Alergia A Las Pulgas En Los Gatos. Síntomas, Tratamientos Y Más

98

Es posible que no lo hayas adivinado, pero los gatos pueden contraer pulgas con la misma frecuencia que los perros. De hecho, la hipersensibilidad a la picadura de pulgas, dermatitis alérgica o alergia a las pulgas en los gatos, es la enfermedad de la piel más común. Incluso hay una especie específica de pulga llamada la pulga del gato, que en realidad es la pulga que más a menudo es responsable de las alergias que se encuentran en los perros también.

Si un gato es alérgico a las pulgas, se rascará, morderá y lamerá las picaduras que pueden estar en todo su cuerpo, lo que puede ser una condición bastante molesta, haciendo que la vida sea muy incómoda para tu peludo amigo felino.

Cuando los gatos son alérgicos, este rasguño y lamer incesantes pueden provocar inflamación de la piel en los gatos, pérdida de cabello y llagas que hacen que tu mascota sea más susceptible a desarrollar infecciones secundarias.

Para proporcionarle alivio a tu gato, tendrás que tomar medidas para eliminar las pulgas del entorno de tu gato, lo que puede ser más fácil decirlo que hacerlo.

Esta publicación analizará cómo aliviar los síntomas de un gato alérgico a las pulgas y armarte con la información correcta que necesitas para combatir la infestación de pulgas de tu gato. Sabrá qué signos buscar y cómo tratar adecuadamente una alergia a las pulgas para que tú y tu gato puedan disfrutar juntos de la vida.

¿Qué es una alergia a las pulgas en los gatos?

Una alergia a las pulgas en gatos, o dermatitis alérgica a las pulgas, ocurre cuando un gato tiene una reacción alérgica a una pulga en su piel. Los perros y los gatos pueden desarrollar alergias a las pulgas, pero el nivel de sus síntomas variará de una mascota a otra en función de su sensibilidad.

La reacción alérgica es provocada por ciertas proteínas en la saliva de la pulga. La saliva se inyecta en el gato cuando es mordida por la pulga. Es posible que solo se necesiten un par de picaduras para que los síntomas se desarrollen. Algunos gatos son tan alérgicos que puede tomar solo una mordida para causar una reacción intensa.

Las alergias a las pulgas en los gatos no representan una seria amenaza para tu gato, pero pueden hacer que la vida sea muy incómoda si no se trata, lo que provoca problemas en la piel y aumenta la posibilidad de desarrollar infecciones bacterianas o micóticas secundarias. Los gatos suelen desarrollar alergias a las pulgas cuando aún son jóvenes, pero las alergias pueden desarrollarse a cualquier edad.

Como se mencionó, se cree que el culpable de una alergia a las pulgas en gatos es la saliva en la pulga que se excreta cuando el insecto pica al animal. Si bien la picadura y la saliva son las que causan irritación en la piel del gato, el verdadero problema radica en que la pulga puede poner huevos, ya que esto puede llevar a un problema mucho más grande si se permite que se desarrolle una infestación.

Las pulgas se enganchan a un gato cuando son adultos y ponen huevos, que se convierten en larva y pupa. A medida que este ciclo de vida continúa, la infestación en el gato crecerá, causando cada vez más irritación a medida que más plagas muerden en la piel del animal. Este ciclo de vida generacional continuará hasta que el problema se resuelva por completo.

Los síntomas de una alergia a las pulgas en los gatos

El síntoma más común de una alergia a las pulgas en los gatos es la picazón severa. Esta picazón, conocida como pruritis, este efecto secundario puede ocurrir con tan solo una o dos picaduras de pulgas. Estos síntomas pueden persistir incluso después de que se haya aplicado un tratamiento.

La picazón más comúnmente parece afectar la parte frontal del cuerpo del gato y alrededor de la cabeza, sin embargo, las lesiones provocadas por mordeduras pueden ocurrir en todo el cuerpo del gato. Las pulgas pueden no ser visibles para el ojo humano y pueden no aparecer con la ayuda de un peine para pulgas porque los gatos son muy cuidadosos, pero si el rasguño persiste, todavía puede indicar una alergia a las pulgas.

Los síntomas de una alergia a las pulgas en los gatos pueden ser más severos durante el clima cálido y húmedo, y en climas similares, pero incluso en climas más fríos y del norte y en los meses más fríos, las pulgas pueden seguir poblando tu gato si el animal pasa tiempo en una casa climatizada.

Esto significa que las alergias a las pulgas en los gatos pueden ser un problema crónico durante todo el año que puede tardar mucho tiempo en resolverse. Los animales se rascarán, lamerán, masticarán y morderán su piel excesivamente y harán que aparezcan puntos rojos y exudantes donde hayan centrado su atención.

Los gatos pueden incluso eliminar grandes grupos de cabello para llegar a sus lesiones y encontrar algún alivio temporal. Si se permite que crezca su infestación, es posible que tengan pequeñas lesiones de mordedura de pulgas en todo el cuerpo, especialmente en el cuello y la parte posterior.

Incluso si se eliminan los signos reveladores de una infestación de pulgas debido al exceso de aseo de su gato, todavía hay otros indicadores que puede buscar. Estos síntomas incluyen:

  • Rascarse y arreglarse constantemente, a veces demasiado intenso
  • Masticar y morder la cola, la parte trasera y las piernas.
  • Abrir, exudando llagas en la piel del gato (puntos calientes)
  • Daños en la piel debido a rasguños y picazones excesivos
  • Calvas y pérdida de cabello.
  • Inflamación de la piel
  • Costras y costras
  • Oscurecimiento o engrosamiento de la piel afectada.
  • El olor desagradable que surge como resultado de una infección secundaria.
  • Identificación visual de las pulgas
  • Residuos negruzcos en la base del cabello (excremento de pulgas)

Si puedes peinar el pelaje de tu gato y encontrar rastros de excremento de pulgas, significa que las cosas se han desarrollado hasta convertirse en una infestación intensa. Esta es una señal reveladora de una mala situación debido a que los gatos religiosos generalmente se tratan de asearse. Si el excremento es visible, apunta a un problema real que debe abordar de inmediato.

¿Cómo se diagnostica una alergia a las pulgas en los gatos?

La forma más fácil de diagnosticar una alergia a las pulgas en tu gato es pasar un peine de pulgas a través de su pelaje. Si ha notado que su gato se está rascando a sí mismo más a menudo que de costumbre, puede indicar una alergia a las pulgas. Peinarse a través de su pelaje puede revelar pulgas, y si es así, es probable que pueda deducir que son la causa y el tratamiento en consecuencia.

Sin embargo, a veces los gatos han arreglado la mayor parte del problema y no encontrarás pulgas cuando peinas su pelaje. Esto no significa necesariamente que la alergia a las pulgas no sea la causa, a pesar del hecho de que muchos alérgenos y otras sustancias pueden causar síntomas similares.

Si este es el caso, necesitará que su veterinario realice pruebas de alergia para determinar qué es lo que está causando la reacción en el entorno de tu gato, o tal vez incluso algo como una alergia a un alimento felino. Su veterinario pondrá a prueba la sensibilidad de su gato a la saliva de la pulga, así como a otros alérgenos.

Incluso puede avanzar y tratar a tu gato por las pulgas, incluso si no se encuentran pulgas durante su examen físico. Si los síntomas mejoran, sabrá que en realidad fue una alergia a las pulgas la que causó la reacción. Pero si no, tendrá que seguir buscando para encontrar la causa.

Se moverá paso a paso a través de diferentes pruebas para varios alérgenos, así como también revisará el historial de comportamiento y síntomas de tu gato para tratar de identificar la causa. Su veterinario le recetará un plan de tratamiento para el problema que se sospecha, y también puede prescribir tratamientos para cualquier problema secundario que haya resultado de que su gato haya arañado sus mordidas.

Tratamiento de las alergias a las pulgas en los gatos

Las alergias a las pulgas generalmente se tratan en dos fases. Primero, debe controlar el problema de las pulgas y deshacerse de las pulgas en el cuerpo de tu gato. En segundo lugar, es posible que deba tratar cualquier infección que se haya producido como consecuencia del rascado incesante debido a la alergia.

Estos tratamientos a menudo incluyen remedios tópicos, antibióticos, esteroides y otros medicamentos para ayudar a controlar la picazón y erradicar el problema de las pulgas.

En verdad, el único tratamiento efectivo es deshacerse de las pulgas del gato y su entorno. El tratamiento de la picazón proporcionará un alivio temporal (que su gato apreciará), pero los síntomas volverán si el problema de la pulga no se resuelve adecuadamente. Este tratamiento contra las pulgas se dirigirá a las pulgas adultas, así como a los huevos y larvas que viven en el entorno del gato y se convertirán en pulgas adultas.

El tratamiento generalmente involucra el uso de un champú contra las pulgas para matar las plagas que persisten en el cuerpo del gato, así como otros tratamientos tópicos para ayudar con los puntos calientes que se han desarrollado como resultado de la alergia. Los esteroides también se pueden prescribir para condiciones más severas para ayudar con la picazón también.

Si se ha establecido una infestación en cualquier parte del entorno del gato, las pulgas serán difíciles de eliminar, pero hay pesticidas disponibles para ayudar a limpiar los espacios de vida de tu gato. Esto incluye áreas problemáticas tanto dentro como fuera de la casa. Su casa, su jardín y todas las demás mascotas también deben tratarse con productos para el control de pulgas para deshacerse por completo del problema.

Los profesionales recomiendan que limpies cualquiera de tus muebles, alfombras, ropa de cama para mascotas u otros artículos que puedan albergar las pulgas. Aunque esto puede ser imposible, especialmente si tu gato deambula por el exterior, trate de limitar la exposición de su gato a cualquier otro animal en la naturaleza que pueda estar infestado de pulgas.

Si bien existen numerosas opciones en el mercado para brindar alivio temporal, erradicar por completo el problema de la pulga puede resultar una tarea difícil. Los tratamientos deben aplicarse repetidamente a tu gato y al entorno del gato hasta que esté seguro de que el problema se resuelva por completo.

En el futuro, manténgase en consonancia con su tratamiento mensual de pulgas, ya que tu gato siempre sufrirá de esta alergia. El tratamiento continuo ayudará a asegurar que los síntomas no regresen.

Cómo controlar la alergia a las pulgas en los gatos

El tratamiento continuo es la clave para controlar la alergia a las pulgas en los gatos. Tu gato solo necesita una o dos picaduras para mostrar síntomas de alergia, por lo que es mejor ser coherente con el tratamiento con productos para el control de pulgas. Debes bañar a tu gato con champú para pulgas con frecuencia y usar tratamientos localizados según sea necesario.

Como las pulgas no viven en tu gato, no se olvide de tratar las áreas de su casa y el patio donde pueden estar al acecho. Los tratamientos mensuales durante la temporada de pulgas pueden ayudar a mantener un ambiente libre de pulgas alrededor de su casa o patio trasero. Incluso si no puedes verlos, es probable que todavía estén alrededor.

Ser agresivo y adelantarse a un posible problema de pulgas suele ser su mejor curso de acción.

También debe asegurarse de aspirar su casa con regularidad, incluyendo muebles, sillas, mantas y cualquier otro lugar que le guste a su gato para acurrucarse y tomar una siesta. Cuando haga la aspiradora, asegúrese de tirar la bolsa o botar la aspiradora en una bolsa de basura y sellarla antes de tirarla para que las pulgas capturadas no escapen y vuelvan a ingresar a su hogar.

Resumen

Siempre que tu gato parezca tener algún tipo de reacción alérgica, debe consultar inmediatamente a su veterinario. Si bien generalmente no son dañinos para tu gato más allá de ser una molestia, las alergias pueden provocar otras afecciones de salud, como infecciones bacterianas y por hongos.

Siempre que tu gato tenga una mala reacción o un tratamiento no funcione, busque a su veterinario para otras opciones. Sea consistente con sus tratamientos y tú y tu gato pueden reanudar la vida sin pulgas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here