Guacamayos, Origen, Características, Tipos, Comportamiento Y Alimentación

410

Los guacamayos no son una especie, sino más bien un grupo de géneros dentro de la familia de Psittacidae, es decir, loros verdaderos. En general, las diferentes especies de guacamayos son regonizables por sus coloridas plumas, grandes picos y largas colas. Además, las guacamayas tienen un parche facial de color claro o blanco.

Muchas personas deciden quedarse con una guacamaya como mascota por su atractivo o inteligencia, así como por su carácter muy sociable y feliz. Son capaces de aprender sonidos y palabras a través del refuerzo positivo. Para lograrlo, puedes recurrir al uso de algunas semillas o demás alimentos especializados para estas aves.

Los guacamayos dependen en gran medida de quienquiera que vivan. Es por eso que solo debe adoptar este animal si puede brindar compañía, diversión y cuidado regular. Las guacamayas pueden actuar agresivamente si están estresadas, solas o maltratadas.

Cuando se tiene a una guacamaya bien cuidada y socializada, no tendrás ningún problema al disfrutar de una de las aves más alabadas en el mundo, no solo por su imponente belleza, sino por su inteligencia. ¡Sigue leyendo esta publicación, y descubre la diversidad de guacamayos que puedes tener como tu mascota!

Origen de los guacamayos

Los guacamayos o guacamayas—como se les conoce en gran parte de Sudamérica—son una especie de aves famosas, que se han mantenido por siglos como aves domésticas, incluso, hay registros que aseguran que ejemplares como el guacamayo de alas verdes han existido desde el siglo XVII.

En 1716, un sacerdote español, conocido como Padre Velarde, informó de muchos “los indios Pima criaban a los guacamayos debido a sus hermosas plumas… que despojaron de los pájaros durante la primera para hacer adornos”.

Además, existen pruebas certificadas de que había otras tribus en donde los indios tendían a criar guacamayos para adornar sus festividades con las plumas de estas pintorescas aves.

Por otra parte, los significados religiosos también han sido anclados a la historia de los guacamayos, es por ello, que la mayoría de las tribus indígenas aseguraban para la época que aquellos que gozaban de un mal carácter moral no eran dignos de poseer un ave de esta especie.

Pero sin duda, una de las historias acerca de los guacamayos más trascendentales es la que se registró en Brasil hace más de cien años, cuando los habitantes del llamado gigante de América, tomaban una pluma del guacamayo para posteriormente inocular el área con los fluidos emanados de las ranas y sapos; al hacer esto, la próxima pluma en crecer tendría un color naranja o amarillo bastante vistoso. Esta práctica generó daños temporales en el eje de la pluma, afortunadamente hoy en día ya no se ejerce.

Tras la popularidad de estas aves hacia el siglo XX, enormes cantidades de guacamayos fueron exportados a EEUU y parte de Europa, en donde se han mantenido hasta la fecha como mascotas.

Después de la segunda guerra mundial, la importación de estas aves se incrementó, estimulando la avicultura y la cría de diferentes especies en diversos territorios, práctica que se mantiene hasta el día de hoy.

Principales características de los guacamayos

Los guacamayos además de ser extraordinarias mascotas, tienen una diversidad de atractivos que van más allá de su hermosa apariencia física, por ejemplo, son aves bastante juguetonas y cariñosas con sus amos. Además, poseen una gran longevidad y tienden a ser pájaros bastante resistentes.

Pero como saben, no todo puede ser bueno y detrás de tanta belleza también existen algunos problemas en cuanto a comportamiento, y es que, los guacamayos, tienden a ser bastante ruidosos y aman comer casi cualquier cosa que se les atraviesa en su camino. Ante esto, es necesario que se les garantice una buena socialización y un entrenamiento recurrente para lograr que sean unas buenas mascotas.

Otras características incluyen lo siguiente:

  • Todas las especies de guacamayos tienen picos muy potentes y grandes, los guacamayos grandes son capaces de destruir los muebles del hogar y pueden causar un daño considerable tanto a niños como a adultos.
  • Les encanta el ejercicio y el tiempo de juego.
  • Pueden realizar trucos si se entrenan adecuadamente.
  • Son pájaros bastante ruidosos. ¡Sus vocalizaciones pueden ser fuertes y pueden chillar extremadamente fuerte! Tienen una capacidad bastante buena para imitar el habla, aunque probablemente no tan claramente como el loro de las amazonas y los loros grises africanos.

Estas aves poseen un plumaje brillante y un color que se adapta a la jungla del Amazonas con sus brillantes frutas y flores y sus vivos doseles verdes. Las diferentes especies de guacamayos poseen incomparables combinaciones de colores brillantes, como el azul y el dorado o el verde y el rojo, además de lucir hermosas y largas colas elegantes.

El patrón de plumas faciales de una guacamaya es muy distintivo y se cree que es tan único como una huella digital. Tienen dedos largos y garras afiladas que usan para sujetarse a las ramas y examinar los artículos, y sus dedos primero y cuarto apuntan hacia atrás. ¡También han sido observados usando su poderoso pico como una tercera pierna!

Aunque no se suele conocer por su capacidad para imitar sonidos, algunas guacamayas sí aprenden a hablar. Sin embargo, no tienden a presentar las habilidades de imitación perfectas de los loros grises africanos o incluso de los loros amazónicos.

Tipos o clases de guacamayos

Los tipos de guacamayos varían dramáticamente en tamaño; siendo el más grande el Guacamayo Jacinto cuya tamaño puede alcanzar una envergadura de 3.3 pies, hasta el más pequeño que es el Guacamayo de hombros rojos.

Todas las guacamayas comparten las mismas características físicas. Todos tienen colas largas, cuerpos delgados y cabezas anchas. Donde difieren es en tamaño y en la espectacular coloración de su plumaje.

Las guacamayas de origen natural consisten en las guacamayas grandes y las mini guacamayas. Todas estas guacamayas en la naturaleza son aves en peligro de extinción. También hay guacamayos híbridos producidos en cautiverio. Las guacamayas híbridas no son aves en peligro de extinción.

Galería Tipos de Guacamayos

Los tipos de guacamayos se pueden dividir en tres grupos. Los primeros dos grupos son guacamayos grandes y guacamayos mini, y estas son verdaderas especies de guacamayos. El tercer grupo son los guacamayos híbridos criados en cautividad. Estos son guacamayos desarrollados al cruzar dos especies diferentes de guacamayos para crear híbridos del ave de primera generación, o cruces adicionales para desarrollar pájaros de segunda generación, o más generaciones de híbridos.

1.- Guacamayo azul y amarillo

El guacamayo azul y amarillo, también conocido como guacamayo azulamarillo, es el primer guacamayo que vamos a presentar y es quizás una de las especies más reconocibles. Esta especie afortunadamente no se encuentra en peligro de extinción, todo lo contrario, se puede observar en abundancia en las selvas amazónicas de  Bolivia y Perú.

Suele medir alrededor de 76 y 86 cm  de largo y puede alcanzar una talla de entre 0.9 y 1.5 kg.

2.- Guacamayo rojo

Llamado también guacamayo aliverde, esta es una especie de ave bastante inteligente, además son bastante buenas imitando la vocalización humana, así como cualquier ruido de su entorno, de igual forma, son excelentes en la ejecución de algunos trucos, pues, aman ser el centro de la atención.

Las guacamayas rojas no están en peligro de extinción y habitan en los bosques tropicales del norte de América del Sur. Miden hasta 90 cm (35 in) de largo y pesan más de 1 kg (2 lb)

3.- Guacamayo de alas verdes

El guacamayo de alas verdes, es un ave muy activa, inquieta e inteligente. No es una especie en peligro de extinción, y habita en los bosques del norte y centro de América del Sur.

Se puede distinguir del guacamayo escarlata porque no tiene tonos amarillos en su plumaje. Es el guacamayo más grande del género Ara, ya que puede medir unos 95 cm (37 pulgadas) de largo y puede pesar hasta 1.7 kg (3.7 lb).

4.- Guacamayo severo o de frente castaño

El guacamayo de frente castaño o severo, se extiende por el norte de Sudamérica, desde Panamá hasta la cuenca del Amazonas. Viven en bosques tropicales al menos a 800 m (2625 pies) sobre el nivel del mar, y no son una especie amenazada.

Son de tamaño mediano, miden alrededor de 50 cm y su peso oscila entre los 300 y 400 gramos.

5.- Guacamayo Jacinto

El gran guacamayo Jacinto es una belleza majestuosa. Visualmente parece ser el loro más grande del mundo. Pero eso no es así. El cuerpo alargado del Jacinto alcanza aproximadamente 37 pies (95 cm) de longitud y tiene una impresionante envergadura de hasta 42 pies de ancho, que es el loro más extenso del mundo. Pero el Jacinto no es tan fuerte, solo pesa alrededor de 3.7 lb (1.7 kg).

6.- Guacamayo Militar

También llamado guacamayo verde o papagayo verde. A pesar de que el guacamayo militar no es tan brillante en su mezcla de colores como los que se encuentran en muchas de las otras guacamayas grandes, es un loro muy impresionante por derecho propio.

Esta es una guacamaya ideal para tenerla como mascota debido a su comportamiento social y afectuoso, y al ser muy inteligente, es fácil de entrenar. La guacamaya militar es un excelente pájaro de exhibición y se usa a menudo como artista y para educar a la gente sobre las aves.

7.- Guacamayo de collar amarillo o guacamayo acollarado

El Guacamayo de cuello amarillo o de collar dorado es uno de los fabulosos “mini” guacamayos. El nombre proviene del collar amarillo que se extiende alrededor de la parte posterior del cuello. Esta pequeña y maravillosa guacamaya puede ser una gran mascota para alguien que quiere un ave de tipo guacamayo, pero que quiere una mascota más pequeña.

8.- Guacamayo de frente roja o paraba

Este bonito guacamayo es muy amigable y uno de los más resistentes de las especies de aves. Aunque se describió por primera vez en 1847, en realidad no llamó la atención de los avicultores hasta que se capturó un espécimen en 1973. La razón más probable por la que no se hizo común es porque solo se encuentra en un lugar, el pequeño Valle de Cochabamba en Bolivia.

Este es el espécimen más diminuto de todos los pertenecientes a los guacamayos grandes. Casi podría clasificarse como una mini guacamaya, ya que solo alcanza los 24 pies de longitud. Las mini guacamayas pueden alcanzar hasta aproximadamente 20 pulgadas (50 cm) de longitud.

El guacamayo de frente roja se caracteriza por ser muy tímido. Además, es pequeño. La estatura, es otra de las características que tiene en común con las mini guacamayas, y que no tiene un color tan extravagante como las otras guacamayas grandes.

9.- Gran guacamayo verde o guacamayo de Buffon

El nombre Gran Guacamayo Verde es verdaderamente descriptivo. No solo son los loros más grandes de su región, sino que la coloración general es verde, volviéndose azul alrededor de la espalda baja y la grupa, así como las coberteras arrugadas (las plumas del vientre que llevan hasta la cola).

Tiene una frente fuerte de color rojo escarlata y la cola es un tenue rojo-marrón con punta en azul. Este es uno de los más pesados ​​de los Guacamayos grandes, que alcanza de 33 a 36  pulgadas (85 – 90 cm) de longitud y un peso de hasta 2.9 libras (1.3 kg).

10.- Guacamayo de garganta azul

El Guacamayo de garganta azul  es uno de los guacamayos más espectaculares. Muestra una forma elegante y es más elegante en sus movimientos que sus contrapartes. En color, es similar al Guacamayo azul y dorado, un poco más grande, con un hermoso color azul verdoso a lo largo de sus partes superiores y un color dorado debajo.

Pero se distingue por una gran banda azul en la garganta que se extiende hasta sus orejas y, por lo tanto, lleva ese nombre tan característico. También se conoce como el Guacamayo canino y el Guacamayo de Wagler.

11.- Guacamayo de alas azules o guacamayo de Illiger

El Guacamayo de alas azules o de Illiger es una buena mascota debido a su pequeño tamaño y gran inteligencia. Sin embargo, son aves bulliciosas y animadas, por lo que requerirán un espacio habitable generoso. Este loro muy activo, inquisitivo y divertido investigará y masticará todo lo que esté a la vista.

12.- Guacamayo de Spix

El Guacamayo de Spix es un característico y pequeño guacamayo azul que antiguamente habitaba en el bosque de la galería en el noreste de Brasil, pero ahora puede estar extinto en la naturaleza.

Después de medio siglo sin observaciones de campo, una pequeña población de esta especie fue redescubierta en 1985 en el estado de Bahía. Varias de estas aves fueron capturadas, y el último avistamiento documentado de un Spix salvaje ocurrió en esta área en 2000.

Una pequeña cantidad de aves persiste en cautiverio, y se espera que algún día los esfuerzos de cría en cautiverio puedan sostener un programa de liberación. Las razones principales del declive fueron la destrucción del hábitat y la captura para el comercio de mascotas.

Esta especie habita en el bosque de la galería con un número suficiente de caraiba (Tabebuia caraiba) árboles, donde se alimenta de semillas y frutos. Anida en cavidades en caraiba y quizás en otros árboles. Los movimientos locales pueden ocurrir en respuesta a las condiciones ambientales o la disponibilidad de alimentos.

13.- Guacamayo de Lear

El guacamayo de Lear (también conocida como la guacamaya índigo) son pájaros de jaula muy populares y muy buscados por cazadores furtivos ilegales.

Una bandada de guacamayos de Lear produce un colorido y ruidoso toque azul contra el rojo de los cañones de arenisca en Brasil, donde descansan y anidan. Esta especie fue nombrada en honor del poeta, autor y artista británico Edward Lear, que era aficionado a los loros.

14.- Guacamayo Glauco

Aunque con frecuencia se especula que se ha extinguido (no ha habido informes definitivos desde la década de 1960), BirdLife International mantiene esta guacamaya en la categoría de en peligro crítico.

El Guacamayo Glauco como también se le conoce, es de color azul turquesa pálido con una gran cabeza grisácea, una cola proporcionalmente larga, con parches amarillos alrededor de los ojos y la base del pico. Fue generalizada pero claramente distribuida localmente en el norte de Argentina, sur de Paraguay, noreste de Uruguay y sur de Brasil.

15.- Guacamayo de Hahn o guacamayo noble

Estos pequeños son los más chicos de los guacamayos y son muy tranquilos. Social e inteligente, los guacamayos de Hahn responden rápidamente a la capacitación y forman vínculos estrechos con sus propietarios.

Los guacamayos de Hahn pueden convertirse en buenos conversadores con la práctica. Si bien exhiben muchos comportamientos típicos de las guacamayas, como los gritos, son una buena opción para el amante de las aves que quiere una guacamaya pero no está del todo lista para enfrentarse a un ave grande.

16.- Guacamayos híbridos

Los guacamayos híbridos son diferentes a cualquier otra especie de guacamayos, criados estrictamente por el color y la calidad de las mascotas. Debido a que estas aves son de herencia mixta, poseen los rasgos de personalidad combinados de las especies que se cruzaron para producirlas.

Solo un propietario experimentado con una comprensión profunda del comportamiento del guacamayo debe considerar un híbrido como mascota.

17.- Guacamayo cabeciazul o maracaná de cabeza azul

El Guacamayo cabeciazul, llamado también maracaná de cabeza azul es un loro grande que se encuentra en el suroeste de la Amazonía, donde se encuentra en el borde del bosque húmedo de las tierras bajas y especialmente a lo largo de los ríos y las áreas perturbadas, aunque todavía cubiertas de bosques, y es especialmente fácil de ver en las estribaciones de Cusco, Perú.

Su distribución es curiosamente restringida, pero en general es poco conocida e infrecuente a rara cuando está presente, por lo que es posible que se extienda más ampliamente, especialmente a raíz de la reciente deforestación que se ha producido en la región.

En una región donde todas las guacamayas grandes tienen una piel facial de color claro, la Guacamaya de cabeza azul se distingue por tener una piel facial oscura que también es bastante restringida en relación con otras guacamayas.

¿Cuánto vive un guacamayo?

Cuando se cuidan adecuadamente, algunas especies de guacamayos, como las guacamayas azules y doradas, pueden vivir durante un promedio de 60 años, y muchas han sido registradas para vivir hasta 80 años o incluso más.

Aquellos que estén interesados ​​en adoptar un guacamayo deben tomar precauciones para asegurarse de que estén dispuestos a dedicar el tiempo suficiente para cuidar a su mascota. No es nada raro que estas aves sobrevivan a sus dueños, por lo tanto, tome las mismas disposiciones para su cuidado como lo haría con cualquier otro dependiente.

En la naturaleza, su larga vida útil puede atribuirse a su relativa falta de depredadores. 

Galería de imágenes de los Guacamayos

¿Dónde habitan los guacamayos?

Los guacamayos son nativos de América del Sur y Central, que se encuentran en cualquier lugar entre el sur de México y el norte de Argentina. Prefieren las selvas tropicales, pero también se pueden encontrar en otros tipos de bosques, así como en bosques y hábitats similares a las sabanas.

Los tipos de guacamayos que son particularmente comunes en el Amazonas incluyen los guacamayos azul y amarillo, el guacamayo escarlata y los guacamayos rojo y verde, junto con muchos otros.

¿Cuál es el proceso reproductivo de los guacamayos?

Una vez que alcanzan la edad de reproducción alrededor de los 3 a 4 años, los guacamayos elegirán un compañero y se quedarán con ellos de por vida. Por esta razón, las parejas pasan mucho tiempo juntas, no solo para la cría, sino también para compartir la comida, el aseo y el cuidado de sus crías. También se pueden observar volando cerca uno del otro (casi tocándose) a través del dosel del bosque.

¿Qué comen los guacamayos?

Su dieta se compone principalmente de frutas, semillas, hojas, flores y frutos secos. La mayoría de las especies poseen un pico grande y extremadamente poderoso que utilizan para abrir cáscaras de nueces, incluyendo alimentos tan duros como los cocos.

En el Amazonas, las guacamayas se pueden ver congregándose en lamas de arcilla a lo largo de las orillas del río donde se alimentan del suelo húmedo. Hay varias teorías acerca de por qué hacen esto. Puede ser una forma de neutralizar las toxinas variadas en su dieta con frutas y semillas y ayudar a la digestión.

Otros han resaltado que las arcillas son una fuente valiosa de minerales, especialmente de sodio, que es difícil de obtener para los animales en la selva. Si bien los guacamayos son aparentemente inmunes a los venenos que se encuentran en muchos de sus alimentos de elección (como las semillas de Hura crepitan), ¡se cree que encuentran cerezas, aguacates y chocolate venenoso!

Otras cosas que debe saber acerca de la dieta de los guacamayos es que:

  • Muchos incluso prefieren verduras hervidas a las frescas.
  • Dale abundante agua fresca a tu guacamayo para que sea un ave feliz y saludable.
  • Ten en cuenta que un guacamayo puede aburrirse con una dieta formulada y le puede desencadenar un comportamiento negativo.
  • Haz una combinación de la mezcla de loros pequeños y complemente con las comidas regulares de tu ave.
  • Los suplementos vitamínicos se pueden agregar al agua potable o rociarlos sobre los alimentos de tu guacamayo.
  • Asegúrate de nunca alimentar a tu pájaro con aguacate, col, perejil y lechuga

Pasos para alimentar correctamente a un guacamayo

  • Dale la alimentación necesaria. Una mezcla de comida de loros en pellets contiene toda la nutrición adecuada que tu ave necesita, a diferencia de las semillas o las mezclas de muesli. Alrededor del 80% de la dieta de tu guacamayo debe consistir en pellets. El otro 20% puede estar compuesto de frutas y verduras.
  • Aliméntalos con frutas y verduras. Además de la alimentación de loros, proporcionales frutas y verduras frescas cada día. Las frutas y los vegetales deben constituir el 20% de la dieta de las aves, que le dará nutrientes adicionales a tu guacamaya. Todas las frutas y verduras deben lavarse y cortarse en trozos pequeños. Puedes alimentar a tu guacamaya lo siguiente:
  • Frutas, como peras, manzanas, ciruelas, cerezas, uvas, papayas, mangos, naranjas, plátanos y bayas.
  • Verduras, como zanahorias, batatas, pepinos, calabacines y verduras de hojas verdes oscuras.
  • Proporciona golosinas y suplementos adicionales. Tu guacamaya también se beneficiará de golosinas adicionales como nueces y carne. Dale a tu guacamaya nueces y almendras. También puedes proporcionarle pollo cocido o pavo como un regalo. Esto debe administrarse en cantidades muy pequeñas y no debe ser una gran parte de su dieta.
  • Dale agua fresca para beber diariamente. Siempre asegúrate de tener una fuente de agua fresca, limpia y sin cloro disponible para beber. El plato donde beben agua debe ser limpiado a diario.
  • No les dé aguacates, chocolate o cafeína. Estos alimentos son tóxicos para las guacamayas y pueden provocar problemas médicos graves. Ten cuidado cuando coma estos alimentos para asegurarse de que tu guacamayo no los coma accidentalmente. Por ejemplo, puedes mantener a tu ave en una habitación separada cuando las personas comen chocolate.

¿Los guacamayos se consideran buenas mascotas?

Miles de guacamayos se mantienen como mascotas, muchas de las cuales son mascotas maravillosas y juguetonas con sus dueños. Sin embargo, algunos guacamayos pueden convertirse en un ave de una sola persona y desarrollar el hábito de morder con bastante fuerza a cualquiera que no sea esta persona. También pueden ser muy perjudiciales si desarrollan el hábito de chirriar.

Sin embargo, son muy populares como mascotas, pero desafortunadamente, hay un gran mercado negro para algunas de las especies más raras, lo que contribuye a su estado de peligro en la naturaleza.

Además, algunos de sus hábitats naturales están siendo destruidos por la deforestación y la degradación del hábitat. Los humanos nativos a veces cazan guacamayos por sus brillantes y vívidas plumas, que usan como decoración.

Personalidad y comportamiento

Los guacamayos son animales muy sociales; poco después de convertirse en adultos, forman parejas y luego se unen a una bandada, generalmente de aproximadamente 30 individuos, pero a veces llegan a 100.

Los miembros de la bandada se comunican entre sí por una amplia gama de graznidos, chillidos, silbidos y bocinas. Estas vocalizaciones también se usan para identificar a sus compañeros y como una forma de marcar el territorio. Las bandadas están activas durante el día (diurno) y, a menudo, vuelan largas distancias para buscar alimento.

Sus fuertes llamadas, graznidos y otras vocalizaciones distintivas se pueden escuchar reverberando en toda la selva, especialmente en la madrugada. Todo este ruido no es sólo para fines de entretenimiento. Se utiliza como una forma de marcar territorio, comunicarse con el rebaño e identificar socios.

La unión estrecha con el propietario solo puede ser posible si la mascota cuenta con el entrenamiento adecuado, la dieta y la libertad requerida de su jaula. Los guacamayos necesitan mucha atención de sus dueños. Aunque no es demasiado comunicativo, los guacamayos pueden ser muy ruidosos.

Son juguetones y activos, y tienen una personalidad exuberante para acompañar su tamaño. Esto los hace una mascota muy desafiante. También son muy cariñosos y, a su vez, requieren mucho tiempo y atención por parte de sus dueños para ser felices. Se debe proporcionar una amplia variedad de juguetes de madera o trozos de madera sin tratar para masticar.

Los juguetes destinados a ser desarmados para obtener una golosina también son una buena opción, al igual que los juguetes que se cuelgan para que se suban, siempre que sean seguros.

De igual forma, los guacamayos, como todos los loros, necesitan interacción social y socialización para que no se aburran. Un guacamayo aburrido masticará cualquier madera que pueda encontrar, y con sus poderosos picos, esto puede significar una destrucción seria.

Un loro más grande significa que todo puede ser un poco más intenso. Por lo tanto, una mordedura de un guacamayo grande tiene el potencial de ser mucho más dolorosa que la de una cacatúa. Sin embargo, cuando se usa refuerzo positivo para entrenar, las mordeduras no serán objeto de preocupación para los criadores.

Algunos guacamayos pueden ser muy juguetones y rodarán sobre sus espaldas y con la boca suavemente podrían acariciar tus manos y dedos.

¿Cómo cuidar a un guacamayo?

Para mantener a tu guacamayo saludable, es importante dedicar mucho tiempo a atenderlo y vincularlo. Esto incluye proporcionar una dieta saludable y un hábitat amplio. Si cree que se han desarrollado problemas médicos o de comportamiento, debes llevar a tu guacamaya a un veterinario aviar de inmediato.

El guacamayo es un ave muy inteligente y constantemente investigan sus alrededores. Se les debe dar un ambiente estimulante y cambiante, y mucha atención por parte de sus dueños. Disfrutan mucho masticando, y se les debe proporcionar muchas ramas de árboles no tóxicas u otros artículos adecuados.

Para mantener a un guacamayo lo mejor cuidado posible, tenga en consideración lo siguiente:

  • Compra una jaula grande. Los guacamayos son algunas de las especies de loros más grandes y requieren una jaula muy grande para que puedan extender sus alas y moverse libremente. También puede configurar un aviario al aire libre más grande o cerrar una habitación de su casa para darle a su guacamaya la oportunidad de extender sus alas.

Para las variedades de guacamayos más pequeños, como el guacamayo de Hahn y el guacamayo de Illiger, la jaula debe tener al menos 24 pulgadas (61 cm) de ancho, 24 pulgadas (61 cm) de alto y 18 pulgadas (46 cm) de profundidad.

Las guacamayas más grandes, como la guacamaya azul y dorada o la guacamaya Jacinto, deben tener una jaula que no sea más pequeña que 1,5 m (5 m) (1,5 m) de ancho, 1,8 m (6 m) (1,8 m) de alto y 1 m m) (1,5 m) de profundidad.


 

  • Asegúrate de que la jaula sea duradera. Las guacamayas también son extremadamente fuertes, por lo que es importante que la jaula sea duradera y pueda soportar la mordedura de la guacamaya. Las barras deben tener al menos 3 pulgadas (8 cm) de espesor. También debes asegurarte de que el pestillo se ajuste de forma segura. Una jaula hecha de acero inoxidable es óptima para las guacamayas.

  • Coloca las perchas en la jaula. Las perchas permiten que una guacamaya ejercite sus pies e incluso puede ayudar a prevenir la artritis. Asegúrate de tener perchas tanto en la jaula como en tu hogar. Las perchas deben tener 12 pulgadas (30 cm) de largo y 1.5 pulgadas (3.8 cm) de diámetro.

  • Proporciona juguetes para tu guacamayo. Los juguetes son esenciales para ayudar a mantener tu guacamayo saludable porque ayudan a aliviar el aburrimiento, especialmente cuando no puede prestar atención a su mascota. Proporciona a tu guacamaya una variedad de juguetes, como cuerdas para escalar, cadenas, campanas, columpios y alimentadores de rompecabezas. Los juguetes también pueden evitar que las guacamayas rayen los muebles u otros artículos en su hogar.

  • Sitúa la jaula en una ubicación central. Las guacamayas pueden ser ruidosas, y es posible que desee ubicar la jaula lejos de los vecinos. También son aves sociales y disfrutan de la compañía de la familia. Coloca la jaula en una habitación que sea visitada frecuentemente por los miembros de la casa. La jaula debe colocarse al nivel de los ojos y en un área soleada lejos de corrientes de aire.

Por ejemplo, puede mantener la jaula en una sala familiar o en una sala de recreación. Evita mantener a tu guacamaya en la cocina porque algunos humos podrían ser tóxicos.

Asegúrate de que la jaula no se coloque bajo la luz solar directa.


  • Limpia la jaula regularmente. Para mantener a tu guacamayo saludable y evitar que ingiera bacterias o alérgenos, debe limpiar su jaula regularmente. Por ejemplo, se debe cambiar el agua y lavar los platos de comida diariamente. También debe limpiar las perchas y el suelo de la jaula al menos una vez por semana. Esto ayudará a eliminar cualquier materia fecal y evitará el desarrollo de bacterias.

Además, las jaulas se deben desinfectar y limpiar por completo al menos una vez al año.

Cuidados especiales:

  • Dale mucha atención a tu guacamayo. Las guacamayas son aves sociales y se benefician de la atención regular y la interacción con sus dueños. La falta de interacción social y estimulación puede llevar al sufrimiento físico y mental.

Asegúrate de manipular y comunicarte con tu guacamaya varias veces al día.

  • Deja que tu guacamayo salga de la jaula con frecuencia. Los guacamayos deberían pasar más tiempo fuera de su jaula que en ella. Estas son aves grandes que necesitan poder moverse libremente y estirar sus alas. Usted puede comprar un parque de guacamayos que consiste en una percha de pie, juguetes y platos de comida y agua.
  • Guarda esto en una habitación cerrada de su casa para que su guacamaya pueda pasar tiempo fuera de la jaula.

  • Elimina los muebles costosos porque los guacamayos pueden rayar y destruir la madera fácilmente con sus garras y picos fuertes.

  • También debes mantener alejadas a otras mascotas, cubrir los cables expuestos, retirar las plantas de interior y asegurarse de que todas las puertas y ventanas estén bien cerradas.

  • Baña al pájaro regularmente. Para bañar una guacamaya, debes rociar al ave con agua usando una botella de spray o una manguera suave. Esto ayudará a eliminar la suciedad, el polvo o las bacterias que puedan adherirse a sus plumas. Esto puede ayudar a prevenir problemas respiratorios y alergias, así como mejorar su salud general. Después de que hayas bañado tu guacamaya se secará naturalmente.

  • Recorta sus plumas. Si desea evitar que tu ave se escape o dificultar que el ave vuele por toda su casa, puedes recortar sus plumas de vuelo. Hable con su veterinario aviar sobre qué es lo mejor para su ave.

  • Mantén sus garras cortas. Las guacamayas pueden causar mucho daño a tu hogar y sus posesiones si sus garras se quedan largas. Haga que sus garras sean cortadas por un veterinario aviar si las garras se vuelven demasiado grandes. También puedes comprar una percha de concreto que puede ayudar a mantener las garras cortas.

  • Dale juguetes para mantener sus picos cortos. Se deben proporcionar ciertos juguetes duros, como bloques de minerales y bloques de lava, para evitar que el pico crezca demasiado o se deforme. Los guacamayos masticarán estos bloques, lo que ayudará a afeitar sus picos y mantenerlos cortos.

Habla y sonido de los guacamayos

Si bien los guacamayos no pueden hablar exactamente, son famosos por su capacidad para copiar el habla humana, junto con otros ruidos en su entorno. En cautiverio, pueden entrenarse para imitar y practicar palabras específicas hasta que perfeccionen los sonidos exactos e incluso los acentos.

Pero, ¿por qué los guacamayos imitan a la gente? En resumen, son criaturas altamente sociales e inteligentes, y se cree que tienen un centro de aprendizaje vocal particularmente bien desarrollado en su cerebro.

Los guacamayos silvestres se programan naturalmente para crear y responder a sonidos muy específicos hechos por su familia y miembros de bandadas más amplias. De hecho, un padre le dará a cada uno de sus polluelos su propio “nombre” y todos los miembros sabrán cómo reproducir estas llamadas individualizadas.

Enfermedades comunes del guacamayo

Los guacamayos son aves muy grandes que son activas y ruidosas, por lo que un cambio en cualquiera de estos comportamientos normales puede ser el primer signo de una salud de problema de comportamiento.

De manera similar, la pérdida de peso cuando se come normalmente o la negativa a comer es un signo clásico de un problema, junto con el plumaje rizado, las alas caídas y un área de ventilación sucia. Si bien al menor signo de enfermedad, lo mejor es buscar la ayuda de un veterinario, nunca está de más tener un poco de conocimiento sobre el tipo de cosas que pueden afectar a estas maravillosas aves.

Entre las enfermedades más comunes en los guacamayos encontramos las siguientes:

Enfermedad del guacamayo

La enfermedad de dilatación proventricular (PDD, por sus siglas en inglés) se conoce como enfermedad de pérdida de guacamayos, pero puede afectar a una gran variedad de aves, principalmente en la familia de los loros.

Esta enfermedad siempre fue fatal en el pasado, pero se han hecho nuevos desarrollos en el tratamiento, lo que significa que no siempre es así. La clave de esta mejora en la supervivencia proviene de la captura de la enfermedad en una etapa temprana y su tratamiento.

Los investigadores han descubierto que hay ciertos períodos de la vida de las aves en la que son más susceptibles a PDD. Los polluelos no destetados son los más susceptibles, mientras que las aves en la época de reproducción pueden estar en alto riesgo y los síntomas se muestran con mayor frecuencia en ese momento. En general, la enfermedad tiene períodos en los que está activa y otras de latencia, pero puede reaparecer, por lo que nunca se supone que haya desaparecido.

Hay varios síntomas clave a tener en cuenta. Debido a que la PDD afecta el estómago y los órganos asociados, donde ataca los nervios y causa inflamación, esta es el área para observar.

Los síntomas pueden incluir depresión, anorexia, pérdida de peso, regurgitación, mala digestión, pasar alimentos no digeridos y un aumento o disminución del apetito. A veces, la enfermedad ataca el sistema nervioso, por lo que los síntomas pueden ser falta de coordinación, escalofríos, debilidad, pérdida de movimiento, convulsiones y parálisis.

Si a tu ave se le diagnostica un PDD, el veterinario te proporcionará los medicamentos necesarios para tratar las inflamaciones y para tratar la afección.

Además de esto, se recomiendan algunos suplementos, entre ellos Milk Thistle, que puede ayudar a aumentar la motilidad y Emeraid Omnivore, que es excelente para ayudar a equilibrar las necesidades nutricionales. Consulta a tu veterinario, sin embargo, antes de proporcionar cualquier suplemento.

Psitacina de pico y enfermedad de las plumas

PBFD es una enfermedad causada por un circovirus que infecta y mata las células que forman las plumas y el pico y también causa deterioro del sistema inmunológico. Si bien no mata a las aves en sí, puede hacer que contraigan otras enfermedades que pueden resultar fatales. Apareció por primera vez en cacatúas, pero desde entonces se ha visto en guacamayos entre otras aves de la familia de los loros.

Puede transmitirse de ave a ave y si su sistema inmunológico no se defiende, puede ser fatal. También es altamente contagioso, por lo que cualquier ave que se sospeche que la tenga debe estar en cuarentena. Los síntomas incluyen: anormalidades en las plumas y el pico, falta de plumas, pérdida del apetito, diarrea y regurgitación de los alimentos.

Impulsar el sistema inmunológico es la forma más importante de ayudar a las aves a combatir la infección y cualquier infección secundaria.

A veces las personas no se dan cuenta de que el ave tiene la condición y piensan que simplemente están mudando. Las señales de que algo está mal pueden ser, las plumas que lucen apiñadas y cortas, los ejes de plumas que se rompen con mucha facilidad, las deformidades en el pico e incluso la división del pico.

Psitacosis

La psitacosis también se conoce como fiebre del loro, pero puede afectar a aves, seres humanos y otros animales. Es causada por una bacteria que se conoce bajo el nombre científico de Chlamydia psittaci. Los síntomas varían según la cepa por la que se infecta el ave, la edad, las especies y cualquier otra infección que tenga el ave.

Algunas aves no muestran ningún síntoma cuando están infectadas con la enfermedad, pero las que sí lo incluyen manifiestan problemas respiratorios, como dificultad para respirar, respiración ruidosa e infecciones sinusales. Se puede ver la secreción ocular o la hinchazón, así como letárgico, plumas mullidas, pérdida de apetito y debilidad.

También pueden deshidratarse, orinar en exceso o mostrar heces de color extraño. Si se transmite a los humanos, los síntomas son similares a los de la influenza.

Se transmite en los excrementos y las descargas nasales de las aves infectadas y alguien las inhala cuando se han secado. Los guacamayos son particularmente susceptibles cuando son jóvenes o están estresadas. La infección también puede vivir en un estado portador inactivo.

El diagnóstico lo realizará un veterinario utilizando el recuento de glóbulos blancos y el pronóstico para la recuperación dependerá de varios factores. Se administran antibióticos, momento en el que debe eliminarse el calcio del ave, ya que esto puede tener un efecto negativo en los medicamentos.

Despojo de plumas

El despojo de plumas puede ser un síntoma de varias enfermedades, así como un problema de comportamiento. Una de las razones para el despojo de plumas saludables puede ser la desnutrición y las deficiencias en minerales vitales como el calcio, zinc, manganeso y magnesio. También pueden provocar plumas quebradizas y deshilachadas, así como picor en la piel y manchas.

El aburrimiento es otra razón por la cual las aves pueden arrancar sus plumas. Si no tienen la cantidad y la variación correctas de juguetes en sus jaulas y el tiempo suficiente fuera de la jaula, pueden desarrollar problemas de comportamiento que pueden provocar el desplume, así como gritos.

No recibir suficiente luz es otra razón por la que las aves pueden arrancarse las plumas. Si se mantienen en lugares oscuros, la depresión puede establecerse y también una deficiencia de vitamina D puede tener un efecto similar.

El estrés es otra razón importante para el desplume de las aves. Hay algunos suplementos disponibles para ayudar a reducir el estrés y luego ayudar a que las plumas vuelvan a crecer, pero siempre es mejor consultar con un veterinario antes de darle algo a tu ave.

Siempre es importante entender completamente qué está causando el problema antes de intentar solucionarlo como si solucionara un problema inexistente, nada mejorará con el problema existente y podría crear uno nuevo.

Obtén el asesoramiento de un veterinario y de otros encargados que sepan cómo cuidar a los guacamayos para ayudar a aislar lo que está causando el problema de comportamiento para que pueda remediarlo de una vez por todas y tener una ave feliz una vez más.

La guacamaya puede sufrir de enfermedades comunes como cualquier otro loro. Estos problemas de salud son:

  • Pérdida de apetito
  • Diarrea
  • Anorexia
  • Letargo
  • Pérdida de peso
  • Desplume
  • Hinchazón del pico
  • Sibilancias o tos
  • Secreción ocular o nasal
  • Ojos rojos o hinchados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here