Alergias En Gatos: Qué Esperar, Tipos, Medidas Preventivas Y Más

114

A pesar de que los gatos son (desde una perspectiva de personalidad) en una clase por sí mismos, pueden tener alergias al igual que los humanos. Al igual que los humanos que sufren ataques de alergia, los gatos pueden desarrollar alergias a cualquier edad cuando su sistema inmunológico se vuelve sensible a una sustancia en particular, conocida como alérgeno. Si quieres conocer más sobre las alergias en gatos, sigue leyendo.

Debido a que existen muchos posibles factores desencadenantes en el entorno de tu mascota, descubrir la causa de las alergias en gatos es un dato clave para determinar el diagnóstico y el tratamiento adecuado. Aunque hay medicamentos disponibles para casos graves, vale la pena explorar todas sus opciones y descubrir formas en que puede mejorar el entorno de tu gato.

Desde los suplementos naturales y homeopáticos hasta la práctica del aseo y la higiene, puede tomar medidas proactivas para evitar los alérgenos conocidos y minimizar sus síntomas.

Reconociendo los signos de una reacción alérgica o las alergias en gatos

Si notas que tu gato se está rascando mucho, estornudando, respirando con dificultad o incluso experimentando problemas digestivos, es posible que tenga alergias felinas. Muchos dueños de mascotas se encuentran haciendo la misma pregunta: ¿por qué mi gato tiene alergias?

Para descomponerlo en su explicación más simplista, el cuerpo de su gato está tratando de deshacerse de la (s) sustancia (s) ofensiva (s), y como resultado, puede mostrar una variedad de síntomas diferentes. Aunque estos alérgenos pueden no causar ninguna irritación a un gato libre de alergias, los gatos que experimentan reacciones alérgicas son hipersensibles a ciertas sustancias en su entorno.

Por lo tanto, si crees que tu gato puede estar sufriendo un ataque de alergia, es importante que lo lleve a su veterinario de inmediato para un examen médico completo.

Aquí tiene una lista parcial de los síntomas generales que debe tener en cuenta si sospecha de las alergias en gatos:

  • Infecciones crónicas del oído
  • Diarrea, vómitos u otros trastornos digestivos / gastrointestinales
  • Estornudos excesivos, tos (si tu gato tiene asma) y / o sibilancias
  • Pérdida del cabello / desprendimiento excesivo o faltantes parches de piel
  • Ronquidos intensos (generalmente el resultado de una garganta inflamada)
  • ‘Puntos calientes’ en la piel (conocidos como pioderma)
  • Picazón en la espalda o en la base de la cola (comúnmente asociada con alergias a las pulgas)
  • Ojos que pican, llorosos y / o que gotean
  • Patas que mastican / hinchan, sensibles o sensibles.

Algunos de los alérgenos que pueden causar estos síntomas incluyen, entre otros:

  • Ciertas camadas de gatos
  • Humo de cigarro
  • Productos de limpieza
  • Colonias y perfumes
  • Telas (como lana o algodón)
  • Pulgas o productos de control de pulgas.
  • Sustancias alimenticias
  • Moho y hongos
  • Plantas, pastos, árboles, flores, polen y malezas.
  • Medicamentos recetados
  • Materiales de caucho o derivados del petróleo como el plástico.

Qué esperar en la oficina del veterinario

Para los padres mascotas, pocas cosas son peores que ver a sus gatos o perros no sentirse bien. Si notas que tu gato se siente incómodo y puede estar sufriendo cualquiera de los tipos de alergias que se describen, asegúrese de programar una cita lo antes posible. Su veterinario hará una historia clínica completa y un examen físico, que incluye análisis de sangre, pruebas de la piel u otras pruebas según se considere necesario.

Él puede recomendar un cambio en la dieta o una dieta de eliminación, o referirlo a un dermatólogo veterinario si él o ella creen que tu gato tiene una alergia crónica en la piel. En el caso de FAD, practicar una buena higiene con su gato (incluyendo el aseo frecuente y la inspección de su pelaje) puede ayudar a prevenir futuras infestaciones. Hable con su veterinario sobre posibles formas de tratamientos, productos y métodos para la prevención de pulgas.

En el caso de que tu gato tenga alergias ambientales, es esencial identificar los factores desencadenantes para que pueda eliminarlos de su entorno, o al menos proteger a tu gato de la exposición frecuente o prolongada.

Tipos de alergias en gatos: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Como habrás adivinado, hay una amplia gama de alérgenos tanto en interiores como en exteriores. En el caso de las alergias en gatos, los expertos las han dividido en tres categorías principales: dermatitis por alergia a las pulgas (FAD)alergias a los alimentos y alergias ambientales (clínicamente conocida como dermatitis atópica).

Similar al tipo de alergias humanas que causan los síntomas de la “fiebre del heno”, las alergias ambientales son las más comunes de las tres. Sin embargo, los gatos a menudo experimentan múltiples alergias, por lo que un examen médico completo realizado por su veterinario puede determinar qué tipo de alergia sufre tu gatito. En casos severos, su veterinario puede incluso referir a tu gato a un dermatólogo veterinario para afecciones de la piel asociadas con alergias felinas crónicas.

Alergias a los alimentos

Si crees que tu gato es alérgico a los alimentos, es crucial ponerse en contacto con su veterinario de inmediato, ya que su dieta tendrá que modificarse temporalmente hasta que se determine el alérgeno alimentario. En la mayoría de los casos, su veterinario le recomendará una dieta de eliminación, que básicamente requiere que deje de alimentar a tu gato con su comida regular y que reintroduzca los diferentes tipos de alimentos uno a la vez para descubrir qué alimentos son bien tolerados y cuáles no.

Es posible que necesites cocinar a tu gato alimentos blandos caseros; su veterinario puede aconsejarle sobre las pautas de dieta adecuadas para esta fase de las pruebas de alergia. Se sabe comúnmente que los gatos tienen una sensibilidad a los alimentos a los alimentos comerciales para mascotas que contienen soja, productos lácteos y pescado, así como algunos productos lácteos y de trigo.

Debido a que los gatos al aire libre están expuestos a una gama mucho mayor de posibles alérgenos de origen vegetal y orgánico, es importante mencionar a su veterinario si tu gato pasa en cualquier momento al aire libre. Algunos signos reveladores específicos de que tu gato puede tener alergia a los alimentos incluyen rascarse el cuello y la cabeza, así como también evacuaciones intestinales sueltas (diarrea) y síntomas de náuseas o vómitos.

Una vez que tú y tu veterinario hayan identificado el alérgeno alimentario conocido, asegúrate de leer atentamente todas las etiquetas de todos los alimentos procesados ​​y delicias para asegurarse de que estén libres de cualquier rastro de la sustancia nociva. Además, su veterinario puede prescribir una comida para gatos especialmente formulada o sugerir suplementos dietéticos para ayudar a su condición alérgica y la salud en general.

También es importante tener en cuenta que los gatos con sobrepeso u obesos son más propensos al asma y los trastornos respiratorios, por lo que desarrollar una rutina de alimentación regular y controlar la dieta de tu gato bajo la supervisión de su veterinario puede mejorar enormemente su calidad de vida (e incluso su longevidad).

Dermatitis de alergia a las pulgas (FAD)

Otra de las alergias en gatos más comunes, es la dermatitis por alergia a las pulgas (FAD, por sus siglas en inglés), caracterizada por alergias estacionales que se encuentran en su peor momento durante las horas pico de pulgas (verano y otoño), es una afección alérgica de la piel que se presenta cuando una pulga muerde a tu mascota.

Incluso en las regiones donde el clima es suave o en el caso de que tenga una infestación de pulgas en su hogar, los síntomas de las picaduras de pulgas son los más graves en otoño y verano.

La picazón real que tu gato soporta no se debe a la picadura en sí, sino a la saliva que se encuentra en el sitio de la picadura de la pulga. Incluso si solo encuentras algunas pulgas en tu compañero felino, solo hace falta un par de picaduras para que tu gatito sea absolutamente miserable.

Las señales de que tu gato puede tener FAD incluyen morder en la base de la cola y rascarse con frecuencia. Otros indicadores característicos incluyen una pérdida o adelgazamiento del pelo / pelaje en la base de la cola. Otro signo revelador: pulga ‘suciedad’, que es otro término para las heces de pulgas: se puede saber si es suciedad real o materia fecal cuando se humedece, ya que se volverá de color rojizo (esto se debe a que es principalmente materia de sangre digerida).

Otros síntomas comunes incluyen la pérdida simétrica de cabello (alopecia), placas eosinofílicas, granulomas lineales y dermatitis miliar, que se expresa en pápulas crujientes (lesiones cutáneas pequeñas y elevadas que suelen ser de color rojo o rosado). Para diagnosticar a tu gato, su veterinario puede realizar una evaluación física completa, incluida una prueba cutánea intradérmica.

Una vez que se ha determinado que padece FAD, puede prescribir medicamentos tópicos y / u orales para reducir y curar los síntomas existentes. Sin embargo, es imperativo tratar el entorno de su hogar también, incluidas las áreas interiores y exteriores que frecuenta tu gato; esto también incluye su área para dormir (y la suya si él duerme en la cama con usted), así como muebles y áreas alfombradas.

Otras mascotas en tu hogar deben ser evaluadas y tratadas según lo aconseje su veterinario, ya que también son posibles portadores. Se requiere una limpieza a fondo de la casa, incluida la aspiración y la eliminación adecuada de todos los materiales de desecho aspirados. También puede usar un polvo para pulgas como lo indique su veterinario.

El método más seguro y efectivo contra las pulgas es la prevención: hable con su veterinario sobre un plan anual de prueba de pulgas y garrapatas para evitar futuras infestaciones.

Alergias ambientales

A pesar de que las alergias en gatos ambientales son más frecuentes en los perros que en los gatos, hay algunos felinos que padecen esta condición de alergia crónica. Aunque es manejable, es una condición de por vida y debe mantenerse de manera rutinaria para garantizar la comodidad y calidad de vida óptimas de tu gato.

Como se mencionó anteriormente, las alergias ambientales suelen ser causadas por una serie de factores desencadenantes en interiores y exteriores, incluidos los ácaros del polvo, las esporas de moho, la caspa de los animales y el polen en el aire. Los expertos también creen que esta condición se puede transmitir genéticamente. Conocido clínicamente como dermatitis atópica (o atopia), este tipo de alergia felina se manifiesta como una afección cutánea extremadamente desagradable y con picazón.

En consecuencia, los gatos que la padecen mostrarán signos de rascado excesivo, aseo o mordeduras en la piel, a menudo hasta el punto de calvicie. Las áreas físicas más propensas a la irritación incluyen los ojos, oídos, hocico, dedos de los pies, muñecas / tobillos, axilas e ingle.

Algunos gatos se muerden o se acicalan tan excesivamente que puede provocar sangrado, llagas abiertas o heridas que pueden potencialmente infectarse. Por lo tanto, es esencial ver a su veterinario lo antes posible para brindar alivio y un tratamiento integral a tu mascota.

Además de un historial físico y médico completo, su veterinario puede realizar una prueba de alergia intradérmica para diagnosticar los posibles alérgenos. Una vez que el médico de tu gato haya determinado el alérgeno, le recetará medicamentos que incluyen tratamientos tópicos, orales y de venta libre.

También es necesario hacer un seguimiento con chequeos regulares para hacer un seguimiento del pronóstico de tu gato y ver si la terapia está funcionando.

También puede hablar sobre tratamientos homeopáticos o en el hogar para aliviar aún más las molestias de su gato, incluidos los baños medicados, como los champuses que contienen avena coloidal o aceite de eucalipto para aliviar la picazón, la sequedad o la inflamación de la piel.

Si tu gato experimenta síntomas graves, como llagas abiertas, necesitará un tratamiento supervisado por un veterinario para evitar las complicaciones de una infección bacteriana de la piel.

Medidas preventivas y consejos útiles para las alergias en gatos: preguntas y respuestas

En el futuro, uno de los métodos más efectivos para tratar los síntomas de alergias en gatos es una onza de prevención. Aquí hay algunas preguntas frecuentes para los dueños de gatos:

¿Cómo puedo tratar efectivamente las alergias en gatos?

Aunque los dueños de mascotas no pueden proteger por completo a sus queridos gatitos de todas las sustancias nocivas, es beneficioso si puede eliminar (o reducir en gran medida la exposición) a los alérgenos conocidos, especialmente los que se encuentran en el interior.

Ser un propietario de mascotas proactivo puede hacer mucho para garantizar el bienestar y el nivel de comodidad de su gato. En el caso de la dermatitis alérgica por pulgas, implemente un programa de control de pulgas bajo la supervisión de su veterinario para prevenir la infestación.

Para los gatos que sufren alergias ambientales, opte por una cama de alta calidad (se prefieren las que no tienen perfume y están libres de polvo), practique rutinas de limpieza regulares en la casa para evitar el polvo y los desechos que pueden agravar su condición y, si es posible, debes bañar a tu gato a menudo (o llevarlo a un peluquero).

Para los gatos que tienen alergias a los alimentos, su veterinario puede diseñar un régimen alimenticio específico basado en las necesidades particulares de su mascota.

¿Las alergias felinas afectan el asma de mi gato?

En el caso de que tu gato sufra de alergias ambientales, podría empeorar su asma preexistente. Por lo tanto, querrá discutir y explorar sus opciones con su veterinario para determinar el mejor curso de acción para su gato.

Mantener tu hogar libre de polvo, caspa y escombros puede ayudar a proteger a tu gato contra las alergias y los ataques de asma. Además, nunca fume en interiores si su gato sufre de cualquiera de estas condiciones.

¿Existen medicamentos para las alergias en gatos?

Si bien puede haber alergias extremas que justifiquen una medicación, es importante discutir todas tus opciones con su veterinario antes de determinar un curso de terapia, particularmente con respecto a los posibles efectos secundarios de los medicamentos.

Dependiendo del tipo de alergia que tenga tu gato y la gravedad de su afección, su veterinario puede recomendar productos naturales o de venta libre, métodos de tratamiento holístico, productos que sean seguros tanto para tu gato como para el medio ambiente, o cosas simples que pueda Hazlo en casa para que tu mascota se sienta más cómoda.

Además, es posible que desee discutir ciertos suplementos y golosinas para gatos para apoyar una salud óptima. No importa la decisión que tome, recuerde: nunca administre ningún medicamento a tu mascota antes de consultar primero con su veterinario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here