Beneficios De Tener Un Gato | 14 Razones Para Tener Un Felino En Casa

99

Hay realmente muchos beneficios de tener un gato. Ya sea que tengas un amigable gato o uno tranquilo en introvertido, la sensación de compañía y amor que tienes por tu mascota puede ser tan enriquecedora como cualquier otra amistad.

Los gatos son compañeros adorables que traen felicidad y alegría a la vida de muchos padres de mascotas. Si no te consideras un amante de los gatos, aquí tiene una lista de las razones por las que tener un gato en tu hogar puede hacer una gran diferencia.

14 Beneficios de tener un gato

1.- Reduce el estrés y la ansiedad

Tener un gato puede ser calmante y desencadenar químicos calmantes en el cuerpo, disminuyendo el estrés y los niveles de ansiedad. Los gatos son conocidos por su bajo mantenimiento, por lo que una simple sesión de caricias suele ser suficiente para relajar a los propietarios y distraerlos de otras preocupaciones.

Con tan solo 15 a 30 minutos de tiempo de calidad pasado en compañía de un gato se pueden calmar los nervios. Además, pueden ayudarte a mejorar el estado de ánimo. Inclusive se ha recogido evidencia química de estos beneficios.

Al pasar tiempo con tu gato aumenta tu producción de serotonina. Esta es una sustancia química encargada de aumentar las sensaciones de bienestar. Esto a su vez, redice tu producción de cortisol. El cortisol es una sustancia que se produce cuando nos encontramos en situaciones de estrés.

2.- Disminuye el riesgo de apoplejía

Varios estudios demuestran que los dueños de gatos tienen menos probabilidades de tener un derrame cerebral que cualquier otro dueño de mascota. Los científicos especulan que esto también se debe a la propiedad de bajo mantenimiento de un gato.

3.- Beneficios terapéuticos

Otro de los beneficios de tener un gato es que su efecto calmante desencadena la liberación de una sustancia llamada oxitocina. Esta es la hormona encargada de producir los sentimientos de confianza e inclusive, amor.

La liberación de esta hormona es clave para ayudar a aquellas personas que están pasando por momentos difíciles como un duelo u otro trauma emocional. Quienes tienen gatos han declarado que hablar con su mascota les ha ayudado a superar estos momentos difíciles. Puede que sea ya que al hablar con tu mascota no existe el temor de ser juzgado. Esto a su vez nos permite soltar nuestras aflicciones con menos temor que si lo hiciéramos con otra persona.

Además, existen estudios hechos en niños con autismo que revelan que una sesión de caricias con un gato los ayuda a reducir sus niveles de ansiedad. Esto en consecuencia los hizo tranquilizarse.

4.- Aumenta la inmunidad

Uno de los importantes beneficios de tener un gato es que aumenta la inmunidad. La exposición a las mascotas y a su pelaje en casa puede ayudar a aumenta la resistencia inmunológica a los alérgenos. Esto a su vez reduce el riesgo de desarrollar ciertas condiciones como alergias y asma.

5.- Disminuye la presión arterial

Muchos estudios han comprobado que los dueños de gatos tienen usualmente una presión arterial más baja que los que no son dueños de estas mascotas. Esto es debido a la calmante presencia que brindan los gatos.

Se realizó un estudio con una sala llena de dueños de gatos. En el estudio, los propietarios hablarían en voz alta, lo que naturalmente elevaba los niveles de presión arterial. Sin embargo, cuando los observaban hablando con sus gatos, su presión arterial permanecía constante.

6.- Disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas y ataques cardíacos

Un estudio realizado por el Stroke Institute de la Universidad de Minnesota en Minneapolis mostró que quienes no poseen gatos tienen entre un 30% y un 40% más de probabilidades de morir de ataques cardíacos que sus contrapartes. Este es otro de los beneficios de tener un gato.

7.- Detección de convulsiones

Más y más historias están surgiendo acerca de los gatos que pueden decir cuando sus dueños están a punto de tener convulsiones y harán todo lo posible para advertirles. Si bien los científicos sospechan que esta capacidad tiene algo que ver con la detección de aromas bioquímicos, su funcionamiento sigue siendo un misterio.

8.- El ronroneo te ayuda a sanar más rápido

Los estudios revelan que los gatos no solo ronronean cuando son felices; Los felinos hacen esto también cuando tienen dolor. La pregunta de por qué ha sido un gran problema entre los investigadores. Los hallazgos indican que el ronroneo de un gato puede tener habilidades de curación, y esto también se aplica a los humanos.

Si tienes una lesión y necesitas reparar tus huesos, acariciar a un gato y el sonido de su ronroneo puede ayudarte a curarte más rápido. Si prestas suficiente atención a tus amigos felinos, es posible que hayas notado que después de un día difícil, los gatos tienden a ronronear mucho. Esto también fue visto como una forma de gato para curarse a sí mismo.

9.- Reduce los niveles de triglicéridos y colesterol

Los niveles altos de triglicéridos y colesterol contribuyen a la enfermedad cardíaca. Además, son unos de los síntomas de la diabetes tipo 2, y parte de las causas que pueden conducir a otras condiciones como los accidentes cerebrovasculares y la enfermedad hepática y renal. Naturalmente, las reducciones en estos niveles conducen a una disminución del riesgo en estas enfermedades.

10.- Aumenta la sociabilidad

La propiedad del gato proporciona un inicio de conversación natural. También puede mejorar la capacidad del propietario para socializar. Un estudio reveló que las mujeres se sentían más atraídas por los hombres que poseían gatos. Esto es porque la propiedad de gatos a menudo sugiere sensibilidad e inteligencia.

11.- Los gatos son buenos compañeros

Los dueños de gatos tienen razón en una cosa: son grandes compañeros. Sí, los gatos pueden llenar el vacío cuando vives solo. Y estos animales pueden ser tan divertidos como otro humano. Uno de los geniales beneficios de tener un gato es que los gatos pueden hacerte compañía. Además, pueden ser grandes amigos que estarán allí para ti sin importar lo que pase.

Dependiendo de la raza de tu gato, puedes tener un felino que ama sentarse en tu regazo. O quizás una sombra que te seguirá dondequiera que vayas. Independientemente del comportamiento habitual de tu gato, puedes contar con que alguien te espere al final de un día agotador.

12.- Los felinos son buenos oyentes

Aparte de estar cerca todo el tiempo, los gatos también pueden ser la mejor salida para tus problemas. Los gatos pueden servir como tu salida cuando necesita hablar con alguien, pero no estás seguro en quién confiar. Puedes estar seguro de que los gatos mantendrán silencio sobre el tema.

Después abrir tu corazón e incluso derramar algunas lágrimas, la única respuesta que probablemente obtendrás es un ronroneo. No pienses que estás loco por hablar con un gato porque te sorprenderá lo relajante que es. Por lo que sabes, ese gato está ronroneando o maullando para asegurarte que todo va a estar bien algún día.

13.- Los gatos son buenos para nuestros niños

Cuando eres responsable de alguien que no eres tú mismo, el sentido de responsabilidad se desarrolla. De hecho, se ha demostrado que los niños que crían mascotas se convierten en adultos más responsables que aquellos que no lo hicieron.

Cuando enseñamos a los niños a pensar en los sentimientos de su mascota, podemos ayudarles a aprender a ser empáticos. Es decir, pueden aprender a identificarse con otros y a tomar en cuenta los sentimientos de sus compañeros. Además, los niños pueden aprender a confiar en sus mascotas como si fueran sus amigos. Esto a su vez puede ayudar a aquellos niños que han sufrido traumas a recuperarse gracias a la presencia de estas mascotas y sus múltiples beneficios.

Se ha comprobado que los niños que poseen mascotas pueden tener una mayor autoestima. Otro de los beneficios de tener un gato es que enseñar a los niños a cuidar de estas mascotas los vuelve personas más cooperativas. Esto puede volverlos más dispuestos a compartir con quienes los rodean.

14.- Tener un gato puede alejarte del doctor

Un estudio encontró que los dueños de perros visitan al médico un 8% menos que los no propietarios. Sin embargo, se ha determinado que los dueños de gatos visitaron a su médico incluso menos. Los padres felinos van al doctor un 12% menos frecuentemente que quienes no tienen mascotas.

Como ves hay muchos beneficios de tener un gato, no solo para nuestra salud, sino para nuestro bienestar en general. No dejes de disfrutar la compañía de tu mascota y si no tienes una, considera llevar un gato a casa.

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here