Alimentación En gatos | Qué, Cuánto Y Cómo Alimentarlo

256

Los dueños de gatos, sobre todo aquellos que están recién aventurándose a tener felinos en casa, deben estar atentos de lo que comen. La alimentación en gatos puede llegar a ser un tema delicado, sobre todo porque la gente tiende a pensar que es igual a la de los perros cuando no es así. Veamos los aspectos más importantes que debes considerar como dueño acerca de la comida de tu minino.

Alimentación en gatos

Como todos los felinos, el gato doméstico es carnívoro (principalmente) y está adaptado a un estilo de vida de caza. De hecho, los gatos son depredadores extremadamente bien adaptados y no solo comen carne, sino que de hecho se han vuelto carnívoros obligados y en realidad no pueden prosperar o sobrevivir sin carne en su dieta.

Esta es una adaptación simple y comprensible para un animal de caza como el gato. No es necesario que tengan enzimas especiales o vías metabólicas para digerir y convertir los nutrientes de las plantas en lo que necesitan, cuando ya está presente en los animales que cazan.

Sin embargo, la conversión en carnívoros estrictos quiere decir que los gatos tienen una serie de requisitos dietéticos especiales. Estos requisitos no se aplican a otros animales incluyendo humanos y perros, por ejemplo. Esto significa que cumplir con los requerimientos nutricionales de un gato puede ser un poco más desafiante.

Si bien es perfectamente aceptable alimentar a tu gato con un alimento comercial seco o húmedo, puedes ofrecer variedad en su dieta alimentándolo con carne cruda o fresca.

Muchos gatos aman el pescado; sin embargo, no es un alimento aceptable para la dietadiaria. El pescado contiene altos niveles de ácidos grasos, que pueden conducir a una deficiencia de vitamina E en gatos y causar afecciones dolorosas.

Nutrientes importantes en la alimentación en gatos

Debido a que los gatos son carnívoros obligados, su sistema digestivo, fisiología y vías bioquímicas se han adaptado a una dieta basada en carne. Por lo tanto, tienen algunos requerimientos alimenticios muy diferentes en comparación con los perros y los humanos, algunos de estos se describen a continuación.

Proteínas

Las proteínas son moléculas grandes y complejas que están formadas por otros bloques más pequeños conocidos como aminoácidos. Los gatos, al igual que todos los animales, requieren incluir proteínas en su dieta. Estas proteínas se usan en muchos procesos biológicos diferentes.

Algunos animales como los perros y los humanos pueden llegar a adaptarse a dietas que tienen un menor contenido de proteínas. Pero los gatos tienen un requerimiento mucho mayor de proteínas en su dieta que normalmente solo se cumpliría alimentando una dieta basada en carne. Esto es porque han llegado a depender de la proteína como fuente de energía.

Además de requerir un nivel más alto de proteína, los gatos también requieren la presencia de una cantidad de aminoácidos específicos. Algunos de estos son la taurina, la arginina, la metionina y la cisteína. Estos aminoácidos específicos no se encuentran en los productos vegetales.

Muchos otros animales pueden convertir y utilizar otros aminoácidos que son derivados de las plantas. Los gatos por el contrario han perdido la capacidad de sintetizar estos aminoácidos, ya que su dieta natural (carne animal) los contiene en abundancia. Si estos aminoácidos no se encuentran en la dieta, los gatos simplemente morirán porque no pueden obtenerlos de otra manera.

Grasas

La grasa en la alimentación en gatos resulta ser una excelente fuente de energía. Además aporta vitaminas solubles en grasa como las A, D y E. También mejora el sabor de los alimentos y es una fuente de un tipo de grasa llamada ácidos grasos esenciales (AGEs). Estos ácidos grasos juegan un papel importante en el mantenimiento de la buena salud de los animales. Son importantes para muchas vías metabólicas así como para la buena salud de la piel.

Muchos animales, como los humanos y perros, pueden convertir los ácidos esenciales que se encuentran en las plantas en aquellos que necesitan. Pero los gatos requieren obtenerlos de una fuente de grasa animal porque los ácidos vegetales no pueden satisfacer sus necesidades.

Carbohidratos

Como carnívoros obligados, los gatos también tienen una capacidad reducida para digerir y utilizar carbohidratos. Las dieta basadas solo en el consumo de carnes es naturalmente relativamente baja en carbohidratos. En contraste con muchos otros animales, los gatos obtendrán la mayor parte de su azúcar en la sangre (y por lo tanto su energía) de la descomposición de las proteínas en la dieta en lugar de los carbohidratos.

Sin embargo, esto no significa que los gatos no puedan usar carbohidratos o que no deban estar presentes en la dieta. Sin embargo, como tienen una capacidad más limitada para digerirlos y utilizarlos, la alimentación en gatos debe formularse con cuidado.

La mayoría de los gatos tienen niveles muy bajos de la enzima lactasa que se encuentra usualmente en el intestino. Esta es la enzima necesaria para digerir los principales carbohidratos. Esto causa que cuando consuman leche y otros productos lácteos, especialmente si se hace en grandes cantidades, es probable que ocasione malestar estomacal e incluso diarrea en el gato.

Otros nutrientes

Para mantener esta adaptación a una estricta dieta carnívora, los gatos requieren en su dieta vitaminas preformadas. Estas están presentes en los animales pero no en las plantas. La vitamina A, la vitamina D y la vitamina B3 forman parte de estas. Sin embargo, se debe tener en cuenta que aunque los gatos requieren estas en su dieta, demasiado consumo de algunas de estas vitaminas también puede ser una causa de problemas de salud.

A pesar de que los gatos claramente necesitan carne en su dieta, es erróneo pensar que esto es lo único que necesitan para nutrirse. Ha habido ocasiones en las que los cachorros que han sido alimentados con una dieta puramente formada por carne tengan importantes ausencias en su alimentación. Esto sucede a pesar de que pareciera que esto es todo lo que necesitan.

Es importante recordar que en la naturaleza los gatos comen una presa entera (carne, órganos y huesos). Si se les alimenta solamente con carnes, su organismo aun necesitará una variada cantidad de minerales. Un ejemplo de esto será una ausencia de calcio lo que hará que los huesos no se desarrollen adecuadamente.

Frecuencia de la alimentación en gatos

Hay mucha información con respecto a cómo y qué tan seguido debe comer un gato. Usualmente hay tres maneras utilizadas por los dueños y cada una de estas tiene ventajas y desventajas.

Comidas establecidas

Alimentar de esta manera significa que le darás comida a tu gato solo en momentos específicos durante el día. Tanto los alimentos enlatados como los secos se pueden proporcionar de esta manera.

Ventajas: la ingesta de alimentos se puede controlar de cerca. Esto significa que será fácil saber si tu gato ha tenido un cambio en el apetito. Además, si en casa hay una comunidad de varios gatos, todos tendrán igual acceso a la comida. Quiere decir que no habrá un gato dominante que le robe la comida a los otros. Un gato podría estar comiendo toda la comida y ganar demasiado peso, y el otro gato podría estar perdiendo los nutrientes que necesita para mantenerse saludable.

Desventajas: los gatos pueden mendigar golosinas entre comidas. El gato no será capaz de controlar la cantidad de alimento que ingiere en un momento determinado. Sin embargo, si estás siguiendo los consejos del veterinario con las cantidades adecuadas y la alimentación regular, puedes estar tranquilo de que realmente está obteniendo la cantidad correcta de alimentos y nutrientes.

Conclusión: Si bien los gatitos deben ser alimentados hasta tres veces al día, una vez que un gato se convierte en un adulto, la alimentación una o dos veces al día está bien. De hecho, la alimentación solo una vez al día debería ser aceptable para la mayoría de los gatos.

Alimentación libre

Cuando alimentas de esta manera a tu gato, la comida está disponible en todo momento. Ten en cuenta que solo los alimentos secos se pueden alimentar de esta manera. Si te das cuenta de que tu mascota deja porciones de alimento seco en su tazón al final del día, recuerda que debes tirar esos restos. Los gatos solo deben consumir alimentos frescos aunque sean del tipo seco.

Ventajas: el gato podrá disfrutar de varias porciones de comida pequeñas a lo largo del día ajustándose a su propio horario.

Desventajas: la libre alimentación en gatos puede llevarlo a comer en exceso y a resultar en obesidad. También puede ser más complicado notar si ha habido variaciones en el apetito de tu gato. Si tienes varios gatos, es muy complicado saber cuánto está comiendo cada uno.

Conclusión: si bien la alimentación libre puede llevar a un aumento de peso si no se maneja correctamente, hay formas de permitirla teniendo en cuenta el peso y la dieta de tu gato. Asegúrate de medir adecuadamente la cantidad de alimentos necesarios durante el día. Cuando se acabe la comida, no llenes el tazón hasta el día siguiente. Esto permitirá que tu gato aprenda a distribuir sus porciones de comida a lo largo del día.

Alimentación combinada

La alimentación mixta o combinada puede explicarse como servir comida húmeda como un alimento medido dos veces al día y que haya comida seca disponible de forma libre.

Ventajas: este tipo de alimentación le permite a tu gato consumir múltiples comidas pequeñas durante el día en su propio horario. Puedes controlar el apetito al menos parcialmente cuando alimentas comida húmeda. También le brinda de manera simultánea a los gatos los beneficios nutricionales de ambos tipos de alimentos.

Desventajas: la alimentación combinada, como la libre, a menudo puede llevar a la obesidad. Es por esto que es importante no volver a llenar el tazón con comida hasta el día siguiente. Si tienes varios gatos, puede ser difícil controlar la ingesta total de alimentos de cada uno. Por lo que cualquier forma de alimentación libre puede no ser la mejor opción.

Conclusión: ambos tipos de comidas, tanto los alimentos húmedos y secos, tienen sus ventajas y desventajas. Por ejemplo, los gatos que han sido diagnosticados con ciertas afecciones médicas suelen beneficiarse del mayor contenido de líquidos que se encuentra en los alimentos húmedos. Por otra parte, los alimentos secos son excelentes para mantener los dientes y son más fáciles de almacenar.

Alimentación en gatos según la edad

Gatitos

Es crucial alimentar a tu gatito con la dieta correcta en este momento, ya que todavía están creciendo sus huesos y articulaciones.

La base de la dieta de un cachorro debe ser un alimento comercial para cachorros de alta calidad y equilibrado. Sin embargo, puedes ofrecer carnes cocidas o crudas para dar variedad.

Evita alimentarlo con carne cruda hasta que tenga al menos 20 semanas de edad. Esto porque su sistema inmunológico no es lo suficientemente robusto como para protegerlo de los patógenos potenciales. Es importante destacar que, nunca debes alimentar a tu gatito huesos cocidos. Estos pueden astillarse y causar daño interno u obstruir el tracto intestinal.

También es una buena idea incluir algunos alimentos húmedos en la dieta de los cachorros. Los alimentos enlatados húmedos o la carne cocida son un buen punto de partida. Se ha encontrado que los alimentos húmedos ayudan a promover la salud del tracto urinario.

En términos de la mejor cantidad de alimento para un gatito, se reduce al tamaño, peso, raza y estado de salud general. Por esto siempre debes consultar con tu veterinario. A los gatitos generalmente se les debe ofrecer comida al menos cuatro veces al día. Por supuesto, es posible que no deseen comer todo esto, pero la oferta siempre debe estar allí.

Gatos adultos

Al igual que los gatitos, la base de la alimentación en gatos adultos debe ser una comida comercial de alta calidad. Al comprar, revisa la etiqueta del paquete para ver para qué edad es adecuada la comida. Si alguna vez tienes dudas o necesitas ayuda, tu veterinario podrá ayudarlo.

Al igual que con los cachorros, siéntete libre de ofrecerle a tu gato una variedad de alimentos como carne o pescado frescos o cocidos. Los huesos carnosos o la carne fresca son una gran fuente de proteínas.

Gatos mayores

Siempre se debe reconocer que los gatos mayores pueden tener problemas de salud que una dieta incorrecta puede afectar negativamente. Muchos se benefician de una dieta húmeda enlatada, fresca o cocida para ayudar a aumentar la cantidad de líquido que consumen. Siempre consulta a tu veterinario acerca de una dieta adecuada si tu gato tiene problemas de salud.

En términos de cuántas porciones, dependerá del tamaño y la edad del gato. Pero siempre ten cuidado con la sobrealimentación y la obesidad. Los gatos mayores generalmente prefieren comer comidas más pequeñas durante el día, así que ofrécele alimentos al menos tres o cuatro veces. Comer comidas más pequeñas y frecuentes se ha asociado con una mejor salud del tracto urinario.

Alimentos que debes evitar darle a tu gato

Esta lista no es de ninguna manera la extensión total de lo que tu gato no debe comer. Pero ten en cuenta estos alimentos comunes siempre que pongas comida en su tazón o arrojes restos de la mesa. Hay algunos que son altamente tóxicos para tu amigo felino.

Los alimentos a evitar incluyen:

  • Pasas
  • Uvas
  • Chocolate
  • Cebollas
  • Café o productos con cafeína
  • Masa de pan
  • Aguacate
  • Nueces
  • Semillas de frutas
  • Mazorcas de maíz
  • Tomates
  • Hongos
  • Leche y otros productos lácteos
  • Huesos cocidos

Tener cuidado con la alimentación en gatos es esencial para su salud, por lo que debe ser un área de interés para todos los dueños. Si tienes dudas sobre qué alimentar a tu amigo felino, habla con tu veterinario para obtener más información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here