Por Qué Los Gatos Dejan De Comer

358

Puede haber muchas razones que expliquen por qué los gatos dejan de comer. Esto comúnmente indica que algo está mal en su vida. A veces los gatos pueden ser comedores meticulosos y las cosas más pequeñas pueden afectar sus rutinas. Esto generalmente no es algo demasiado serio y se puede resolver con algunos pasos simples tomados por el propietario.

Sin embargo, un período prolongado de no comer puede indicar anorexia y debe tomarse en serio. La anorexia en los gatos es cuando el gato constantemente se niega a comer, y suele ser un síntoma de otra cosa.

Por qué los gatos dejan de comer

Hay muchas razones por las que un gato puede no comer tanto. Estas causas van desde que solo sea tan quisquilloso que llegue a tener berrinches, hasta llegar a condiciones que amenazan la vida. Como propietario, debes prestar atención y diagnosticar la gravedad del problema. Probablemente, después de unos días de observar los patrones de alimentación de tu gato, sabrás lo que está pasando. En caso de duda, consulta siempre a un veterinario.

Al igual que con los humanos, cuando los animales no ingieren suficientes calorías, deben quemar el exceso de reservas de grasa para obtener energía. Si tu gato no come con regularidad por mucho tiempo y comienzas a ver una pérdida peso, esto es una clara señal de que él o ella no está recibiendo suficiente nutrición.

Esta es una lista completa que cubre las causas principales de por qué los gatos dejan de comer:

1. Cambio y estrés

La razón más común por la que se produce una pérdida de apetito en los gatos es el cambio. La mayoría de los gatos son sensibles a los cambios en su entorno, como un nuevo hogar, un nuevo propietario o una nueva incorporación a la familia, como un niño o un perro. Esto podría ser tan simple como levantarse a una hora diferente cada día y alimentarlos una hora antes.

En cualquier momento que esto cause estrés, probablemente verás un aumento de pérdida de pelo durante unos días y que no termine toda su comida. Mantén tu rutina normal y has cambios mínimos (no compres arena nueva ni cambies los alimentos). Juega con tu gato y préstale mucha atención, así volverá a la normalidad en poco tiempo.

2. Su plato de comida

Sí, los problemas con el tazón de comida es una causa que a menudo se pasa por alto de por qué los gatos dejan de comer. A veces los gatos tienen alergias al material del que está hecho el tazón. Otros problemas con los tazones de comida son los tazones sucios, obtener una descarga eléctrica de un tazón de metal, o simplemente la presencia de otra mascota cerca de su tazón. A algunos gatos no les gusta estar con sus dueños u otras mascotas cuando intentan disfrutar de su tiempo de comida.

3. Enfermedad

Hay muchas enfermedades que pueden afectar la alimentación y la dieta de un gato Si notas que tu gato come menos, cuídalo. El letargo, sentarse encorvado, la falta de ronroneo, ser solitario, silbar cuando intentas moverlo, o aullar al hacer su trabajo en la caja de arena son signos comunes de que tu gato tiene una enfermedad.

4. Vacunaciones

Una vacunación reciente es una razón muy común por la cual un gato perderá su apetito. Esto normalmente se resuelve luego de 48 horas de la vacunación. Lo que hay que vigilar es una reacción alérgica a una vacuna que tenga complicaciones más graves que un poco de letargo que es normal en los gatos.

Una reacción alérgica generalmente tendrá signos externos obvios, como urticaria, y rascarse vigorosamente y perder el apetito es una de las reacciones secundarias. No permitas que esto te impida vacunarlo, ya que los efectos secundarios son poco frecuentes y han salvado la vida de millones de mascotas.

5. Cuestiones psicológicas

La ansiedad y la depresión son los principales problemas psicológicos que pueden hacer que un gato coma menos. Cualquier cambio en el entorno de los gatos puede aumentar su ansiedad y afectar temporalmente su ingesta de alimentos.

6. Viajes

La mayoría de los gatos no son los mejores viajeros. No los verás sacando la cabeza por la ventana para absorber la gloria y los olores del aire libre. Muchos gatos son propensos al mareo y esto afectará la cantidad que comen. Si vas de vacaciones o una visita a largo plazo y te llevas a tu gato, esto tiene la oportunidad de impactar los patrones de alimentación de tus gatos.

7. Nueva comida

Los gatos son comedores meticulosos y necios. El cambio a un nuevo alimento o tipo de alimento (de húmedo a seco) generalmente hará que tarden días para que se ajusten completamente. Al principio puede que no les guste oler o probar el nuevo alimento por el simple hecho de que es diferente del anterior.

En la mayoría de los casos, el gato tendrá suficiente hambre como para comer la nueva comida. Y luego, en realidad, decidirá que les gusta la nueva comida después de todo.

8. Otras cuestiones alimentarias

Los gatos son mucho menos propensos a terminar su comida si está vieja o fría. Se parecen mucho a los humanos porque disfrutan de una comida que sabe bien. Si almacenas tus alimentos en un ambiente húmedo o cálido, se dañará más rápido que los alimentos almacenados en un área fresca y seca. A veces, simplemente comprar bolsas de comida más pequeñas evitará que esto ocurra por completo.

9. Enfermedad dental

La falta de cepillado de los dientes con frecuencia o los antecedentes de enfermedades dentales, pueden ser una de las causas de por qué los gatos dejan de comer. Otras afecciones dentales como encías inflamadas, abscesos dentales o tumores orales también podrían ser responsables.

Un diente roto o un corte que suele ocurrir en gatos al aire libre tienen el mismo efecto. Estas condiciones harán que la masticación sea difícil y dolorosa para tu gato. Sin embargo, una vez que la boca se ha curado, este problema se resuelve rápidamente.

10. Enfermedad renal

Cierta enfermedad renal podría ser la causa subyacente de que tu gato no esté comiendo. Particularmente en gatos mayores, esta es una condición más común. Las enfermedades renales generalmente causan náuseas en los gatos e incluso vómitos. Sólo un veterinario puede diagnosticar la enfermedad renal. Si notas alguno de estos signos, debes llevar a tu gato de inmediato.

11. Problemas gastrointestinales

Al igual que la enfermedad renal, las afecciones gastrointestinales son casos graves que generalmente requieren la ayuda de un veterinario. Hay muchos problemas gastrointestinales, como pancreatitis, infecciones del tracto GI, parásitos, cáncer, colitis e incluso cuerpos extraños, como una cuerda o parte de un juguete que puede causar obstrucciones en un gato.

Consulta a tu veterinario si observas algún signo de malestar gastrointestinal como no comer durante más de un par de días, diarrea, estreñimiento o pérdida extrema de peso.

Ahora que ya conoces las razones que pueden explicar por qué los gatos dejan de comer, debes estar atento a su comportamiento. Si tu mascota está experimentando alguno de los problemas mencionados anteriormente o si no ha comido durante 24 horas, llama a tu veterinario para obtener ayuda. Los problemas de alimentación a veces pueden causar la muerte porque los gatos y los gatitos pueden deshidratarse rápidamente debido a su pequeño tamaño.

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here