Desestresantes Para Gatos | Cómo Ayudar A Un Gato Estresado

167

Los gatos pueden ser criaturas muy sensibles y, a menudo, pueden sentirse ansiosos o frustrados por las cosas que suceden a su alrededor o por la forma en que las personas interactúan con ellos. Aprender cómo detectar el estrés y conocer algunos desestresantes para gatos puede ser la gran diferencia para ayudar a nuestro amigo peludo.

Estrés en gatos

Antes de conocer los mejores desestresantes para gatos es importante que conozcamos cómo el estrés en gatos funciona y cómo los afecta.

Evolucionando a partir de una especie en gran medida independiente y solitaria (llamada el gato montés africano o del Cercano Oriente), el gato doméstico puede ser muy bueno para ocultar signos de estrés o dolor, porque en la naturaleza esto los haría un blanco más fácil para los depredadores.

Es importante que manejes y reduzcas el estrés en su gato todo lo que puedas, ya que si está estresado, puede sentirse mal emocional y físicamente y puede desarrollar enfermedades físicas, así como mostrar un comportamiento problemático.

A menudo, los propietarios solo notan que algo “no está bien” con sus gatos cuando ya han estado estresados por algún tiempo. Los gatos pueden perder el apetito o enfermarse ocasionalmente o comportarse de una manera que los dueños nunca han visto, como rociar la orina contra la pared en interiores o comportarse de manera agresiva.

Cuanto antes te des cuenta de que tu gato podría estar experimentando estrés, antes podrás resolver el problema. Esto significa que debes vigilar de cerca la salud física de tu gato y su comportamiento para que cualquier cosa “extraña” o “fuera de lugar” que pueda ser un signo de estrés se identifique rápidamente.

Síntomas

Hay algunos signos comunes de un gato estresado, tanto físicos como conductuales.

Síntomas Físicos

  • Diarrea
  • Vómito
  • Parches o llagas grandes y calvas en el pelaje causados por el exceso de aseo
  • Goteo nasal y ojos (por ejemplo, gripe de gato)
  • Los síntomas de enfermedades crónicas empeoran. También la recuperación de la enfermedad es más lenta (el estrés puede afectar el sistema inmunológico de un gato y su capacidad para combatir la enfermedad)
  • Comer artículos no alimenticios como plástico o lana (esto se llama “pica”)
  • Pobre apetito o comer menos de lo normal
  • Letargo y más sueño que lo habitual
  • Comer y / o beber en exceso
  • Pérdida de peso repentina o aumento de peso
  • Mala condición del pelaje
  • No ir al baño con la frecuencia habitual
  • Dolor al orinar con sangre (por ejemplo, cistitis).

Síntomas en el comportamiento

Cualquier cambio notable en los patrones habituales de comportamiento y rutinas de tu gato.

  • Ir al baño fuera de caja de arena
  • Orinar sobre muebles y otros artículos en el hogar
  • Rascarse excesivamente en los muebles
  • Comportamiento agresivo
  • Maullido excesivo
  • Mayor dependencia de ti o la familia, con ganas de interactuar constantemente
  • Retirarse de la familia
  • Falta de respuesta a las cosas que suceden a su alrededor (no salta ni se sobresalta por ruidos fuertes o movimientos rápidos)
  • Vigilancia constante y saltos a cada sonido o movimiento repentino
  • Ocultarse frecuentemente cuando está en casa
  • Renuencia a jugar
  • No querer salir
  • Aseo excesivo
  • Maullido fuerte

Otras señales de estrés en gatos

Puedes notar que tu gato se siente diferente, su expresión facial cambia o hace pequeñas cosas extrañas.

  • Está siempre agazapado y tenso
  • Sus orejas giran hacia atrás con frecuencia o se aplanan hacia abajo
  • Ojos muy abiertos con pupilas muy dilatadas
  • Mirar al suelo con una expresión fija
  • Aseo rápido y frecuente comenzando y deteniéndose repentinamente
  • Sacudida de la cabeza frecuente
  • Elevación del pelaje en su espalda
  • Tragar de forma exagerada y movimientos rápidos de la lengua sobre la nariz.

Causas del estrés en gatos

Cada gato es un individuo. Si bien, en general, algunos gatos pueden parecer muy tranquilos y, al parecer, impenetrables, otros pueden ser mucho más sensibles y encontrar muchas cosas estresantes a su alrededor. Antes de conocer algunos desestresantes para gatos primero debemos entender qué los puede hacer estresar.

Los siguientes son ejemplos comunes de situaciones que pueden ser estresantes para los gatos:

Falta de recursos

Hay varios recursos clave (cosas que tu gato necesita) de los cuales dependerá para mantenerlo feliz y saludable. Si tu gato no está provisto de ellos, esto puede ser una gran fuente de estrés.

Además de la cantidad de recursos que proporcionas para tu gato, la calidad, el tipo y la ubicación de los recursos también son increíblemente importantes. Por ejemplo, si la bandeja de arena que le proporcionas a tu gato es demasiado pequeña, no se limpia con la suficiente regularidad o si se coloca junto a un área ruidosa en la casa o al lado de sus platos de comida y agua, estos factores pueden causar estrés.

Mudanzas

Ya sea que acaba de llevar a tu gato y se le presenta a su hogar por primera vez, o si te mudas a una nueva casa con tu gato. Estos pueden ser momentos muy estresantes para ellos.

A los gatos les gusta estar en un ambiente familiar, ya que esto les ayuda a sentirse seguros. Si de repente se encuentran en un lugar en el que nunca antes han estado, esto puede hacer que se sientan ansiosos o preocupados.

Asegurar que su gato tenga todos los recursos que necesita y luego presentarle un nuevo entorno de manera gradual y cuidadosa es clave para reducir el estrés.

Si te mudas a casa y sabes que es probable que tu gato se sienta estresado puede ser mejor para él quedarse con un amigo o en un buen criadero durante este período. Tu gato puede introducirse gradualmente en el nuevo hogar una vez que se completa la mudanza.

Otras mascotas

La llegada y la presencia de otras mascotas en el hogar pueden ser muy estresantes para un gato. Ya sea desde la perspectiva de un gato nuevo al hogar que se presenta a un gato existente que ya reside en el hogar o desde la perspectiva del gato residente.

Para el nuevo gato, este puede ser un momento particularmente estresante, ya que se le presenta una casa desconocida. Además conocerá nuevas personas y otras mascotas al mismo tiempo, lo que puede hacer que incluso el gato más atrevido y confiado se sienta preocupado e inquieto.

Para el gato residente es probable que haya otros cambios generales asociados con la adición de un gato nuevo que también podría causarle estrés. Por lo tanto, es importante tratar de mantener las rutinas normales del gato residente tanto como sea posible. Y si necesitas mover cualquiera de sus recursos para adaptarse a la llegada de un nuevo gato, hazlo gradualmente y antes de que llegue el nuevo gato.

Cambio de rutina

Los gatos pueden ser muy sensibles a cualquier cambio en las rutinas de sus dueños. Por ejemplo, si comienzan a levantarse temprano en las mañanas o pasan más tiempo fuera de casa.

La imprevisibilidad puede ser bastante estresante para los gatos. Por lo que si sus rutinas cambian, intenta mantener tus interacciones con tu gato tan consistentes y predecibles como sea posible. Por ejemplo, asegurándote de que todavía lo alimentes al mismo tiempo y juegues e interactúes con él de la misma manera.

Desestresantes para gatos

Ahora que ya sabemos cómo se ve el estrés en gatos, es importante que sepamos cómo ayudarlo a superar esto.

Los gatos son criaturas de rutina. Una vez que se acostumbran a un hogar y sus ritmos, los cambios pueden alterarlos. Lo mismo ocurre con los momentos en que las personas que aman atraviesan una agitación física o emocional.

Tú puedes ayudar a tu gato a superar los días difíciles, y tal vez ayudarse en el proceso. Te mostramos estos desestresantes para gatos. Ten en cuenta que estos consejos no pretenden ser un sustituto de la atención veterinaria o el sentido común.

Juega con él

Una buena sesión de juego puede reducir la tensión y hacer que fluyan las hormonas del “gato feliz”. También puede asegurarle a tu peludo amigo que las cosas van a estar bien, y también podría ayudarte a relajarte.

Usa un difusor de feromonas

Este es otro eficiente desestresantes para gatos. Las opiniones sobre la efectividad de este tipo de productos varían enormemente. Sin embargo muchas personas lo han usado con éxito en sus gatos, y hay veterinarios y refugios que también los han usado.

Déjale música cuando salgas

La música suave con un ritmo lento puede servir como un efectivo desestresantes para gatos. Algunas personas recomiendan la música clásica, pero la música de la Nueva Era, e incluso la radio contemporánea que se reproduce en un volumen bajo, puede ser relajante.

Pasen tiempo de calidad juntos

Cada vez que sea posible cada día, tómate un tiempo para sentarte tranquilamente con tu gato y brindarle el tipo de afecto que más le guste. Ya sea un buen cepillado, un suave roce de orejas, abrazos, dejarlo acurrucarse contigo mientras te sientas en silencio o solo una caricia estándar. La tranquilidad de tu toque lo ayudará a sentirse mejor.

Probar el remedio de rescate de Bach

“Rescue Remedy” es una esencia compuesta de extractos de varias flores conservadas en alcohol. Está diseñado para aliviar el estrés del trauma físico o mental. Si usas este producto como uno de los desestresantes para gatos frota una gota sobre el pelaje en la cabeza de tu gato. No se lo des por la boca. Aunque de igual manera no hay ninguna prueba científica de que funcione, si hay pruebas anecdóticas de su efectividad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here