Ronquido En Gatos. Por Qué Ocurre, Riesgos, Tratamientos Y Más

173

Como propietario de un gato, debes saber que una de las actividades favoritas de tu gato es acurrucarse fuera de su alcance y tomar una larga siesta. Lo estás viendo dormir tranquilo cuando, de repente, oyes un pequeño resoplido que viene de su dirección. ¡No te preocupes! al igual que los humanos y los perros, el ronquido en gatos es muy normal para tu mascota y, en su mayor parte, son inofensivos. Hay algunas cosas que debe tener en cuenta para asegurarse de que esto no sea más que un gatito durmiendo profundamente y no un problema de salud médica que deba abordar.

Por qué ocurre el ronquido en gatos: posibles causas

Mientras que el ronquido en gatos es menos común que en los perros, muchas razas aún lo hacen. Dependiendo de los rasgos faciales, la genética o incluso rasgos más básicos como el peso, e incluso las posiciones para dormir pueden causar ronquidos en los gatos.

Ciertas razas de gatos son conocidos roncadores. Cualquier gato con rasgos faciales planos, como los persas, tiene una probabilidad muy alta de roncar. Estos son gatos braquicefálicos que tienen pequeñas fosas nasales que dificultan la respiración, lo que lleva a los ronquidos.

Si tienes uno de estos gatos, es de esperar que ronquen. Además de las pequeñas fosas nasales, estos gatos también tienen un paladar blando y alargado, que podría bloquear la tráquea y causar dificultad para respirar también. Si bien este sueño ruidoso puede molestarlo, es inofensivo para su gato.

Además de los problemas específicos de la raza, otras causas podrían estar más relacionadas con la forma en que duerme tu gato. Si tu gato duerme en una posición muy extraña, esto podría causar ronquidos. Si tu gato está torcido en una posición diferente para dormir, el ángulo de su cabeza o cuello podría estar causando el problema.

Si tu gato ha tenido demasiadas comidas esta semana, puede estar causando algunos problemas además de moverse lentamente. Los gatos con sobrepeso son mucho más propensos a roncar.

Debido a que tu gato tiene sobrepeso, ejerce más presión sobre el pasaje nasal y causa que ronquen debido a las tráqueas restringidas. Aunque la obesidad felina causada por los ronquidos no es una preocupación inmediata, los efectos a largo plazo de que tu gato tenga sobrepeso pueden ser graves.

Algunos problemas de salud causados ​​directamente por la obesidad, como la hipertensión arterial, la lipidosis hepática y la enfermedad cardíaca felina. Habla con su veterinario sobre cómo puede reducir el riesgo de obesidad de tu gato y busque un programa de alimentos para ayudar a su gato a perder peso si es necesario.

Causas anormales del ronquido en gatos

Si tu gato muestra alguno de estos síntomas anormales mientras ronca, se recomienda encarecidamente que lo lleve para que lo revise un profesional médico.

  • El sonido del ronquido cambia haciendo que sea más como un resoplido o tos de gato. Esto puede ser un indicio de un problema respiratorio grave que podría estar cambiando los patrones de ronquido de tu gato.
  • Si tu gato muestra signos de dificultad para respirar, como sentarse con el cuello extendido y respirar rápidamente, debe llevarlo al hospital.
  • Si hay secreción proveniente de los ojos o la nariz de tu gato acompañada de estornudos o llagas en la nariz de tu gato, haga una cita de inmediato. Esto podría ser un signo de una infección respiratoria superior y tu gato necesitará antibióticos para curarse.
  • Si tu gato muestra una pérdida de apetito o está más letárgico de lo habitual acompañado de nuevos patrones de ronquidos, también consulte a un médico. Estos síntomas por sí solos son generalmente signos de enfermedad en los gatos, por lo que cada vez que tu gato no coma ni se involucre con usted, es posible que haya algo mal.
  • Un área inflamada de la cara acompañada de ronquidos nuevos o inusuales.

  • Señales de objetos extraños en el pasaje nasal de tu gato
  • Los cambios en la forma en que tu gato suena cuando maulla o ronronea pueden ser signos de tumores u otro bloqueo nasal
  • Si bien el ronquido puede ser normal cuando está dormido, si su gato está haciendo ruidos de ronquido cuando está despierto, esto también puede ser un signo de enfermedad. Estos sonidos pueden ser:
    • Bufido
    • Tosiendo
    • Sibilancias
    • Stertor – un ronquido grave
    • Estridor – un ronquido agudo
    • Jadeo: esto es increíblemente raro en los gatos, a diferencia de los perros
    • Cualquier signo de respiración dificultosa acompañado por sonidos inusuales de respiración.

Estos sonidos de respiración inusuales pueden ser los síntomas de una multitud de problemas para tu gato. Muchos gatos roncan cuando tienen una infección respiratoria superior o inferior.

Esto también puede ser causado por una enfermedad cardíaca felina, especialmente si tu gato también tiene sobrepeso. Un tumor o pólipo en el pasaje nasal puede causar ronquidos y aunque algunos pueden ser un problema, algunos tumores son cancerosos y causan problemas a largo plazo.

En algunos casos, los ronquidos pueden ser causados ​​por una enfermedad dental grave. Los gatos tienen una tendencia a no mostrar signos de enfermedad hasta que están increíblemente enfermos, así que manténgase alerta y si tu gato muestra alguno de los signos anteriores, haga una cita con su veterinario inmediatamente.

Tratar el ronquido en gatos cuando es grave

Al llegar al veterinario, realizarán una serie de pruebas en tu gato para descartar una serie de problemas. Tomarán radiografías y análisis de sangre para asegurarte de que tu gato no tenga infecciones bacterianas o por hongos, tumores o pólipos, cuerpos extraños en las fosas nasales, inflamación o traumatismo grave en la garganta o los pulmones.

Si tu gato tiene un tumor, pólipo o cuerpo extraño en la garganta o los pulmones, su veterinario puede realizar una cirugía para extirparlos. En casos graves en los que el tumor es canceroso, es posible que tu gato deba someterse a una quimioterapia y permanecer en el hospital para su observación.

En caso de infección e inflamación, su veterinario le recetará antibióticos y descanso, e incluso puede dejarlo en la noche para que lo observen también. Esto puede ser tan simple como que su gato se resfríe o algo más serio como la bronquitis. Estas infecciones generalmente duran de 7 a 21 días y tendrá que administrar los antibióticos según las instrucciones.

Asma en gatos

Si a tu gato se le diagnostica asma, esta es una condición crónica que deberá ser monitoreada durante toda la vida de tu gato. Si no se trata o no se ve, su gato experimentará ataques de asma.

Esto es cuando los pasajes en los pulmones de tu gato se contraen y pueden causar dificultad respiratoria y, en casos graves, la muerte. Ciertas razas son más propensas al asma felino que otras, por lo tanto, asegúrese de preguntarle a su veterinario si tu gato está en riesgo. Los signos de asma son:

  • Tosiendo
  • Sibilancias
  • Mucosidad espumosa
  • Labios y encías azules.
  • Después de la actividad, respiración muy pesada.
  • Desinteresado en la actividad y la comida.
  • Jadeo

Su veterinario puede tratar el asma de tu gato con un corticosteroide para reducir la inflamación y puede administrarse mediante una inyección, una máquina de respiración o un medicamento oral.

A algunos gatos incluso se les puede prescribir un inhalador que usted puede administrar cuando tu gato está experimentando un ataque de asma. Mantener a tu gato en un área fresca y tranquila con buena ventilación siempre lo ayudará a evitar ataques de asma o empeorar el que está teniendo en ese momento.

Tratar el ronquido en gatos inofensivo

En el caso de los ronquidos inofensivos, hay algunas cosas que puede hacer para reducir la cantidad de ronquidos de tu gato.

  • Si tu gato tiene sobrepeso, una dieta saludable y un plan de ejercicio pueden reducir considerablemente la cantidad de ronquidos de tu gato. En general, la pérdida de peso es una de las mejores maneras de mantener a su gato feliz y saludable.
  • En algunos casos, mantener un humidificador cerca de tu gato mientras duerme puede reducir los ronquidos.
  • Asegúrate de que tu gato esté durmiendo en una posición cómoda. Si tu gato se coloca plano y no se tuerce de forma extraña, el riesgo de roncar se reduce considerablemente. Esto puede ser difícil de hacer ya que los gatos pueden ser particulares acerca de cómo y dónde duermen.

En última instancia, si bien es molesto, si tu gato está sano y feliz y, ocasionalmente, ronca por la noche, no hay mucho de qué preocuparte, además de descubrir cómo vas a dormir con él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here