toda su vida.

Para tratar el hipotiroidismo en los gatos, las hormonas tiroideas (liothyronine y levothyroxine) se administran al gato en forma sintética. El veterinario analizará los niveles de la hormona tiroidea en la sangre para determinar la dosis correcta.

Encontrar la dosis correcta puede tomar un poco de prueba y error en algunos casos, ya que los niveles de tiroides pueden fluctuar y cambiar con el tiempo. El veterinario tomará en consideración la condición física general y el progreso del gato a lo largo del tiempo para determinar cómo ajustar la dosis a lo largo de su vida.

En los gatos que requieren una dosis sintética de hormonas tiroideas para regular su función tiroidea, los síntomas del hipotiroidismo generalmente se resuelven en unos pocos meses desde el inicio del tratamiento.

Los gatos que sí requieren dosis sintéticas de hormonas tiroideas cada día requerirán controles periódicos y análisis de sangre para asegurarse de que sus niveles de tiroides se mantengan dentro del rango normal a lo largo del tiempo.

Si el veterinario detecta un cambio en la función tiroidea, puede ajustar la dosis según corresponda para asegurarse de que los síntomas de hipotiroidismo no vuelvan a aparecer.

Gatos que viven con hipotiroidismo

Como dueño de una mascota, mantener un plan de tratamiento con un animal que tiene una condición crónica puede ser difícil y desalentador. Si tu gato ha sido diagnosticado con hipotiroidismo que no es transitorio y requiere un medicamento recetado para controlarlo, entonces deberá hacer un cambio en su vida para adaptarse a su estado de salud.

En muchos casos, tu gato necesitará tomar una dosis de medicamento todos los días por el resto de su vida, necesitará un análisis de sangre regular para verificar los niveles de la tiroides y puede requerir un cambio de dieta para ayudar a controlar los síntomas. Esto puede cambiar dramáticamente su rutina diaria y requiere un enfoque concienzudo para tratar con éxito a su gato para el hipotiroidismo a largo plazo.

La faceta más importante de vivir con hipotiroidismo es asegurarse de cumplir con los medicamentos recetados y las dietas que se requieren para tratar con éxito el hipotiroidismo. Es importante ser constante y estar consciente de la dosis del medicamento que debe administrar cada día.

Dar la dosis incorrecta de hormonas tiroideas sintéticas puede cambiar radicalmente la función tiroidea en tu gato y provocar efectos secundarios negativos, por lo que es importante tener en cuenta la dosis que está administrando a diario.

Con el tiempo, puede verse tentado a ajustar la dosis tú mismo si observas que tu gato no está reaccionando de la misma manera a la dosis prescrita. Es vital que no cambie la dosis de las hormonas tiroideas sintéticas sin consultar primero con su veterinario.

También es importante tener en cuenta que no debe introducir nuevos alimentos o medicamentos a su gato sin consultar primero con su veterinario. Puede ser tentador probar un nuevo remedio o medicamento a base de hierbas con el que alguien que tú conozcas haya tenido éxito al tratar a su gato por hipotiroidismo, pero puede interactuar con sus medicamentos recetados actuales de manera adversa.

Cambiar de medicamentos o probar un remedio herbal es solo un ejemplo de una situación en la que necesita consultar con su veterinario, otra faceta importante de la salud de tu gato es consultar con su veterinario sobre su dieta y cualquier modificación que planee hacer.

Los veterinarios a menudo recomiendan una reducción de la grasa en la dieta del gato durante su fase inicial, y si decide cambiar su dieta sin informar a su veterinario, podría poner en peligro sin saberlo la eficacia del tratamiento de tu gato.

Incluso los pequeños cambios en la dieta o en el estilo de vida pueden tener un impacto tremendo en la efectividad del tratamiento de tu gato, por lo que siempre tome precauciones y ejecute cualquier cambio que planee hacer por su veterinario. Con un plan de tratamiento bien regulado, su gato debe poder llevar una vida saludable y feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here