Ansiedad En Gatos. Causas, Síntomas, Cómo Tratarlo Y Más

30

Puede que no te des cuenta, pero los felinos también pueden experimentar ansiedad, al igual que las personas. Los gatitos especialmente, al igual que los niños, pueden sufrir de ansiedad en gatos y estrés que pueden provenir de una variedad de fuentes.

Las causas comunes de ansiedad en los gatos incluyen traumas o enfermedades, una caja de arena que está sucia o no es “privada”, un lugar seguro para dormir e incluso la intimidación de otros gatos si tiene más de uno.

Síntomas de ansiedad en gatos

Como dueño de una mascota, probablemente esté en sintonía con el comportamiento habitual de su gato y sepa cuándo algo anda mal. Pero muchas veces, la ansiedad del gato se presenta de diferentes maneras que no se pueden notar de inmediato.

Debido a eso, es importante saber cómo responde su gato al estrés, cuándo se siente ansioso y qué causa esta ansiedad. Algunos de los síntomas más comunes de la ansiedad del gato incluyen:

Micción o pulverización

Este puede ser uno de los síntomas más comunes de la ansiedad del gato porque la micción es una forma natural para que los gatos y otros animales marquen su territorio.

Si tu gatito suele ser bueno para usar la caja de arena y rara vez tiene accidentes, pero comienza a orinar en otras áreas de la casa, es posible que algo los ponga ansiosos.

Hable con su veterinario inmediatamente si comienza a notar este comportamiento. Los gatos también pueden defecar en otras áreas de la casa que no sean la caja de arena si están ansiosos. Hable con su veterinario sobre cualquiera de estos cambios en el comportamiento normal del baño.

Cambios en comer o beber

En su mayor parte, los gatos son criaturas de hábito. Disfrutan siendo alimentados a horas similares todos los días, generalmente comen aproximadamente la misma cantidad todos los días y se desarrollan con una rutina saludable.

Si un gato cambia drásticamente su comportamiento de comer o beber, puede estar ansioso por algo en su entorno. Esto puede incluir comer menos y comer más, y debe abordarse con un veterinario.

Rascarse Inapropiado

Rascarse es un comportamiento de gato muy normal. Rascarse permite a los gatos mantener sus garras más cortas, marcar su territorio, mostrar su felicidad o dominio, y estirarse.

Por eso es muy recomendable tener un área designada para rascar, como un poste para rascar o un árbol de gatos, para su gato. Pero cuando un gato está ansioso, es posible que comiencen a rascarse más o rascarse cosas que no deberían, como un sofá o una alfombra.

Este es un comportamiento para aliviar el estrés y puede ser una señal de que el gato está ansioso por algo en su entorno.

Mayor agresión o sumisión

Cualquier dueño de gato testificará que a veces su amigo peludo puede actuar un poco extraño. Debido a sus raíces depredadoras-depredadoras, los gatos oscilarán entre actuar agresivamente y actuar sumisamente, especialmente si tienen un compañero de juegos.

Si bien este comportamiento es normal, cualquier cambio importante podría ser un signo de ansiedad del gato. Por ejemplo, si un gato normalmente juguetón pasa todo el día debajo de la cama, puede estar ansioso por algo.

Estas son solo algunas señales de que tu gatito podría estar experimentando algo de ansiedad. Si nota algún cambio importante en el comportamiento de su gato, sus hábitos alimenticios o su caja de arena, hable con su veterinario acerca de la posible ansiedad felina.

Ahora que comprende algunos de los síntomas comunes de la ansiedad del gato, es importante entender qué puede estar causándolos.

Causas de la ansiedad del gato

Como se mencionó anteriormente, los gatos son criaturas de hábito. Si hay un cambio en su rutina normal, es probable que sean curiosos y que actúen de manera diferente. Si bien los cambios en su comportamiento son normales, la ansiedad no es y debe ser monitoreada. Algunas cosas que pueden causar ansiedad felina son:

  • Presentamos un nuevo compañero de juegos: aunque los gatos generalmente aprecian la compañía, en el fondo, son animales solitarios. La mayoría de los gatos estarán completamente bien descansando todo el día al sol solo. Pero si está considerando agregar otra mascota a la familia, debe saber cómo afectará esto a su residente actual. Si la nueva mascota no se introduce correctamente, su gato puede sentirse ansioso por este gran cambio.
  • Visitantes: ya sea un viaje de fin de semana para niñas, un primo que practica surf en el sofá o una estadía prolongada de suegra, los visitantes pueden hacer que cualquier gatito se sienta ansioso. Incluso si a su gato generalmente le va bien bajo presión, cualquier persona nueva en su entorno puede causar inquietud. Si planea recibir visitas, asegúrese de que su gato tenga suficiente espacio para ellos mismos si se asustan o se ponen ansiosos.
  • Separación del propietario: la ansiedad por separación en los gatos es relativamente común, especialmente de los gatos que han estado en un refugio o que han experimentado un abandono en una etapa más temprana de sus vidas. La ansiedad por separación variará, pero puede ser el resultado de viajes largos y cortos.
  • Mudanzas o cambios en los entornos: mudarse puede ser estresante para cualquier persona, ¡incluso para los gatos! La idea de empacar todo su entorno y vivir en un lugar completamente diferente puede causar ansiedad incluso en los gatitos más tranquilos. Además de la mudanza, los cambios importantes en el entorno, como la mudanza de muebles o la remodelación, también pueden causar ansiedad felina.
  • Experiencias pasadas: la triste realidad es que muchos gatos, especialmente los adoptados de un refugio o que se encuentran como perros callejeros, han enfrentado momentos difíciles y experiencias dramáticas. A veces, estos traumas se manifiestan en cosas cotidianas que normalmente no serían motivo de preocupación. Si nota que su gato reacciona mal a cosas normalmente inocuas, es posible que muestre ansiedad ante una experiencia pasada.

Estas son solo algunas de las razones por las cuales un gato puede sentirse ansioso, y las causas de la ansiedad felina dependerán del gato y su comportamiento típico. Si sientes que algo está mal con tu peludo amigo, visita a tu veterinario.

Otras causas de la ansiedad en gatos

Muy a menudo, los gatitos que muestran una mentalidad ansiosa lo hacen debido a los genes y / o la falta de atención y socialización con las personas desde el principio. Los gatitos que no han recibido la socialización temprana a menudo son salvajes y se comportarán en consecuencia.

Tratar con un gatito salvaje puede ser difícil de superar. Paciencia es el nombre del juego y es posible que no siempre tengas éxito.

A veces, los felinos pueden sufrir de fobias, generalmente causadas por un estímulo muy específico. Piense ruidos fuertes como tormentas eléctricas y fuegos artificiales.

Con las fobias, la respuesta de un gatito será inmediata y puede provocar ansiedad severa. Su gato puede aullar y caminar, defecar en lugares que no debería, o esconder. Las fobias también pueden ser difíciles de superar, pero no imposibles.

La ansiedad general, sin embargo, es un poco diferente. La ansiedad en gatos no tiende a manifestarse de inmediato, es más similar a una sensación de anticipación del peligro. Este temor o “anticipación” puede manifestarse con comportamientos específicos y algunos de ellos pueden ser similares a una respuesta de fobia.

A veces, los gatitos que experimentan problemas de salud subyacentes pueden sentirse ansiosos. Ya que un gato no puede salir y decir que algo duele, o se sienten mal, podrían expresar sus sentimientos con un comportamiento pegajoso o con payasadas temerosas como esconderse. Si puede encontrar y resolver cualquier problema de salud subyacente, también podría resolver su ansiedad.

El estrés, por supuesto, también es un factor importante en la ansiedad. Al igual que las personas, los gatos tienen respuestas fisiológicas a los factores estresantes externos, y la forma en que un gatito se adapta a esas cosas solo depende de su naturaleza, de cómo han sido criados y socializados, y de la genética.

Ciertas razas pueden estar más orientadas a la ansiedad y una naturaleza nerviosa que otras.

Piense en cosas dentro de su entorno que podrían causarle estrés, es posible que también causen estrés a sus criaturas.

Un gato feliz

Un gato feliz generalmente duerme, patrulla, caza, se prepara y duerme nuevamente. Y generalmente salpican eso con comer, por supuesto. Si alguna de estas cosas falta en la rutina diaria de un gato, puede provocar una respuesta de estrés. A veces los gatos son propensos a la ansiedad debido a su naturaleza.

Al igual que los perros, los gatos tienen sus propias personalidades únicas, con peculiaridades y comportamientos idiosincrásicos específicos para ellos. Tienen gustos y disgustos, incluyendo sus gustos y disgustos de personas, situaciones, lugares y cosas.

La mayoría de las veces, los gatos que han sido socializados adecuadamente son confiados e incluso audaces y valientes. Sin embargo, los gatitos que no se han socializado bien podrían volverse tímidos e incluso solitarios.

Los gatos que no han sido socializados son a menudo salvajes y se comportan más como un animal salvaje que como una mascota doméstica.

Cuando un gatito no está debidamente socializado y expuesto a la vida cotidiana normal entre las personas, puede desarrollar problemas de comportamiento o una naturaleza temerosa y escapar de las cosas más extrañas, incluso de cosas que consideramos benignas.

Pelea o salto

La mayoría de los felinos tienen un instinto de supervivencia bastante bien desarrollado, incluso a una edad muy temprana y tienden a errar por el lado de la precaución en su comportamiento.

Así es como están conectados los gatos. La mayoría de las veces, su respuesta a una amenaza real o percibida es huir y / o esconderse, en lugar de luchar.

A veces, si su felina tiene una naturaleza ‘nerviosa Nelly’, incluso con una adecuada socialización, aún pueden experimentar estrés y ansiedad, y responder con ansiedad al mundo que los rodea.

El comportamiento basado en el miedo es un poco más intenso y puede surgir de la ansiedad si su gatito decide que una amenaza es peligrosa.

El miedo es lo que desencadena la respuesta de lucha o huida y le da a tu gatito esa descarga de adrenalina. Cuando experimentan esa oleada de adrenalina, es lo que los empuja a correr y escapar del peligro.

Es una buena idea recordar que los gatos son criaturas relativamente solitarias. Si hay un peligro que se presenta, un gato no tiene un ‘paquete’ para respaldarlo. Entonces, recurren a correr y buscar un lugar seguro para esconderse hasta que pase el “peligro”.

¿Cuándo se desarrolla la ansiedad en gatos?

Para la mayoría de las mascotas, la ansiedad en gatos y las fobias tienden a desarrollarse entre las edades de uno y tres años. Algunas veces puede ocurrir antes, alrededor de los ocho meses de edad aproximadamente, pero no es tan común y la causa generalmente no se conoce.

Cuando hay una causa específica, a menudo se relaciona con estar separado de su dueño (ansiedad por separación del gato), trauma, ruidos fuertes (fobia al ruido) o mala socialización con humanos y otros animales.

Ansiedad de separación en los gatitos

Los gatitos que han sido bien socializados pueden experimentar un  trastorno de ansiedad por separación cuando se los deja solos. Si bien se piensa que los gatos son independientes y antisociales, en realidad no es así.

Los gatos son capaces de formar vínculos y vínculos muy fuertes con su dueño, al igual que los perros, y quedarse solo puede causar ansiedad por la separación del gato.

Es importante que le enseñes a tu gatito a estar solo a una edad temprana y que observes atentamente los signos de ansiedad de separación en los gatos. Puede que no sea tan obvio como con un perro, ya que los gatos no ladran ni aúllan.

Practique dejar a su pequeño compañero de abrazos en una habitación segura y provista de una caja de arena, comida y agua durante cortos períodos de tiempo, y aumente gradualmente las veces que vea que se están ajustando bien.

Cómo tratar la ansiedad del gato

Algunos dueños de mascotas pueden verse tentados a disciplinar a un gato ansioso, ya sea por confusión o enojo, pero esta es la manera incorrecta de abordar la ansiedad felina.

Los gatos ansiosos actúan por miedo, no por travesuras, y necesitan ser manejados de una manera apropiada y cuidadosa. No hay una forma mágica de “tratar” la ansiedad felina, pero con paciencia y persistencia puede hacer que su gato se sienta más cómodo y menos ansioso.

Si la ansiedad de su gato parece leve y, por lo demás, son saludables, es posible que haya algunas opciones en el hogar para probar antes de consultar con un veterinario (siempre consulte con su veterinario antes de probar algo en casa). Algunos incluyen:

  • Suplementos naturales: los suplementos naturales, están disponibles y ayudarán a que su gato se sienta a gusto. Se pueden usar ocasionalmente, como para viajes al peluquero y al veterinario, y son seguros para los gatos.
  • Juguetes y juegos: al igual que los niños, algunos gatos forman un accesorio para un juguete cómodo, y este juguete puede usarse en momentos de estrés. Además, al jugar con tus gatos con regularidad, los ayudarás a hacer el ejercicio que necesitan y liberar parte de su estrés. Además, ¡podrían simplemente dormir una siesta en lugar de quedarse despiertos ansiosamente!

Las sugerencias anteriores podrían funcionar para un gato con ansiedad leve, pero para casos más extremos, es posible que necesite ver al veterinario para obtener ayuda profesional. Los veterinarios y el comportamiento animal tienen un entendimiento íntimo del comportamiento animal y podrán arrojar algo de luz sobre una situación confusa. Pueden diagnosticar el tipo de comportamiento y ayudarlo a elaborar un plan de tratamiento con refuerzo positivo y suplementos útiles.

Consejos para aliviar la ansiedad en gatos

Los gatos aman los lugares altos. Los lugares altos los hacen sentir seguros. Es por eso que un gato de fuera correrá hacia el primer árbol que puedan encontrar para escapar del peligro.

Y es por eso que los gatos de interior a menudo duermen en lugares altos, como los sellos de las ventanas, en la parte superior de la nevera, en el respaldo de una silla o sofá, colocados en su cómoda, y en cualquier lugar al que puedan trepar para una siesta por la tarde.

Proporcione lugares altos para que su gatito explore y se esconda, y ellos estarán más felices por ello. Considere cosas como las perchas para gatos, los árboles para gatos y los muebles para gatos diseñados para ofrecerles estimulación, así como un lugar de descanso “seguro”.

Esto es especialmente importante si tienes más de un gato, ya que a veces a otros gatos les gusta intimidar a sus compatriotas.

Si tiene más de un gato, también es una buena idea tener varios recipientes para comida y agua, así como también múltiples cajas de arena. Esto ayuda a su gato a evitar la confrontación y sentirse más seguro.

Si su gatito tiene una cama, asegúrese de que no esté encerrado y que no los haga sentir acorralados. A ellos les gusta dormir en un lugar seguro con una ruta de escape fácil en caso de que surja un “peligro”.

Recuerde darle mucho amor y atención a su gatito, ya que disfrutan de pasar tiempo con usted y consideran que el amor y la atención son “seguros”.

Proporcione un entorno para su felino que fomente su sentido de la aventura y la curiosidad, y satisfaga su necesidad de cazar y acechar a la presa. Los alimentadores de rompecabezas pueden proporcionar un gran entretenimiento mientras usted está ausente, y un comedero para pájaros en el porche trasero que su gato puede ver desde el árbol de su gato es siempre un gran entretenimiento.

Cuanto más amigable para los gatos sea el entorno de su gatito, mejor estará su gato, especialmente cuando usted está ausente y se les deja a sus propios dispositivos.

Practica el ‘refuerzo positivo’. Muéstrales y recompénsalos con golosinas cuando estén jugando o quedándose quietos, e ignóralos por mostrar malos comportamientos como el aullido y el maullido excesivo.

Recuerda que los gatos son tan sensibles a las emociones como los perros, así que mientras más tranquilo y relajado estés, más tranquilo y relajado estará tu gato.

Considere dejar un televisor o música cuando salga de casa. Incluso hay DVD que puede obtener que exhiben diferentes animales y presas que pueden ser muy entretenidos para su felino y mantenerlos distraídos de cualquier problema de ansiedad que puedan experimentar en su ausencia.

A veces, un gatito no puede superar los sentimientos de ansiedad y es posible que deba considerar llevarlos al veterinario si el problema persiste.

Finalmente, tómese el tiempo para jugar con su gato a menudo, al menos dos o tres veces al día.

Los gatos experimentan una gran alegría cuando pueden hacer aquello para lo que fueron creados, como cazar y acechar a sus presas. Cuando juegas con ellos y les permites satisfacer esos deseos, se convierte en un gato muy feliz, que mejora su salud y bienestar.

5.0
02

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here