Hipertiroidismo En Los Gatos: Causas, Signos, Tratamiento Y Más

113

El hipertiroidismo es más comúnmente asociado con los seres humanos, pero ¿sabía que los gatos también pueden sufrir este trastorno de la tiroides? El hipertiroidismo en los gatos es una condición bastante común, y si usted es dueño de un gato, es importante que comprenda esta condición para poder reconocer las posibles señales de advertencia y los síntomas de manera temprana.

Cuanto antes se detecten los síntomas, más rápido podrá trabajar con su veterinario para determinar la causa subyacente de los síntomas, así como para seguir adelante con el plan de tratamiento adecuado.

Como dueño de una mascota, es difícil ver a tu animal sentirse incómodo o con dolor y sentirse impotente para determinar cómo ayudarlo. Al comprender las condiciones comunes que tu gato puede desarrollar durante su vida, puede equiparse con un conocimiento básico que lo ayudará a actuar rápidamente para buscar el mejor tratamiento y ayuda para su gato.

Para ayudarlo a comprender el hipertiroidismo en los gatos, use esto como una guía de introducción que examinará qué es el hipertiroidismo, las causas más comunes del hipertiroidismo, los posibles síntomas que su gato puede presentar cuando padece hipertiroidismo, cómo hará el diagnóstico su veterinario y cómo Posibles opciones de tratamiento.

¿Qué es el hipertiroidismo en los gatos?

El hipertiroidismo es un tipo de trastorno de la tiroides glandular que resulta de la sobreproducción de levotiroxina. La levotiroxina es una hormona producida por la tiroides que hace que el metabolismo del cuerpo se acelere considerablemente. La levotiroxina también se conoce comúnmente como T 4.

En un gato sano, la glándula tiroides se activa para producir hormonas tiroideas como respuesta a la estimulación de la glándula pituitaria. La glándula pituitaria controla las respuestas hormonales en todo el cuerpo, lo que le ha valido el apodo de “glándula maestra”, ya que controla las respuestas hormonales de otras glándulas en todo el cuerpo.

Las hormonas producidas por las glándulas tiroides causarán un aumento en los procesos químicos que ocurren dentro de las células del cuerpo. Este efecto sobre los procesos químicos es especialmente pronunciado en los procesos relacionados con el metabolismo.

Así es como funciona un proceso normal de tiroides. Sin embargo, para un gato que sufre de hipertiroidismo, se produce un exceso de levotiroxina. Este exceso de hormonas tiroideas hace que las células y el cuerpo reaccionen con una respuesta excesiva.

Esta respuesta de sobremarcha hace que el metabolismo se active rápidamente y aumente. Este aumento en los resultados del metabolismo en una serie de síntomas físicos. El hipertiroidismo es la enfermedad endocrina más común que se presenta en los gatos. El hipertiroidismo a menudo aparece en gatos de mediana edad a ancianos.

La edad media, o media, en que se descubre el hipertiroidismo en los gatos es de trece años; sin embargo, el diagnóstico puede abarcar gatos desde los cuatro a los veintidós años de edad. Menos del seis por ciento de los casos de hipertiroidismo en gatos ocurre en gatos menores de diez años.

Los veterinarios e investigadores no han podido detectar una predisposición genética para el hipertiroidismo en este momento. Con este entendimiento en mente, ahora es posible explorar las posibles causas del hipertiroidismo en los gatos.

Causas del hipertiroidismo en los gatos

El hipertiroidismo en los gatos es más a menudo causado por una tiroides con exceso de función. Esta puede ser una condición genética que algunos gatos desarrollan a medida que envejecen, y no es causada por un problema externo, sino por un nódulo tiroideo en exceso. Cuando un nódulo tiroideo está funcionando por encima de lo que se considera normal, está produciendo un exceso de hormonas tiroideas.

Esta producción excesiva de hormonas tiroideas a menudo se produce fuera del control de la glándula pituitaria, que intenta mantener toda la producción de hormonas dentro del cuerpo dentro de los límites normales.

Si bien esta es la causa más común de hipertiroidismo en los gatos, existen otras afecciones subyacentes que también podrían ser las culpables. En casos raros, la aparición de hipertiroidismo en un gato puede deberse al cáncer de tiroides. Si un gato sufre de hipertiroidismo debido al cáncer de tiroides,

Otra causa bastante común de hipertiroidismo en los gatos es la edad misma. A medida que un gato envejece, sus procesos y funciones corporales a menudo cambian, y en algunos gatos, esto puede resultar en el desarrollo de una tiroides que funciona de manera anormal.

Si tu gato está envejeciendo y comienza a desarrollar hipertiroidismo, es importante buscar asistencia veterinaria para que pueda determinar el plan de tratamiento adecuado. Además de estas causas de hipertiroidismo en los gatos, algunos dueños de mascotas y veterinarios han informado que el hipertiroidismo ha sido causado por algunos tipos de comida para gatos.

Esto aún no se ha validado, pero hace que la importancia de alimentar a su gato con alimentos que contiene ingredientes saludables sea importante. Algunas marcas de alimentos para gatos pueden contener subproductos dañinos e ingredientes que causan respuestas inflamatorias en los gatos,

Síntomas comunes de hipertiroidismo en los gatos

Reconocer los síntomas comunes del hipertiroidismo en los gatos es vital para buscar tratamiento para tu gato. Uno de los síntomas más comunes del hipertiroidismo en gatos es la pérdida de peso debido a la respuesta metabólica hiperactiva.

La pérdida de peso se observa en aproximadamente el noventa y cinco a noventa y ocho por ciento de los gatos que sufren hipertiroidismo. Debido a la cantidad excesiva de levotiroxina que se produce, el metabolismo se quema a través de los alimentos mucho más rápido. No solo esto a menudo resulta en la pérdida de peso en los gatos, sino que también puede causar un aumento en el apetito del gato.

Debido a que su cuerpo arde a través de los alimentos que consumen mucho más rápido, a menudo experimentarán un aumento en el hambre a medida que su cuerpo busca alimentos adicionales para mantener su peso. En gatos que sufren de hipertiroidismo, un aumento del apetito. Se observa en aproximadamente sesenta y siete a ochenta y uno por ciento de los gatos.

Además de estos síntomas, los gatos también pueden experimentar sed excesiva debido a la sobrecarga de su metabolismo. A medida que buscan beber más agua, a menudo también hay un aumento correlativo en la micción.

El metabolismo controla una serie de respuestas diferentes dentro del cuerpo, y la respuesta de saturación que el hipertiroidismo imparte produce jadeo e hiperactividad en algunos gatos. Otro síntoma potencial que un gato puede experimentar cuando sufre de hipertiroidismo es la diarrea, que es el resultado del estrés en el tracto gastrointestinal.

La diarrea puede deshidratar y debilitar rápidamente a un gato, por lo que si su gato comienza a experimentar este síntoma, es importante buscar atención veterinaria. Algunos gatos también pueden experimentar vómitos si tienen hipertiroidismo. El vómito se exhibe en aproximadamente el cincuenta por ciento de los gatos afectados por hipertiroidismo.

El aumento de los niveles de levotiroxina en el torrente sanguíneo afecta a varios síntomas orgánicos diferentes, por lo que los síntomas pueden variar significativamente de un gato a otro. Además de los síntomas anteriores, los gatos también pueden exhibir los síntomas siguientes cuando sufren hipertiroidismo.

  • Apariencia descuidada
  • Respiración rápida
  • Soplo cardíaco / frecuencia cardíaca rápida
  • Agresión
  • Glándula tiroides agrandada (se sentirá como un bulto en el cuello del gato)
  • Uñas engrosadas
  • Respiración dificultosa
  • Comportamiento anormal (los gatos pueden parecer deprimidos o apáticos)
  • Pérdida de apetito
  • Debilidad
  • Mala condición corporal
  • Incremento de derramamiento

Diagnóstico de hipertiroidismo en los gatos

Si tu gato muestra alguno de los síntomas mencionados anteriormente, es importante hacer una cita con un veterinario con licencia para obtener un diagnóstico y tratamiento posterior. El hipertiroidismo en los gatos es solo una de las afecciones comunes que afectan a los gatos mayores, otras incluyen el cáncer intestinal, la insuficiencia renal crónica, la diabetes y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Muchas de estas afecciones comparten síntomas comunes con el hipertiroidismo, que requiere que un veterinario realice pruebas y análisis adicionales para determinar la verdadera causa de los síntomas y hacer el diagnóstico correcto.

Cuando haga una cita con su veterinario, lo primero que harán es obtener de usted una historia completa del gato. Esto incluirá su salud general, edad, cualquier condición médica previa que hayan sufrido, los medicamentos que puedan estar tomando, los síntomas que muestran y la gravedad y la duración de los síntomas.

El veterinario a menudo pesará a su gato y le realizará un examen físico inicial para analizar su estado general de salud, así como cualquier factor externo que pueda indicar lo que está sufriendo. Si su veterinario sospecha que su gato puede estar sufriendo hipertiroidismo, existen varias pruebas diferentes que pueden realizar para confirmar su hipótesis.

Algunos veterinarios pueden optar por realizar una prueba de hemograma completo, un panel de química y un análisis de orina. Si bien estas pruebas pueden no diagnosticar definitivamente el hipertiroidismo en los gatos, ayudarán a eliminar la diabetes y la insuficiencia renal como los culpables.

Muchos gatos que sufren de hipertiroidismo devolverán los resultados normales en la prueba de hemograma completo y el análisis de orina. Sin embargo, en algunos casos, los gatos con hipertiroidismo mostrarán un nivel elevado de varias enzimas hepáticas en su panel de química.

La prueba más confiable que utilizan los veterinarios para diagnosticar el hipertiroidismo en gatos es mediante un simple análisis de sangre. A menudo, el análisis de sangre mostrará los niveles elevados de levotiroxina, o T 4, en el torrente sanguíneo.

Es importante tener en cuenta que a veces estas pruebas pueden ser incorrectas. En aproximadamente dos a diez por ciento de los gatos con hipertiroidismo, su análisis de sangre mostrará niveles normales de T 4 en el torrente sanguíneo. Esto puede ocurrir por una variedad de razones diferentes.

En los gatos que solo sufren una forma leve de hipertiroidismo, sus niveles de levotiroxina pueden cambiar dentro y fuera del rango normal de un día a otro, lo que puede alterar los resultados del análisis de sangre.

Otra posible explicación es que, dado que el hipertiroidismo afecta principalmente a los gatos mayores, existe una mayor probabilidad de que exista otra enfermedad o afección que estén padeciendo simultáneamente.

Algunas enfermedades concurrentes pueden suprimir los niveles de levotiroxina en el torrente sanguíneo, reduciéndolos al rango normal en el análisis de sangre. Esto puede hacer que el diagnóstico de hipertiroidismo sea difícil de diagnosticar en algunos gatos.

Tratando el hipertiroidismo en los gatos

Hay varias opciones de tratamiento disponibles para tratar a los gatos que sufren de hipertiroidismo. Cada opción de tratamiento conlleva beneficios y desventajas. Es importante discutir todas las opciones de tratamiento disponibles con su veterinario para tomar una decisión informada que sea adecuada para su gato. A continuación se presentan las tres opciones de tratamiento más comunes para el hipertiroidismo.

  • Extracción quirúrgica de la glándula tiroides: el hipertiroidismo en los gatos a menudo es causado por un tumor benigno que afectará a una o ambas glándulas tiroides. Este tumor se llama adenoma de tiroides. En muchos casos, los gatos que sufren de hipertiroidismo debido a un adenoma de tiroides tendrán un tumor benigno que está bien encapsulado, lo que facilita su extracción.

Sin embargo, requiere cirugía para realizar y el gato debe estar bajo anestesia. La anestesia puede ser peligrosa en los gatos mayores, ya que afecta sus corazones y otros órganos, que pueden debilitarse con la edad. Esta cirugía generalmente resulta en una cura, pero puede ser costosa por adelantado.

  • Terapia de yodo radioactivo: a menudo se considera el tratamiento más seguro y efectivo para el hipertiroidismo en los gatos. La terapia con yodo radioactivo ocurre cuando el yodo radiactivo se administra a través de una inyección y se concentra dentro de la glándula tiroides.

La concentración del yodo radiactivo en la glándula tiroides destruirá el tejido que está causando los niveles elevados de levotiroxina en el torrente sanguíneo. Este tratamiento no requiere cirugía o anestesia, y generalmente, un tratamiento es suficiente para curar el hipertiroidismo.

Sin embargo, este tratamiento a veces puede requerir una hospitalización de diez a catorce días, según la instalación veterinaria, y puede ser bastante costoso.

  • Medicamentos orales: los medicamentos antitiroideos orales son uno de los métodos de tratamiento más comunes para gatos diagnosticados con hipertiroidismo. El medicamento más común usado se llama metimazol (nombre de marca Tapazole TM). La medicación oral es extremadamente efectiva para corregir y regular las hormonas tiroideas para que estén dentro del rango normal y, con frecuencia, pueden corregir el hipertiroidismo dentro de dos a tres semanas desde el inicio del tratamiento.

Desafortunadamente, muchos gatos que utilizan esta opción de tratamiento experimentan efectos secundarios, como vómitos, lentitud o pérdida de apetito. Algunos pueden experimentar efectos secundarios más graves, como problemas hepáticos o trastornos de la coagulación de la sangre.

Este tratamiento requiere medicación diaria durante toda su vida y análisis de sangre de rutina para controlar los niveles de hormona tiroidea en la sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here